Saltar al contenido
Portada » El problema de Martino – Valores Segundo de Primaria

El problema de Martino – Valores Segundo de Primaria

Aprendizaje esperado: Reconoce que las personas experimentan malestar o dolor emocional en situaciones de maltrato, discriminación o exclusión.

Énfasis: Reconoce que las personas experimentan malestar o dolor emocional en situaciones de maltrato, discriminación o exclusión.

¿Qué vamos a aprender?

Reconocerás que las personas experimentan malestar o dolor emocional en situaciones de maltrato, discriminación o exclusión.

¿Qué hacemos?

En esta sesión conoce las aventuras del payaso Feferefe y su amigo Patricio.

Un día Feferefe se encontraba en el parque pensativo cuando su amigo Patricio se acercó a él.

Feferefe: Hola Patricio, ¿Cómo estás?

Patricio: Hola Feferefe muy bien, ¿Y tú?

Feferefe: Bien terminando de hablar por teléfono con mi amigo Martino él vive en otro planeta y que me conto sobre algo que le paso, ¿Te cuento? un día Martino apareció en su nave espacial en ese lugar se encontraban Fanny y Rolando, se le quedaron viendo con admiración.

Martino: Les dijo: Vengo de Marte.

Pero Fanny y Rolando solo se miran entre sí un momento.

El primero que le contesto fue Rolando: De marte, de quién, Ja,ja,ja.

Fanny: Que chistoso, ¿Y qué quieres, estamos ocupados?

Martino: Quiero jugar con ustedes, terrícolas.

Rolando: No seas así, ¿Por qué nos ofendes?

Fanny: No nos digas así.

Martino: No es ofensa. Terrícola quiere decir habitante de la tierra o relacionado con ella.

Rolando: ¡Ah! así sí, así cambia la cosa.

Fanny: Si, pero de todas formas no queremos jugar contigo.

Martino: Pero, yo solo quiero ser amigo de ustedes.

Rolando: Pues no se va a poder, nosotros no tenemos amigos tan raros.

Martino: En Marte yo soy muy normal.

Fanny: Pues en Marte, aquí estás bien raro, así que mejor nos vamos.

Y Fanny y Rolando se fueron apresuradamente y dejaron a Martino triste y pensativo hasta que yo lo encontré.

Patricio: ¡Eso es maltrato!

Feferefe: Así es.

Patricio: Y exclusión.

Feferefe: Exactamente. Excursión.

Patricio: Excursión no. Exclusión. Eso quiere decir rechazar, hacerle el feo, sacar de algún lugar a alguna persona. Bueno, en este caso, a algún marciano. Martino debe haberse sentido muy mal. Y yo siento que comienzo a ponerme rojo y mi piel se está poniendo caliente, me estoy enojando por la indignación que siento.

Feferefe: Yo también me estoy indignando y eso que ni sé qué significa.

Patricio: Cuando una persona es tratada con respeto, con igualdad, decimos que se le trata con dignidad.

Feferefe: Ya entendí, entonces cuando una persona no es tratada con dignidad, se siente indignada.

Patricio: También te puedes sentir indignado cuando no tratan con dignidad, respeto o igualdad a otra persona, o en este caso, a un extraterrestre.

Feferefe: ¿Te das cuenta cómo, aunque nosotros no fuimos discriminados o excluidos, el hecho de presenciar una situación así, también nos afecta en nuestro bienestar emocional?

Patricio: Tienes razón yo me siento un poco agitado, molesto, incómodo, ¿Qué tenemos que hacer?

Feferefe: Bueno, antes que nada, calmarnos para pensar más claramente, respiramos, ¿Y luego?

Patricio: Ahora, ya más calmado pienso que lo mejor es ayudar a Fanny y Rolando a entender que maltratar y excluir, hace sentir tristes y enojadas a las personas o marcianos que son excluidos o maltratados, pero también hace sentir mal a las personas que miran lo que pasa.

Feferefe: Yo no creo que las personas que maltratan o excluyen se sientan mal, es más. creo que las personas que tienen esas actitudes lo hacen porque no se dan cuenta por qué lo que están haciendo, no reflexionan en lo que hace sentir mal a otros que tienen las mismas emociones que ellas y ellos, las mismas ganas de jugar y convivir con otras personas.

Patricio: El problema es que, a veces, esa exclusión la hacen personas que deberían cuidar de nuestros derechos, quienes deberían de hacer que se cumplan las reglas, acuerdos o leyes. En la primaria donde estudio había un niño ciego y yo nunca jugaba con él porque pensaba que no podía jugar.

Feferefe: Sin darte cuenta lo excluiste por un prejuicio antes de preguntar, diste por hecho que no podía y lo dejaste fuera.

Patricio: Sí, y me cuenta mi mamá que un día en una reunión, la directora de la escuela y la mamá de Jorge hablaron por mucho tiempo. Resulta que la mamá no dejaba que Jorge asistiera a la clase de educación física porque decía que las personas ciegas no podían tomar la clase.

Feferefe: ¡Qué mal! ¿Y qué dijo la directora?

Patricio: La directora le dijo a la mamá, que el no dejar que su hijo asistiera a algunas clases era discriminación, porque había forma de hacer actividades físicas con personas ciegas.

Feferefe: Ahí, por ejemplo, la mamá está discriminando a Jorge, pensando que lo está cuidando.

Patricio: Jorge le rogó y le rogó a su mamá que lo dejara tomar la clase. Un día, el maestro preparó una clase especial donde Jorge podía participar sin ponerse en riesgo. Así, la mamá de Jorge aceptó que asistiera a todas las clases, como cualquier otro niño.

