Saltar al contenido
Portada » Berrinches. – Valores Educación Inicial

Berrinches. – Valores Educación Inicial

Aprendizaje esperado: desarrollar autonomía y autorregulación crecientes.

Énfasis: el papel del berrinche en la expresión del disgusto y la frustración de las niñas y los niños, y el rol del adulto ante las rabietas.

¿Qué vamos a aprender?

Hola, papás, mamás, cuidadores y cuidadoras. En esta sección se ha preparado información relevante para Ustedes que les auxilie en la crianza de sus hijas o hijos.

La Educación Inicial es el servicio educativo que se brinda a niñas y niños menores de tres años de edad, con el propósito de potencializar su desarrollo integral y armónico en un ambiente rico en experiencias formativas, educativas y afectivas, lo que les permitirá adquirir habilidades, hábitos, valores, así como desarrollar su autonomía, creatividad y actitudes necesarias en su desempeño personal y social.

La información que se compartirá en esta sesión retoma algunas ideas en el Programa de Educación Inicial “Un buen comienzo Programa para la educación de las niñas y los niños de 0 a 3 años.” Sino la tienes, no te preocupes, la puedes encontrar en la página de Plan y programas de estudio de la Secretaría de Educación Pública, en el apartado de materiales de Educación Inicial:

https://www.planyprogramasdestudio.sep.gob.mx/inicial-ae-programa.html

En esta sesión se abordará el tema de los berrinches y el rol de los adultos ante las rabietas, debido a que durante el confinamiento los berrinches han aumentado.

Quizá ustedes han observado que, en estos tiempos, el cambio de rutina y actividades ha modificado la conducta de su hija o hijo.

Madres y padres, seguramente han vivido en más de una ocasión los famosos “berrinches” de sus hijas, hijos o incluso de sus sobrinos. Ya sea que el niño o niña llore, grite, este poco tolerante, desafiantes, aviente cosas o se deje caer al suelo, no siempre es fácil manejarlo.

Hablarle o estar presente mientras se desahoga, es una manera de educar en valores, pues le transmites que entienden su molestia, siempre conservando la calma y no alterarse para que las niñas y niños se vayan tranquilizando.

Le pueden decir, entiendo que llores y grites, pero si tú me dices lo que te pasa, te puedo ayudar. Es posible que en ocasiones los padres de familia se sientan molestos e impotentes ante una conducta como esta.

Las niñas o niños hacen berrinches y los padres mueren de vergüenza, algunas veces cumplen sus peticiones, otros reaccionan agresivamente golpeándoles o gritándoles y lo más común es ignorarlos, ellos piden llorando a sus papas lo que quieren. A veces se pegan en la cabeza porque se avientan hacia atrás, porque están experimentando emociones.

Observen el siguiente video, donde estas niñas y niños están viviendo esta etapa de su desarrollo.

  1. Imágenes de niñas y niños haciendo berrinches.

Las niñas y los niños están experimentando sus sentimientos, y en la etapa de uno a los tres años es normal que presenten berrinches.

Los padres y madres que estaban acostumbrados a un bebé que aceptaba casi todo pasivamente, se ven ahora frente a una niña o niño con voluntad propia y lista o listo para hacer un berrinche, lo cual es parte fundamental para su desarrollo.

Escuchen lo que Don Leopoldo opina al respecto.

  1. Don Leopoldo

Y para profundizar en el tema, un especialista de un Centro de Atención Infantil comparte y habla al respecto, cómo experimentan los niños ante los berrinches.

  1. Especialista del CAI hablando sobre los sentimientos que experimentan los niños ante los berrinches.

Algunas veces no se percatan de los sentimientos que están detrás de los berrinches y rabietas de las niñas y niños. Las respuestas más comunes de los adultos ante los berrinches son: ignorarlos, amenazarlos, criticarlos, castigarlos o mandarlos un tiempo fuera.

Es común en los adultos que, ante un berrinche, pero este tipo de respuestas incrementan los sentimientos de angustia o ansiedad de la niña o el niño, lo que provoca una dinámica negativa e incrementan la permanencia y presencia posterior de los berrinches.

