Saltar al contenido
Portada » La evaluación de nuestro producto o servicio – Tecnología Primero de Secundaria

La evaluación de nuestro producto o servicio – Tecnología Primero de Secundaria

Aprendizaje Esperado: evalúa el proyecto de producción artesanal para proponer mejoras.

Énfasis: evaluar las implicaciones sociales del producto o servicio que es parte del proyecto.

¿Qué vamos a aprender?

En esta sesión reflexionarás sobre las implicaciones económicas, sociales y de salud del producto técnico, a lo largo de los diferentes procesos de creación, uso y desecho, que se han llevado a cabo en el proyecto tecnológico.

Para ello, vas a necesitar: tu cuaderno, lápiz o bolígrafo.

Toma apuntes, registra a lo largo de la sesión todas tus dudas y hallazgos. Luego habrá oportunidad de compartir con tu profesora o profesor de Tecnología.

¿Qué vamos a hacer?

Para iniciar esta sesión, ¿qué te parece si revisas todas las acciones que se llevaron a cabo para construir el “pisa y come”?

Para ello, revisa el siguiente video.

  1. TEC1_B5_PG1_V1_SEM39a.

Como viste en el video, todas las acciones que se llevaron a cabo son imprescindibles, pues de no haber realizado alguna de ellas o de haber cometido algún error en una de las etapas, no se habría llegado al resultado que se obtuvo.

Pues se eligieron los materiales y medios técnicos que se ajustan al presupuesto, se compró en establecimientos pequeños como tlapalerías y madererías fomentando empleos e ingresos que mejoran o mantienen la calidad de vida de la población local.

Para la realización, se utilizó el equipo adecuado que protege de los materiales tóxicos que se usaron y de algún accidente.

Se espera que más personas se involucren al ver los beneficios que tiene el alimentar a los perros en situación de abandono, ya que no dispersarán la basura de los contenedores al buscar comida.

El “pisa y come” es resultado de un proceso técnico que se fue desarrollando y detallando paso a paso, gracias a ello se llegó a esta etapa donde ya se pudo poner a prueba.

Ahora sí, algunos de los participantes que elaboraron el proyecto, contarán como les fue con el dispensador.

Por ejemplo, Teresa, ella dice, que lo colocó afuera de su casa, los perros se acercaban, al inició con temor, pero después ya lo identificaban como un lugar donde podían obtener comida, pero se dio cuenta que las personas también se acercaban a él con duda.

Como ves, es interesante lo que menciona Teresa, sin embargo, es importante hacer notar que las condiciones en las que colocó el “pisa y come” son distintas a las condiciones en donde se pretende utilizar.

En los requerimientos se mencionó que será en un parque, por lo que se deberá colocar ahí y evaluar el resultado.

Por lo pronto, ya que se está haciendo la evaluación es conveniente señalar que el objeto técnico que se construyó, sí satisface la necesidad para la que fue creado, es decir, sí provee de alimento y agua a los perros en situación de abandono.

Eso es un hecho, ya que los perros tienen un rápido aprendizaje y pisan el pedal para abrir la tapa.

Funcionalmente el dispensador tiene un diseño adecuado para ese fin, pero hay que tener en cuenta que estará en un espacio público a la intemperie, en caso de no quedar bien sellado y al estar bajo las inclemencias del tiempo puede generar fauna nociva, otro factor importante a considerar son las personas que buscan materiales de reciclaje y se lo pueden llevar.

Por lo que se considera que se debe dar a conocer el proyecto a la comunidad para que el “pisa y come” esté más cuidado.

Se debe presentar el proyecto a la comunidad, pero eso será en otro momento, pues en esta etapa primero se deben evaluar las posibles complicaciones sociales y naturales del “pisa y come” y si se encuentra que hay que hacerle algunas mejoras, pues se deben proponer.

Teresa menciona, que a un par de vecinos les comentó en qué consistía el proyecto y al término de sus comentarios decidieron apoyarlo, incluso les explicaron a más vecinos para que se sumaran a la iniciativa.

Sin duda se necesita de la participación de todas y todos para tomar conciencia y apoyar a los animales en situación de abandono. Pues, es un problema que debería de importar a todos. Lo que se necesita es compromiso por parte de toda la comunidad para apoyar este tipo de proyectos.

Por otro lado, hay que pensar en las personas que no conocen el propósito del proyecto tecnológico y que podrían querer ayudar, pero en lugar de poner croquetas en el dispensador, que es el alimento ideal para los perros, pueden ponerles desperdicios de su comida y con esto se originaría un espacio sucio en donde los perros en situación de abandono podrían enfermarse, lo que originaría una zona de riesgo a la salud, incluso para la comunidad. Esto es un buen punto a considerar.

Aún no se sabe si este comportamiento se va a presentar, pues ha sido poco el tiempo que el dispensador está en uso, pero no se puede descartar que pueda suceder. Sin duda, la comunidad debe estar informada para que se comprometa con el proyecto.

¿Recuerdas cómo se decidió explicarles?

