Portada » La Conquista I – Historia Segundo de Secundaria

La Conquista I – Historia Segundo de Secundaria

Aprendizaje esperado: Identifica las características del proceso de conquista militar en otras regiones del México antiguo. Conoce la manera en que algunos grupos indígenas resistieron y cómo los conquistadores lograron imponer su dominio.

Énfasis: Conocer las culturas y pueblos más allá de Tenochtitlan. Identificar otros procesos de la Conquista.

¿Qué vamos a aprender?

Profundizarás en la Conquista y algunas culturas más allá de Tenochtitlan. En esta sesión, te centrarás en cómo inició la colonización del occidente y sur de nuestro actual territorio, en las siguientes sesiones ahondarás en el norte con los chichimecas y el sureste con los mayas.

¿Qué hacemos?

Para iniciar, lee el siguiente fragmento del artículo “Las conquistas después de la Conquista” del historiador Misael Chavoya Cruz.

La búsqueda de “la Mar del Sur”, con el fin de encontrar un paso a las Indias Orientales, fue uno de los motivos de expansión hacia el sur por los españoles […] en las expediciones hacia el actual estado de Guerrero […] muy pronto se descubrieron los yacimientos de plata en la región de Taxco y, en 1523 los europeos fueron conducidos a Acapulco, en donde fundaron el asentamiento español de Villa Fuerte.

A mediados de 1522, Cristóbal de Olid salió rumbo a tierras purépechas […] con un ejército de cerca de 200 hombres, en su mayoría indios tlaxcaltecas y matlatzincas […]. De Olid entró a la Tzintzuntzan sin problemas, en donde fue recibido amistosamente. Durante los siguientes meses se dedicaron a reunir oro, plata, textiles y otros materiales que fueron obteniendo del saqueo de templos y tumbas de los antiguos gobernantes […] Cristóbal de Olid continuó su camino hacia occidente en donde su ejército se enfrentó con indios en Colima y fue derrotado.

Años más tarde, en 1529 la expansión europea hacia el occidente se reinició con Nuño de Guzmán […] Entre 1537 y 1542, las consecuencias de la guerra y el maltrato constante hacia la población esclavizada de occidente detonaron el levantamiento indio que inició la guerra del Mixtón, entre los Altos de Jalisco, el sur de Zacatecas y el poniente de Aguascalientes. Esto fue el inicio de medio siglo de resistencia de los caxcanes, zacatecos, tecuexes y otros grupos norteños ante el dominio español […] El avance vino después hacia la Gran Chichimeca, en donde se libró una guerra de exterminio que finalizó con el siglo XVI.

Por otra parte, la conquista del Mayab —región donde habitaban numerosos grupos étnicos, comprendida en los actuales estados de Yucatán, Campeche y Quintana Roo; así como los territorios de Guatemala, Belice, Honduras y El Salvador— fue un proceso que inició antes de la llegada de los europeos al centro de México y se prolongó hasta finales del siglo XVII.

Entre 1527 y 1546, Francisco de Montejo y su hijo, con el mismo nombre, encabezaron la conquista de Yucatán, Quintana Roo y Campeche con el derecho otorgado por el Rey, pero enfrentaron fuertes complicaciones por la resistencia india y por las condiciones climáticas de la península a las que no estaban acostumbrados los europeos […] En 1528 Diego de Mazariegos lideró el proceso de conquista y colonización del territorio de Chiapas con el otorgamiento de encomiendas a los conquistadores europeos que llegaron con él y el sometimiento de la población nativa.

Las conquistas después de la Conquista

Misael Chavoya Cruz

A menudo se ha escrito que la resistencia indígena a la conquista y colonización española se dio sobre todo en la primera mitad del siglo XVI, cuando fueron derrotadas las culturas dominantes, como la mexica, en Mesoamérica, o la inca en Sudamérica. Se piensa que hacia 1550 el proceso estaba más o menos concluido y la siguiente fase de la conquista y colonización fue menos difícil, iniciándose el proceso de mestizaje, aculturación y conversión a la fe católica, proceso que avanzó durante el siglo XVII, y sólo hasta el siglo XVIII y comienzos del siglo XIX hubo una reactivación de la protesta y resistencia indígena que provocó grandes insurrecciones en algunas regiones del sur novohispano con el levantamiento de los tzeltales en Chiapas en 1712, y en Sudamérica el encabezado por Tupac Amaru en Cuzco en 1780 y los quichés en Totonicapán.