Feferefe: ¡Ya sé! vamos a hacer un experimento. Vamos a jugar al Huesólogo.

Patricio: ¿Cómo es eso?

Feferefe: A buscar huellas de dinosaurios.

Patricio: Entonces es al paleontólogo.

Feferefe: No, es huesólogo, ¿Pues qué no encuentran huesos?

Patricio: Si, pero el nombre correcto es paleontólogo.

Feferefe: Entonces encontrarán palos, bueno, no importa. Vamos a poner una ruta de huesos y huellas de dinosaurio hasta llegar al esqueleto perdido del gran t-rex.

Fuente: https://cdn.pixabay.com/photo/2014/12/21/23/48/dinosaur-576072_1280.png)

Patricio: Qué interesante y divertido, ¡Vamos a jugar!

Feferefe: Solo que tú vas a hacer el papel de Jorge. No vas a ver nada.

Patricio: ¿Para qué?

Feferefe: Para que puedas vivir lo que pudo haber sentido tu compañero.

Patricio: Claro, eso será ponerme en su lugar.

Feferefe: Se le llama empatía. Voy a poner un camino de huellas y huesos de dinosaurio que vamos a seguir para llegar al esqueleto del gran t-rex.

Feferefe: Lo hizo sin ningún problema mientras Patricio dudaba y no lograba llegar muy lejos.

Feferefe: ¿Qué pasó? ya llegué al gran esqueleto y tú no has avanzado mucho.

Patricio: Es que sin ver es muy difícil.

Feferefe: Imagina lo que sentía tu compañero.

Patricio: Entonces no podía jugar.

Feferefe: Sabes podríamos poner una cuerda por el camino para que las personas que no ven puedan jugar y se diviertan, vamos a probar. Véndate los ojos de nuevo y que comience la aventura.

Patricio avanza tomando la cuerda con ayuda de Feferefe y llega a la meta

Patricio: Qué divertido. Así de divertidos eran los juegos que jugábamos con Jorge, y ahora que lo pienso, él también me ayudó mucho a trabajar mi empatía, a saber, qué se siente ponerme en los zapatos de otra persona y tratar de entender lo que siente.

Feferefe: La exclusión y la discriminación tiene que ver la mayoría de las veces con desconocimiento. Tú no sabías todo lo que sabes hoy, es como la historia de Matías.

Observa el video a partir del minuto 3:20 a 4:01, 5:01 a 6:05, 7:52 a 8:12, 10:35 a 11:20, 13:20 a 13:45, 14:22 a 15:12, si deseas verlo completo, adelante.

Matías en Salto mortal. 1:00 min.

Patricio: Bueno, menos mal que Ramón recapacitó y que ahora Nadia, él y Matías están en el mismo equipo.

Feferefe: ¿Quién no querría estar en el equipo de un acróbata cómo Matías? eso me recuerda a la historia de Fanny y Rolando, después de que maltrataron a Martino, en su clase de Educación Socioemocional tuvieron una plática.

Rolando: ¿Qué entendiste en la clase educación socioemocional?

Fanny: Creo que nosotros maltratamos y excluimos al marciano hace rato. Seguramente lo hicimos sentir muy mal.

Rolando: Sí, y ahora que lo entiendo, yo también me siento mal. Creo que nos preocupó mucho de dónde venía, y su aspecto.

Fanny: Y no le dimos oportunidad de jugar con nosotros, quizá hasta pudo habernos enseñado algunos juegos diferentes y divertidos que juegan en Marte.

Rolando: Vamos a buscarlo, le ofrecemos una disculpa y jugamos con él.

Fanny: ¡Si, vamos!

Feferefe: Después de eso, Martino, me dijo que todo se arregló y que ahora Fanny y Rolando son sus nuevos amigos.

Patricio: Todo arreglado, ¿Cómo se llama eso que se siente cuando no hay indignación?

Feferefe: Alegría, quizás.

Patricio: Sí, alegría.

Feferefe: Qué emoción poder ayudar a entender que las personas que son maltratadas, excluidas o discriminadas se les disminuyen sus oportunidades para desarrollarse y se afecta su bienestar emocional. Cuando no evitamos y corregimos esas acciones que discriminan, en nosotros y en quienes nos rodean, en cualquier momento nos puede tocar ser discriminados y ser afectados.

Patricio: Por eso debemos poner mucha atención para no cometer el error de maltratar, discriminar o excluir a alguien.

Feferefe: Ni por su aspecto físico, color de piel, forma de pensar o hablar, ni por el lugar de donde procede tampoco por alguna discapacidad. Así que el reto de esta semana será construir en una cartulina, una hoja o de alguna forma diferente una historia en la que ellos o alguna persona que conozcan se haya sentido discriminada y las emociones que surgieron de esto.

Patricio: Perfecto, Fefe. Gracias por ayudar a resolver el problema de Martino y por cooperar con todos para evitar la discriminación en nuestro país.

Cómo pudiste observar en el relato de Feferefe cuando alguien discrimina y maltrata, también pueden hacerle eso en algún momento de la vida. Por ello es importante tener empatía con todas las personas.

Apunta esta palabra en tu cuaderno, ya que es muy importante para aprender a evitar discriminar. EMPATIA.

Si te es posible consultar otros libros y comenta el tema de hoy con tu familia.

El Reto de Hoy:

El juego que realizo Feferefe y Patricio lo puedes jugar en casa con el cuidado debido y en compañía de un adulto. ¡Muy bien, véndate los ojos y ¡A jugar!

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.

Para saber más:

Lecturas

https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/533113/2o-Cuaderno-OK-PNCE.pdf

¿Tienes dudas de la clase?.

Haz una pregunta dando clic aquí

Deja un comentario