Saltar al contenido
Portada » ¿Cómo validamos los argumentos? – Lenguaje Tercero de Secundaria

¿Cómo validamos los argumentos? – Lenguaje Tercero de Secundaria

Aprendizaje esperado: comprende el propósito comunicativo, el argumento y la postura del autor al leer artículos de opinión.

Énfasis: analizar formas de validar argumentos.

¿Qué vamos a aprender?

Seguramente has hojeado algunos periódicos y revistas y te has encontrado con textos que llaman tu atención; entre ellos puedes localizar algunos que expongan los puntos de vista de especialistas o conocedores de algún tema y los defenderás con interesantes argumentos.

Recuerda, que quienes se interesan en los artículos de opinión suelen buscar diferentes puntos de vista basados en argumentos sólidos.

Los materiales que utilizarás son cuaderno y lápiz o bolígrafo para tomar notas. También podría ayudarte tener a la mano tu libro de texto.

Recuerda que todo lo que aprendas es para reforzar tu conocimiento, así que se te recomienda llevar un registro de las dudas, inquietudes o dificultades que surjan durante la sesión, pues muchas de éstas las podrás resolver al momento de consultar tu libro de texto y revisar tus apuntes.

¿Qué hacemos?

Trabajarás con fragmentos de los artículos de opinión titulados: “Las redes sociales”, de Emilio González, y “Abandono y maltrato animal”, de Juan José Ventura.

“Las redes sociales”, por Emilio González Déniz.

“No niego que la sociedad de la información es un avance tremendo, que pueden leerse periódicos de Melbourne al segundo en el ordenador de tu casa o en tu móvil, y que la capacidad de comunicación tecnológica hoy es casi de ciencia ficción. Sin embargo, tantas posibilidades están llevando a nuestra sociedad a que cada individuo se aísle en su madriguera, sentado delante de una pantalla y ajeno a lo que ocurre en su entorno inmediato. Las redes sociales pueden ser un buen mecanismo de comunicación, pero resulta que hay gente que tiene «amigos» virtuales que viven en Oviedo, en Valparaíso o en Nueva Orleans y no se habla con el vecino de al lado cuando se lo encuentra en el ascensor […]”

Analiza este fragmento: ¿crees que el autor esté complacido y completamente de acuerdo con las redes sociales?

Puede ser que sí esté de acuerdo con el desarrollo de la tecnología y las redes sociales, pues señala en sus primeros renglones que éstas ayudan a conocer, de manera prácticamente inmediata, documentos que se escribieron y publicaron en lugares muy remotos, como Melbourne.

Es verdad que el autor considera las bondades de la tecnología, pero posteriormente da su punto de vista en el cual pone de manifiesto que es incomprensible cómo ahora se comunican con personas al otro lado del mundo y no con los vecinos, por ejemplo.

Lee la siguiente argumentación.

“Me decía hace unos días un cartero con muchos años de servicio, que antes llegaba a un barrio, y cuando una dirección no estaba clara, preguntaba a cualquiera dónde era la casa de fulano, y todo el mundo se lo indicaba, e incluso le daban detalles sobre la mejor hora para entregarle una carta certificada. Ahora es imposible, pregunta por una persona desde el portero automático y nadie lo conoce, aunque vive en el mismo edificio.”

Por la argumentación que señala, tiene la razón el autor, seguramente conoces algún vecino que no mira a los demás por estar en el celular y es probable que nadie sepa ni su nombre, entonces ese argumento si convence.

En el artículo de opinión también se necesita argumentar la postura.

Los ensayos y los artículos de opinión son textos expositivos que necesitan de los argumentos para defender sus opiniones o puntos de vista.

Observa la siguiente cápsula que te será de utilidad para identificar los aspectos fundamentales del artículo de opinión y cómo argumentar, posteriormente podrás analizar la información.

  1. La importancia de leer artículos de opinión para formarse y respaldar un punto de vista personal

Revisa cuál es la función de un argumento.

Un argumento permite:

  • Indagar

El argumento es esencial, en primer lugar, porque es una manera de tratar de informarse acerca de qué opiniones son mejores que otras.

