Portada » ¡Este cuento, lo cuento yo! – Artes Primero de Primaria

¡Este cuento, lo cuento yo! – Artes Primero de Primaria

Aprendizaje esperado: Propone una organización sencilla de sonidos o movimientos (música y baile) en la que utilices algunos elementos básicos de las artes.

Énfasis: Apreciaras presentaciones artísticas de cuentos clásicos y otros, para proponer sonidos y movimientos en creaciones propias.

¿Qué vamos a aprender?

Exploraras a partir de tus experiencias nuevas y ya conocidas, movimientos y sonidos como complemento de la acción lectora, dando paso a tu creatividad libre y artística.

¿Qué hacemos?

En esta sesión aprenderás de los cuentos clásicos, ¿Cuál es tu favorito? ¿Sobre qué temas te gusta más que traten los cuentos?

Para responder esas preguntas, una niña de primer año como tú de la Ciudad de México, te comparte el siguiente video, ella es Karen Abigail Alejo Pérez, de la escuela Año de Juárez en la alcaldía de Iztapalapa.

Observa el siguiente video que da respuesta a las preguntas anteriores.

  1. Video de Karen Abigail.

Seguramente a ti también te gusta que te lean cuentos en la noche, aunque esas no son las únicas formas de disfrutar los cuentos, por ejemplo, los que cuentan en el teatro o un cuentacuentos. ¿Alguna vez has visto o escuchado a un cuentacuentos?

Cualquiera que sea la forma en la que disfrutes de los cuentos es válida, lo importante es que no dejes de hacerlo, ya que son un recurso increíble para imaginar y viajar.

Como observaste en el video de Karen, propuso inventar una historia sobre perritos, su animal favorito, ¿Cómo se puede hacer?

Precisamente, ese es el objetivo de hoy, descubrir cómo inventar cuentos a través de los que ya conoces.

Tu imaginación te permitirá ir creando historias, a partir de lo que te gusta, lo que escuchas, lo que conoces, guíate de la propuesta de Karen.

Empieza por elegir, cómo se va a contar, piensa en un cuento que te guste mucho, ¿Cómo empieza? ¿Cómo es la historia? ¿Tiene rimas, es de misterio?

Para ayudarte, observa el siguiente video del artista Marco A. Esperanza que se llama “Cuéntame una canción”. Obsérvalo hasta el minuto 3:06 o si prefieres obsérvalo completo.

  1. Cuéntame una canción.

¡Qué fantástica idea! Seguro tienes una historia detrás de tu nombre, con la que podrías crear un maravilloso cuento.

Toma el ejemplo anterior para el cuento de los animales. Un cuento que también es canción, ¿Cómo le pondrías a tu protagonista de la historia?

Un ejemplo es el nombre de Luna.

Perfecto, observa como queda:

De noche entre los árboles

algo se asomaba

había un rayito

que fuerte iluminaba

unas orejitas

que en la noche se alzaban

me dio curiosidad

así que fui a buscar.

Qué será, qué será, lo voy a averiguar

me acerqué muy despacito

la luna iluminaba

una criatura que contenta me miraba

era una perrita de orejitas respingadas.

Cómo te ponemos

dije emocionada

qué será, qué será, lo voy a averiguar.

Estaba sentadita y paciente me esperaba

como era de noche y el rayo iluminaba

pensé en ponerle Luna

por tener fortuna

de encontrarnos, de mirarnos

y de (ahora) estar juntas.

https://libros.conaliteg.gob.mx/proni.html

Se creó un cuento, con historias propias, a partir de la canción que escuchaste, ¿Te gustaría usar otra cosa para hacer un cuento?

Observa tus calcetines.

¿Alguna vez te has puesto calcetines de pares distintos?

Pues creo que sí, alguna vez le ayudaste a tu mamá a hacer pares después de lavarlos y ¡zaz! Cuando te los pusiste, te diste cuenta de que traías uno de uno y otro de otro.

A veces, sin darte cuenta, haces combinaciones extrañas o desaparece un calcetín sin razón y usas otro.

Pero este simple hecho te puede dar una historia.

Para saber cómo crear una historia a partir de ello, observa el siguiente video llamado “19 calcetines” y es parte de la obra “Tarea interminable” de la compañía de teatro “Hombre bala”. Obsérvalo hasta el minuto 5:52 o si deseas obsérvalo completo.

