Portada » Hablemos de discapacidad – Cuidado Cariñoso en Familia Ed. Inicial

Hablemos de discapacidad – Cuidado Cariñoso en Familia Ed. Inicial

Aprendizaje esperado: Concientizar a la población en general sobre temas de discapacidad y los derechos de las personas que viven con esta condición.

Énfasis: Definición de los diferentes tipos de discapacidad, lenguaje inclusivo y el derecho a una educación de calidad.

¿Qué vamos a aprender?

Hola, papás, mamás, cuidadores y cuidadoras. En esta sección se ha preparado información relevante para Ustedes que les auxilie en la crianza de sus hijas o hijos.

En esta sesión se tocará el tema sobre la educación inclusiva, y cómo se debe dirigir a las personas con discapacidad y cómo promover mejores procesos de aprendizaje

En el marco de la Educación Inclusiva, el modelo social de la discapacidad promueve e impulsa la necesidad de eliminar estereotipos, prejuicios y actos de discriminación que generan desigualdad y exclusión social.

Las concepciones predominantes de la discapacidad históricamente han sido la médica y la psicológica, prevalecía una noción esencialmente negativa y discriminadora, impulsando la idea del déficit para explicar el bajo rendimiento; de esta manera se contribuyó a individualizar los problemas de la discapacidad y dejar intactas las estructuras sociales y económicas.

Antes de la pandemia, cuando se asistía a las escuelas, se tenían casos donde llegaban alumnas y alumnos con discapacidad con diagnósticos médicos poco alentadores, en el que se dice que nunca hablarán, que tendrán dificultades para aprender, o situaciones similares que desmotivan a las madres y padres de familia, generando en ellos bajas expectativas en relación con el aprendizaje de sus hijas e hijos.

Es un impacto este tipo de diagnósticos, por ello la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad menciona que pueden acceder a una educación de calidad y gratuita en igualdad de condiciones con los demás. Entonces, ¿cuál es la postura de la escuela con estos estudiantes? ¿de qué manera orientan a las madres y padres de familia para garantizar el derecho a la educación?

Una de las bases de la educación inclusiva es el Modelo Social de la Discapacidad, como un concepto resultado de la interacción entre la deficiencia de una persona y los obstáculos impuestos por la sociedad, los cuales impiden su participación en la misma. Cuantos más obstáculos hay físicos, actitudinales, discriminatorios y para el aprendizaje y la participación más “discapacitada” hacemos a una persona.

Cuando una alumna o alumno con discapacidad es inscrito en la escuela, se valora los contextos donde se desarrolla su proyecto de vida, por ejemplo: si la o el alumno es Sordo, no puede escuchar, eso es cierto; pero se pueden enfocar en que puede comunicarse con las personas, a través de la Lengua de Señas, entonces se promueve la enseñanza mediante esta lengua, la cual resultará accesible.

En cambio, desde una mirada médica, la o el alumno debe aprender primero a escuchar a través de sus auxiliares auditivos o implante coclear, aprender a leer los labios, aprender a hablar y hasta que esto pase, podrá acceder a una educación. La mirada se centra en subsanar las limitaciones.

La importancia de trascender de la mirada de la discapacidad como una tragedia personal inherente a los sujetos para resituarla en las diversas barreras que enfrentan en los contextos: económicos, políticos y sociales, las cuales acentúan las “deficiencias” y las convierten en “discapacidad”. Una persona con discapacidad motriz, usuaria de una silla de ruedas no podrá ingresar a un edificio si sólo existen escaleras para entrar, eso es una barrera para ellos; en cambio, si existiera una rampa, podría acceder sin ninguna dificultad.

Ya ejemplificamos dos casos con distintas discapacidades, pero minimizando las barreras para el aprendizaje y la participación. Cuando no existen barreras o éstas se disminuyen o eliminan, se abre un amplio abanico de posibilidades para la participación de las personas con discapacidad en igualdad de condiciones.