Sin embargo, esa interpretación en la que se presenta a las culturas indígenas como pasivas ante la colonización, deja de lado las numerosas formas de resistencia militar y cotidiana de las poblaciones indígenas; resistencias que se convirtieron en rebeliones cuando los agravios y resentimientos acumulados ante la opresión, la explotación, la discriminación y el sojuzgamiento, estallaron y desafiaron el sistema de dominación.

Esta resistencia tuvo lugar en prácticamente toda la América colonizada por los europeos. Para tener un contexto general de este proceso de larga duración, observa el siguiente video e identifica cómo se vivió este proceso en la región donde vives.

  1. Una conquista de larga duración.

Es relevante mencionar que, si bien los españoles lideraban las expediciones de exploración, los ejércitos fueron constituidos por una alianza de indígenas y españoles que posibilitó el avance a otras regiones y posteriores asentamientos. El pacto más importante, fue con los tlaxcaltecas; otros aliados fueron los xochimilcas, chalcas, huejotzingas, colhuas, otomíes, chinantecos, mixtecos, zapotecos, entre otros. Tal vez te preguntes el porqué de estas alianzas, en ese momento a estos grupos los españoles les aseguraban beneficios materiales y privilegios de distintos tipos para sus comunidades, por lo que decidían integrase a sus expediciones, aunque no se debe dejar de lado que también en muchas ocasiones fueron sometidos y obligados.

Inicia con el occidente. La exploración inicial de Michoacán estuvo a cargo de Antonio Caicedo en 1521, un año después le siguió Cristóbal de Olid, y en 1523 Gonzalo Sandoval sometió a los habitantes de Colima. Éstos fueron los antecedentes de la expedición. Después lideró Nuño Beltrán de Guzmán, quien en 1528 había sido designado presidente de la Primera Audiencia de México, ante el fracaso de ésta, la ambición de Nuño lo llevó al occidente donde gobernó de 1529 a 1536.

Éste fue el inicio de un sangriento sometimiento de los actuales estados de Michoacán, Jalisco y Nayarit; pues Nuño de Guzmán, al frente de un ejército conformado por españoles e indígenas, comenzó a exigir cada vez mayor cantidad de oro como tributo. En su búsqueda e intimidación quemó y saqueó innumerables pueblos, además de destruir todo indicio de las costumbres de los pueblos mesoamericanos que ahí habitaban. Además, torturó, esclavizó y vendió a miles de indígenas. Al saberse su llegada próxima a algún poblado, los habitantes decidían abandonarlo para ponerse a salvo, esto más las epidemias que siguieron azotando a la población indígena propició el despoblamiento de comunidades enteras.

Hacia 1530, Nuño de Guzmán continuó hacia el actual estado de Sinaloa, donde se asentó. Esta expedición tuvo como consecuencia la conformación del reino de Nueva Galicia, hoy Colima, Jalisco, Nayarit, Aguascalientes y partes de Zacatecas y Sinaloa.

Otra figura central de la región, y completamente opuesta a Nuño de Guzmán, fue Vasco de Quiroga, conocido por los indígenas como el “Tata Vasco”. Llegó a la Nueva España en 1530 como parte de la Segunda Real Audiencia, que tenían como misión detener los abusos de los conquistadores. Quiroga, al poder testificarlos, quedó horrorizado ante las atrocidades que cometían los españoles contra la población indígena. En Michoacán, donde fue obispo, puso en marcha los hospitales, a diferencia de los que se conocen en la actualidad, en ese momento consistían en terrenos con una construcción central, que podía ser de resguardo o enfermería, y las familias se establecían alrededor. Ésta fue la organización económica y social de estas comunidades.

Continúa con el avance hacia el sur. Este comenzó incluso antes de la caída de México- Tenochtitlan, Hernán Cortés mandó dos expediciones con la finalidad de localizar las rutas y los lugares de donde los mexicas recibían oro como tributo. Sus informantes le hablaron de los mixtecos y que efectivamente habían localizado oro.

