Saltar al contenido
Portada » Dignidad y derechos para la libertad – Civismo Tercero de Secundaria

Dignidad y derechos para la libertad – Civismo Tercero de Secundaria

Aprendizaje esperado: Valora la dignidad y los derechos humanos como criterios éticos para ejercer la libertad y autorregularse tanto en el plano personal como social.

Énfasis: Estudiar ejemplos cercanos de personas que hayan hecho valer su dignidad, ejercer o hacer respetar sus derechos humanos.

¿Qué vamos aprender?

Estudiarás algunos ejemplos de personas que hayan hecho valer su dignidad y animarte a ejercer o hacer respetar tus derechos humanos.

Es muy importante participar en las actividades de la sesión, para ello te recomendamos tener un cuaderno, lápiz o bolígrafo a la mano, además del libro de Formación Cívica y Ética, para anotar las ideas principales, preguntas y reflexiones que te surjan a partir del tema.

Aprenderás sobre situaciones en las que las personas ven cuestionados sus derechos. Esto es importante porque, en general, esto te ayuda a reconocer que puedes vivir con dignidad.

¿Qué hacemos? 

¿Qué es la dignidad humana?

La dignidad humana es el derecho que tiene cada persona de ser valorada en lo individual y social, en igualdad de circunstancias, con sus características y condiciones particulares, por el sólo hecho de ser persona.

Como sabes, esta igualdad no se expresa en términos biológicos o psicológicos, pues estas cualidades son distintas entre mujeres y hombres, así como en la infancia y la adultez.

La idea de igualdad se basa en que todas y todos somos personas cuya naturaleza racional los diferencia del resto de los seres vivos, capaces de expresar ideas y emociones, así como a tomar decisiones prudentes en el plano personal y social, con el único límite de respetar la dignidad de las y los demás, poniendo en práctica el principio de respeto, el cual implica reconocer el derecho ajeno para poder vivir en paz y con tranquilidad, y el principio de benevolencia:  la cualidad del ser humano de tomar acciones que beneficien a los demás.

¿La dignidad y los derechos humanos se relacionan con la frase: “El respeto al derecho ajeno es la paz”?

Esta idea fue expresada por Benito Juárez en el siglo XIX. Apela que al respetar los derechos de las personas y las naciones se evitan conflictos, por lo que puedes sostener la paz. Aunque, en realidad, es un poco más complejo; un ejemplo sencillo es que pienses en una calle muy angosta, donde sólo pasa un auto a la vez. Si tienes el derecho a transitar y el otro también, pero vas en sentido opuesto, tienes algunas opciones: debes de esperar a ejercer tu derecho para el otro lo ejerza también.

En algunas localidades, el derecho al agua es motivo de conflictos también, si un poblado desvía el río o aprovecha demasiado, otro más adelante se verá afectado. Así que, a veces, los derechos de las personas pueden formar parte de un conflicto. 

La globalización te permite tener mayor conciencia de este tipo de problemas, donde el beneficio de una parte de la sociedad puede significar una afectación al derecho de otros. En una sociedad del conocimiento, es de manera incipiente internalizando el hecho de mirarte como una gran familia humana, existe un lento aprendizaje para entender la importancia de escuchar a los demás, para llegar a acuerdos, aún con quienes piensan diferente a ti; es por ello que el respeto te permite progresar como ciudadano y la benevolencia forja una sociedad en la que las personas sustentan sus actos en valores como la solidaridad.

Un ejemplo, para que lo comprendas en un sentido amplio: con regularidad, en las sociedades encontrarás que los derechos de las personas pueden generar conflictos, por ejemplo, el derecho a la libertad de expresión de Juan podría parecer entrar en conflicto con el derecho de Javier a vivir una vida libre de violencia, si Juan se expresa de manera grosera hacia Javier. El principio de respeto te dice que la libertad de expresión de Juan se puede ejercer tomando en cuenta los derechos de las demás personas.

Los ejemplos te sirven para notar que el respeto al derecho de otras personas es necesario, pero a veces se requiere de una mediación.

Observa el siguiente video para ampliar la comprensión del tema.