Para brindar una educación de calidad a niñas, niños y adolescentes con discapacidad, se requiere observarlos y entenderlos desde un ángulo distinto, recuerden que la escuela educa independientemente de las condiciones físicas, intelectuales, sociales, emocionales o lingüísticas.

Las barreras se pueden minimizar a partir de reformular la discapacidad como un tema para sensibilizar a la sociedad y aspirar a interacciones más respetuosas, incorporar el principio de igualdad y no discriminación se considera una condición de transversalidad la construcción de un lenguaje incluyente, que visibilice y nombre de manera adecuada.

Al principio de las sesiones de Educación Especial casi todas las personas se cuestionaban, y muchas veces, no sabían cómo dirigirse a ellos debido a que se piensa que se pueden ofender o que se está cometiendo un acto de discriminación cuando se les dice “sordito”, “el cieguito” o la persona que no ve.

En diversos medios siempre se escucha frases como: capacidades diferentes, minusválidos, que sufren o padecen discapacidad, aunque ya es en menos lugares.

¿Pero cuál es la forma correcta para referirse cuando se habla de personas con discapacidad?

La forma correcta para referirse a las personas con distintas discapacidades ha cambiado a lo largo de la historia.

Desde la Convención Internacional de las Personas con Discapacidad de la ONU se dispuso que el término para referirse a este grupo es “Personas con discapacidad”, ya que con esta referencia se incorpora esta mirada social a la que en un inicio de esta sesión se mencionaba.

Es decir que cuando se habla de discapacidad deben poner énfasis en la persona y no en el uso de etiquetas genéricas por ejemplo “Persona con trastorno del espectro autista”, “Persona sorda” a diferencia de “el autista” o “el sordo” es importante el evitar los diminutivos.

Lo correcto es anteponer la palabra “persona” para hablar en general de las personas con discapacidad o es una persona sorda o una persona ciega si se quiere especificar el tipo de discapacidad. Con mucha frecuencia se les dicen: “personas con capacidades diferentes”, la cual tampoco es una expresión correcta

Ya que no representa a las personas con discapacidad, no cuenta con fundamento o base etimológica, médica, académica, o de ningún tipo que lo sustente. El término tiene varios significados como aptitud, talento, cualidad que dispone alguien para el buen ejercicio de algo.

Todas las personas cuentan con cualidades únicas y diferentes a otra, por lo que el término aludido califica a cualquier persona, tenga o no una discapacidad

Para concluir con esta sesión, observa el siguiente video elaborado por la USAER 110 de Coahuila donde resumen estos conceptos que se acaban de conocer.

  1. USAER 110 de Coahuila

Es importante que todos tengan claridad en cómo se dirigen a las personas con discapacidad dando un giro de ciento ochenta grados dejando atrás políticas y tratos con un carácter asistencial para constituirse en sujetos de derecho

Se debe reflexionar sobre los problemas, que son muchos, que enfrentan las personas con discapacidad a la hora del ejercicio de sus derechos son consecuencia del modo en que se encuentra diseñada y construida la sociedad.

De que las causas que originan la discapacidad son mayoritariamente sociales, y, por lo tanto, las soluciones deben dirigirse hacia la sociedad y no hacia la persona, como sucede con frecuencia.

Dependerá de muchos factores, pero en la escuela se debe de ofrecer a las alumnas y alumnos ambientes alfabetizadores, probablemente el alumno no podrá leer por sí solo una novela romántica, pero podrá reconocer cuál es el letrero del camión que debe tomar para trasladarse de la escuela a su casa sin compañía de un adulto; será capaz entonces de realizar actos de lectura.

Es importante dejar en el pasado la idea de que las personas con discapacidad son una minoría social a las que hay que ofrecer servicios asistenciales.

Es una oportunidad de transitar hacia una cultura que valora la diferencia y la promueve como base del enriquecimiento personal y social.

Los invitamos a que también reflexionen al respecto, y si quieren compartirlas con nosotros pueden enviarlas al correo [email protected] y [email protected] para que nos hagan llegar sus sugerencias y comentarios.

Deja un comentario