Portada » Convivamos en paz – Civismo Primero de Secundaria

Convivamos en paz – Civismo Primero de Secundaria

Aprendizaje esperado: Reconoce la cultura de paz como un conjunto de valores, actitudes, comportamientos y estilos de vida, y el rechazo a todo tipo de violencia.

Énfasis: Identificar componentes que promueven una cultura de paz en sus espacios de convivencia.

¿Qué vamos a aprender?

Identificarás los criterios, valores y actitudes que promueven una cultura de paz en los espacios de convivencia. Por lo que se hablará del diálogo la empatía y la escucha activa como elementos que favorecen la cultura de paz.

Puedes pensar que la paz solamente tiene que ver con un estado de tranquilidad, armonía personal o ausencia de guerra. Pero la paz es una propuesta de vida social, que se construye en lo individual y lo cotidiano, e implica rechazar la violencia y participar en la construcción de una vida digna.

¿Qué hacemos?

En 1999, la UNESCO declaró que “las guerras nacen en la mente de los hombres y las mujeres, y es en la mente de los hombres y las mujeres, donde deben erigirse los baluartes de paz”. Es en este marco que este organismo se ha dedicado a promover la cultura de paz.

Reflexiona un poco, ¿son los seres humanos quienes crean la guerra y la paz?, ¿tú estás de acuerdo con esta declaración? ¿qué opinas?

La paz no es sólo la ausencia de guerra, más bien, hay que construirla desde muchos ámbitos, por ejemplo, desde el hogar, la escuela y la comunidad. Pero sería bueno saber qué es la cultura de paz para ti.

Quizás, la cultura de paz para ti, supone un esfuerzo para modificar ideas y actitudes. Significa prevenir y transformar los conflictos que puedan engendrar violencia; su propósito trasciende los límites de los conflictos armados, para hacerse extensivo a las escuelas, los lugares de trabajo, los hogares y los espacios de recreación, entre muchos otros.

Pero, ¿qué piensan algunas personas sobre el significado de la cultura de paz?

Para conocer la opinión de otras personas, observa los siguientes videos.

  1. FCYE1_B2_SEM24_PG1_VIDEO 1_A.
  1. FCYE1_B2_SEM24_PG1_VIDEO 1_B.

Según lo expuesto en uno de los videos, por parte de una alumna, la paz es un sentimiento que se genera cuando las personas están bien, que los acompaña en todo momento, aunque no se ve, ni se toca.

¿Qué opinas? Si tuvieras que definir la cultura de paz, ¿qué elementos y valores considerarías?

La cultura de paz también tiene una gran relación con los derechos humanos, con las actitudes, con la práctica de valores y el respeto mutuo a nivel individual, colectivo y mundial.

De manera general, se puede decir que la cultura de paz implica:

  • Un proceso lento y un cambio de ideas individual y colectiva; de cada persona, comunidad y país.
  • Se centra en procesos: como el diálogo, la comunicación asertiva, la empatía, la escucha activa y la participación.
  • Considera pasos: como la negociación, la cooperación y la mediación.
  • Busca: erradicar todo tipo de violencia y solucionar los conflictos de manera pacífica.
  • Fomenta actitudes y valores como: la dignidad humana, la libertad, la igualdad, la justicia, el diálogo, la escucha, la empatía, la colaboración y la solidaridad.

Como verás, la cultura de paz implica el desarrollo de habilidades, de valores y la adquisición de herramientas que permitan a las personas convivir de forma pacífica y sin violencia.

En primer lugar, la cultura de paz tiene que ver con la solución de conflictos por vías pacíficas, y para ello se emplea el diálogo constructivo, la empatía y la escucha activa, mediante la negociación y la mediación.

En segundo lugar, la paz tiene su base en La Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948, que en su artículo 28 proclama:

“Toda persona tiene derecho a que se establezca un orden social e internacional en el que los derechos y libertades proclamados […] se hagan plenamente efectivos”.

Si la paz es un derecho humano, ¿las niñas, los niños, las y los adolescentes tienen derecho a la paz?

La respuesta es sí. Toda niña, niño y adolescente tiene derecho a crecer en un ambiente de paz y libertad, que le permita desarrollar todas sus capacidades y ser felices.