  • Explicar

El cuerpo de tu artículo debe responder a la pregunta: ¿cómo explico lo que investigué y comprendí?, por tanto, tienes el espacio para dar razón de lo investigado; en esta parte expondrás las razones y las fundamentarás sistemáticamente, de tal manera que el texto logré expresar lo que has comprendido claramente.

  • Defender

Ofrece razones y pruebas, de tal manera que otras personas puedan formarse sus propias opiniones.

La argumentación consiste en defender razonadamente una opinión con el fin de que el destinatario haga suya la idea que el emisor sostiene. Su eficacia dependerá de la consistencia y la fuerza persuasiva de los argumentos.

Las opiniones del autor deben ser fundadas en hechos, éstos deben ser veraces y deben quedar especificados en el texto. Por lo tanto, algunas reglas que se sugieren para argumentar correctamente son las siguientes:

  • Escribe argumentos cortos. Si son muy largos, el lector se puede confundir o perder de vista la opinión que está sustentando.

  • Sean concretos y concisos. Eviten los términos generales, vagos y abstractos. «Caminamos horas bajo el sol» es mejor que «Fue un prolongado período de una caminata exhausta en plano rayo del sol». Se conciso también. La elaboración excesiva puede hacer que el lector, e incluso el autor, se pierda en un mar de palabras; es decir, expongan los argumentos con claridad.

  • Presenta tus ideas en un orden natural. Usualmente, los argumentos cortos se escriben en uno o dos párrafos. Pon primero la opinión, seguida de tus propias razones, o expón primero tus premisas y extrae la conclusión al final. En cualquier caso, expresa sus ideas en un orden tal que tu línea de pensamiento se muestre de la forma más natural a tus lectores.

Revisa el siguiente ejemplo, es un argumento corto del escritor, filósofo y matemático británico, ganador del Premio Nobel de Literatura, Bertrand Russell.

“Los males del mundo se deben tanto a los defectos morales como a la falta de inteligencia. Pero la raza humana no ha descubierto hasta ahora ningún método para erradicar los defectos morales […] La inteligencia, por el contrario, se perfecciona fácilmente mediante métodos que son conocidos por cualquier educador competente. Por lo tanto, hasta que algún método para enseñar la virtud haya sido descubierto, el progreso tendrá que buscarse a través del perfeccionamiento de la inteligencia antes que del de la moral.”

En este pasaje cada afirmación conduce naturalmente a la siguiente. Russell comienza señalando las dos fuentes del mal en el mundo: «los defectos morales», como él los denomina, y la «falta de inteligencia». Afirma entonces que se desconoce cómo corregir «los defectos morales», pero que se sabe cómo corregir la falta de inteligencia.

La expresión «por lo tanto» indica claramente su conclusión: el progreso tendrá que llegar mediante el perfeccionamiento de la inteligencia. Cada frase de la cita está precisamente en el lugar que le corresponde.

Supón que hubiera escrito algo así:

“Los males del mundo se deben por completo tanto a los defectos morales como a la falta de inteligencia. Hasta que algún método para enseñar la virtud haya sido descubierto, el progreso tendrá que buscarse a través del perfeccionamiento de la inteligencia antes que del de la moral. La inteligencia se perfecciona fácilmente por métodos que son conocidos por cualquier educador competente. Pero la raza humana no ha descubierto hasta ahora ningún medio para erradicar los defectos morales.”

Como puedes observar, son las mismas afirmaciones y conclusión, tienen un orden diferente y, por lo tanto, la expresión que se utilizó en la otra frase antes de la conclusión no fue escrita.

Seguramente es difícil entender lo que dice de esta manera, las afirmaciones no están enlazadas de forma natural y tendrás que leerlo dos veces para comprender y llegar a la conclusión.

Por eso resulta es importante ordenar coherentemente las ideas.

Para argumentar, existen más reglas, pero termina con la siguiente:

  • Parte de premisas fiables.

