Portada » Difundamos la información – Lenguaje Primero de Secundaria

Difundamos la información – Lenguaje Primero de Secundaria

Aprendizaje esperado: Escribe una monografía.

Énfasis: Identificar propósito, destinatario, autor y componentes en monografías.

¿Qué vamos a aprender?

El término monografía está formado por dos palabras griegas: mono, que significa “uno” y grafo, que significa “escribir”; y las características de este tipo de texto las abordarás a profundidad durante esta sesión, haciendo énfasis en: Identificar propósito, destinatario, autor y componentes en las monografías.

¿Qué hacemos?

Para empezar, piensa en un fenómeno natural, por ejemplo, los tornados. Podrías decir que éstos se forman porque en las nubes habitan gigantes que soplan tan fuerte sobre la tierra que hacen que el aire se mueva como remolino. Esta explicación sería válida en un texto literario, como en los cuentos, pero quizás para un geógrafo esta información provocaría una gran carcajada. ¿Gigantes en las nubes?

Las y los especialistas explicarían que los tornados se forman por inestabilidad en las corrientes de aire en la zona de la tropósfera.

Pero, ¿cómo lo saben?

La respuesta obvia sería: porque lo han investigado y porque han compartido los resultados de sus investigaciones con una comunidad que, a su vez, los usa para generar un nuevo conocimiento.

El tipo de texto por el que se comparte una investigación se llama científico y uno de ellos es la monografía.

Recordarás que una investigación es un proceso de descubrimiento que recopila información y explica una serie de datos o hechos sobre algo que se quiere conocer.

Durante tus años de estudio, en compañía de tus maestras o maestros, has revisado una gran variedad de temas en distintas asignaturas. Seguramente alguno de estos llamó tu atención y despertó tu curiosidad por saber más, así que se te invita a que consultes tus apuntes de Lengua Materna, Historia, Geografía, Biología o Formación Cívica y Ética y selecciones un tema que te resulte interesante para escribir sobre él.

En caso de no encontrar contenidos anteriores que en este momento resulten de tu interés o no son de tu agrado, puedes investigar sobre algo que hayas leído o escuchado recientemente, o indagar sobre situaciones específicas y experiencias que has vivido o te gustaría vivir. Lo importante es que, a través de este escrito, difundas información, y acabes con la desinformación y las falsas creencias que se tienen sobre ciertos temas.

Ahora, irás descubriendo qué sabes sobre las monografías, y para eso se propone una actividad.

Escribe y responde en tu cuaderno las siguientes preguntas:

  1. ¿Para qué sirve una monografía?
  2. ¿En qué se parece y en qué es distinta de otros textos informativos?
  3. ¿Qué proceso consideras que debe seguirse para escribir una monografía?
  4. ¿Qué organización o estructura general debe tener una monografía?

Si conoces todas las respuestas, anótalas; de lo contrario, deja el espacio necesario para contestar y complementar o corregir los datos a partir de lo que aprendas en las sesiones correspondientes al aprendizaje esperado: escribe una monografía.

Las monografías son publicaciones informativas, impresas o digitales, que presentan distintos aspectos sobre un tema de interés y dan a conocer los datos más relevantes del contenido a través de un documento expositivo. Para su elaboración se deben consultar diversas fuentes de información que permitan enriquecer y sustentar lo escrito, otorgando datos confiables a los posibles lectores.

Además, es importante considerar que la monografía:

  • Debe estar escrita de manera clara y organizada para que el texto sea coherente.
  • Debe contener referencias de cualquier tipo para sustentar la información, permitiendo que el lector pueda corroborar que la información es confiable.
  • Y debe redactarse de manera específica, sin omitir ningún detalle. La extensión de este documento dependerá del tema que se desee investigar.

El objetivo de escribir este tipo de publicaciones, a las que se llaman monografías, es exponer un tema y abordar a profundidad una investigación científica.

Pero, ¿qué son los textos de información científica?