En 1521, una vez sometida la capital del imperio mexica, se realizaron nuevas expediciones a la región de los mixtecos, primero por Francisco de Orozco y Andrés de Tapia, y en 1522 por Pedro de Alvarado. Por buena parte del siglo XVI, se buscó someterlos militarmente, pero los zapotecas se rebelaron contra los conquistadores en 1547 y 1550, y los mixtecos en 1570. Las estrategias a las que recurrieron fueron en un inicio como las practicadas en el occidente, con torturas. Hacia 1660 se rebelaron pueblos desde Tehuantepec hasta la zona serrana del norte del actual estado de Oaxaca, en las que, por el difícil acceso, el control español fue débil, y por décadas inexistente. Ante el fracaso de los conquistadores, fueron los frailes dominicos quienes paulatinamente, por medio de la evangelización, sometieron a los indígenas a las prácticas culturales españolas, así como a su organización política y social.

Así como los yacimientos de oro motivaron las expediciones hacia el sur, el mismo interés propició que los conquistadores buscaran extenderse al norte, sobre todo después de que cronistas afirmaran en sus relatos la existencia de grandes y ricas ciudades “con calles de platería”. Este relato fue secundado por los sobrevivientes del naufragio de la expedición de Pánfilo de Narváez hacia la Florida, en 1528, entre ellos Alvar Nuñez Cabeza de Vaca y un esclavo africano, quienes recorrieron gran parte del norte y aseguraron escuchar sobre su existencia.

Ante estas noticias el virrey Antonio de Mendoza mandó una expedición liderada por el fraile franciscano Marcos de Niza que partió desde Culiacán y llegó hasta el pueblo indio de Zuñi, en Nuevo México, que nombró Cíbola. Niza regresó y contó que desde ese lugar podía verse una ciudad, más majestuosa que Tenochtitlan lo que provocó que el virrey desplegara un ejército para que fuera a localizar ese sitio que aseguraba tantas riquezas para los conquistadores; al mando quedó Francisco Vázquez de Coronado, esta expedición que duró entre 1540 y 1542 fue un fracaso para los españoles, pues el único sustento de Niza eran relatos, no localizaron rastros de las riquezas descritas.

Desde los asentamientos en Nueva Galicia, es decir, el occidente, continuaron expediciones que tuvieron como consecuencia la localización de minas, la principal en 1546 en el actual Zacatecas.

A continuación, observa el siguiente video sobre la importancia de la minería en el proceso de expansión y colonización española.

  1. La minería y el Camino Real de Tierra Adentro.

El descubrimiento de yacimientos de plata en Zacatecas en 1546 y en Guanajuato en 1554, propició que comenzaran a habilitarse rutas para el traslado de los minerales, así como el establecimiento de nuevos asentamientos que permitieran su explotación. Esto generó dos fenómenos: los levantamientos de los grupos chichimecas de la zona, que se mantuvieron cuatro décadas en resistencia, y el segundo, un proceso de migración. Las autoridades virreinales consideraron fundamental el establecimiento de pueblos para ganar terreno y para que les sirviera como defensa ante la guerra chichimeca. Por ejemplo, en 1591, 400 familias tlaxcaltecas fueron enviadas a asentarse en la Gran Chichimeca.

Como puedes darte cuenta, no es correcto hablar de “la Conquista”, sino que las múltiples conquistas de diversos territorios y la colonización de sus habitantes, fue un proceso que se prolongó durante décadas y en algunas zonas, incluso siglos. La resistencia militar y cultural de la gran diversidad de poblaciones indígenas, el mosaico cultural, significó grandes dificultades para controlar a la población.

La resistencia militar obligó a los conquistadores a establecer alianzas con los gobernantes indígenas, y negociar con ellos acuerdos para mantener la administración de los recursos, estos pactos muchas veces tuvieron como intermediarios a los frailes. Una vez asentados en una población, los españoles aseguraban el control de la zona, asignando a cada español el derecho de recibir tributo y trabajo no remunerado de un número determinado de indígenas; este sistema es conocido como encomiendas, un modelo que estudiarás más adelante.

Has concluido esta sesión. Si deseas saber más del tema, puedes consultar tu libro de texto de Historia.

El Reto de Hoy:

Elabora un mapa geográfico donde señales las temporalidades de los procesos de conquista que tuvieron lugar en la zona centro, occidente y sur de la Nueva España, no olvides colocar la simbología. Para cumplir con el reto, puedes apoyarte de tu libro de texto.

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.

¿Tienes dudas de la clase?

Haz una pregunta dando clic aquí

Deja un comentario