Portada » Informes organizados – Lenguaje Tercero de Secundaria

Informes organizados – Lenguaje Tercero de Secundaria

Aprendizaje esperado: Elabora informes de experimentos científicos utilizando adecuadamente el vocabulario técnico, los tiempos verbales y la concordancia sintáctica.

Énfasis: Identificar y organizar información en informes.

¿Qué vamos a aprender?

En esta sesión localizarás las ideas principales y secundarias en un texto, conocerás las expresiones que jerarquizan información, y te darás cuenta que la ortografía y puntuación juegan un papel decisivo.

Se te sugiere tomar nota de tus dudas. Los materiales que necesitarás son tu cuaderno, lápiz o bolígrafo y tu libro de texto.

Recuerda que todo lo que aprendas es para reforzar tu conocimiento, así que las dudas, inquietudes o dificultades que surjan durante el planteamiento del contenido, las podrás resolver al momento de consultar tu libro de texto y revisar tus apuntes.

¿Qué hacemos?

Lee el siguiente texto:

Con lo anterior observamos la formación de cristales. Pero ahora no estarán formados por átomos con cargas positivas y negativas (iones) de forma esférica, como pequeñas bolitas. Los cristales de naftalina (naftaleno para los químicos) están formados por moléculas, que son, en este caso, una agrupación de átomos de formando un doble anillo, con átomos de hidrógeno (unidos a algunos carbonos.

Los gases comunes también pueden convertirse en líquidos. Si el aire común se comprime y enfría lo suficiente…

¿Entiendes lo que estás leyendo?

Seguramente no encontraste la relación, y esto se debe a que la información está desordenada.

Pero se puede, de una forma sencilla, organizar la información, para que sea entendible.

Escucha la duda de Luna:

  1. Luna duda

Lo que le sucede a Luna es algo común a la hora de resolver el examen para ingreso a bachillerato.

Al realizar una lectura, como las que vienen justamente en ese tipo de exámenes, lo primero que debes hacer es identificar el tema y la idea principal o idea central.

Observa el siguiente video del inicio al minuto 01:51.

  1. Buscar las ideas principales en un texto

En resumen, las ideas principales son las que el autor del texto quiere decir de un tema.

Revisa ahora la lectura que es la base para unos reactivos de habilidad verbal o comprensión lectora para ser precisos, que es uno de los aspectos de habilidad verbal, y que es la duda que comentaba Luna.

El texto debe iniciar con el título “Sólido, líquido, gaseoso”, que además está indicando el tema, menciona de los estados en que está prácticamente todo lo que existe a tu alrededor.

Sólido, líquido, gaseoso

Todas las sustancias comunes se encuentran en alguno de esos tres estados: sólido, como un trozo de madera, un cubito de hielo o una piedra; líquido, como el agua y el alcohol; y gaseoso, como el aire (que es principalmente una mezcla de dos gases, oxígeno y nitrógeno), el gas que usamos para cocinar y el anhídrido carbónico (que le da las burbujas a las bebidas gaseosas).

Este párrafo da la introducción al tema, continua con el texto.

Las sustancias puras pueden pasar de un estado al otro, según la temperatura. Si ponemos unos cubos de hielo (agua sólida) en una olla y los calentamos, se funden (pasan a agua líquida) y, finalmente, el agua hierve y se evapora (pasa a vapor de agua, un gas). Si ponemos una cuchara fría sobre el vapor de agua, esta condensará nuevamente a agua líquida.

Recuerda que la introducción puede ser más de un párrafo.

El planteamiento te lleva de una idea general a una particular.

Algunas sustancias pueden pasar directamente del sólido al gas, sin pasar por el líquido, a esto se le llama sublimación. Para ver ese fenómeno, hagamos el siguiente experimento.

Cómo puedes darte cuenta el primero mostró el panorama general, después una idea secundaria y luego hace una precisión.

El párrafo termina mencionando “hagamos el siguiente experimento”, por lo que lógicamente sigue este otro.

Primero colocamos en un frasco de vidrio una bolita de naftalina (la que se usa para combatir las polillas), posteriormente tapamos el frasco y lo calentamos en una ollita con un poco de agua, lo que se conoce como baño María; en seguida, y cuando el agua esté suficientemente caliente (unos 80ºC), ponemos un paño humedecido con agua para enfriar la parte superior del frasco, manteniendo así durante 5 o 10 minutos. Veremos que en la parte fría del frasco se habrán formado cristalitos brillantes de naftalina, como pequeñas hojitas.

