Saltar al contenido
Portada » ¿Cómo y qué preguntar? – Lenguaje Primero de Secundaria

¿Cómo y qué preguntar? – Lenguaje Primero de Secundaria

Aprendizaje esperado: entrevista a una persona relevante de su localidad.

Énfasis: preparar preguntas para una entrevista.

¿Qué vamos a aprender?

En esta sesión, verás que la entrevista es una técnica muy valiosa para obtener información de primera mano, siempre y cuando tengas claro que quieres preguntar y cómo lo harás.

No se trata de preguntar lo que sea, hay que planear las preguntas que quieres hacer.

Ten listo tu cuaderno, lápiz o pluma para que tomes tus notas, así como tu libro de texto para que amplíes la información que revisarás en esta clase.

¿Qué hacemos?

Para llevar a cabo esta sesión en donde vas a aprender cómo preparar preguntas para realizar una entrevista, a tu compañero Jorge se le ocurrió hacerle una entrevista a su profesora Nora y así ir estructurando un cuestionario y aprender cómo y que preguntar.

Lo que, a su profesora le parece una buena propuesta, pues es enriquecedor echar mano de lo que está a tu alcance para ejemplificar lo que se quiere aprender. Además de que es una oportunidad de conocerse por medio de una técnica tan generosa como lo es la entrevista. Así se ira estructurando un cuestionario o guion de entrevista, de la misma manera se irá revisando cómo se debe preguntar y qué puedes preguntar.

Para empezar, es importante decir que todas las personas son relevantes dentro de la comunidad, porque todos juegan un papel importante y todo entrevistador debe ser sensible y gentil ante eso, pero también debe ir preparada o preparado a la entrevista considerando las características de su entrevistado.

Es decir, no puedes solo preguntar por preguntar, aunque cuando has visto entrevistas en la televisión, a veces parece una plática como muy informal y hasta amena.

Así pareciera, pero la verdad es que la persona que va a entrevistar tiene que ir muy bien preparada porque tiene que lograr “entrar hasta lo más profundo del entrevistado”; como coloquialmente se dice, tiene que “sacarle toda la sopa”. Primero, porque puede ser que sea la única vez que tenga la oportunidad de entrevistarlo, y segundo, porque su deber es conseguir información lo más completa posible.

Como se mencionó, muchas veces la entrevista pareciera una plática informal, pero ahora se te va a decir a qué se debe esto. Lo que sucede es que quien realiza la entrevista se ha preparado investigando muy bien a su entrevistado, se ha dado a la tarea de poner atención en detalles que podrían hacer su entrevista más amena, además de llevar su guion de entrevista bien estructurado y con preguntas claras que harán que ambos se sientan cómodos en la conversación.

Como se mencionó, el entrevistador tiene que ser gentil con el entrevistado para lograr el objetivo de la entrevista, que es recabar datos interesantes sobre un tema o persona determinados.

Pero, hay que entrar en materia, ¿qué te parece?

Hay que realizar una primera actividad, en donde se te pide que la vayas siguiendo y reflexionando, esta tiene que ver con: cómo preguntar en una entrevista.

Reflexiona, ¿cómo comenzarías a preguntar?, ¿cuál sería la manera de acercarte a la persona que vas a entrevistar?

Por ejemplo, Jorge dice que primero trataría de realizar una entrevista muy personal, logrando mostrar otros aspectos que hablen de la persona, es decir de Nora como tal, no solo los que puede mostrar a la persona como profesora. En donde pueda abordar otras etapas y facetas de la vida de Nora, pues como profesora tal vez Jorge intuya que le puede contestar. Además, una persona tiene diferentes matices y sería interesante conocerlos.

Nora le dice, que tiene razón y que le parece importante que como entrevistador piense así, porque no sólo se queda con lo que ya sabe de ella como profesora. Y le pregunta: ¿qué más se le ocurre?

Jorge le responde, que un aspecto que no se puede dejar de lado es hacer que ella sienta confianza. Pues como se dijo anteriormente, siendo gentil y honesto con su forma de dirigirse a ella, le facilitará que se muestre más real con él y se abra a la hora de brindarle información.