Se le colocó un código QR con los planos y la información del proyecto, pero quizá no es suficiente la intención que se pensó cuando se desarrolló esta parte del proceso, pues ahora que se está evaluando el producto técnico, te puedes dar cuenta que se requiere de más información, pero eso se verá cuando se haga la presentación del proyecto.

Involucrar a la comunidad forma parte de los requerimientos, pero ahora se puede ver, que se requiere de una participación dirigida por ciertos objetivos, por lo que hay que hacer difusión, y este aspecto no se tomó en cuenta desde un principio.

Así que, si se evalúa el involucramiento de la comunidad, se puede afirmar que se logra llamar la atención y despertar interés en participar, aunque faltaría encauzar esa participación, y para lograrlo se debe informar.

Como ves, sin duda evaluar es fundamental. Ahora, para comprender un poco más, revisa la siguiente cápsula de TR-06, que contiene información al respecto.

  1. TEC1_B5_PG1_V1_SEM39_CAPSULATR06

Contenido de la cápsula:

En esta ocasión se hablará de una etapa muy importante dentro de un proyecto tecnológico, la evaluación, que permite valorar y analizar las diferentes etapas que lo integran, sus componentes, sus procesos y resultados con la finalidad de prever riesgos e implicaciones a la sociedad y a la naturaleza.

En las implicaciones a la sociedad se consideran las económicas, culturales y de salud entre otras. El factor económico refiere a si el producto o servicio beneficia o perjudica a la comunidad, un ejemplo sería si se crean nuevos empleos permanentes esto beneficia, pero si implica la explotación de los trabajadores pagándoles salarios inferiores a la cantidad de su trabajo realizado y que apenas alcance a cubrir sus necesidades básicas esto estaría perjudicando a la comunidad, el factor cultural se refiere a si el producto o servicio es apropiado para la comunidad, si contiene nuevos elementos que la enriquecen o actúen en detrimento, el factor salud refiere a las enfermedades que puedan contraer las personas que intervienen en los diferentes procesos desde la generación o en el uso de un producto o servicio.

En las implicaciones a la naturaleza, se consideran los daños o beneficios que pueda ocasionar en el clima, la flora, la fauna, el suelo y aire entre otros. Ya sea por la extracción o transformación del material, así como, por la elaboración, comercialización, uso y desecho de un producto o servicio, también se pueden considerar acciones que la beneficien como la implementación de programas que favorecen el cuidado de la naturaleza.

Hasta aquí la cápsula de TR-06.

Como viste en la cápsula, se están evaluando las implicaciones sociales del proyecto “pisa y come”, y gracias a esa evaluación, se puede saber qué mejoras hacerle y como se debe involucrar a la comunidad proporcionando información sobre su correcto uso.

Los resultados que se obtuvieron a partir de la evaluación de las implicaciones sociales, del producto técnico, llevan a proponer cambios para lograr con ello mejoras en el producto técnico y en el proceso que se sigue para desarrollarlo.

Teresa dice que sigue pensando en sus vecinos que apoyaron el proyecto. Algunos incluso pensaron en hacer campañas de difusión.

Pero, ya se verá en su momento qué se hará con esa propuesta, conforme a los resultados que se han mencionado. Cuando se coloque el “pisa y come” en el lugar que se ha acordado con los compañeros, hay que plantear la posibilidad de que otras personas de la comunidad participen, pues el proyecto está enfocado a toda la comunidad canina en abandono.

Por ejemplo, tú, ¿qué iniciativas podrías poner en marcha para que más personas de tu comunidad puedan apoyar el proyecto?

Hay que pensarlo, pues así habría más puntos de comida para más perros, pero hay que mencionar lo que implicaría socialmente hacer el “pisa y come”.

Sin duda, el proyecto requiere de una inversión económica muy específica, con la que quizás no contarían todas las personas que pudieran sumarse al proyecto tecnológico. La inversión monetaria dejaría fuera a algunas personas, pero, por otra parte, podría generar fuentes de empleo para alguien que los produzca en masa y pueda comercializarlos.

Si se considera lo que se gastó y el desperdicio que se genera en la producción del dispensador, el resultado fue mínimo, ya que solo sobró un trozo de madera de 61 x 30 cm, mismo que se puede reutilizar en otro proyecto.

Así es, también si se compra toda la hoja de triplay, esta se puede ocupar en la creación de otro dispensador y con ello reducir no solo el costo de la compra de la hoja de triplay, sino que también se puede reducir el costo de producción final de 5 dispensadores. Además, si los materiales y medios técnicos se compran en grandes establecimientos, quizá salga más barato, pero no se fomentaría la economía local.

Otro factor que hay que tomar en cuenta es considerar que el costo no solo recae al inicio del proyecto con la elaboración del objeto técnico, también hay que pensar en un costo durante su vida útil para la compra del alimento y de la limpieza del “pisa y come”.

Para su elaboración el precio unitario representa una inversión que no todos podrían solventar, pero si las personas se organizan para llevar a cabo juntos el proyecto y compran el material entre todos, de esta forma los gastos se reducirían, esto sucede con la mayoría de los materiales que se emplean para la elaboración del “pisa y come”.

Además, como se menciona, el proyecto va a requerir de mantenimiento durante su vida útil.