  1. La dignidad humana

Todas las personas tienen derechos y debe ser reconocida la dignidad, aunque también, en ocasiones, en tu vida cotidiana es necesario que respetes y hacer respetar tu dignidad y la del resto de las personas. Pero ¿cómo puede lograrse si eres y tienes condiciones distintas?

Es importante que reflexiones sobre lo que observaste. En el video se menciona que la dignidad humana es el valor esencial e intransferible que tú y todos tienen, por el simple hecho de ser personas, independientemente del origen, sexo, género, genealogía, aspecto, color de piel, orientación sexual o cualquier otra cualidad.

Por ello, es necesario cuidarte y valorarte en lo individual, para ver reflejado ese derecho en la colectividad.

Es importante que, entre las personas, impere el respeto a la dignidad y los derechos humanos, pero también que los gobiernos los tomen en cuenta y garanticen su ejercicio. Aunque sabes también que para cada persona es distinto, porque las circunstancias sociales, políticas, culturales o de la propia historia de vida son distintas.

Tienes razón al preguntarte por el ejercicio de la dignidad en diferentes condiciones, ¿cómo puedes promover que sea reconocida?

Los derechos humanos tienen como fin proteger la dignidad de las personas y tus derechos para la libertad, para que nada, ninguna idea o acto denigre tu persona; por el contrario, hay muchas situaciones en la vida cotidiana en las que la dignidad de las personas puede estar en juego, si no actúas con respeto y reconoces tus derechos.

Observa el siguiente video

  1. La dignidad: Identidad humana

Sabes que tanto en el país como en diferentes partes del mundo se presentan casos donde se busca el reconocimiento de los derechos y una vida libre de violencia; esto sucede porque, en ocasiones, falta sensibilidad social o de las autoridades al reconocimiento de los derechos de las personas.

Un ejemplo, puede ser el caso de personas o pueblos indígenas que defienden sus derechos ante intentos de aprovechamiento de sus recursos naturales, cuando consideran que se requiere de políticas específicas para favorecer su cultura o desarrollo. Es el caso también de la lucha de la población afrodescendiente en diferentes partes del mundo, pues en algunos países hasta hace poco obtuvieron el reconocimiento pleno de sus derechos.

En México, en 2019, se estableció en el artículo segundo, apartado C, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el reconocimiento “a los pueblos y comunidades afro mexicanas, cualquiera que sea su autodenominación, como parte de la composición pluricultural de la Nación”.

Esto fue producto de la gestión y el trabajo de varias organizaciones y personas en defensa de su dignidad.

Pero no sólo este caso es significativo, también puedes conocer los logros de organizaciones de defensa del derecho a la identidad sexual, por la conservación del medio ambiente, los derechos de las mujeres, entre otros.

Conocerás el caso de Malala. Se trata de una activista pakistaní que defendía el acceso de los niños y niñas a la educación en su país.

A Malala le gustaba asistir al colegio y aprender, pero un día un grupo de extremistas radicales, conocidos como talibanes, tomaron el control del lugar y prohibieron que las niñas asistieran al colegio. Como respuesta, Malala creó un blog para enterar al mundo sobre cómo es que a las niñas se les había revocado el derecho a estudiar. Como consecuencia, la joven vivió un atentado que la dejó gravemente herida. Tras su recuperación, con ayuda de su padre, Malala abrió una fundación cuyo propósito es brindar oportunidades a todas las niñas para alcanzar sus metas. En 2014 recibió el Premio Nobel.

Otro caso es el de Rigoberta Menchú, quien en 1992 recibió el Premio Nobel de la Paz, siendo la primera mujer indígena en recibirlo. Se trata de una mujer maya quiché, de origen guatemalteco, país donde realizó activismo en defensa de los campesinos. Rigoberta estuvo exiliada en México, dedicándose, a partir de entonces, a difundir la situación del pueblo indígena en su país.

El caso de Rigoberta Menchú es importante porque vivió en un contexto de violencia muy fuerte durante su infancia. Además de que su familia padeció de manera trágica la represión, ella sólo pudo participar en una organización para defender a su pueblo durante poco tiempo, pues las condiciones políticas de esa época no se lo permitieron, por ello tuvo que salir de su país y, con ayuda de activistas, logró ingresar a México.

Casos como los de Malala o Rigoberta son importantes en la construcción de una cultura para la paz, no sólo en sus países, sino que han sido reconocidas a nivel mundial, porque te muestran la urgencia de abatir la violencia en la que estas inmerso.