Para responder esta pregunta observa el siguiente video, pon mucha atención.

  1. ¿Qué son los textos de información científica?

Revisa del tiempo 0:27 al 3:31.

Como viste en el video, los textos de información científica surgen a partir de una investigación que se elabora para informar tanto a especialistas del tema como al público en general sobre los resultados obtenidos de dicha investigación.

Para reforzar lo aprendido se pondrá a prueba tu comprensión y realizarás una segunda actividad en donde responderás las siguientes preguntas.

De acuerdo con los datos que se mencionaron en el video:

  1. ¿Qué tipo de función predomina en los textos científicos?
  1. Función informativa.
  2. Función poética.
  3. Función apelativa.

Efectivamente, la respuesta correcta es el inciso “a”, ya que su propósito fundamental es difundir y transmitir el saber a través de una función informativa.

La siguiente pregunta es:

  1. ¿Cuáles son las características de los textos científicos?
  1. Brindar una opinión propia con poca precisión.
  2. Abordar un tema que sólo comprendan quienes lo han estudiado.
  3. Precisión, verificabilidad, objetividad, rigor y universalidad.

Después de analizar las opciones es fácil saber que la respuesta correcta es el inciso “c”.

Recuerda que:

  • La precisión consiste en utilizar las palabras adecuadas para proporcionar al lector una comprensión.
  • La verificabilidad permitirá que todo lo producido por el pensamiento científico se ponga a prueba para comprobar la información.
  • La objetividad hará que el pensamiento científico se aplique a los hechos.
  • El rigor se encargará de hacer que las pruebas obtenidas en la verificabilidad y objetividad de la información revelen la verdad de la investigación.
  • Y la universalidad logrará que se difunda la información en distintos lugares y con personas que no necesariamente sean especialistas en el tema o tengan conocimiento sobre él.

Tercera pregunta.

  1. ¿Qué estructura debe de tener un texto científico?
  1. Planteamiento, nudo y desenlace.
  2. Parte inicial, cuerpo del documento y parte final.
  3. Introducción, desarrollo del planteamiento y parte final.

La parte inicial, el cuerpo del documento y la parte final corresponden a la estructura del texto científico; por lo tanto, la respuesta correcta es el inciso “b”.

  • El título, el autor o los autores, el resumen y las palabras clave se incluyen siempre en la parte inicial.
  • El cuerpo del documento está compuesto por la introducción, el marco teórico, la metodología y los resultados.
  • Y en la parte final puedes encontrar las conclusiones y la bibliografía del texto científico.

Además de los datos mencionados, es importante añadir que estos documentos deben reflejar en forma evidente las tres etapas del método científico, que son:

  • La observación para estudiar y descubrir las causas y consecuencias del fenómeno a estudiar.
  • La hipótesis donde se plantea una suposición de algo que podría o no ser posible.
  • Y la argumentación para exponer una conclusión sobre el tema o el fenómeno observado.

Hasta aquí termina esta actividad. El objetivo de la actividad es repasar la información y reforzar lo aprendido, así que no te preocupes si fallaste en algunas respuestas, lo importante es que realices las anotaciones correspondientes y que corrijas lo necesario para poder escribir una monografía correctamente y difundir la información.

Recuerda que la monografía es un documento informativo realizado por una persona identificada como autor, él es quien escribe y organiza de forma lógica los datos recolectados con el propósito de fundamentar y analizar de manera crítica una hipótesis.

A partir de su perspectiva, el autor expresa su opinión sobre el tema de investigación, argumentando con detalles y documentación el contenido del texto; para hacerlo utiliza diversas fuentes que le proporcionan la información necesaria para la investigación y análisis, recurriendo a libros, revistas, medios electrónicos y entrevistas con especialistas en la temática abordada.

