Portada » El arte, una herramienta para la paz – Artes Tercero de Secundaria

El arte, una herramienta para la paz – Artes Tercero de Secundaria

Aprendizaje esperado: Representa eventos históricos de la humanidad mediante distintas formas expresivas.

Énfasis: Analizar los elementos simbólicos o metafóricos presentes en obras o manifestaciones artísticas que aborden la temática de la paz como parte de la historia de la humanidad.

¿Qué vamos aprender?

En la Antigüedad algunas ciudades se amurallaban para protegerse de los ataques de los pueblos vecinos.

La idea de poner divisiones físicas en las comunidades fue una actividad recurrente en varios pueblos alrededor del mundo.

Este tipo de acciones se han utilizado tanto en la Antigüedad como en la actualidad, y es lamentable cuando lo hacen para segregar personas por sus rasgos étnicos o culturales, así como para separar territorios o pueblos por ideologías, lo cual les ha traído grandes problemas, como guerras, la pérdida o separación de familias, o lo que es peor aún, la desaparición de comunidades enteras.

Con este tipo de divisiones o distanciamientos se han generado muchas situaciones de violencia, de ruptura social, de dolor, también de tristeza al no poder ver a sus familiares, algo así como lo que se está viviendo en nuestros días.

Pero cabe mencionar que la presencia del arte en cada una de las épocas de la humanidad ha sido pieza importante, pues gracias al empleo de diversos recursos, como los visuales, corporales, lingüísticos, sonoros o mixtos, se podía reflejar lo que sucedía en determinado momento, contribuyendo a la sensibilización de las personas, con la finalidad de construir un puente de comunicación, concientización y de unión entre las personas o los pueblos.

Para esta sesión puede hacer uso de algunas hojas de tu cuaderno, cartón o algún soporte rígido que tengas a la mano.

También podrás utilizar lápices de colores, plumones, gises de colores, pluma o lápiz.

Y, sobre todo, no olvides el material más importante que nunca debe faltar, «la imaginación”.

¿Qué hacemos?

¿Te imaginas vivir en un lugar dividido por un muro y que no se te permita cruzar al otro lado? Peor aún, que del otro lado vivan tus familiares o seres queridos, ¿y no puedan verlos?

Una división que se asemeja a ese gran muro construido en la antigua Alemania, el Muro de Berlín, que se llamaba así porque se ubicaba en la capital de ese país y se construyó para dividir Alemania en dos partes, la República Democrática Alemana, que estaba controlada por la URSS, y la República Federal Alemana, que era controlada por Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia; esto fue al final de la Segunda Guerra Mundial.

Precisamente el 13 de agosto de 1961, en la madrugada, se decide levantar una alambrada y 69 puntos de control, al paso del tiempo se cambió esa alambrada por un muro de ladrillo.

No se permitía cruzar de lado a lado del muro, hubo muchos intentos por cruzarlo, muchos de ellos fatales, ya que estaba custodiado por soldados, perros de ataque y minas. ¿Te imaginas que, de un día para otro, en medio de tus comunidades, apareciera un muro? ¿Y si del otro lado vivieran tus familiares o amigos, no los volvieras a ver?

https://i2.wp.com/nte.mx/wp-content/uploads/2021/02/Berlinermauer.jpg?w=1200&ssl=1

Afortunadamente, después de muchas manifestaciones y la presión mundial, el gobierno de la Alemania Democrática hace el anuncio de que se permite el paso hacia el otro lado, y con ello, inicia la caída del muro.

Esto sucede el 9 de noviembre de 1989, muchas personas se abalanzan contra el muro y con sus propias manos inician su derrumbe; aún se puede observar y visitar un tramo de 1.3 kilómetros.

Este mismo muro sirvió de lienzo para que muchos artistas plasmaran sus ideas acerca de la separación de las familias y las muertes que generaron las decisiones de diversos gobernantes al separar a un pueblo con un muro.

Este acontecimiento impulsó a que algunas artes proliferaran y tomaran muchas iniciativas para crear algunos proyectos artísticos.

Hubo un proyecto llamado East Side Gallery, o Galería del Lado Este, que surgió en cuanto cayó el Muro de Berlín, cuando artistas internacionales de 21 países distintos comenzaron a decorar los restos del lado occidental del muro con grafitis y pinturas murales, en los que se plasmaban los acontecimientos recientes del siglo XX y se reforzaban valores como la libertad, la paz o la comprensión.

Esta galería al aire libre es la más grande del mundo y está situada en el antiguo sector este de Berlín; cuenta con al menos de 1.3 kilómetros de extensión. La obra de todos estos artistas ayuda a documentar los cambios tras la caída del muro y mantener la memoria de todo el dolor que provocó su construcción, esperando que esto sirva para que nunca se repita una ignominia semejante.

El arte, de muchas formas es simbólico y utiliza estos símbolos para expresar conceptos, ideas; de ahí que también se le llame icónico.

Observa el siguiente video para entender mejor esta idea.