Puedes tener a la mano ejemplos conocidos o autoridades bien informadas que están claramente de acuerdo. Si no estás seguro acerca de la fiabilidad de una premisa, es probable que tengas que hacer alguna investigación.

Es fundamental que, cuando se presente alguna información, ésta sea comprobable.

Continúa aprendiendo y analiza la siguiente información.

Para opinar de manera razonada y argumentada es necesario combinar dos aspectos: por un lado, conocer el tema sobre el que se va a opinar y, por otro lado, ser competente lingüísticamente para expresar una opinión de manera adecuada, coherente y eficaz.

Por eso las frases que ayudan a jerarquizar los argumentos y organizarlos son importantes, puesto que dan claridad a tus posturas y a las ideas con las que las sustentas.

Cuando investigas sobre un tema específico; por ejemplo, para elaborar un artículo de opinión o un ensayo, es común encontrar una cantidad considerable de textos y autores que lo abordan desde diversos puntos de vista que no siempre coinciden entre sí, por lo que es probable que estés en la necesidad de tomar decisiones respecto a la información que seleccionarás.

Por ejemplo, el fragmento que leíste anteriormente sobre las redes sociales es un argumento que, mediante uno o más ejemplos específicos, apoya una opinión.

También debes considerar, como dice Weston en su libro, contemplar los argumentos por analogía, y proporciona el siguiente ejemplo:

La gente lleva su coche a arreglar y a revisar cada pocos meses sin rechistar. ¿Y por qué no prodigan los mismos cuidados a su propio cuerpo?

Este argumento sugiere que realizarse un chequeo médico de forma regular es como llevar el coche a revisión.

Los cuerpos de las personas son similares a los coches (porque el cuerpo humano puede desarrollar problemas si no se revisa de forma regular). Por lo tanto, la gente también debería acudir a un chequeo y una revisión médica de forma regular.

Entonces, cuando un argumento tiene semejanzas entre dos casos, es muy probable que sea un argumento por analogía.

Analiza otro tipo de argumentos.

Los argumentos de autoridad son una forma de razonamiento que recurre a lo que ha dicho una persona o entidad calificada sobre un tópico determinado para defender una posición.

Por ejemplo, es razonable confiar en lo que ha dicho Friedrich Nietzsche sobre el pensamiento europeo porque era un experto en filosofía.

Sin embargo, confiar ciegamente en este tipo de argumentos puede ser arriesgado.

Puede ser que en ocasiones estos argumentos carezcan de fuentes fidedignas y confiables, así es que, cuando tengas dudas, se te sugiere que verifiques y compruebes las fuentes, datos y otras publicaciones que respalden dicha argumentación.

Aparte de los argumentos que utilizan ejemplos, de analogía, de autoridad, existe el argumento de causa-efecto, que no es otra cosa sino saber qué causa qué cosa.

Como cuando quieres averiguar qué o quién es la causa de algo con el fin de felicitarle o culparle.

La prueba de una afirmación sobre las causas es habitualmente una correlación entre dos acontecimientos o tipos de acontecimientos. Supón que te preguntas por qué algunos de tus amigos tienen más creatividad que otros. Hablas con tus amigos y descubres que la mayoría que tiene una gran imaginación, también son personas que están al tanto de las noticias, leen literatura, etcétera, mientras que la mayoría de aquellos que no tienen creatividad no leen.

En otras palabras, descubres que hay una correlación entre el gusto por la lectura y una gran imaginación.

Entonces, debido a que leer mucho parece estar correlacionado con tener creatividad, probablemente concluirá que leer conduce a tener imaginación y creatividad y eso proporciona la causa y el efecto.

Realiza la siguiente actividad. Leerás algunos párrafos e identificarás el tipo de argumento que le acompaña.

El artículo de opinión es el siguiente:

Abandono y maltrato animal

Por: Juan José Ventura, en el periódico Extremadura.

Sigue la sangría. Cada año leo en los teletipos por estas fechas unas cifras que me dan escalofríos. En 2016 más de 137 000 perros y gatos fueron abandonados en España. La cifra supone un frenazo de la tendencia a la baja, en datos de un Estudio sobre el Abandono y la Adopción de Animales de Compañía de la Fundación Affinity.