Además, deberá considerar otros aspectos importantes para escribir la información, por ejemplo:

  • Comenzar con términos generales, conceptuales o abstractos y continuar el desarrollo con explicaciones y ejemplos que permitan comprender mejor el concepto inicial.
  • Describir la problemática y proponer una solución que acabe con el conflicto.
  • Presentar una secuencia de hechos de manera cronológica.
  • Y mostrar la información en orden lógico, coherente y suficiente.

Al escribir una monografía, el autor también deberá considerar a quiénes va dirigido su trabajo. Así que tú, como autor de este tipo de texto, deberás preguntarte en su momento quiénes leerán tu texto y para qué necesitan saber esa información. Al responder estas preguntas habrás seleccionado a los destinatarios y sabrás cómo puedes compartir la información con ellos.

Ahora sólo te hace falta saber cuáles son los componentes de la monografía, así podrás comenzar la escritura de tus textos científicos y organizar los datos de forma lógica.

Para conocer y registrar los elementos que conforman una monografía. Realiza la siguiente actividad. En tu cuaderno elabora un cuadro sinóptico, agregando la información que revisarás a continuación para clasificar y anotar las ideas principales que se mencionan.

¿Lista o listo? Entonces, conoce los componentes de la monografía y comienza tu organizador gráfico.

Todo trabajo o texto científico requiere de una presentación que se genera a través de un título para anunciar el objetivo de la investigación, por tales motivos la elección debe ser estratégica y sintetizar el contenido de la monografía.

Además, se añaden otros datos relevantes, como el nombre del autor y la fecha en que se realiza dicha investigación. Este último dato servirá como referente para quienes consulten la información y deseen saber qué tan actualizados están los datos que se exponen.

Después de la presentación se diseña y planifica la información a través del índice, una lista de palabras o frases que conforman los subtítulos desarrollados en el contenido, organiza el trabajo y permite ubicar con facilidad aspectos específicos del tema a través de una numeración asignada en las páginas para localizar el subtema de interés y facilitar el acceso a la lectura. Para elaborarlo pregúntate qué aspectos sobre el tema te interesaría destacar.

Luego agregarás la introducción, una breve reseña descrita en 2 o 3 páginas que presenta la investigación en forma resumida, plantea la relevancia de la problemática a exponer y sintetiza el argumento que se analizará en el contenido, incluyendo el objetivo de trabajo, los límites del alcance de la investigación y la descripción de los métodos utilizados para llevar a cabo la indagación del problema. Se puede incluir también un resumen de las secciones que conforman el trabajo, como guía para el lector.

Para facilitar la redacción de tu introducción asegúrate de responder en la reseña, las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es el tema o aspecto central de tu monografía, con base en la información central del texto?
  • ¿Por qué es interesante o importante leer sobre dicho tema?
  • ¿Qué subtemas aborda tu texto?

En el cuerpo del documento se expone el contenido de la investigación de forma clara y precisa, respetando la estructura del índice y explicando las teorías y perspectivas del tema de estudio, haciendo uso de determinadas hipótesis, las cuales serán expuestas en el contenido de la monografía y sustentadas durante la investigación para respaldar lo escrito con documentación probatoria.

Es de gran importancia relacionar lógicamente cada subtema de la monografía con el fin de unificar la investigación. Los aspectos fundamentales de cada capítulo deberán señalar los hechos, su análisis y su interpretación, presentándolos en forma de texto, cuadros, estadísticas, gráficos, anexos, referencias, citas o ilustraciones.

Para desarrollar la información adecuadamente puedes apoyarte de preguntas como:

  • ¿De qué fuentes se obtuvo cada información?
  • ¿Cómo se registran los datos de publicación de cada fuente?
  • ¿Qué recursos gráficos complementan la información en cada caso?
  • ¿En qué orden se presenta la información?
  • ¿Qué partes se reordenan para lograr un texto lógico y comprensible?

La información debe escribirse de manera objetiva evitando expresiones como “en mi opinión” o “mi investigación” para sustituirlas por frases como “esta investigación”, “fue verificado” o “se llegó a la conclusión”, utilizando un lenguaje formal en tiempo pasado que incluya verbos en infinitivo, respetando las reglas ortográficas y gramaticales, con frases simples y cortas, haciendo uso de un vocabulario adecuado y lenguaje impersonal, para evitar interpretaciones erróneas.

