Aprendizaje esperado: Elige un tema y hace una investigación breve

Énfasis: Analizar procesos de lectura y escritura involucrados para preparar una investigación.

¿Qué vamos a aprender?

En esta sesión titulada: “Mi investigación”, consolidarás los puntos clave para realizar un trabajo de investigación, lo cual representa una habilidad crucial para tu desarrollo académico desde ahora que vas iniciando la secundaria, y hasta los niveles educativos superiores.

Primero, reflexionarás sobre la importancia de la investigación para generar un conocimiento nuevo y para darle nuevo sentido a los conocimientos previos. Después, repasarás los pasos para la investigación, que son: elección y delimitación del tema, planteamiento de preguntas para guiar la investigación, búsqueda de información en diversas fuentes y lectura de materiales elegidos para reconocer ideas principales de las secundarias; además, revisarás algunos recursos para dar claridad a tu texto, como el uso de sinónimos, pronombres y la elipsis para evitar repeticiones innecesarias. Ah, y no hay que olvidar citar de manera correcta, pues las fuentes de información son importantes en una investigación.

¿Qué hacemos?

Para iniciar, piensa en la siguiente pregunta aparentemente sencilla:

  • ¿Para qué sirve investigar?

La respuesta es que las investigaciones te pueden servir para muchos propósitos, y hoy revisarás su importancia.

Es muy frecuente que en la vida académica se solicite que realices investigaciones, no sólo en Lengua Materna, sino también en otras asignaturas ya sea de ciencias o humanidades, esto es porque se trata de una forma útil de avanzar en el conocimiento. Gracias a la investigación y sus resultados, la humanidad ha hecho grandes aportaciones al saber: como, por ejemplo: las vacunas, el internet, o se puede entender y aminorar los estragos de los fenómenos naturales; conocer cómo funciona la mente y cuáles son los problemas sociales más importantes. Como podrás darte cuenta, la investigación no es sólo una actividad exclusiva de la escuela, sino que es una manera de generar nuevo conocimiento.

Una investigación nace de la inquietud, por la curiosidad de generar y responder nuevas preguntas o por comprender un hallazgo, y se lleva a cabo a partir de un conjunto de pasos y procesos que permiten ahondar en el tema de investigación, recopilando datos e información necesaria para responder una serie de preguntas, llamadas preguntas de investigación. De esta manera se puede ampliar el tema y adquirir mayor conocimiento de interés científico, social, humanístico o tecnológico.

Por lo tanto, al iniciar una investigación primero deberás elegir un tema, si es el caso que tengas esta posibilidad, porque con frecuencia, en la escuela o en otros espacios, te verás en la necesidad de participar en la investigación de temas que te serán asignados.

Pero, para fines de esta sesión, se hará de cuenta que tú puedes elegir libremente tu tema. Así lo primero que debes de considerar es el tema, propósito y destinatario, pues son los pilares esenciales en torno a los cuales vas a construir tu investigación. Para ello, conviene que recuerdes los siguientes aspectos:

Tema

 

Define: ¿qué me interesa investigar?

Propósito

 

Después pregúntate, ¿por qué lo quiero investigar?

Destinatario

 

También considera, ¿quién o quiénes serán los destinatarios de mi investigación?

Finalmente, delimita el tema elegido, es decir, establece el o los aspectos específicos que investigarás.

La primera pregunta aborda el objeto de estudio, el cual, preferentemente, debe llamar tu atención, pues si se trata de un tema que no te gusta, es probable que enfrentes dificultades adicionales para aproximarte a él.

Ahora, el tema no sólo debe resultar de interés para quien lo investiga, sino que debe apelar al interés social, a la ciencia, al arte, entre otras áreas del conocimiento. Busca algo que te guste, pero que también pueda resultar atractivo o útil para otras personas.

No olvides que es necesario saber si se cuenta con suficiente información sobre el tema que estas considerando investigar. Una vez que la encuentres, determina qué tan actualizada está y si sirve para tu investigación. Lo importante es determinar si te puede servir de apoyo y si te ayudará a responder algunas preguntas que tengas o te plantea otras sobre las cuales puedes trabajar. Recuerda que, si bien tendrás algunas preguntas de inicio, irán surgiendo nuevas preguntas conforme vayas desarrollando tu investigación.

Para refrescar tus conocimientos y aclarar dudas, recuerda nuevamente las fases que tiene la investigación.

  • Elección del tema y propósito de la investigación.

(Se debe delimitar la información).

  • Búsqueda en distintas fuentes de información.

(Debe ser actualizada).