Otra situación por destacar es que ellas vivían en condiciones de violencia, pero la necesidad de hacer valer su dignidad, y la de otras personas, las impulsó a encontrar las formas de actuar. Tuvieron el apoyo de otras personas e instituciones y esto les permitió difundir sus causas. Aunque sería deseable que las sociedades sean justas y los derechos de todas las personas sean reconocidos.

Todas y todos deseamos avanzar por un camino armónico, donde se privilegie la ausencia de conflictos y el respeto sea un pilar en la construcción de una sociedad donde se aplique el principio de benevolencia.

Es importante que sea reconocida la dignidad de hombres y mujeres, independientemente de su adscripción étnica, género, edad, creencias religiosas o condición social. El discurso de ambas fue muy difundido porque apela a la importancia de que esta sociedad construya condiciones de respeto, es deseable también que esto se logre con una relación de paz. ¿Tú estarías de acuerdo en esto?

Es muy importante compartir estos casos. Aunque, seguramente, tú también conoces las experiencias de personas que defienden la dignidad de los demás, o la propia. En las familias, en las colonias o localidades, casi siempre hay casos de personas que buscan que exista respeto entre todas y todos, que las relaciones sean armónicas; son personas valiosas. Pero tú también puedes hacer algo a favor de tu dignidad y la de los demás. Respecto a esto, te sugerimos a que reflexiones en compañía de tu familia las siguientes preguntas:

●          ¿Cómo valoran y respetan la dignidad de las personas?

●          ¿Alguna vez ha estado en riesgo su dignidad o la de una persona conocida?

●          ¿Cómo sería la mejor manera de actuar en esos casos?

Como podrás darte cuenta, la dignidad humana es el valor ilimitado que posees como ser humano, tiene una identidad y eres capaz de elegir y tomar decisiones. Como joven en formación, debes entender que el respeto a la dignidad humana es la base de toda sociedad.

Es posible que en tu localidad o región haya una persona que conozcas por promover la dignidad del resto. No siempre son personas reconocidas, que expresen discursos o se defiendan de las injusticias. Puede ser alguien que busca mediar entre conflictos, como los mayores en algunas comunidades indígenas, a quienes se les pide consejo e intervienen cuando hay dificultades entre las personas.

¿Cómo son estas personas en tu localidad?

Puedes indagar con los adultos de tu familia, en libros o Internet –si tienes acceso– sobre algún personaje de este tipo. Tal vez sea un personaje histórico, tal vez un vecino o familiar.

Redacta la historia donde cuentes una situación en la que esta persona haya participado, la manera en que apoyó a resolverla y su importancia.

Estas experiencias te permitirán darte cuenta de que hay diferentes formas de ejercer y hacer valer la dignidad, además de su importancia. Si esto lo tomaran en cuenta diferentes personas dentro de tu localidad, ¿sería diferente la forma en que se relacionan?, ¿qué cosas podrías cambiar?

Tal vez, cuando tengas la información referente a la historia de esa persona, podrías hacer algo para que en tu familia y grupos cercanos se conociera la experiencia, además de que reconozcan la importancia de que haya quienes promuevan y defiendan el ejercicio de la dignidad.

Te sugerimos que converses con tu familia sobre ¿cuál es la importancia de la dignidad y los derechos humanos para ejercer la libertad de manera responsable?

El Reto de Hoy:

Es importante que, para conocer más sobre el tema, revises tu libro de texto. Más tarde podrás definir y describir algo sobre ¿qué es la dignidad y cómo aplica contigo y en tus relaciones con otras y otros? Para ello, toma en cuenta las siguientes indicaciones:

  1. Redacta en tu cuaderno tu propia definición de dignidad. No olvides argumentar tu propuesta.
  1. Anota tres ejemplos donde tu familia o tú hayan ejercido un trato digno y tres casos de trato digno hacia otras personas.
  1. Comparte tus respuestas y escribe tus conclusiones en tu cuaderno a modo de reflexión.

No olvides invitar a tu familia a compartir tus propias aportaciones.

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.

¿Tienes dudas de la clase?.

Haz una pregunta dando clic aquí

Deja un comentario