Portada » Coherencia… ¿para qué? – Lenguaje Tercero de Secundaria

Coherencia… ¿para qué? – Lenguaje Tercero de Secundaria

Aprendizaje esperado: Describe el impacto de los anuncios publicitarios en la sociedad mediante un texto.

Énfasis: Reconocer la importancia de la coherencia textual.

¿Qué vamos a aprender?

Puede ser que este tema te resulte familiar; sin embargo, no está demás tener otra perspectiva de tu objeto de estudio, en este caso, la coherencia textual en los informes de resultados.

Prepara tu material para iniciar esta sesión. Ten a la mano tu cuaderno, un bolígrafo o lápiz y tu libro de texto.

Anota la fecha y el aprendizaje esperado Presta atención para que escribas en tu cuaderno aquello que consideres más importante; incluso puedes elaborar un organizador gráfico para tomar tus notas

Como sabes, un aspecto importante de los textos es la coherencia, y en esta sesión te centrarás en los informes de resultados.

¿Qué hacemos?

Observarás un informe de resultados que está desorganizado. Lee los primeros dos párrafos, para identificar a qué parte corresponden y poder darle coherencia al texto.

Este informe de resultados fue realizado a partir de la aplicación de una encuesta.

En cuanto a sus características formales, el informe de resultados se conforma de esta manera:

  • Título.
  • Introducción.
    • Objetivo de la encuesta
    • Descripción de la población.
    • Descripción del cuestionario.
    • Justificación de la encuesta.
  • Desarrollo.
    • Presentación de los datos obtenidos (con porcentajes, tablas y gráficas).
    • Análisis de datos
  • Conclusión
    • Reflexión sobre el análisis de datos y el objetivo de la encuesta.

Los párrafos que tenemos organizados dicen:

La influencia del anime en los jóvenes

La investigación que aquí se presenta trata sobre la influencia del anime en los jóvenes. Como planteamiento del problema, se diseñó la pregunta: ¿qué tanto influyen estas series que se presentan en televisión abierta en la forma de pensar, actuar y vestir de los jóvenes de entre 15 y 18 años, específicamente de los jóvenes del CCH Oriente de la Ciudad de México?

Se utilizó una encuesta como método para determinar si nuestra hipótesis era cierta o no, y se aplicó a la comunidad del CCH Oriente, pero sólo a los estudiantes a quienes les gusta o han visto series de anime para que, de esta manera, se pudiera observar si influían en sus costumbres y en su comportamiento.

De acuerdo con la estructura, ya tienes el título del informe, el cual te ayuda a tener una idea general del tema que se tratará en el informe de resultados.

También ves la presentación o introducción porque se está mencionando el objetivo de la encuesta y describe a la población en la que se aplicó. Esto lo sabes porque se mencionan datos sociodemográficos como la edad, el sexo y la localidad.

Entonces te falta encontrar la descripción del cuestionario, la presentación de datos y la conclusión para reorganizar el texto de manera coherente.

Lee los siguientes párrafos para identificar la parte del informe de resultados a la que corresponde cada uno. Por ejemplo, este dice:

Internacionalmente, el anime llevó una vez el nombre popular “Japanimation”, pero este término ha caído en desuso. La “Japanese Animation” o anime fue particularmente popular durante las décadas de 1970 y 1980.

Este párrafo contiene información que contribuye a contextualizar y justificar la encuesta. Así que lo colocarás en la introducción, porque la justificación forma parte del informe de resultados.

Ahora lee el siguiente párrafo:

El 30.8% de los jóvenes respondió que el anime es una parte importante en su vida, por el gran gusto e interés que presentan por este tipo de programas. El 27.5% contestó que no tiene ninguna importancia en su vida y el 16.6%, la minoría que manifestó constantemente un gran interés por el anime, dijo que es muy importante. Esta pequeña parte de la muestra ha estado indicando con sus respuestas a las preguntas anteriores que efectivamente el anime es muy importante para ellos.