Castigar, golpear o gritar puede tener resultados inmediatos, pero a futuro las niñas y los niños tendrán dificultad para:

  • Expresar adecuadamente sus emociones;

  • Desarrollar su autonomía y responsabilidad;

  • Manejar situaciones conflictivas;

  • Desarrollar relaciones cercanas y empáticas; y

Esto repercute en las niñas y los niños, por eso el adulto debe tener tolerancia en el momento y actuar con calma. Es difícil, pero si se va reforzando, llevándolo a la práctica lo lograrán.

Para ampliar esta información observen la siguiente cápsula.

  1. Vínculos amorosos y relaciones saludables

La información que proporcionan los especialistas siempre es de gran ayuda.

Cualquiera que sea su alternativa para manejar los berrinches, siempre se deben considerar las características y el entorno de la niña o niño, y sobre todo nunca dañar la integridad y la relación que tienes con ella o él. Tengan presente que los adultos son ustedes y no es conveniente que pierdan el control.

A veces, un abrazo es la mejor estrategia para que las niñas y los niños se sientan contenidos.

Estas son algunas recomendaciones que se proponen, que puedan realizar ante un berrinche.

  • Sean pacientes y mantengan la calma, pues al enojarse sus reacciones pueden empeorar.

  • Enfoquen su atención en otra actividad comenten sobre algo diferente, si el berrinche apenas inicia.

  • Permitan que llore o se exprese a su manera hasta que pase el berrinche.

  • Muévanlo a un lugar seguro donde puedan acompañarlo, si ven que hay riesgo de que se lastime o dañe a alguien.

  • Quédense cerca de él hasta que el berrinche pase.

  • Ayúdenlo a reconocer sus sentimientos, identificando cómo se siente, háganlo sentir que estarán a su lado con aceptación.

  • No le den premios para detener los berrinches, pues puede creer que esta es una manera de obtener algo.

  • Si cree que estás a punto de perder el control y la niña o el niño está seguro, díganle que lo dejarán por un momento y que regresarán pronto para ver cómo está.

En el siguiente video, pueden observar algunos ejemplos de berrinches que pueden llegar a tener sus hijas o hijos

Cómo deben los adultos mostrarse al terminar el berrinche de su hija o hijo

Eviten avergonzarlos, castigarlos, decirles que no los quieren o ponerle algún sobrenombre ante la conducta que esté presentando.

Una vez que esté más tranquila o tranquilo, de manera amorosa acérquense con palabras suaves y obtengan su mirada o su sonrisa, permítanle relajarse.

Observen cuáles son las actividades placenteras que la o lo ayudan a tranquilizarse después de una situación estresante y ofrézcanle alguna otra alternativa. Como se ha mencionado a lo largo de esta sesión, no es sencillo, pero si se práctica lograrán un cambio de actitudes en sus hijas e hijos.

A través de estas respuestas le mostrarán a tu hija o hijo que lo aceptan, lo comprenden y lo apoyan en situaciones difíciles, podrá desarrollar su capacidad para recuperarse de una crisis emocional.

Otras actividades que ayudan mucho a recobrar la calma es cantar y jugar.

La profesora Viola Orozco Martínez agente educativo de un Centro de atención infantil, comparte una canción y juego para contención de los niños, observen y escuchen el siguiente video a hasta el minuto 4:22

  1. “Cantando con mis manos” por la profesora Viola Orozco Martínez

Esta podría ser una divertida manera de ofrecer a las niñas y niños otra alternativa ante una situación de berrinches.

Pueden realizar otra propuesta que les ayudará a relajarse de una forma divertida, como jugar al muñeco de nieve, en el que ustedes serán el muñeco de nieve, y cada vez que avancen un paso se derretirán, y así van relajando una parte de tu cuerpo.

Poco a poco su cuerpo va liberándose de esa energía negativa. Recuerden que la compañía del adulto debe estar en todo momento conteniendo afectivamente para que las niñas y los niños adquieran de nuevo su estabilidad emocional.

Mientras las niñas y los niños crecen y van madurando aprenderán a expresar de diferentes maneras sus emociones, se volverán más autónomos y comprenderán mejor su entorno físico y social.

Para concluir con esta sesión, escuchen el siguiente cuento:

  1. Cuento “Los pájaros

Si tienen dudas o necesitan ayuda para realizar las actividades propuestas o alguna sugerencia y quieren compartirlas con nosotros pueden enviarlas al correo [email protected]

¿Tienes dudas de la clase?.

Haz una pregunta dando clic aquí