Para saber más sobre este punto, observa el siguiente video en donde Lilia, una alumna habla al respecto.

  1. FCYE1_B2_SEM24_PG1_VIDEO 2.

Como viste, Lilia ha señalado algo muy importante “ponerse en el lugar de las demás personas” o como dice el dicho “ponerse en los zapatos del otro o de la otra. Esto tiene que ver con comprender la perspectiva de las y los demás.

Sin embargo, ponerse en el lugar de la otra y el otro, no es una tarea sencilla, es necesario entender la situación desde su perspectiva e interpretar adecuadamente su accionar.

Esto es lo que se llama empatía y tiene que ver con darse cuenta de cómo se siente el otro o la otra. Una buena manera de conseguirlo es aprender a prestar atención a las y los demás, a escucharlos y tomar en serio sus ideas y opiniones. Se refiere a la escucha activa, a no sólo oír, sino a prestar atención a lo que dice la otra persona; a detenerse ante lo que se está oyendo y no distraerse.

Con el propósito de reflexionar sobre la empatía y la escucha activa, ahora realizarás la siguiente actividad.

Lee las siguientes dos situaciones y escoge la respuesta más adecuada.

Hoy en la mañana Laura se encontraba llorosa, me acerqué a ella para saber qué le pasaba. Cuando comenzó a contarme, yo debí:

 
  1. Haberla interrumpido para cambiar el tema y animarla.
  1. Esperar a que terminara de hablar y después compartir mi experiencia.
  1. Decirle que “no pasaba nada”.

La respuesta más adecuada es “esperar a que terminara de hablar y después compartir tu experiencia”. Ya que es muy importante saber escuchar a las y los demás cuando tienen que contar algo, sin interrumpirles ni juzgarles.

Así es. Ésta es una herramienta que contribuye a fomentar la cultura de paz. Escuchar activamente implica dejar que las personas expresen cómo se sienten sin sentirse juzgadas.

Ahora, revisa la segunda situación.

Un estudiante se ha sentido incómodo en una de las clases, siente que uno de sus compañeros intenta ridiculizarlo, le ha puesto un apodo. El estudiante no sabe qué hacer y comienza a ausentarse a las clases, ya casi no asiste y cuando asiste no participa en nada. Cada vez se nota más su inasistencia a la escuela. El otro día le encontré en la calle y lo más adecuado fue:

 
  1. Haberle ignorado.
  1. Saludarlo, platicar para saber cómo esta.
  1. Llamarlo por su apodo.

Si quieres tener una actitud pacífica, la segunda opción, es la correcta, porque la escucha activa y la empatía son actitudes con las que promoverías la convivencia pacífica entre tus compañeras y compañeros, en la escuela, tu hogar y tu comunidad; sin duda ponerse en el lugar de la otra persona te ayudará a entender la situación y los sentimientos que están viviendo, pero ¿será lo único?

No, no lo es, hay otras formas de construir la paz; como, la solidaridad, el diálogo, la tolerancia, que son valores propicios para ello. Pero para saber más y aclarar dudas observa el siguiente video, en donde la doctora Lucía Rodríguez, explica cómo construir la cultura de paz. Intenta comenzar a construir tu propio concepto acerca de la cultura de paz.

  1. FCYE1_B2_SEM24_PG1_VIDEO 3

Revisa del tiempo 0:47 al 4:15

Después de haber visto el video de la doctora Rodríguez, ahora, comprenderás mejor que lograr un mundo de paz es responsabilidad de todas y todos, que es una actitud permanente de cada persona en cualquier ámbito (en la escuela, la familia y la comunidad).

Así es, de acuerdo con la doctora Lucía Rodríguez los valores, las actitudes y los comportamientos que fomentan la cultura de paz son:

  • El respeto a la vida, la dignidad y el valor de cada persona.
  • El respeto a los derechos humanos.
  • La igualdad de derechos y oportunidades para mujeres y hombres.
  • El respeto a las libertades fundamentales.

Ahora, qué te parece si se retoma la idea de la doctora y se construye la Caja de herramientas de cultura de paz.