También menciona, que debe respetar si Nora no quiere hablar de algún tema en específico, porque se arriesgaría a que ya no quiera seguir con la entrevista.

Así es, es importante ser respetuoso y gentil cuando realizas las preguntas a la persona entrevistada.

Otra posibilidad, es que una entrevista termine pronto, cuando se formulan preguntas que se responden monosilábicamente o con una sola palabra.

Así que, para prevenir esta situación, debes preparar preguntas que fomenten respuestas detalladas, abiertas y honestas.

También, toma en consideración siempre el recurso de preguntar ¿por qué? Con eso puedes salvar una entrevista que se quede paralizada por un sí o un no. Este punto, te salvaría de igual forma de quedarte en silencio por largo tiempo.

Por otra parte, es importante evitar hacer dos preguntas a la vez, porque lo más probable es que el entrevistado sólo responda la segunda y se olvide de responder la primera pregunta o viceversa.

Además, hacer varias preguntas a la vez, puede enredar la conversación y hacer que se pierda la continuidad. Y lo peor, es posible que se dejen pasar temas interesantes porque el entrevistado pase a la siguiente respuesta.

Eso pasa cuando quieres abarcar mucho y terminar rápido. Sin embargo, no tendría por qué pasar, ya que se supone que tienes tu lista de preguntas que te dará seguridad en todo momento.

Nora le dice a Jorge que piense, ¿qué pasaría?, si en algún momento de la entrevista que le va a hacer, su respuesta tomara un giro inesperado saliéndose del tema, y le pregunta: ¿qué haría?

A lo que Jorge responde, que él en ese momento seguiría con la conversación de acuerdo con lo que ella como entrevistada le plantee, pues considera que cortarlo sería una falta de respeto y que su deber como entrevistador es ser receptivo, para detectar esos momentos y manejarlos a su favor para obtener más información.

La profesora Nora le dice que eso es correcto. Y le da una sugerencia, en la cual menciona que las mejores entrevistas son aquellas, que son conversacionales, porque puedes mostrar facetas desconocidas del personaje, así como profundizar y obtener información importante.

Para que te quede más claro, revisa el siguiente video, que te habla precisamente sobre este tipo de preguntas que surgen de manera espontánea y que muchas veces no se contemplan en el guion, pero que, sin duda, te pueden arrojar información relevante.

  • Técnicas para mejorar la oralidad ¿cómo incorporar las preguntas de apoyo?

Revisa del tiempo 01:09 al 01:37.

Después de revisar el video. Ahora se realizará la segunda actividad. La cual consiste en ir estructurando el guion y además se va a ir realizando la entrevista, para que así tomes nota de qué se puede preguntar y te des cuenta de la información que puedes obtener de estas preguntas.

Para facilitar tu actividad puedes imaginar que tienes frente a ti a tu entrevistado o entrevistada. Se te aconseja que tengas listos tu libreta y tu bolígrafo, para poder anotar las preguntas que quieres hacerle a la persona entrevistada a partir de este ejercicio.

En este caso tendrás que pensar preguntas que sirvan para obtener toda la información necesaria del entrevistado y conducirte durante la entrevista con mucha gentileza y respeto.

Así imagina que la profesora Nora se acomoda para ser entrevistada y Jorge toma la actitud del entrevistador e inician la simulación del desarrollo de la entrevista.

Jorge:

Nos encontramos con la profesora Nora Rosales Lira, de la asignatura de Lengua Materna 1, de nivel secundaria.

Buenas tardes, profesora, muchas gracias por concederme la entrevista y este valioso espacio. Quisiera empezar preguntándole: ¿qué la motivo para convertirse en maestra?

Nora:

Muchas gracias, Jorge, por el interés de hacerme esta entrevista. Contestando tu primera pregunta, sinceramente y sin tener que pensarlo, el amor que le tengo a mi país.

Creo que el papel de un maestro siempre será el de construir un mejor lugar por medio de la educación con las alumnas y los alumnos que se encuentran a nuestro cargo, para que ellos a su vez aporten como ciudadanos grandes cosas a la sociedad.