  • Lectura y comprensión de la información.

(De esta manera es más fácil transmitirla).

  • Integración de la información investigada en un texto propio para compartirlo con la comunidad.

(La redacción es muy importante, no olvides verificar el uso convencional de la ortografía).

Una vez que recordaste las fases de la investigación, es momento de que elijas un tema y definas el propósito y destinatario de tu investigación.

Ya que quedaron establecidos estos aspectos, lo que corresponde es que explores tus conocimientos previos, lo que sabes sobre el tema, a fin de establecer los saberes con los que ya cuentas y aquellos que deberás investigar más. Con esta información podrás elaborar un listado de los subtemas que abordarás.

Recuerda que plantear preguntas sobre lo que quieres investigar te ayudará para la búsqueda de información pertinente. Estas preguntas son:

  • ¿Qué?
  • ¿Quién o quiénes?
  • ¿Cuándo?
  • ¿Cómo?
  • ¿Dónde?
  • ¿Por qué?

Ahora, toma en cuenta, cómo se debe preguntar, de manera que se pueda establecer mejor el tema, propósito y destinatario de la investigación. Para ello se te invita a ver el siguiente video que lleva como título: “Cómo hacer preguntas para desarrollar una investigación”. En él podrás identificar la importancia de los conocimientos previos y cómo usarlos en tu tema. No olvides anotar lo más relevante.

  1. “Cómo hacer preguntas para desarrollar una investigación”.

Como viste en el video, es necesario saber preguntar, pues no sólo se delimita el tema, sino que te permitirá buscar información de manera pertinente. Con relación a lo anterior, se comparten algunas preguntas que te pueden ayudar a desarrollar preguntas para tu investigación:

¿Cómo desarrollar las preguntas de investigación?

  • ¿Por qué es importante saber sobre el tema?
  • ¿Cuento con información previa?
  • ¿Qué más necesito saber sobre el tema?
  • ¿A quién le interesa este tema?
  • ¿Qué fuentes de información me sirven para la elaboración de mi investigación?

Ya que has contestado las preguntas, ahora sí es momento de leer, pero ¿qué texto te conviene más?

Considera los recursos que tienes a tu alcance. Puedes leer información en libros de texto, o bien lo puedes hacer de manera digital: ya sea en revistas periódicos o sitios de Internet de universidades y centros de investigación, que sean confiables y oficiales.

Una vez que cuentes con fuentes de información, es necesario explorarlas a fin de identificar aquellas que te servirán para los propósitos de tu investigación y las que no. Para ello, se recomienda:

  • Identificar el índice, fotos y título.
  • Construir hipótesis.
  • Predecir el contenido.
  • Identificar el contexto.
  • Analizar su estructura (por ejemplo: el título, los subtítulos, el índice y los apartados).

Lo primero es inspeccionar los materiales bibliográficos y elegir aquéllos que vas a consultar. Una vez que los tengas, ya puedes dedicarte a leer la información que contienen; esto es de suma importancia pues no es posible seleccionar información que responda a tus preguntas sin comprender previamente la información. Por eso, se recomienda lo siguiente durante la lectura:

  • Identificar las palabras desconocidas.
  • Detectar las ideas principales.
  • Crear resúmenes y paráfrasis.
  • Releer el texto.
  • Consultar las fuentes analizadas por el autor, es decir, la bibliografía.

Utiliza tu diccionario o indaga acerca de una palabra que sea desconocida para ti; también puedes subrayar o indicar con un lápiz lo que consideres necesario, siempre y cuando se trate de fuentes propias y no de una biblioteca, si se tratara de un texto que no es tuyo, puedes tomar notas en tu cuaderno. Por último, evalúa lo comprendido y lo que la lectura te aportó.

Con la tecnología puedes hacer uso de catálogos de libros para tu consulta. Cabe destacar que a partir de la consulta de catálogos puedes hacer ficheros para registrar las fuentes de información y así no perder las búsquedas; e incluso si lo haces a través de buscadores de Internet, puedes recurrir al uso de marcadores para no perder tu búsqueda.

Recuerda que las fuentes de información son fundamentales en una investigación, pues son éstas las que prestan validez a tus palabras, ya que respaldan tus afirmaciones, las fundamentan y les dan credibilidad.

Por ello, es de suma importancia que registres los datos del material en que se localiza la información que vas a usar para tu investigación. Esto constituye lo que usualmente se conoce como bibliografía, aunque en realidad es un apartado de referencias, pues las fuentes consultadas pueden tratarse de libros o de otro tipo de materiales, como ya viste.