El 47.5% cree y está consciente de que sus problemas no se pueden resolver siendo como uno de los personajes de estos programas. El 46.6% afirma que lo ha llegado a pensar algunas veces y sólo el 2.5% afirma que siempre lo ha pensado, al preguntarles qué tanto afectan estas historias a su vida el 32.5% contestó que nada, el 33.3% dijo que poco, mientras que el 6.6% respondió que mucho, manteniéndose la minoría de aquellos que están enajenados por el anime.

En este fragmento del texto se presentan datos porcentuales y se reflexiona sobre el objetivo de la encuesta, por lo que corresponde a la parte de conclusiones del informe de resultados.

El siguiente, dice:

El término anime proviene de la transcripción japonesa de la palabra inglesa “animation”. De ahí que se abrevie a “anime”. El uso de la palabra con acento agudo (“animé”) se considera ortográficamente incorrecto.

Aquí observas que otra vez hay referencia al objetivo de la encuesta; como ya tenías un párrafo que funcionaba como justificación, este nuevo párrafo complementa esa información.

Decide cuál va primero. El párrafo que acabas de leer habla del concepto de anime, mientras que el fragmento que ya tenías pegado habla del uso del concepto en un momento histórico determinado.

Como en los dos primeros párrafos se menciona que el objetivo de la encuesta es “Investigar la influencia del anime en los jóvenes de entre 15 y 18 años”, lo más lógico es que enseguida explique el concepto “anime”, por lo que seguiría este párrafo que acabas de leer. Entonces, lo colocas primero y después este otro, que ya tenías pegado, que complementa la información del concepto con su uso.

Ahora lee el último fragmento:

Se encontró que la mayoría de los jóvenes de entre 15 y 18 años, estudiantes del CCH Oriente, ven programas de anime en un promedio de 1 a 2 horas a la semana.

En este fragmento se expone la presentación de los datos, por lo que este párrafo corresponde al desarrollo del informe de resultados.

Ya terminaste de identificar los párrafos que conforman cada una de las partes de la estructura del informe de resultados, pero ¿cómo saber si lo hiciste bien? Debes leerlo completo para ver si tiene coherencia.

El texto dice:

La influencia del anime en los jóvenes

La investigación que aquí se presenta trata sobre la influencia del anime en los jóvenes. Como planteamiento del problema, se diseñó la pregunta: ¿qué tanto influyen estas series que se presentan en televisión abierta en la forma de pensar, actuar y vestir de los jóvenes de entre 15 y 18 años, específicamente de los jóvenes del CCH Oriente de la Ciudad de México?

Se utilizó una encuesta como método para determinar si nuestra hipótesis era cierta o no, y se aplicó a la comunidad del CCH Oriente, pero sólo a los estudiantes a quienes les gusta o han visto series de anime para que, de esta manera, se pudiera observar si influían en sus costumbres y en su comportamiento.

El término anime proviene de la transcripción japonesa de la palabra inglesa “animation”. De ahí que se abrevie a “anime”. El uso de la palabra con acento agudo (“animé”) se considera ortográficamente incorrecto.

Internacionalmente, el anime llevó una vez el nombre popular “Japanimation”, pero este término ha caído en desuso. La “JapaneseAnimation” o anime fue particularmente popular durante las décadas de 1970 y 1980.

Se encontró que la mayoría de los jóvenes de entre 15 y 18 años, estudiantes del CCH Oriente, ven programas de anime en un promedio de 1 a 2 horas a la semana.

El 30.8% de los jóvenes respondió que el anime es una parte importante en su vida, por el gran gusto e interés que presentan por este tipo de programas; el 27.5% contestó que no tiene ninguna importancia en su vida y el 16.6%, la minoría que manifestó constantemente un gran interés por el anime, dijo que es muy importante; esta pequeña parte de la muestra ha estado indicando con sus respuestas a las preguntas anteriores que efectivamente el anime es muy importante para ellos. El 47.5% cree y está consciente de que sus problemas no se pueden resolver siendo como uno de los personajes de estos programas, el 46.6% afirma que lo ha llegado a pensar algunas veces y sólo el 2.5% afirma que siempre lo ha pensado. Al preguntarles qué tanto afectan estas historias a su vida el 32.5% contestó que nada, el 33.3% dijo que poco, mientras que el 6.6% respondió que mucho, manteniéndose la minoría de aquellos que están enajenados por el anime.