Ya estás con el inicio del procedimiento, y hay una palabra muy importante, “primero”, que está indicando un orden.

El párrafo concluye mencionando de que se formaron unos cristales.

Con lo anterior observamos la formación de cristales. Pero ahora no estarán formados por átomos con cargas positivas y negativas (iones) de forma esférica, como pequeñas bolitas. Los cristales de naftalina (naftaleno para los químicos) están formados por moléculas, que son en este caso, una agrupación de átomos de carbono formando un doble anillo, con átomos de hidrógeno unidos a algunos carbonos.

De hecho, la frase “con lo anterior” y el texto siguiente permiten observar que sigues hablando del procedimiento del experimento científico.

Cuando calentamos la bolita de naftalina, muchas de estas moléculas salen volando y forman un gas, que se mezcla con el aire del frasco, pero en cuanto tienen la oportunidad y encuentran una pared más fría en el frasco, esas moléculas se unen nuevamente entre sí para formar la naftalina sólida, sin pasar por el líquido.

Solo falta la conclusión donde explica el uso que el proceso tiene en el sector hospitalario.

Los gases comunes también pueden convertirse en líquidos. Si el aire común se comprime y enfría lo suficiente -a unos 200 grados bajo cero- pasa al estado líquido. En la industria se hace eso para luego separar el oxígeno del nitrógeno y, a continuación, cada uno de esos componentes, otra vez como gases a temperatura ambiente, se envasa en cilindros de acero, como es el caso del oxígeno que se utiliza en los hospitales.

Como puedes darte cuenta, se organizó un texto fragmentado y se usó por un lado la lógica, pero por otro, se ocuparon aspectos que debes considerar.

De acuerdo con el video aprendiste que la idea principal se refiere a lo más importante que el autor trata de expresar en el tema.

Algo muy relevante, es que esa idea principal puede aparecer en cualquier parte del texto, a esto se le llama “forma explícita”, o bien puede estar “implícita” en él, es decir que no esté escrita, pero puedes entenderla.

Para detectar la idea principal puedes aplicar las siguientes reglas:

1. Regla de omisión o supresión; consiste en eliminar la información que se repite y es superficial.

2. Regla de sustitución; aquí se integran conjuntos de conceptos o hechos específicos en conceptos generales.

3. Regla de selección; para ello debes identificar la idea explícita.

4. Regla de elaboración; es decir que construirás o generarás la idea principal a partir de lo que menciona el tema.

Las ideas secundarias se encargan de sustentar a la idea principal y las que se derivan de ella. Sin idea principal no pueden existir las secundarias, del mismo modo que éstas explican la razón de ser de la base del texto.

Con ayuda de las ideas secundarias, el autor hace más entendible y claro su texto para el lector, de tal manera que la idea principal es ampliada a partir de ellas.

Aportan distintas visiones y perspectivas para mejorar la comprensión del lector.

Por lo tanto, a pesar de su importancia sólo tienen sentido si la idea principal está bien definida, en caso contrario no aportará nada al texto planteado por el autor y dificultará la comprensión del receptor.

Entonces el tema de la lectura que leíste es el cambio a diversos estados de las sustancias.

Y la idea principal, que también sería la hipótesis por demostrar, está escrita textualmente.

Algunas sustancias pueden pasar directamente del sólido al gas, sin pasar por el líquido, a esto se le llama sublimación.

Pero podrías modificar el título “Proceso de sublimación”.

Y la hipótesis a demostrar sería “existen algunas sustancias que pueden pasar directamente del estado sólido al gaseoso, sin pasar por el líquido”.

Ahora observa un reactivo referente a la lectura, el planteamiento dice:

En el párrafo 2, ¿cuál es la idea central?

Y tienes 4 opciones, también llamadas distractores, marcadas por incisos.

A) La ejemplificación de los tres estados de la materia.

B) La ejemplificación de los cambios de estado de la materia.

C) La ejemplificación de la sublimación.

D) No aparece la idea central.

Puedes utilizar un criterio de discriminación, es decir, decide qué respuesta no es la correcta y la razón, esto te ayudará a comprender cómo enfrentar estos reactivos.