Analiza estos párrafos: ¿aquí se presentan argumentos? Y si es así, ¿de qué tipo son?

Puedes pensar que, aunque se presentan datos, no están funcionando como argumento, sino como parte de la introducción a su hipótesis sobre este tema.

En este primer párrafo se menciona los antecedentes de la problemática que abordará más adelante y aún no hay ningún argumento en juego.

Siguiente párrafo:

Nunca entenderé el motivo para dejar desamparados a seres vivos tan nobles ni tan hermosos. El estudio señala que la aparición de camadas no deseadas es la primera causa de abandono, especialmente en estas fechas. Yo me voy de vacaciones y no sé qué hacer con Dalí y Gala, mis dos gatos. Bueno, en realidad son más de mi señora que míos, pero ellos me dan su cariño y respeto. Les buscamos acomodo para que no sufran nuestra ausencia. Y nosotros también les echamos de menos. Y eso también es un rasgo humano, que no todos los humanos presentan.

Su opinión es que nunca entenderá, no importan las razones, la crueldad animal, y posteriormente maneja un argumento de causa-efecto; después uno de utilización de ejemplos y cierra con uno que hace alusión a las experiencias compartidas.

Además de los argumentos también puedes reconocer que parte de premisas fiables, presenta sus ideas en un orden natural, fue concreto y conciso, además de indagar, explicar y defender su opinión.

¿Cuántos argumentos consideras que son suficientes para defender una opinión?

Aunque en este ejemplo el autor que tiene experiencia en la redacción de este tipo de argumentos enlaza varios, para ti que eres principiante, como regla general, se te recomienda que expongas un argumento por párrafo. Incluir muchos puntos diversos en el mismo párrafo, si no sabes utilizarlos, puede confundir al lector y hace perder aspectos importantes. Usa tu principal argumento para plantear tus párrafos.

¿En qué momento se debe comenzar a plantear los argumentos?

Una vez que hayas aclarado la importancia de la cuestión que estás tratando, y que hayas decidido qué es exactamente lo que te propones hacer en tu trabajo, estás en condiciones de desarrollar tu argumento principal.

Para resumir lo que has aprendido, es importante señalar que entre las características de los textos argumentativos se pueden identificar:

Consistencia: porque los argumentos se construyen con datos previamente investigados.

Coherencia: porque las ideas están relacionadas. A partir de una idea principal, se derivan las demás.

Marcadores discursivos: que se usan para introducir:

  • Datos o hechos

  • Argumentos de autoridad

  • Argumentos de ejemplificación

  • Argumentos de causa-efecto

  • Argumentos por analogía

  • Argumentos por experiencia

Por otra parte, las fuentes de información y posturas sobre un mismo tema varían dependiendo de si la información proviene de fuentes sustentadas, o bien son opiniones basadas en posturas o experiencias personales.

En el caso de la opinión personal o experiencias, éstas se incorporan a los textos a través de frases tales como:

  • A mi juicio…

  • En mi opinión…

  • Opino que…

  • A mi parecer…

  • Me parece que…

  • A mi entender…

  • En mi experiencia…

Mientras que, en el caso de fuentes documentales, éstas se sustentan en:

  • Investigación de campo

  • Fuentes de consulta textual

  • Información sustentada en textos, artículos, entrevistas o a través de citas textuales

Se te sugiere que, para ampliar la información sobre tu tema, localices en tus libros de texto el aprendizaje esperado: “Comprende el propósito comunicativo, el argumento y la postura del autor al leer artículos de opinión”, para que cuentes con más información acerca de la manera en que puedes escribir los argumentos de tus opiniones.

El reto de hoy:

Investiga acerca de algún tema de tu interés, toma una postura y escribe los argumentos que la sostengan.

Si llegaras a tener alguna duda, revisa tus notas y consulta tu libro de texto.

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.

¿Tienes dudas de la clase?.

Haz una pregunta dando clic aquí