Aprendizaje esperado: Desarrollar la curiosidad, la exploración, la imaginación y la creatividad.

Énfasis: Generar espacios y ambientes que promuevan la exploración de diversos sonidos y que permitan el reconocimiento, la apreciación de sus propios sonidos.

Consideraciones: Usar niñas, niños, bebés, madres, padres y cuidadores.

¿Qué vamos a aprender?

Hola, papás, mamás, cuidadores y cuidadoras. En esta sección se ha preparado información relevante para Ustedes que les auxilie en la crianza de sus hijas o hijos.

La Educación Inicial es el servicio educativo que se brinda a niñas y niños menores de tres años de edad, con el propósito de potencializar su desarrollo integral y armónico en un ambiente rico en experiencias formativas, educativas y afectivas, lo que les permitirá adquirir habilidades, hábitos, valores, así como desarrollar su autonomía, creatividad y actitudes necesarias en su desempeño personal y social.

La información que se compartirá en esta sesión retoma algunas ideas en el Programa de Educación Inicial Guía para madres y padres de familia “El arte y el juego: acompañantes para una crianza amorosa” Sino la tienen, no se preocupen, la pueden encontrar en la página de Plan y programas de estudio de la Secretaría de Educación Pública, en el apartado de materiales de Educación Inicial:

https://www.planyprogramasdestudio.sep.gob.mx/descargables/biblioteca/inicial/arteyjuego/1Guia-Arte-y-Juego.pdf

Recuerde que el juego es tan vital como la leche materna o las palabras. Es la experiencia de conocimiento más importante para las niñas y niños. Es el territorio de la ilusión donde todo puede transformarse.

Arrastrar una silla, meterse debajo de las mesas y armar cuevas secretas, transformar la cama en una guarida son juegos llenos de sentidos para los niños. También en la naturaleza hay muchos materiales para el juego infantil: la arena, el barro, las hojas que caen de los árboles, el agua, todos ellos son elementos muy interesantes para las y los niños pequeños, en los cuales se encuentran oportunidades para la exploración y la creación, y de esta forma disminuir un poco el uso de los aparatos electrónicos en casa.

Cada adulto habrá observado cómo las niñas y los niños son capaces de convertir cualquier objeto de la vida cotidiana en un juguete: un carrete de hilo se hace carrito rápidamente y va y viene de un lado para otro; un vaso se convierte en corneta; una silla en caballo y, por qué no, en una cueva si se pone encima una sábana. Cualquier objeto es un juguete y se puede hacer diversos sonidos con ellos. pero ¿por qué nos gustaba tanto jugar con los sonidos?

El camino de apreciar los sonidos comienza mucho antes del nacimiento. Los sonidos acompañan al bebé desde la gestación, a las 20 semanas tiene desarrollado su sistema auditivo, lo que le permite comenzar a procesar parte de los sonidos que se filtran por medio del líquido amniótico, el bebé se la pasa en vigilia procesando esos especiales sonidos lingüísticos, junto con los de la voz de la madre.

Las niñas y los niños pequeños tratan de producir sonidos casi todo el tiempo, están detrás del sonido y el silencio, si observan a los bebés, identificarán que casi todo lo que encuentran lo sacuden, esperando un sonido. Entonces el bebé trae desde antes de nacer experiencias muy ricas, ya que con los sonidos de la voz de la madre provee todos estos conocimientos sobre el mundo que lo rodea.

Los juegos de percusión son muy útiles para adentrarse al ritmo. Para muestra de ellos canten y bailen la siguiente canción: “Hola, hola”.

CANCIÓN HOLA, HOLA.

Hola, hola con las manos, (aplaudir)

Hola, hola con los pies, (marchar haciéndolos sonar en el suelo)

Hola, hola con la boca, (hacer sonidos con la boca tirando besos)

Con la boca otra vez. (Realizar o través sonido con la boca, pero esta vez chasqueando la lengua con el paladar)

Hola, hola con los dedos, (realizar chasquidos con los dedos)

Con el pecho, aquí voy. (Golpear el pecho realizando sonido alternando con las manos abiertas)

Y después de saludarnos,

Prometemos todos ser buenos amigos hoy, ser buenos amigos hoy. (Realizar marcha, sonreír y alzar los brazos)

También hay canciones pequeñas de repetición, hechas a la medida del vínculo corporal y del lenguaje con los bebés, por ejemplo: Ahí viene la viejita, cargando su leñita, le agarra un aguacero y se mete a su cuevita. Estas canciones-poemas aparentemente muy simples, que ocupan como escenario el cuerpo del niño y lo llenan de cosquillas tras una expectativa creciente, son imprescindibles en la experiencia poética temprana.

Como la de juego y memoria: Debajo de un botón – ton – ton, que encontró Martín – tin – tin, había un ratón – ton – ton, hay que chiquitín – tin – tin.

