Portada » La paz: tarea de la humanidad – Civismo Tercero de Secundaria

La paz: tarea de la humanidad – Civismo Tercero de Secundaria

Aprendizaje esperado: Promueve la cultura de paz en sus relaciones con los demás y en su manera de influir en el contexto social y político.

Énfasis: Comprender que la paz es una tarea de la humanidad.

¿Qué vamos aprender?

Es importante participar en las actividades que se propondrán; se te recomienda tener a la mano tu cuaderno, lápiz o pluma para anotar ideas principales, preguntas, reflexiones o dudas que surjan a partir del tema.

¿Por qué la cultura de paz es una tarea de la humanidad? ¿Qué significa cultura de paz? ¿Cómo se convierte ese concepto en realidad? En otras palabras, ¿cómo se transforman las ideas e ideales que encierran la expresión “cultura de paz” en actos individuales que modifiquen su propia vida? Son preguntas complejas y difíciles de responder. La ciudadanía debe plantearse este tipo de incógnitas, para modificar mentalidades y actitudes con ánimo de promover la paz.

Vivir en un ambiente de paz es una de las grandes tareas que tiene la humanidad, empieza por reflexionar acerca de ¿qué significa pertenecer a la humanidad? Lee lo que dijo el filósofo español Fernando Savater:

“Uno de los recuerdos más vivos de mi niñez es haber escuchado en la radio el segundo combate de boxeo entre el norteamericano negro Joe Luis y el pasado alemán Max Shmeling. Schmeling había dejado fuera de combate a Louis en el primer asalto y la prensa nazi habló con elocuencia de la superioridad innata de la raza blanca. En el combate de vuelta, Louis dejó fuera de combate a Schmeling en el primer asalto, si no me falla la memoria. El árbitro puso el micrófono ante el vencedor y le preguntó emocionado: —Bueno, Joe, ¿te sientes orgulloso de tu raza esta noche?—, y Louis contestó con su deje sureño: —Sí, me siento orgulloso de mi raza, la raza humana, claro—.

Uno de los aspectos que favorecen la cultura de paz, es que las personas se asuman como parte de la humanidad, independientemente su cultura, tradición, religión situación social, política o económica.

¿Qué hacemos?

La cultura de paz es un conjunto de valores, actitudes, comportamientos y estilos de vida basados en el respeto a la vida y el rechazo a toda clase de violencia. También, la valoran como un criterio para sustentar sus acciones y juicios sobre las relaciones entre personas, grupos, pueblos o naciones.

Anota un esquema en tu cuaderno y escribe dentro de los espacios vacíos lo que significa para ti la cultura de paz. Al finalizar la sesión, compara tus respuestas con lo analizado en la sesión.

La paz es una aspiración de humanidad que ha orientado la definición de los derechos humanos, e incluso motivó la creación de la Organización de las Naciones Unidas en 1945, justo después de que el mundo viviera dos guerras mundiales que, en conjunto, cobraron más de 70 millones de vidas.

Tras esas experiencias, se consolidó la idea de que el logro de la paz implicaba el esfuerzo conjunto de las personas y naciones, por lo que era necesario asumirla como una condición de desarrollo.

Para consolidar la paz como cultura es necesaria la participación y el compromiso compartido de quienes integran una sociedad para construir relaciones respetuosas y para prevenir situaciones que puedan generar violencia. En el año 2000, la UNESCO difundió un manifiesto para la cultura de paz y no violencia, dirigido a todas y todos los ciudadanos del mundo, que dice así:

“Reconociendo mi parte de responsabilidad ante el futuro de la humanidad, especialmente para los niños de hoy y de mañana, me comprometo en mi vida diaria, en mi familia, mi trabajo, mi comunidad, mi país y mi región a:

  • Respetar la vida y la dignidad de cada persona, sin discriminación ni prejuicios;
  • Practicar la no violencia activa, rechazando la violencia en todas sus formas: física, sexual, psicológica, económica y social, en particular hacia las y los más débiles y vulnerables, como las niñas, niños y los adolescentes;
  • Compartir mi tiempo y mis recursos materiales cultivando la generosidad, a fin de terminar con la exclusión, la injusticia y la opresión política y económica;
  • Defender la libertad de expresión y la diversidad cultural, privilegiando siempre la escucha y el diálogo, sin ceder al fanatismo, ni a la maledicencia y el rechazo del prójimo;
  • Promover un consumo responsable y un modo de desarrollo que tenga en cuenta la importancia de todas las formas de vida y el equilibrio de los recursos naturales del planeta;
  • Contribuir al desarrollo de mi comunidad, propiciando la plena participación de las mujeres y el respeto de los principios democráticos, con el fin de crear juntas y juntos nuevas formas de solidaridad.

Este manifiesto fue formulado por las personas galardonadas por los premios Nobel de la Paz con la intención de que todos los seres humanos del mundo asuman su responsabilidad para convertir en realidad los valores y los comportamientos que promueven la paz para toda la humanidad.