Observas que el texto tiene sentido, sigue un orden lógico y respeta la estructura del informe de resultados, que, al ser un texto informativo, utiliza un lenguaje más formal, objetivo, emplea el impersonal “se” y evita opiniones.

Observa que el texto no presenta información repetida y que la interpretación del análisis de resultados es más específica en las conclusiones que en la presentación de datos.

Como ya sabes, el informe de resultados debe ser claro, objetivo y breve. Esto significa que debes cuidar que cumpla con las tres propiedades de los textos bien formados: la coherencia, la cohesión y la adecuación.

La coherencia es la cualidad que hace que un texto sea comprensible, y que sus ideas sigan un orden lógico. Todos estos elementos le dan al texto una construcción sólida, y si alguno llegase a faltar, el texto se queda incompleto y comienza a perder sentido.

Y si falta una idea, el texto pierde su forma, se “derrumba” y no es comprensible, es decir, carece de coherencia.

Probablemente, te estarás preguntando: “¿Coherencia?… ¿Para qué?” Para que comprendas mejor este concepto, observa las siguientes cápsulas donde se compara el proceso de escritura de un texto con la realización de una receta de cocina.

  1. Aprendiendo a redactar un texto
  1. Aprendiendo a corregir un texto

Te sugerimos realizar un organizador gráfico para recuperar la información que te aportaron las cápsulas. Recuerda que esta información es válida para cualquier tipo de texto y no sólo para el informe de resultados.

Elabora un mapa conceptual. Para ello, identifica la idea central. El título será “Propiedades del texto”. Enseguida anota cuáles son esas propiedades: adecuación, cohesión y coherencia. Y debajo de ellas anotas en qué consiste cada una.

La adecuación es la propiedad de elegir el tipo de lenguaje más pertinente para el texto que se esté escribiendo; por ejemplo, en el caso del informe de resultados, se emplea un lenguaje más formal porque se trata de un texto académico. La cohesión es ese “granito de sal” que todo texto bien formado debe tener.

Por otro lado, recuerda que las oraciones que conforman un párrafo deben tener concordancia sustantiva, adjetiva y verbal.

La concordancia sustantiva se refiere a que el sustantivo concuerde en género y número con el artículo que le precede. En español, cuando hablas del género, se refiere a “femenino y masculino”, mientras que el número se refiere al “singular o plural”.

En español hay sustantivos femeninos singulares, femeninos plurales y masculinos singulares y masculinos plurales, que deben coincidir con los sustantivos.

Lo mismo sucede con la concordancia adjetiva, que se refiere a que el sustantivo y el adjetivo que lo acompaña, debe coincidir en género y número.

Sin embargo, cuando hablas de concordancia verbal, debes tener en cuenta otras consideraciones, ya que los verbos no tienen género, pues no nombran cosas o personas, sino que expresan acciones.

Los verbos conjugados poseen número, persona gramatical, tiempo y modo. Deben coincidir en número y persona gramatical con el sujeto de la oración.

Observa que ya se habla de palabras sino de oraciones. La oración se compone de sujeto y predicado, el cual, a su vez, está conformado por un verbo conjugado más uno o más complementos. Observa el ejemplo:

“El término anime proviene de la transcripción japonesa de la palabra inglesa “animation”.

La cohesión no sólo se refiere a la ortografía y a la concordancia entre elementos de la oración, también tiene que ver con el contenido del texto. La coherencia es la propiedad del texto que le aporta una unidad de sentido al texto.