Son canciones tradicionales que las cantaron las madres, padres y abuelos. Pero los sonidos no solo se encuentran en los instrumentos musicales o en los cantos, sino al salir al parque para escuchar los pájaros, la lluvia, los truenos, el ruido de los pies al correr, los ladridos de los perros, todos estos sonidos ayudan a las niñas y los niños a percibir el mundo que les rodea.

Las niñas y niños utilizan diversos objetos para reproducir sonidos como: palanganas, recipientes plásticos, latas, cajas y sonajas, porque los juegos sonoros son una forma de juego que alienta a los niños a crecer más plenos, creativos y sensibles, que promueven la diversidad.

Observa el siguiente video, en el que una familia, sobre su experiencia con este tipo de juegos.

  1. Preferencia de juego con materiales desestructurados como: latas, cajas.

Las niñas y los niños prefieren jugar y percutir sonidos con materiales desestructurados y cotidianos. En el video cómo se involucraron ambos padres en este juego. Así como este papá que elaboró los materiales, los papás en casa pueden apoyar el juego de sus hijas e hijos y pasar tiempo de calidad con ellos.

Los bebés también percuten sonidos si se pone a su disposición no solo tambores sino también maracas con distintos rellenos, que les permitan concentrarse en las diferencias sonoras.

Hay semillas que suenan muy suave, los frijoles son más intensos, el arroz apenas produce un susurro.

Con los siguientes materiales a los niños además de solo descubrir las propiedades de los objetos, también los relacionan con su vida cotidiana, construyendo de esta manera sus conocimientos.

Materiales:

  • Botella con arroz
  • Botella con frijol
  • Botellas con otras semillas
  • Agua para trasvasar
  • Vaso de vidrio
  • Cuchara de metal

Para resaltar la importancia de los juegos con sonidos en donde el cuerpo es el principal protagonista y una forma de expresión, observen el siguiente video, desde el comienzo hasta el 1:18 minuto.

  1. “Vitamina sé: especial en tu día: seguir unos pasos de baile con sonido”.

Alas y raíces

Que sencillos sonidos habituales para jugar con las y los niños en casa y así detonar la creatividad y la imaginación, de modo que el adulto debe estar disponible a ofrecer estos espacios que le brinden a su hija o hijo, experiencias divertidas que sean atractivas para ellos.

Pueden jugar con los sonidos de manera muy divertida, y para conocer algunas otras formas de producir sonidos con el cuerpo, observen el siguiente video, hasta el 0:51 segundo.

  1. “Música en mi cuerpo”

Ahora los padres de familia van a contar con más elementos para jugar con sus hijos, que emocionante para las y los niños. Una manera distinta de jugar con sus hijas e hijos, lo podemos ver en la siguiente estrategia “Descubriendo sonidos con animales de la granja” hasta el minuto 3:45min)

  1. Descubriendo sonidos con 20 animales de la granja

Esta estrategia es una excelente opción para realizar en casa, incluyendo a todos los miembros de la familia. Además, que pueden variar el material utilizando lo que tengan en casa, así como diferentes sonidos de otros animales o incluso sonidos de la naturaleza.

Otra sugerencia para jugar con sus hijas e hijos, es a través de los cuentos, pues son portadores de historias, de palabras, sonidos y de imágenes maravillosas. Si a una niña o niño se le lee un cuento acurrucados en el regazo de sus padres, las palabras ingresan de otro modo, no solo por el canal auditivo. El regazo y la ternura de la voz permiten abrir los sentimientos, intensifican la curiosidad y la atención. Debido a su importancia les proponemos el siguiente reto que será contar un cuento y ambientarlo con elementos sonoros disponibles en casa, incluso el propio cuerpo.

Ideas para ambientar su cuento pueden ser los siguientes:

  • Piedritas o castañas en una red o bolsa
  • Una rama con hojas
  • Hojas de árbol
  • Caja con ligas a modo de guitarra
  • Tambor
  • Cubeta pequeña de plástico (para usar también como tambor)
  • Agua para trasvasar o palo de lluvia.
  • Armónica
  • Flauta
  • Manguera

Lo principal de este reto es que jueguen con los sonidos no solo implica percutir objetos, sino también modular la voz, de manera aguda como lo hace mamá o grave como lo hace papá.

También es importante tomar en cuenta los sonidos del cuerpo y movimiento, los gestos, la expresión, la entonación, el volumen, ritmo y emoción que transmite al narrar el cuento. El movimiento y las palabras vivas producen en el niño sensaciones y emociones, que le causan placer, lo hacen reír, al tiempo que lo sumergen en la sonoridad de la lengua materna.

Una sugerencia es que todos los días narren a su hija o hijo un cuento antes de dormir, a la hora de jugar; que los libros estén disponibles en la casa como los juguetes, las caricias o la comida. El alma de los niños necesita nutrirse tanto de versos e historias como de alimentos.

Si tienen dudas o necesitan ayuda para realizar las actividades propuestas o alguna sugerencia y quieren compartirlas con nosotros pueden enviarlas al correo [email protected]

¿Tienes dudas de la clase?

Haz una pregunta dando clic aquí

Deja un comentario

Deja un comentario