La importancia de la cultura de la paz radica en que contribuye al desarrollo integral de los seres humanos, al brindar condiciones favorables para que todas y todos los ciudadanos sean capaces de alcanzar sus potencialidades, se reconozcan como sujetos de derechos y responsabilidades y participen en la construcción y modificación de leyes, dentro de un marco jurídico.

Recuerda que la paz es un derecho humano fundamental porque se reconoce como condición primordial para poder ejercer otros derechos y, a la vez, necesita de éstos para consolidarse como una cultura, ya que sólo puede crearse y mantenerse en grupos y sociedades que reconozcan la igualdad, la libertad, la justicia, la equidad y el respeto a la dignidad humana.

Además, la sociedad debe asumir una postura de rechazo a todas las formas de violencia, incluyendo las guerras y los conflictos armados, a la inseguridad y a la discriminación que vulneran directamente a personas y comunidades, generando un estado contrario a la paz. Para ello es necesario promover conductas que:

  • Susciten el aprecio de la diversidad y el rechazo de la desigualdad a partir del respeto, la tolerancia, la comprensión, etcétera.
  • Favorezcan la convivencia pacífica al armonizar los intereses individuales y los sociales, de modo que se solucionen los conflictos y se procure el consenso a través del dialogo, la mediación o la negociación.
  • Conduzcan al ejercicio de la solidaridad, manifestándose a través de la cooperación y de la ayuda.

La consolidación de la cultura de la paz se logra al establecer relaciones en las cuales convergen la búsqueda del bien común, el respeto, la solidaridad, la empatía y la tolerancia, así como en el compromiso de incorporar la paz y la no violencia como referentes en la convivencia que las personas adoptan y mantienen en sus círculos cercanos, como la familia y la escuela, además de ámbitos más amplios, como la comunidad.

La violencia, la discriminación, la pobreza y, en general, todas las causas y los efectos de la injusticia social que aún prevalecen en muchas sociedades, como la nuestra, representan retos para el logro de la paz y evidencian la necesidad de que tanto la ciudanía como los gobiernos trabajen para generar condiciones idóneas para lograr un ambiente de paz.

Para reflexionar y comprender un poco más del tema, observa el siguiente video del segundo 00:51 al minuto 02:04.

  • La humanidad busca la paz

Notemos que el video toca temas de importancias respecto a la paz y te invita a reflexionar en la corresponsabilidad individual y colectiva.

Lo que corresponde a todas y cada una de las personas es aportar actitudes, conocimientos y valores, para alcanzar y mantenerla de forma sostenida, por lo que es necesario que se conjunten condiciones en las que las personas:

  • Respeten la vida.
  • Reconozcan la igualdad.
  • Valoren la dignidad humana.
  • Conozcan y ejerzan sus derechos.
  • Cooperen, sean empáticas y solidarias.
  • No discriminen.
  • Rechacen toda forma de violencia, entre otras acciones.

En cuanto a la sociedad, se sugiere:

  • Respetar los derechos humanos.
  • Hacer que prevalezca la justicia social.
  • Existan leyes y normas justas que se respeten y se apliquen sin distinciones.
  • Se atiendan las necesidades de todas las personas.
  • Se generen condiciones de equidad y se aprecie la diversidad.

Para lograr la cultura de paz es necesario que, de manera personal, exista la disposición a respetar y recibir respeto, a optar por el dialogo en lugar de la agresión, a cooperar con las demás personas poniendo en práctica la fraternidad, la empatía y la solidaridad. Debes comprender que la forma en que cada persona responde a los conflictos impacta directamente en el clima de la convivencia de cada grupo social al que pertenece e influye en las respuestas de otras y otros integrantes del grupo. Para comprender mejor lo explicado analiza juntos la siguiente situación.

A Pablo lo molestan continuamente Federico y sus amigos, se burlan de él, le ponen apodos, esconden su mochila y se ríen cada vez que participa en clase. Algunos compañeros celebran lo que hacen para no ser las siguientes víctimas, pero otros no lo aceptan y deciden hablar con las y los docentes para buscar una solución.

Algunas alternativas que sugirieron las y los docentes son:

Docente A: Propone reportar a Federico y a sus amigos para que los suspendan una semana. Cuando regresen, deberán hacerse cargo de la limpieza del salón durante un mes. Además, expondrán sus nombres en el periódico mural de la escuela para que las y los demás alumnos los reconozcan como acosadores.

Docente B: Propone una asamblea en la que participe todo el grupo, excluyendo a Federico y a sus amigos. En la asamblea, escucharán los testimonios de quienes han sido acosados para contar con evidencias para pedir el cambio de grupo de los acosadores.

Docente C: Propone una clase especial con el profesor de Educación Socioemocional para llevar a cabo una dinámica, en la cual cada integrante del grupo, incluidos Federico y sus amigos, expongan lo que piensan y sienten cuando acosan a alguien, y todas y todos propongan cambios en la convivencia del salón.