Para que el texto completo tenga coherencia, también debes verificar que los párrafos que conforman cada una de sus partes estén ordenados lógicamente y que la información contenida en un párrafo no se repita en otro.

Además, debes verificar que no existan ideas contrarias u opuestas dentro de un párrafo ni entre párrafos sin que esté justificada la contradicción.

Por ejemplo, en la encuesta que leíste al inicio de la sesión sobre la influencia del anime en los jóvenes pudiste observar tres ideas contrarias que no generan incoherencia en el texto:

“El 30.8% de los jóvenes respondió que el anime es una parte importante en su vida, por el gran gusto e interés que presentan por este tipo de programas, el 27.5% contestó que no tiene ninguna importancia en su vida y el 16.6%, es la minoría que manifestó constantemente un gran interés por el anime,”

El texto conserva su coherencia porque estas 3 ideas opuestas se refieren a las opciones de respuesta de una misma pregunta, la cual pudo haberse formulado de la siguiente manera:

¿Qué tan importante consideras que es el anime en tu vida?

  1. Es muy importante porque me interesa en exceso.
  2. Es importante porque me gusta.
  3. No tiene ninguna importancia en mi vida.

Otra característica de la coherencia textual es la “progresión temática”, esto se refiere a que el tema principal del texto está presente en todos los subtemas y párrafos sin que se repita la información, sino que se va sumando información nueva y pertinente sobre el tema principal.

La cantidad de información que se debe incluir en un texto debe ser la necesaria y suficiente para agotar el tema principal que se está desarrollando. Por eso, no puedes hablar de una extensión precisa como característica de los diferentes tipos de texto.

Como te has dado cuenta, la cohesión y la coherencia están estrechamente relacionadas entre sí. Por ello, es importante que retomes cómo afecta el uso de los signos de puntuación y la ortografía a la coherencia de un texto.

Cuando hablas de signos de puntuación, ya sabes que se refiere al uso de elementos como la coma, el punto y coma, las comillas, los dos puntos y los signos de interrogación y de admiración, entre otros.

En lo que toca a la ortografía, piensa que cuando no escribes correctamente una palabra podrías estar cambiando su significado y esto afectaría la comprensión del texto, pues le quitaría coherencia. Esto sucede con palabras como casa y caza, taza y tasa, o cima y sima.

Observa la siguiente oración: “La mayoría de los encuestados está a favor de prohibir la casa ilegal”. Recuerda que “casa” significa “hogar”, por lo que la oración dice que los encuestados están a favor de prohibir el hogar ilegal.

El problema radica en “casa ilegal”, pues si la encuesta habla sobre la preservación de las especies animales, resulta ilógico hablar de prohibir el hogar, además, esto se agrava por el adjetivo que aparece enseguida, pues lo “ilegal” tiene que ver con las leyes, la cuales son una creación humana que no es aplicable a los animales. Así que no puedes hablar de que los animales tengan un hogar legal o ilegal, lo cual indica que tienes un problema con la ortografía.

Definitivamente, este descuido de las convenciones ortográficas ha resultado grave porque cambia el sentido y significado de la oración creando incoherencia en el texto. Sin embargo, esto también pude suceder si colocas equivocadamente una coma, un punto o cualquier otro signo de puntuación.

El Reto de Hoy:

Elabora un fichero en el que puedas hacer anotaciones breves pero precisas sobre la estructura del informe de resultados, las propiedades del texto, las convenciones ortográficas y el uso adecuado de los signos de puntuación.

Recuerda que en el uso de la ortografía hay algunos casos en que hay variantes o alternancias, por lo que también es conveniente que las incluyas en tu fichero para recordarlas y que puedas reflexionar que la ortografía no es tan rígida como parece.

Puedes consultar las convenciones ortográficas y de uso de los signos de puntuación en tu libro de texto, en un diccionario o en Internet.

Si quieres aprender más sobre el propósito de la sesión, busca en tu libro de texto el aprendizaje esperado

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.

Deja un comentario