Para ello, se ocupará lo siguiente:

Una caja, puede ser de cualquier material reciclable, fichas u hojas blancas y plumones.

Comenzarás alistando tu caja, primero la abres.

Luego, en las hojas escribes con el plumón, uno por uno, los elementos que consideres esenciales para fomentar la cultura de paz.

Por ejemplo: la inclusión y la no discriminación son elementos muy importantes porque, como ya sabes, todas las personas son diferentes, pero la diversidad las enriquece, no las enfrenta.

O puede ser la cooperación, porque consideras que, si asumes que las personas forman parte de una comunidad, pueden trabajar juntas para “ganar todas y todos”, puedes encontrar soluciones creativas a problemas existentes, además de construir puentes de unión que superen situaciones de división.

También puede ser el diálogo, porque que, a través de este, se pueden expresar los sentimientos, comprender la perspectiva del otro o la otra; en función de la libertad, la autonomía, la inclusión y el respeto. Con el diálogo se puede encontrar soluciones creativas a los problemas individuales y colectivos.

Otro elemento puede ser la escucha empática, porque implica el conocimiento de los pensamientos, sentimientos y experiencias de la otra persona, así como la capacidad de comprender lo que te cuentan, desde su punto de vista.

En ese sentido, surge esta pregunta: ¿una comunicación ineficaz es una razón para que los conflictos escalen en su intensidad?

La respuesta es que, el lenguaje es la herramienta básica para la convivencia. Todas y todos alguna vez han experimentado la frustración de sentirse incomprendidas o incomprendidos. La gran pregunta es ¿cómo se puede identificar si sabes escuchar?

Es por ello, que se propone que realices la siguiente autoevaluación, revisa las siguientes preguntas y las opciones de respuesta. Si puedes, toma nota.

Se inicia.

Pregunta 1. Mantengo contacto visual con la persona que tengo enfrente cuando la estoy escuchando.

Respuesta:

  1. Frecuentemente.
  2. A veces.
  3. Nunca.

Pregunta 2: Cuando escucho me interesan las emociones que la persona transmite a través de sus palabras y gestos.

Respuesta:

  1. Frecuentemente.
  2. A veces.
  3. Nunca.

Pregunta 3: Hago preguntas para aclarar información.

Respuesta:

  1. Frecuentemente.
  2. A veces.
  3. Nunca.

Pregunta 4: Mantengo una postura cerrada hacia la persona que habla, cruzo los brazos y evado la mirada.

Respuesta:

  1. Frecuentemente.
  2. A veces.
  3. Nunca.

¿Anotaste tus respuestas?

Es importante decir que no hay respuestas correctas e incorrectas. El desarrollo de habilidades para una cultura de paz es un proceso que requiere tiempo y práctica, así que no te preocupes, la próxima vez que te enfrentes a un conflicto o problema, seguro tendrás herramientas para encontrar soluciones y llegar a acuerdos, mediante el fomento de tus valores y el respeto a los derechos humanos.

Ahora se realizará una recapitulación de lo que viste en esta sesión.

Aprendiste que la cultura de paz se construye con la promoción, entre todas y todos, de la comprensión, la tolerancia y la solidaridad, entre otros valores.

Conviene recordar que aprender por medio de las diferencias, a través del diálogo entre personas, es un proceso enriquecedor.

Asimismo, es necesario promover el respeto a todos los derechos humanos, pues los derechos humanos y la cultura de paz son complementarios.

También se resaltó que, la cultura de paz, procura prevenir las causas de los conflictos en sus raíces y dar solución a los problemas mediante el diálogo y la negociación, garantizando a las personas el pleno ejercicio de todos los derechos.

Se llega a la conclusión de que la cultura de paz supone crear un mundo más justo, tanto en la actualidad como para las generaciones venideras y que los seres humanos son quienes construyen la convivencia pacífica.

El Reto de Hoy:

Se te invita a consultar tu libro de texto de Formación Cívica y Ética de primer grado, para saber más de la cultura de paz y las herramientas que contribuyen a su construcción en tu hogar, tu comunidad y tu escuela; completa con ellas tu caja de herramientas.

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.

Deja un comentario