Portada » ¿Cómo buscar información confiable en internet? – Lenguaje Quinto de Primaria

¿Cómo buscar información confiable en internet? – Lenguaje Quinto de Primaria

Aprendizaje esperado: Utiliza la información relevante de los textos que lee en la producción de los propios.

  • Emplea referencias bibliográficas para ubicar fuentes de consulta.

Énfasis: Analizar la información y emplear el lenguaje para la toma de decisiones:

  • Relación de las palabras clave con títulos, índices, sumarios o tablas de contenido.
  • El uso de palabras clave para la búsqueda en plataformas y acervos digitales.

¿Qué vamos a aprender?

Aprenderás a buscar información confiable en internet y a seleccionar fuentes que ofrezcan respuestas a las preguntas planteadas: ¿Dónde?, ¿Quién?, ¿Qué? y ¿Cuándo?

¿Qué hacemos?

Hoy en la clase abordaremos y te daré unos consejos para que estés alerta y desarrolles las herramientas con las que sepas diferenciar entre una información confiable y de la que dudamos de su veracidad.

En tu libro de Español quinto grado, en la página 40, encontrarás “Un dato interesante”.

“Cuando investigamos acerca de un tema es útil consultar varias fuentes, pues la información que presentan permite corroborar datos, complementar información y contrastarla”.

https://libros.conaliteg.gob.mx/20/P5ESA.htm#page/40

En clases anteriores hemos visto cómo buscar información en distintas fuentes impresas, pero también es importante que aprendas a buscar información de manera digital. En estas semanas, muchos niños y niñas han tenido que recurrir al uso de internet debido a que estudian desde casa y están cerradas las bibliotecas.

Es muy natural que tanta información nos sature y agobie, al punto de elegir de entre la primera que “se nos aparece” literalmente, hay que tomar en cuenta que internet crece constantemente. Imagínate la cantidad de contenido que se crea cada minuto, desde muchas partes del mundo y en muchos idiomas. Todos los días se suben fotos, videos, se crean documentos como artículos y noticias, además aparecen nuevos sitios de internet con diversa información.

Al escribir una sola palabra en el buscador y darle clic aparecen muchos sitios o páginas de internet. También considera la velocidad con la que esta información y los avances tecnológicos van actualizándose. Lo cierto es que el flujo de información nos rebasa.

Casi todo lo que encuentras en internet puede ser útil e interesante, pero sólo porque algo esté en internet, no significa que sea cierto o confiable. Por eso, es importante distinguir entre fuentes de información legítima y fuentes potencialmente dudosas, haciéndote estas preguntas básicas: ¿dónde?, ¿quién?, ¿qué? y ¿cuándo?, con estas preguntas podrás elegir el mejor sitio de internet con información confiable.

Lo cierto es que nadie puede responderlas por nosotros, tampoco hay un lugar específico dónde escribirlas, son una especie de herramienta que nos puede ayudar a tomar mejores decisiones a la hora de elegir nuestras fuentes de información.

Estas preguntas son aquellas que te tendrías que hacer cada vez que realices una búsqueda en internet.

Voy a ir explicando cada una de las preguntas para que te sea más claro.

La primera pregunta es ¿dónde?: La pregunta completa sería ¿dónde está publicado el contenido? es importante identificar el lugar de la publicación, si proviene de una institución educativa, si es de un sitio de negocios, si proviene de algún blog personal, si es de alguna fuente de noticias o quizá sea un sitio especializado.

Saber de dónde proviene la información nos ayuda a identificar el tipo de sitio y si éste nos ayudará a encontrar lo que buscamos, ya que cada sitio web es creado con un propósito específico. Por ejemplo, algunos tienen el propósito de vender, hay otros que quieren informar, otros enseñar, también hay los que quieren persuadir y otros solo entretener.

Sobre la pregunta ¿quién?: Hoy en día cualquier persona puede escribir y publicar material diverso en internet, pero preguntarnos ¿quién escribió esta información?, nos lleva a identificar si el autor es un experto o no en el tema que buscamos. El nombre del autor podemos hallarlo al principio o al final del texto.

Si hallamos artículos o documentos sin el nombre del autor o autora, podemos concluir que no es una fuente confiable y lo mejor es seguir buscando en la web, al identificar el nombre del autor o autora, podemos hacer una nueva búsqueda de quién es esa persona y conocer si pertenece a una institución educativa, científica o alguna empresa, también podemos saber si tiene más publicaciones, así como conocer las calificaciones y opiniones de otras personas que consultan el mismo texto o sitio en la red. Por ejemplo, si escribo en el buscador “arrecife en México”. Me aparecerán muchas páginas, en este caso si es una página del gobierno:https://www.biodiversidad.gob.mx/ecosistemas/arrecifes, estas páginas son más confiables, este es un dato que tenemos que identificar.

Sigamos con la tercera pregunta es ¿qué?: Tenemos que preguntarnos ¿qué información me está proporcionando? así que lo mejor es tener al menos tres opciones de información sobre el tema que buscamos, podemos comparar si el contenido de las tres opciones coincide o si se contradice. Podemos ver si alguna omite información e identificar ¿cuál de las tres es la más completa antes de tomar una decisión? también podemos ver las referencias en las que basa la información que nos proporciona. Elegir la primera opción no es la mejor solución, ni lo primero que aparece, ni lo gratuito o lo contradictorio y anónimo.

La última pregunta que debemos hacernos es ¿cuándo?: Una buena práctica es buscar la fecha de publicación para saber si la información es actual y precisa, aunque muchas veces esto no es tan necesario, lo importante es verificar acontecimientos recientes para estar al día. En el mismo ejemplo de la página de arrecifes podemos ver que la última actualización del sitio fue el 20 de abril del 2020, por lo cual, la información podría ser actual, este punto de la fecha es mucho más importante cuando se trata de noticias, pues así podemos saber si existe algún dato más actual que el que estamos leyendo.

Cuando busques en internet no olvides aplicar las cuatro preguntas, ¿Dónde?, ¿Quién?, ¿Qué? y ¿Cuándo?, siempre contrastando información antes de tomar una decisión.

Estas preguntas son herramientas invaluables para protegernos y poder disfrutar de las ventajas de la tecnología sin arriesgarnos a ser víctimas de algún fraude o situación que puede prevenirse navegando entre el “mar de información” y con más certeza de nuestras fuentes. Pueden ser la diferencia en las decisiones que tomemos y la información que integramos a nuestra vida a través de la tecnología.

Siempre pensamos que los adultos pueden darse cuenta si se trata de un engaño, pero nadie está exento. Sin embargo, a quienes tenemos que cuidar más es a las niñas y a los niños, que están en formación y pueden caer más fácilmente. Así que te invito a que siempre estés alerta y en compañía de tus padres o de un adulto en quien confíes para consultar internet. Pues, la red es como en la vida cotidiana, no es buena idea aceptar regalos de extraños.

Compartan estas preguntas con sus mamás y papás, abuelas, abuelos y todas sus amigas, amigos y familiares. Ahora que ya sabes la forma de conseguir mejor información y fuentes en internet, pueden ayudar a prevenir cualquier situación de riesgo para ustedes y sus seres queridos.

Recuerda lo más sencillo siempre será poder responder las preguntas que vimos hoy, para evaluar si esa página nos sirve como fuente confiable para nuestra investigación.

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo

¿Tienes dudas de la clase?

Haz una pregunta dando clic aquí

Deja un comentario