Saltar al contenido
Portada » ¡Mi cuerpo puede ser instrumento musical!

¡Mi cuerpo puede ser instrumento musical!

¿Qué vamos aprender?

Aprenderás que el cuerpo es un instrumento con el que puedes producir música.

Escucharás con atención distintos sonidos del entorno, los que produce el cuerpo, así como los provenientes de música para niños, para identificar diferentes cualidades.

Estamos rodeados de sonidos. En cada momento y en cualquier lugar, siempre escucharás diferentes sonidos, ¡hasta cuando estamos dormidos! Los sonidos se producen cuando mueves o tocas un objeto, y tu propio cuerpo produce muchísimos sonidos, las cosas que te rodean, tus juguetes, los objetos de la cocina, las llaves de la casa o del carro, incluso las vocales tienen sonidos, concentrate en un sonido a la vez, por ejemplo las palabras tienen un sonido particular, y todos ellos son muy distintos.

Solo es cuestión de que pongas mucha atención y compruebes que es cierto.

¿Qué hacemos?

Observa los siguientes videos, pide a un adulto, papá, mamá o a quien esté contigo, que te acompañe a verlos.

  1. ¡Así suenan… mis juguetes!
  1. ¡Así suena… mi cuerpo!
  1. ¡Así suena… la granja!
  1. ¡Así suena… el parque!
  1. Acá Tá. Canticuénticos

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo

¿Qué aprendimos?

Ahora platica en familia sobre el primer video y responde las preguntas a través de un pequeño escrito o dibujo y guarda tus trabajos en una carpeta de experiencias para que,  en cuanto sea posible,  se las entregues a tu maestra o maestro.

  1. ¿Qué te parecieron los videos? ¿Qué aprendiste de nuevo?
  2. ¿Qué suena en tu casa? ¿Y en la calle? ¿Puedes identificar de dónde vienen los sonidos que oyes?
  3. ¿Cuándo las cosas producen sonido? Prueba. Toca, presiona, golpea o rasga algunos objetos, pueden ser tus juguetes. ¿Notas que producen diferentes sonidos?
  4. ¿Qué sonidos puede producir tu cuerpo? Choca tus manos con el puño cerrado, aplaude, brinca, intenta hacer voces distintas, grita, canta…
  5. ¡A experimentar y a divertirse! Pide a quienes te acompañen que inventen sonidos con su cuerpo o que armen una orquesta con cosas que tengan en casa. ¡Hazlo con cuidado no vayas a lastimarte!

Responde a las preguntas a través de un pequeño escrito o dibujo y guarda tus trabajos en una carpeta de experiencias para que, en cuanto sea posible, se las entregues a tu maestra o maestro.

¿Tienes dudas de la clase?.

Haz una pregunta dando clic aquí