  1. Los símbolos

Con esto debe quedar más clara la idea de los símbolos y las formas como se puede representar la paz.

Te sugerimos que imagines que estás frente a una división y que se asemeja al Muro de Berlín, para que por medio del arte lo intervengas y con el uso de algunos símbolos de paz, dibujos o escribas frases, y dejes plasmado un mensaje de unión y concientización.

Cabe recordar que no nada más puedes enfrentarte con muros visibles, sino que también con muros o barreras mentales; esos que tú mismo te pones y que levantas para mantener tu individualismo o tu instinto territorial.

Como has visto, el Muro de Berlín sirvió de lienzo para que los artistas de la época pudieran expresar todo lo que sentían y pensaban hacia la prohibición del tránsito de las personas entre las dos Alemanias.

Pero no sólo proliferó la creación de grafitis sobre el muro, sino que también otras artes como la fotografía y el cine tuvieron un impulso y se hicieron varias películas, acerca de este acontecimiento, “Puente de Espías”, “Adiós a Lenin”, “El niño y el muro” y “La vida de los otros” son algunas películas concebidas a partir del hecho histórico.

Cabe mencionar que también en la literatura se hicieron obras como “El Muro de Berlín», de Frederick Taylor; «Los límites de la línea», de Aline Sax; musicalmente hablando, Joaquín Sabina escribe “El Muro de Berlín»; el grupo de rock Pink Floyd, con su icónico álbum “The Wall”, y hasta la banda de punk Sex Pistols, con “Holidays in the Sun”.

De igual manera, el teatro, la danza e incluso la arquitectura se vieron influenciados por este gran acontecimiento histórico para la humanidad.

Ahora es momento de intervenir tu muro de “El arte, una herramienta para la paz”.

Une algunas hojas de tu cuaderno, cartulinas o cartones para que le des forma a tu muro y ten espacio para poder intervenirlo.

Recuerda que puedes utilizar los materiales que tengas a la mano. Un dato importante es que antes de intervenir tu espacio, reflexiones sobre lo que quieres decir.

Para inspirarte, puedes escuchar la siguiente pieza musical y todo lo que está representado en tu mural lo puedes transformar en una composición musical.

  1. “Siempre México”

Si te es posible, observa el programa Aprende en casa III, porque estará de invitada una artista urbana que es especialista en el tema llamada Jimena.

Se realizarán las siguientes preguntas:

  • ¿Podrías comentarnos qué símbolos encuentras para hacer tu composición musical y cómo sientes que tu trabajo como artista puede ayudar a lograr una cultura de paz?
  • ¿Qué mensaje te gustaría decirles a las alumnas y alumnos que siguen esta sesión de «Aprende en Casa III»?

Recuerda que el Muro de Berlín cae el 9 de noviembre de 1989, miles de mujeres y hombres acuden a él para que, con sus propias manos, destruirlo, y con ello marcar el fin de 28 años de dolor, frustración y pérdida de vidas.

El lenguaje del arte da la posibilidad de ser universales, ayuda a cruzar fronteras, utiliza puentes de comunicación para unir o para concientizar a todos los seres humanos; también, a través de él, puedes sanar o cicatrizar las heridas de una forma pacífica, como las que dejan los estragos de una guerra.

No todos los muros son tangibles, muchos muros son invisibles, pero igualmente limitan, frustran, e impiden desarrollarse plenamente.

El miedo es un muro, así como la violencia, la ignorancia, la desigualdad, el racismo, por mencionar sólo algunos.

Imagina una herramienta con la que lo destruirías de manera simbólica. Por ejemplo, pueden ser la actitud, los pensamientos positivos, la compasión, la empatía, la resiliencia.

Escoge una herramienta o busca la que sea adecuada para derribar tu muro, para eliminar tu barrera.

Sin olvidar que en ocasiones estos muros y barreras están situados en tu mente.

Una mente sin muros puede llegar muy alto, puede construir muchas cosas, pero lo más importante es que puede llegar a ser libre.

Comienza a tirar todas aquellas cosas que no te permiten avanzar; deja libre a la mente para pensar, sin freno, sin censura, sin ataduras.

Hoy, al igual que hace 32 años, mujeres y hombres tiraron los muros que les impedían ser dueños de sus pensamientos y creencias, que te impiden acercarte al otro y reconocer nuestra igualdad.

Con esto puedes observar como el arte ha sido una gran herramienta para expresar sentimientos e ideas de paz, para reconstruir o comunicarnos algo importante en algún momento de la historia.

El arte siempre ha servido como lazo entre los pueblos, como un canal universal; ¿quién no se siente maravillado ante la “Quinta Sinfonía” de Beethoven, la “Noche Estrellada” de van Gogh, “Don Quijote de la Mancha” de Cervantes o “Romeo y Julieta” de Shakespeare?

Para el arte no existen muros ni barreras, su mensaje llega a todo el mundo, sin importar raza, color, ideología, estrato social, religión o lugar de residencia.

El arte es un puente que te permite atravesar cualquier muro, cualquier frontera.

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo

Deja un comentario