La primera que se desecha es la “C”, y la razón es que, de la sublimación, el texto empieza a hablar hasta el tercer párrafo.

Ahora observa la “A”, los ejemplos de los tres estados están en el primer párrafo.

Y finalmente la “D”, que puedes observar que está descartada, ya que sí aparece y obviamente está en la “B”, “La ejemplificación de los cambios de estado de la materia”.

El texto menciona “Si ponemos unos cubos de hielo (agua sólida) en una olla y los calentamos, se funden (pasan a agua líquida) y, finalmente, el agua hierve y se evapora (pasa a vapor de agua, un gas)”.

Esta forma fue clara para llegar a la respuesta.

Continúa con otro reactivo.

¿Qué propósito tiene el experimento que se plantea en el texto?

Y las opciones son:

A) Conocer lo que sucede cuando aplicamos calor a la naftalina.

B) Conocer el fenómeno de la sublimación.

C) Observar la formación de cristales de naftalina.

D) Observar las moléculas que forman los cristales.

El texto dice claramente “…a esto se le llama sublimación. Para ver ese fenómeno, hagamos el siguiente experimento”.

Entonces la respuesta correcta es:

B) Conocer el fenómeno de la sublimación.

Como pudiste observar revisaste un texto relacionado con un experimento científico y de ahí se desprenden reactivos.

Es importante que tengas en cuenta lo siguiente:

Primero retomar la importancia de identificar las ideas principales y secundarias. También que existen expresiones que jerarquizan información. Esto se refiere al orden de los elementos dependiendo de su valor, ya sea de forma ascendente o descendente.

En la escritura para poder lograr esto se utilizan distintas expresiones, por ejemplo, “la razón más importante” o “primero” como leíste en el ejemplo, y así sucesivamente, otras expresiones pueden ser:

En primer lugar.

En cuanto.

A continuación.

Otra razón por la que.

También.

Así mismo.

Después.

Es decir.

Por ejemplo.

Finalmente.

Terminando.

Por último.

Éstos determinarán si estás dando inicio al texto, o se le da continuidad, o bien si procederás a un ejemplo para clarificar, o si de plano estás finalizando.

Justamente, al revisar un informe de experimento científico, debes identificarlas pues te indicarán el proceso.

De hecho, en el texto estaba la expresión “primero”.

Ahora para reafirmar lo anterior realiza el ejemplo de un reactivo en el que debes jerarquizar la información.

Elije la opción que organiza de manera adecuada la información.

  1. Primero colocamos en un frasco de vidrio una bolita de naftalina y tapamos el frasco, posteriormente lo pusimos a baño María hasta alcanzar unos 80°C, pusimos un paño humedecido.
  2. Colocamos en un frasco de vidrio una bolita de naftalina y a continuación tapamos el frasco, lo pusimos a baño María hasta alcanzar unos 80°C y al último pusimos un paño humedecido.
  3. Primero colocamos en un frasco de vidrio una bolita de naftalina, después tapamos el frasco, posteriormente lo pusimos a baño María hasta alcanzar unos 80°C y finalmente pusimos un paño humedecido.
  4. En un frasco de vidrio colocamos una bolita de naftalina, posteriormente lo pusimos a baño María, hasta alcanzar unos 80°C y a continuación tapamos el frasco, después pusimos un paño humedecido.

Cómo puedes darte cuenta, las cuatro opciones son muy parecidas, empezando por que dos empiezan igual, pero si lees con sumo cuidado puedes observar que en el inciso “d” no es lógico el proceso, por lo tanto, la descartas.

La opción “a”, no obstante que da pauta de un inicio, la clave para descartar esa opción es que no se concluye el proceso. Así que te quedan dos opciones y la respuesta correcta es la que tiene las expresiones, primero, después, posteriormente y finalmente. Entonces es la opción “c”.

¿De qué otra manera redactarías este texto?

“En primer lugar, se colocó una bolita de naftalina al interior del frasco de vidrio con tapa.

A continuación, fue elevada su temperatura a baño María.

Cuando el agua llegó a los 80ºC, se colocó un paño humedecido, en la parte superior del frasco, para enfriarlo”.

Incluso estás haciendo uso de la construcción impersonal y la pasiva, aparte de incorporar oraciones complejas.

Por ejemplo: “se colocó un paño humedecido, en la parte superior del frasco, para enfriarlo”.