¿Qué alternativa de solución propondrías?

El acoso escolar es producido por una persona y validada por otras que son cómplices o testigos. Si esta validación se rompe y todas y todos dejan de reírse o de callar, el acoso se puede frenar y se generan las condiciones para atender la causa de la violencia y construir una nueva forma de relación en el grupo. ¿Qué acción será la correcta?

Definitivamente la respuesta es la del Docente C porque, en lo colectivo, la paz requiere de condiciones que contribuyan a generar un ambiente que permita que las personas se conduzcan y relacionen de forma no violenta, buscando el bienestar propio y ajeno. Entre esas condiciones se encuentran valores y principios ligados a la justicia, responsabilidades y acceso a oportunidades.

Recuerda que la paz empieza a construirse desde el interior de cada persona. Hay que tomar conciencia de que el bienestar, la seguridad y la tranquilidad se logran mediante acciones cotidianas como el trato amable y respetuoso, el dialogo, la empatía, el apoyo mutuo y la solidaridad.

Ahora observa y escucha las siguientes opiniones con relación a las preguntas, ¿qué significa ser parte de la humanidad? y ¿por qué es importante para la humanidad favorecer una cultura de paz?

  • Video Mary Andrea Martínez
  • Video Prof. Julio Alejandro Hernández

Las opiniones de ambos maestros son importantes porque hacen referencia a la promoción de una cultura de paz en la sociedad. Rescata que es necesario hablar de la participación social, pues acciones y actitudes como la concepción positiva de los conflictos y el respeto a los derechos humanos, entre otros, tienen que hacerse extensiva a las y los demás miembros de la comunidad. Sin embargo, la cultura de paz en nuestras relaciones sociales enfrenta desafíos, como los siguientes:

Delincuencia: El incremento de delitos como robo, extorción, secuestros y el crimen organizado, etc.

Impunidad: La falta de castigo hacia las personas que comenten delitos, la corrupción, el compadrazgo, etc.

Situaciones sociales insatisfactorias: Pobreza, hambre, falta de oportunidades (laborales, educativas), inequidad en la distribución de bienes y servicios, desempleo, explotación laboral, medio ambiente deteriorado.

Abuso de poder: Cuando un servidor público utiliza su cargo indebidamente al violar los derechos de una persona, aplicar injustamente la ley o incumple con su deber.

A estos desafíos se añaden actitudes discriminatorias como el racismo, sexismo, homofobia, etc. Además de políticas internacionales como el armamentismo o el intervencionismo. Uno de los principales desafíos es rechazar y frenar la violencia en todas sus formas de expresión.

De hecho, todos los desafíos restringen el ejercicio de la cultura de paz y requieren, para su atención, de la participación conjunta del Estado y la sociedad.

Algunas medidas que pueden ponerse en práctica son:

    1. Promover, por medio de campañas, la erradicación de la violencia y el respeto de los derechos humanos.
    2. Introducir, desarrollar y practicar técnicas de resolución de conflictos o para la cultura de paz.
    3. Apoyar a las organizaciones, los programas de gobierno u otras instancias que defiendan los valores de la coexistencia pacífica.
    4. No utilizar ni fomentar los estereotipos, prejuicios o cualquier discurso que menosprecie la diversidad.

En todos los casos mencionados, la participación social es importante, pues permite sumar puntos de vista y proponer diversas soluciones.

En el ámbito político, el conflicto y su resolución violenta también forma parte de las relaciones entre naciones, por tanto, resulta indispensable llevar la cultura de paz al más alto nivel.

Así, las mismas acciones y actitudes que propician la paz en las relaciones entre los individuos de una comunidad, que constituyen la base de la sociedad y el Estado, pueden contribuir a la promoción de la cultura de paz entre las naciones.

A manera de resumen, debe señalarse que en esta sesión comprendiste que la aportación personal a la construcción de la cultura de paz es significativa, aunque los resultados no se vean de inmediato, porque es un proceso largo que implica dar un paso a la vez; sin embargo, desde el momento en que una persona opta por relacionarse, participar y crear desde el enfoque de la cultura de paz, comienza a recorrer un camino que le permitirá aprender a convivir y a trabajar en comunidad.

Definitivamente, la pandemia te ha cambiado la vida, ahora eres más conscientes de la importancia que tiene cuidar tu salud y la de las demás personas.

El Reto de Hoy:

Mario Benedetti fue un escritor, poeta, dramaturgo y periodista uruguayo, que dijo:

“¿Qué pasaría si de pronto una injusticia, sólo una, es repudiada por todos, todos que somos todos, no unos, no algunos, sino todos?”

¿Qué te dice está frase respecto a la fuerza que puede tener la humanidad?

Realiza un dibujo o conversa con otras personas sobre lo que responderías a estas preguntas. Para comprender más sobre el tema, puedes revisar su libro de texto y ampliar la información relacionada con las luchas por la igualdad entre mujeres y hombres.

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.

Deja un comentario