Jorge:

Así que el principal motivo es el amor a este hermoso país; en este sentido, ¿qué mensaje les daría a sus alumnos?

Nora:

Bueno, sin duda, que pertenecen en cuerpo y alma a un país maravilloso, lleno de gran riqueza cultural y con conocimientos ancestrales muy valiosos, y que todo eso hay que recordarlo siempre para hacer de nuestro México un país mejor.

Jorge:

Maestra, es obvio que los profesores son personas sumamente sensibles ante el trato con los demás, porque si no, no estarían en donde están. Es por esto por lo que me surge la siguiente duda: ¿le hubiera gustado dedicarse a otra cosa, o desde niña usted ya tenía este gusto por dar clases y enseñar a las y los alumnos de nuestro país para que aprendieran mucho?

La profesora Nora, le dice a Jorge que no entiende nada, que le parece que su pregunta es muy larga, que se dé un momento para reformularla.

Jorge le responde que tiene razón y borra y escribe de nuevo su pregunta en su cuestionario.

Después de este ajuste. Los dos vuelven a tomar sus papales y su postura de entrevistada y entrevistador.

Jorge:

Quisiera hacerle una pregunta que seguramente le han hecho muchas veces: si usted no fuera maestra, ¿a qué se hubiera dedicado?

Nora:

Mira, yo estudié periodismo y comunicación colectiva en la UNAM, y siempre me llamó mucho la atención la producción radiofónica; pero te voy a decir algo referente a lo que acabas de mencionar. Dentro de todas las carreras o profesiones debe existir cierto grado de sensibilidad porque en todas es necesario que te relaciones con más personas; así que cuando hablo de aportar como ser social, hablo de cualquier persona, todos aportamos, todos crecemos, no importa a qué nos dediquemos. Y bueno, al final, si me hubiera dedicado a la radio, también lo hubiera hecho con mucha creatividad y amor a mi país.

Jorge:

Y hablando de creatividad, ¿cómo ha vivido su proceso creativo dentro de esta estrategia?

Nora:

Pues te mentiría si te dijera que ha sido fácil, pero en el proceso he aprendido mucho y, sobre todo, me he sentido revalorada, útil y he reafirmado que mi gran pasión es la educación y el aporte que desde mí puede surgir para toda la comunidad de alumnos de nuestro país.

Hacen otro corte y Jorge le pregunta a la profesora, que hasta este momento ¿cómo ve?, ¿qué si cree qué ha hecho las preguntas adecuadas?

La profesora Nora le dice que revisen primero, si las preguntas que le ha hecho Jorge, versaron sobre un tema determinado.

A lo que él responde, que cree que sí, que se hicieron sobe su profesión.

Nora, le dice que está bien, que, de los aspectos a preguntar a un personaje relevante, sin duda alguna, es sobre su profesión, sobre lo que aporta a su comunidad y a la sociedad. Y ella le pregunta ahora a Jorge si sus respuestas lo dejaron satisfecho.

Jorge le responde que sí, que porque lo pregunta.

La profesora le dice que, por nada malo, Sólo que si no hubiera quedado satisfecho, es válido que preguntará todas las dudas que le surgieran, utilizando preguntas de apoyo, y que recuerde que al comienzo se mencionó que hay preguntas que pueden no estar dentro del guion de entrevista, pero que surgen de manera espontánea cuando algo no queda claro.

Jorge le dice, que de momento cree que hasta aquí va muy claro todo.

Entones la profesora le dice que continúen, y le pregunta: ¿sobre qué otro tema le gustaría preguntarle?

Jorge le responde que, si ya tocaron el tema profesional, pues otro tema sería el personal, para seguirla conociendo un poco mejor.

La profesora Nora sugiere tanto a Jorge como a ti, que en este punto realicen las preguntas con mucho respeto; así como, que piensen al momento de formular sus preguntas qué es lo que realmente es necesario saber de la vida personal de la persona entrevistada o entrevistado. Y deben evitar preguntas que refieran a su vida íntima o que incluyan información confidencial o privada.