Existen varias formas de registrar la información de las referencias que utilizarás, de acuerdo con el tipo de material o fuente del cual se trate. Éstas pueden ser bibliográficas, es decir, de un libro; hemerográficas, de publicaciones periódicas, como las revistas o los diarios; electrónicas, que incluye material de Internet, así como programas informáticos, entre otros tipos de fuentes.

Internet:

 

Autor. (año). “Título del artículo”, en Título de la página. Disponible en: página electrónica. Consultado: mes y año.

Libros:

 

Autor. (año). Título del libro. Lugar de publicación. Editorial. Páginas consultadas.

Revistas:

 

Autor. (año). “Título del artículo”. Título de la revista. Número. Páginas.

Podría decirse que en los tres casos hay datos en común, como el nombre del autor, el título del texto o el año de publicación; pero en cada material hay particularidades; por ejemplo, el número de revista o la referencia a la página electrónica.

Ahora, ubica y escribe los datos de las fuentes que seleccionaste, para que puedas incluirlos más adelante en el apartado de referencias de tu investigación.

Has llegado a un punto importante en el desarrollo de la investigación: identificar las ideas principales y distinguirlas de aquéllas que simplemente las complementan. Esto es importante porque las ideas principales serán el sustento de tu trabajo.

Para que te quede claro cómo se lleva a cabo este proceso, realiza la siguiente actividad, en la cual deberás identificar las ideas principales. Recuerda que a partir de las ideas principales es posible elaborar un resumen que te será de utilidad al momento de redactar una paráfrasis.

Lee el siguiente fragmento de la biografía del biólogo, explorador y geólogo Charles Darwin, para identificar en el texto las ideas principales y las que las complementan.

LO QUE NO SABÍAS SOBRE LA VIDA DE DARWIN.

Charles Darwin nació el 12 de febrero de 1809 y murió el 19 de abril de 1882.

“El origen de las especies”, publicado en 1859, es el libro más conocido del biólogo, explorador y geólogo británico. El “padre de la evolución”, nombrado así tras la aparición de su libro, plantea por qué todas las especies descienden de ancestros comunes. Su propuesta, bien recibida en la actualidad, confrontó los valores y la cosmovisión de la sociedad del siglo XIX, por lo que fue rechazada.

Él es reconocido mundialmente por su labor de explorador y por haber sentado las bases de los estudios evolutivos.

Ahora, primero identifica las ideas principales. ¿Cuáles marcarías? Se comparte lo que se identificó, compara tu trabajo con lo siguiente.

LO QUE NO SABÍAS SOBRE LA VIDA DE DARWIN.

Charles Darwin nació el 12 de febrero de 1809 y murió el 19 de abril de 1882.

“El origen de las especies”, publicado en 1859, es el libro más conocido del biólogo, explorador y geólogo británico. El “padre de la evolución”, nombrado así tras la aparición de su libro, plantea por qué todas las especies descienden de ancestros comunes. Su propuesta, bien recibida en la actualidad, confrontó los valores y la cosmovisión de la sociedad del siglo XIX, por lo que fue rechazada.

Él es reconocido mundialmente por su labor de explorador y por haber sentado las bases de los estudios evolutivos.

Después de haber revisado el ejemplo, puedes ver que es importante mencionar el título del libro de Darwin, pues en él se plantea que todas las especies descienden de ancestros comunes. Además, indica el valor de la obra: por un lado, confrontó los valores y la cosmovisión de la sociedad del siglo XIX, y por otro sentó las bases de los estudios evolutivos.

En el mismo texto identifica los enunciados de introducción. Como recordarás, éstos son los que introducen información y suelen contener una oración temática y forman parte del párrafo.

Por lo tanto, el resto de la información que presenta el texto complementa a las ideas principales; por ejemplo, incluir los años en los que nació y murió Darwin, así como el año en que fue publicado su libro sirve para ubicar temporalmente al texto. O el indicar que a Darwin se le conoce como “el padre de la evolución” ayuda a entender la trascendencia de sus aportaciones.

Dentro de los textos, en ocasiones aparecen otras maneras de presentar información que complementa las ideas; que son los organizadores gráficos que aportan datos adicionales y sirven para transmitir la información contenida en el texto de manera más sintética e inmediata.

Ahora, anota en tu cuaderno los recursos gráficos que conoces. ¿Cuáles son los que usas con mayor frecuencia?

Tal vez hayas descrito los que aparecen a continuación.