En este caso se colocó una oración que explicara el proceso, que fue “se colocó un paño humedecido para enfriarlo”.

Esa es una oración compleja, que incluso podría brindar más información para que todo sea entendido. Se trata de una subordinada.

Recuerda que las oraciones subordinadas, son oraciones donde hay una relación de dependencia, si no hay una oración principal la subordinada carece de sentido.

En el ejemplo la subordinada es “para enfriarlo”. Si únicamente lees esa oración te preguntarás ¿qué es lo que pasa antes?, porque la información no está completa.

Entonces tienes una oración principal y una subordinada.

Los signos de puntuación son muy importantes y también apoyan a la jerarquización de la información.

El uso de la puntuación depende de múltiples cuestiones, incluyendo el estilo personal del autor del texto.

Independientemente del estilo, es indispensable respetar ciertos principios para que los textos sean coherentes, claros y comprendidos por los lectores.

Entre los principios básicos de puntuación se encuentran:

-El punto final se coloca al final de un enunciado para cerrarlo.

-La coma, además de permitir el establecimiento de una enumeración, sirve para determinar una aclaración.

-Los dos puntos se deben utilizar para introducir ciertas palabras o citas textuales de alguien.

-El punto y coma, por su parte, se emplea para permitir una enumeración en la que, a su vez, se incluyen comas.

-Las comillas se deben usar para citas textuales, destacar una palabra en otro idioma, indicar el sentido irónico de un término, hacer hincapié en una expresión.

-Los paréntesis, tienen como función intercalar un texto dentro de otro o bien realizar una aclaración determinada.

Observa el siguiente ejemplo.

Elige la opción en la que la puntuación es correcta.

  1. Algunas sustancias pueden pasar directamente del sólido al gas, sin pasar por el líquido, a esto se le llama sublimación. Para ver ese fenómeno, hagamos el siguiente experimento.
  2. Algunas sustancias, pueden pasar directamente del sólido al gas sin pasar por el líquido, a esto se le llama sublimación; para ver ese fenómeno, hagamos el siguiente experimento.
  3. Algunas sustancias pueden pasar directamente del sólido al gas, sin pasar, por el líquido, a esto se le llama. Sublimación. Para ver ese fenómeno hagamos el siguiente experimento.
  4. Algunas sustancias pueden pasar directamente del sólido al gas, sin pasar por el líquido, a esto, se le llama sublimación. Para ver ese fenómeno hagamos, el siguiente experimento.

Lee con mucha atención cada una de las opciones.

Debes hacer una lectura cuidadosa, ya que, si el lees rápido, las cuatro opciones son casi iguales.

La opción “A” es la correcta, pues las comas que se usan en el primer enunciado aclaran la idea de lo que es el fenómeno de la “sublimación” y después tiene un punto y seguido está separando el primer enunciado y se complementa la idea que se trabaja en ese párrafo.

Cómo pudiste darte cuenta a lo largo de la sesión, localizar las ideas principales y secundarias es una tarea que te ayudará a comprender un texto, de la misma forma conocer las expresiones que jerarquizan información, y darte cuenta que la ortografía y puntuación juegan un papel decisivo en la redacción, complementa las herramientas para organizar o identificar si ese texto está organizado.

El Reto de Hoy:

Realiza exámenes de simulación para el ingreso a bachillerato. Las TIC te ofrecen varias opciones. O bien acércate a tus maestras y maestros, resuelve los reactivos, analiza las respuestas y si existiera aún alguna duda busca el apoyo necesario.

Hacerlo hará la diferencia ante el reto que tendrás, muy pronto.

Recuerda que en esta sesión te percataste que debes Identificar y organizar información, y que gracias a ello al Elaborar informes de experimentos científicos utilizando adecuadamente el vocabulario técnico, los tiempos verbales y la concordancia sintáctica, mejorará tu redacción, tu vocabulario y tu conocimiento.

Se te sugiere que para reafirmar lo que aprendiste en esta sesión localices en tus libros de texto el aprendizaje esperado, esto con la finalidad de que cuentes con más elementos y puedas identificar y organizar información.

De la misma forma, revisa guías para el ingreso a bachillerato, ya sea en formato físico o digital, registra las dudas que tengas y solicita apoyo a los docentes de tu escuela.

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.

Deja un comentario