Es importante considerar, que a muchas personas no les agrada hablar de su vida personal, pero no por eso vas a dejar de incluir en tu entrevista., este aspecto. Así que se recomienda que, antes de comenzar con la entrevista, le preguntes a tu entrevistado si está de acuerdo con ese tipo de preguntas.

Pero, como en este ejemplo con la profesora Nora, Jorge la está conociendo, ella permite hablar de ese tema, así que se continuará con esta entrevista y se considerará este aspecto personal, como parte de la misma.

Así nuevamente, retoman su postura de entrevistada y entrevistador.

Jorge:

Maestra, cambiando un poco de tema, nos podría decir, ¿cómo es un día normal en su vida?

Nora:

Pues, aunque lo mencionas como un día normal, para mí ningún día es normal, todos tienen algo de especial y diferente, porque unos días puedo despertar con buen ánimo y otros no; un día puedo haber tenido dolor de cabeza, dolor emocional, y otro, haber estado tranquila. Pero eso sí, si hay algo que me llena todos los días es mi labor; además de estar con mi hijo y hacer todo lo necesario para disfrutar la vida, vivir feliz y agradecer que estoy viva y sana.

Jorge:

Cuando menciona que hay días que no son tan buenos porque existen situaciones emocionales negativas, me surge la siguiente inquietud: ¿todo el día está irritada, decaída o enojada, y actúa en consecuencia?

Nora:

Muy buena pregunta, pues la verdad, no, más bien trato de olvidar aquello que me afectó cuando estoy en el trabajo, con mi hijo o con quien me toque estar ese día. Al final lo manejo como lo que es, uno o varios pensamientos recurrentes, que la mayoría de las veces no tienen sentido y yo les doy vueltas y vueltas en mi cabeza; o que sí tienen sentido y también tienen solución, pero que en ese momento no los puedo resolver.

Jorge:

Entonces, ¿se puede decir que es usted una persona muy aprensiva?

Nora:

Desgraciadamente, sí, miedosa, aprensiva e insegura.

Jorge se sorprende de la respuesta y le dice a su profesora que no es posible que le diga eso. Nora le pregunta ¿por qué lo dice?

Y Jorge le dice que como es posible que ella sea miedosa e insegura, a lo que Nora le responde que para que vea el tipo de información que puede obtener haciendo las preguntas correctas.

Jorge menciona que tiene razón y que nunca se esperó que, con una pregunta, él pudiera llegar a conocer un poco del interior de las personas y le agradece que le haya respondido con tanta sinceridad y sensibilidad a su pregunta.

La profesora Nora le dice que no tiene nada que agradecer, que es un ejercicio muy bonito el que se está llevando a cabo.

Ahora bien, durante la entrevista ya Jorge hizo preguntas sobre el aspecto profesional y un poco sobre el personal, ¿de qué otro tema, se podrían hacer preguntas?

Jorge comenta que sería interesante lo que la profesora Nora le pueda decir, sobre cómo ella vislumbra la educación a futuro. A lo que ella le responde que le parece perfecto, que es un tema interesante que sigue teniendo lógica con el desarrollo de la entrevista.

De nueva cuenta toman sus posturas para continuar con la entrevista.

Jorge:

Profesora, ¿cree que a pesar de los años que lleva dando clases, todavía hay espacio para mejorar? ¿Qué le falta por aprender o perfeccionar?

Nora:

Uy, nunca se deja de aprender. Yo siempre he sido de las personas que, si no continúo aprendiendo, me siento inútil, así, literal, además de que en esta profesión es obligatorio seguir preparándose, bueno, en todas, pero ésta es de ley, así que siempre hay espacio para mejorar.

Y bueno, en cuanto a la segunda pregunta, mi creencia muy personal es llegar a dominar el arte de dar clases, específicamente la interacción que se genera entre el maestro y los alumnos, la empatía, el amor, la armonía.

Jorge le dice en corto a la profesora, que cree que ya terminó con la entrevista y que le agradece mucho su apoyo.