Las gráficas, las cuales sirven para facilitar datos numéricos o estadísticos. Imagina que debes abordar cifras, si las organizas en gráficas se facilitará su comprensión y generará un impacto mayor en tus lectores.

Los cuadros, este recurso clarifica la información, pues permiten sintetizarla e, inclusive, permiten establecer comparaciones que pueden comprenderse con un solo golpe de vista.

Los mapas conceptuales y mentales ayudan a jerarquizar las ideas y apoyan la memorización de conceptos, además de que representan una herramienta muy útil para discriminar la información.

Finalmente, recuerda que un texto utiliza la elipsis, los pronombres y los sinónimos, entre otros recursos que no sólo facilitan la comprensión, sino que permiten evitar la repetición innecesaria de palabras.

Ahora, se repasará cada uno de estos recursos.

Los sinónimos son palabras que se escriben de forma distinta, pero tienen el mismo significado. Si tú eres quien está escribiendo el texto, se recomienda buscar palabras en tu diccionario de sinónimos una vez que hayas elegido el tema y estés parafraseando. Además, recuerda que puedes usar expresiones sinónimas, es decir, frases completas que comparten significados y que ayudan a evitar la repetición innecesaria.

En cuanto a la elipsis, se trata de una figura retórica que sirve para suprimir de manera intencional un elemento del discurso, mientras que los pronombres son palabras que sustituyen los nombres dentro del texto.

Bien, identifica los pronombres, sinónimos y el uso de la elipsis en el texto en el que se ha estado trabajando; observa cómo estos recursos dan claridad a las ideas.

LO QUE NO SABÍAS SOBRE LA VIDA DE DARWIN.

Charles Darwin nació el 12 de febrero de 1809 y murió el 19 de abril de 1882.

El origen de las especies, publicado en 1859, es el libro más conocido del biólogo, explorador y geólogo británico. El Padre de la Evolución, nombrado así tras la aparición de su libro, plantea por qué todas las especies descienden de ancestros comunes. Su propuesta, bien recibida en la actualidad, confrontó los valores y la cosmovisión de la sociedad del siglo XIX, por lo que fue rechazada.

Él es reconocido mundialmente por su labor de explorador y por haber sentado las bases de los estudios evolutivos.

Como puedes observar en el ejemplo, el color azul refiere a distintas formas de mencionar a Darwin; si el autor o autora de este texto no hubiera usado distintas maneras, probablemente al tercer “Darwin” ya te hubiera cansado.

Las partes resaltadas con naranja (y tachadas) fueron eliminadas del texto puesto que se sabe a qué se hace referencia y no es necesario repetirlas; así es, éstos son ejemplos de elipsis.

Finalmente, con verde se indica el uso de pronombres; el pronombre posesivo “su” expresa que las aportaciones fueron hechas por el científico, y el pronombre personal “él” ayuda a repetir innecesariamente el nombre de “Charles Darwin”.

A continuación, se realizará una recapitulación de lo que has repasado, en esta sesión.

Identificaste que los temas se pueden delimitar a través de las preguntas de investigación y la búsqueda de información pertinente en las fuentes de consulta.

Repasaste la importancia de la lectura de fuentes de información para distinguir las ideas principales de aquéllas que las complementan; además, reconociste la importancia de los organizadores gráficos para complementar la información.

Analizaste el uso adecuado de los elementos para la redacción de un texto, tales como la elipsis, los pronombres y los sinónimos; todos ellos elementos de la gramática que favorecen la comprensión del tema y a su vez amplían el vocabulario.

Recordaste que el uso de recursos gráficos sirve para que el proceso de la investigación resulte más fácil, tanto para el que realiza la investigación como para quien la lee.

Para complementar, se aconseja que lleves a cabo todos los pasos del proceso de investigación, y que te acostumbres a organizar tu información en cuadros y otros recursos, de manera que esto, te facilite el trabajo de estructuración y redacción de tu informe de investigación.

Amplia la información que trabajaste durante este repaso, puedes consultar en tu libro de texto de Lengua Materna el aprendizaje esperado: “Elige un tema y hace una investigación breve”.

Además, puedes apoyarte en tus libros de texto del resto de las asignaturas, como Ciencias, Geografía, Historia o Matemáticas, ya que la investigación es una práctica común para el saber científico y humanístico. Finalmente, puedes investigar en tu diccionario el significado de las palabras que no comprendas.

Has terminado la sesión de hoy.

El Reto de Hoy:

Concluye las actividades y apuntes que se te pidieron a lo largo de la sesión, en tu cuaderno.

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo

Deja un comentario

Deja un comentario