¿Qué acciones se podrían llevar a cabo?

Pues para darle mantenimiento, hay que tenerlo limpio, para ello las personas del grupo que estén involucradas se pueden turnar para limpiarlo; hay que organizar cada cuando se cambiará el agua y quien comprará las croquetas y las pondrá, así como ver cómo se puede reparar en caso de algún accidente o para mantenerlo.

Con esta actividad se invita a mantener en las condiciones ya especificadas el dispensador de alimento para perros, pues de no mantenerlo limpio, se presentan riesgos a la salud, tanto para los perros en situación de abandono que usan el “pisa y come”, como para las personas que participan del proyecto.

Recuerda que en caso de que la tapa del dispensador, por ejemplo, no cierre, el alimento puede descomponerse con mayor facilidad y atraiga fauna nociva. Esto ocasionará que entren insectos y demás bichos en la comida de los perros que pueden enfermarlos, además este tipo de fauna proliferaría por los alrededores, incluso provocaría enfermedades, algunas de las cuales pueden llegar a los habitantes de la comunidad por medio del aire.

Pues en el aire circula la contaminación producida no solo por los animales en situación de calle, sino también por otras especies.

El clima también contribuye a reproducir y esparcir los contaminantes que afectan los alimentos de los perros y de las personas que comen en los parques o lugares públicos.

Adquirir enfermedades que se propagan por medio del aire se ha convertido en un problema de salud, pues ocurre de forma silenciosa y es poco conocida.

Otro factor a considerar, es el ser humano, ya que éste será el encargado de llenar los contenedores de alimento y agua para los perros, pero pueden existir otras personas que lejos de apoyar el proyecto lo perjudiquen contaminando el dispensador con basura o cualquier otro objeto, convirtiendo el dispensador en un foco de contaminación que perjudique a los perros y a la comunidad.

Es importante que, durante el proceso de la creación de un proyecto, se tomen en cuenta todos los aspectos y las variables para obtener el mejor resultado.

Cabe hacer la aclaración de que una sociedad supone la convivencia y la actividad en conjunto de los individuos, de manera organizada y ordenada, e implica cierto grado de comunicación y cooperación, el análisis que se ha realizado en esta sesión tiene que ver con el impacto del objeto “pisa y come” en una comunidad que coopera y es ordenada.

Ahora, se realizará un recuento de lo que has revisado en esta sesión.

  • Reflexionaste respecto a las implicaciones sociales de la creación, uso y desecho del producto generado.

  • Revisaste la evaluación del factor económico que implica el desarrollo y elaboración del “pisa y come”.

  • Revisaste si es apropiado para la comunidad.

  • Analizaste el impacto social, además se identificaron algunos riesgos a la salud de la sociedad.

En la siguiente sesión, reflexionarás sobre los beneficios o posibles efectos negativos en la naturaleza de los procesos de creación, uso y desecho del producto técnico “pisa y come”.

Ahora revisa la recomendación lectora de esta sesión.

La lectura que se te recomienda es: Un mundo feliz, de Aldous Leonard Huxley, que fue publicado 1932.

En este libro se narra una distopía es decir un mundo imaginario pero indeseable. Huxley muestra un mundo futuro deshumanizado en el que la sociedad está dividida en un sistema de castas en el que los individuos están creados y alterados genéticamente.

Esta novela te llevará a un mundo futurista, altamente regulado y tecnológico. Un grupo de estudiantes visita el centro de incubación y condicionamiento en Londres, su director les explica cómo está dividida la población desde su incubación.

Con grandes innovaciones tecnológicas se altera la condición genética de los seres humanos, la sociedad se divide desde los Alpha, Beta, Gamma, hasta los Épsilon, dependiendo del grado de inteligencia.

¿Te imaginas?

Mientras los jóvenes recorren la fábrica, aprenden cómo eran las cosas en el orden mundial, antes de que una guerra y una gran crisis económica terminará por destruirlo todo.

Estos jóvenes tan curiosos visitan una ‘reserva salvaje’, donde los habitantes son considerados retrógrados. Allí conocen a John, el salvaje a quien llevan al ‘Estado Mundial’ y se percata de las diferencias que existen, identifican los puntos negativos de una sociedad aparentemente perfecta y feliz.

El ‘Estado Mundial’ del mundo feliz tiene como lema “comunidad, identidad, estabilidad”.

Con esta increíble historia el autor te invita a contestar el siguiente cuestionamiento, ¿qué te hace humano?

Anímate a leer esta increíble historia que te invita a reflexionar, para incitarte a ello se te brinda una frase de este libro, que dice así:

“Éste es el secreto de la felicidad y la virtud, amar lo que uno tiene que hacer. Todo condicionamiento tiende a esto, a lograr que la gente ame su inevitable destino social”.

El reto de hoy:

Se te invita a que, si tienes alguna duda o sugerencia con relación al tema visto en esta sesión, lo compartas con tu profesora o profesor de Tecnología.

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.

Para saber más:

Lecturas

https://libros.conaliteg.gob.mx/secundaria.html

¿Tienes dudas de la clase?.

Haz una pregunta dando clic aquí