La profesora Nora, le contesta que está muy contenta de poder aportar de esta manera para el aprendizaje de esta sesión.

Después comenta que hay un par de observaciones que quisiera hacerle y que son las siguientes:

  • La primera es que se hicieron dos preguntas en una, y ya se había mencionado que eso no es correcto hacerlo, pues se puede llegar a confundir al entrevistador y perder la información de alguna de las dos preguntas.

  • La segunda, es más bien una sugerencia: se debe de buscar una pregunta final que termine de enmarcar todo lo que ha sucedido en el desarrollo de la entrevista. El terminar las entrevistas en una pregunta clímax suele ser muy atractivo para los espectadores, entonces se te recomienda que pienses muy bien cuál será tu pregunta final y así lograr una sensación de cierre y satisfacción para ambas partes.

Así que anótalo para que lo tomes en cuenta, al igual que Jorge.

Como viste, con el ejemplo anterior, se logró revisar de una buena manera ¿cómo y qué preguntar?, en una entrevista a un personaje relevante de tu comunidad.

A continuación, se te presentará como quedo la propuesta de cuestionario que realizó Jorge.

Si te das cuenta, no puso las preguntas, que hizo relacionadas con el carácter de la profesora, porque ésas surgieron de la conversación, Pues su de repente pregunta: “¿es usted aprensiva?, puede ser que se moleste.

También se presentarán otras que pueden resultar pertinente, como:

Claro, no hay que olvidar que todas estas preguntas pueden ir apoyadas de otras que vayan surgiendo a lo largo de la entrevista; debes estar siempre atenta o atento para poder seguir el flujo de la charla sin que te tomen por sorpresa las pequeñas desviaciones que pudieran suceder.

Ahora, revisarás los puntos más importantes que has visto a lo largo de esta sesión.

  • Debes preparar un guion de preguntas basadas en una investigación previa del entrevistado. Es fundamental que tengas un conocimiento previo del personaje, como ya se mencionó, para que tengas conocimiento de qué preguntarle.

  • Imagina que tienes enfrente a tu entrevistada o entrevistado y escribe las preguntas que puedes hacerle.

  • Plantea una pregunta a la vez. Es importante que las preguntas estén vinculadas cada una con la siguiente, pero sin que se repita un tema ya cuestionado.

  • El guion es fundamental, debe ser estructurado con las preguntas que previamente has pensado para formular a lo largo de la conversación; sin embargo, no debes olvidar que, a lo largo de la misma, derivado de las mismas respuestas, pueden aparecer nuevos temas interesantes sobre los que es conveniente conversar también. En este sentido, es fundamental prestar atención a la respuesta que te ofrece el entrevistado para continuar la conversación de manera amena y natural.

  • Si la respuesta no ha sido clara, tendrás que repetir la pregunta, ampliando la pregunta original para luego volver al orden que has establecido en tu lista, así que debes estar muy atenta o atento.

  • Recuerda que no es tu función juzgar la información que te dé el entrevistado, es mejor darle confianza para obtener más y ser gentil todo el tiempo.

  • Las preguntas cortas son más efectivas que las largas. Trata de no confundir al entrevistado ni tampoco a tu público con preguntas muy extensas y elaboradas. Sin embargo, debes evitar aquellas preguntas que tengan como respuesta un sí o un no, si lo que pretendes es obtener una información amplia. En toda entrevista debes mostrarte respetuosa o respetuoso con el personaje entrevistado, aunque sea gran amigo tuyo.

El reto de hoy:

Busca en tu libro de texto y en línea todo lo referente a cómo preparar preguntas para una entrevista. También realiza prácticas constantes con lo visto en esta sesión. Es importante que lleves a cabo las actividades que se te proponen en tu libro de texto y por supuesto, que preguntes todas tus dudas a tu profesora o profesor, quienes siempre te apoyarán.

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.

Para saber más:

Lecturas

https://libros.conaliteg.gob.mx/secundaria.html

¿Tienes dudas de la clase?.

Haz una pregunta dando clic aquí