  1. Tarea interminable.

Como observaste es una canción de lo que les sucede a 19 calcetines cuando emprenden un viaje en la lavadora desde la propia casa hasta un país lejano y cómo van desapareciendo poco a poco.

¡Ahora ya sabes a dónde se van los calcetines que no encuentras!

¡Imagínate! ¡Ser un calcetín y viajar por todo el mundo!

Gracias a la imaginación se le puede dar vida a todo lo que quieras y viajar por el mundo entero.

Otra manera para contar historias es siguiendo estos sencillos pasos.

Vas a observar y tocar lo que tiene alrededor, qué objetos hay, cómo se sienten, si son suaves o rugosos, si son grandes o pequeñitos. Vas a elegir uno.

Ya se te van ocurriendo mil historias ¿verdad? A manera de apoyo observa el siguiente video que te dará pistas sobre la siguiente actividad.

  1. La abeja.

Cuando estés listo, toma tu objeto y deja ir tu imaginación.

Ejemplo de historia.

Un astronauta o una astronauta emprenden un viaje a una galaxia desconocida, encuentran planetas que no tienen forma redonda y en donde viven unos extraterrestres muy amigables que le dan un recorrido por su casa.

Se dan cuenta que, a pesar de ser de lugares distintos, tienen muchas cosas en común.

Y colorín colorado este cuento se ha terminado.

Recuerda, se trata de que seas el creador de tus cuentos, a todos les gusta realizar cosas diferentes y de diferente forma.

Ahora, pon todos tus sentidos alerta, la atención se va a centrar en el oído, a lo que escuchas.

Esta actividad te va a permitir que explores con tu cuerpo, escucharás un cuento que te comparten los amigos de con Arte y vas a moverte conforme a la historia.

Puedes hacer ruido, agregar palabras, repetir frases, moverte con completa libertad.

¿Preparado? ¿Listo?

  1. La mariposa de papel.

La historia narra cómo un niño llamado Ocelotl junto con su abuelo escogen colores para dibujar una flor de cuatro pétalos en unas hojas de papel las cuales posteriormente se transformarán en un papalote.

Que emoción poder volar como un papalote, o poder ser el viento que sopla y sopla hasta levantar el vuelo como una pequeña hoja de árbol.

¡Qué emoción poder volar como un papalote! o poder ser el viento que sopla y sopla hasta levantar el vuelo como una pequeña hoja de un árbol, o por qué no, ¡Hasta un enorme avión!

Sólo es cuestión de dejarte llevar por lo que sientes, y como te decía anteriormente, las situaciones más cotidianas pueden servirte de inspiración.

Ahora mira la historia de Julio Serralde, un cuentacuentos extraordinario que sigue esta técnica corporal para darle vida a las palabras.

  1. Cuéntame un cuento.

Cuenta las peripecias que le suceden a Don Juan para poder llegar a su casa en el centro de Tlaxcala y llegar a tiempo para poder contarle un cuento a su hija.

¿Qué te pareció? ¿Te gustó?

¡Qué bueno que sí pudo llegar a casa! ¡Entre tantas peripecias que tuvo: el tráfico, el ventarrón, la lluvia y hasta un río de lluvia tuvo que librar! ¡Uff, hasta me cansé!

Y no puedes negar que lo cuenta de una forma maravillosa.

Como pudiste notarlo, no hay una forma específica de empezar y terminar un cuento, o de contarlo, sin embargo, ¿Te has fijado que los cuentos clásicos casi siempre inician con “Había una vez”?

Por último, observa las siguientes frases que te pueden ser útiles para iniciar tu cuento y convertirlo en un clásico, por ejemplo:

“Hace mucho, mucho tiempo…”

“Esta es la historia de…”

“En un lugar muy, pero muy lejano…”

¿Ya te había contado la historia de…?

En esta sesión aprendiste varias formas de crear y contar una historia. Ahora sabes que puede ser en canción, en rima, con objetos, con tu cuerpo, etcétera, pero siempre apoyado y guiado por tu imaginación: la herramienta más poderosa que tienes.

El Reto de Hoy:

No olvides crear tus historias y compartirlas con tu familia, o sus animales, seguro ellos también disfrutarán escuchar una historia.

Si te es posible consulta otros libros y comenta el tema de hoy con tu familia.

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.

Deja un comentario