Al término del desarrollo se agregarán las conclusiones: texto que contendrá un recuento de las ideas principales mencionadas en el trabajo, exponiendo algunas opiniones derivadas de la reflexión y análisis del tema. Las conclusiones constituyen las respuestas encontradas al problema planteado en la introducción, su objetivo es demostrar la confirmación de las hipótesis y el cumplimiento de los objetivos con el aporte personal del autor.

Para redactarlas pregúntate qué datos o información de tu texto te gustaría que los lectores no olvidaran y qué mensaje sobre el tema que tratas te gustaría dar a los lectores, con base en la información central de tu texto. Al responder estas interrogantes podrás escribir tus conclusiones con mayor facilidad incluyendo la información requerida dentro de este apartado.

Para finalizar una monografía se debe añadir la bibliografía. Esta sección tiene gran relevancia en el documento porque otorga seriedad a la información. En la investigación preliminar a la monografía, es decir, aquella que se realiza antes de comenzar la escritura, se seleccionan fuentes confiables y útiles para la realización del trabajo. A esta sección se le conoce también como “referencias” y se menciona en forma de lista, alfabéticamente, por lo que es necesario anotar la información completa para cada fuente consultada.

Otros elementos que puedes agregar en la monografía son los “apéndices o anexos”, materiales de apoyo relacionados indirectamente con la investigación central para profundizar en el tema y complementarlo; y las “notas al pie”, que se utilizan cuando es necesario añadir algún comentario, definición o dato relevante que no embona dentro del texto pero que puede servir como apoyo para el lector.

Después de revisar esta información se espera que tengas listo tu organizador gráfico y hayas podido registrar las características de los componentes que conforman una monografía; si necesitas agregar más datos puedes revisar tu libro de texto o consultar el tema con tu maestra o maestro, lo importante es que logres identificar todos los elementos que se requieren para llevar a cabo el aprendizaje esperado: “escribe una monografía”.

Has aprovechado este tiempo para “identificar el propósito, destinatario, autor y componentes en las monografías”.

Si tienes oportunidad consulta monografías, puedes buscarlas en internet. Explora la manera como se organiza la información, identifica quién es la o el autor, determina qué tema abordar y cuál es el propósito. Da una revisada rápida a las partes que las conforman. De esta manera, contarás con modelos que te sirvan cuando elabores la propia.

Ahora estas lista o listo para convertirte en autor y comenzar a escribir su monografía.

Recuerda que una monografía es la mejor opción para desarrollar la capacidad de buscar información de calidad, saber analizarla y organizarla con el fin de lograr la comprensión de un tema delimitado de forma precisa.

Has concluido la sesión del día de hoy.

El Reto de Hoy:

A lo largo de las sesiones correspondientes al aprendizaje esperado: escribe una monografía, podrás desarrollar un avance hasta concluir tu texto científico.

Se recomienda que en todo momento te apoyes de tu libro de texto de Lengua Materna y realices las actividades que se sugieren para facilitar el desarrollo de esta práctica social.

Una idea para trabajar es que realices una compilación con tus compañeros de clase, agregando los textos que cada uno de ustedes realice. Para lograrlo todos deberán elegir el mismo tema e investigar sobre él, estructuren el índice y distribuyan los subtemas para que cada uno busque información específica y no repitan contenidos; de esta manera, el trabajo se simplifica y complementa.

Para reunir toda la información y generar una monografía grupal guarden su trabajo en un portador textual y asegúrense de agregar coherencia al contenido, el reto es poder integrar cada texto en un mismo informe.

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.

1 comentario en «Difundamos la información – Lenguaje Primero de Secundaria»

  1. Pingback: Aprende en Casa - Clases del 22 de febrero - Nodo9

Deja un comentario