Saltar al contenido
Portada » ¡No agotar los recursos naturales! – Civismo Sexto de Primaria

¡No agotar los recursos naturales! – Civismo Sexto de Primaria

Aprendizaje esperado: identifica los desafíos que se viven en la escuela y la comunidad para la creación de ambientes democráticos y propone alternativas para su conformación.

Énfasis: dialoga sobre formas de participación para la toma de decisiones para atender desafíos relacionados con los problemas del medio ambiente del lugar en donde vive.

¿Qué vamos a aprender?

Aprenderás formas de participación para la toma de decisiones relacionados con los problemas del medio ambiente del lugar en donde vives.

¿Qué hacemos?

Ten a la mano tu árbol de acciones por el medio ambiente que hiciste la sesión pasada, vas a seguir llenando de hojas que contienen lo que has aprendido.

Recuerda que se habló sobre Wangari, una activista por el medio ambiente y que ayudó a que su país y comunidad se llenará nuevamente de muchos árboles que plantaron mujeres de las aldeas.

Pega tu hojita por Wangari y su acción por el medio ambiente, también conociste el caso de algunos niños y niñas de Tierra Blanca Veracruz, que, junto con su maestro, organizaron un comité para recolectar productos de plástico.

Hicieron una gran acción que sirvió de inspiración para otras escuelas, puedes pegarle una hoja al árbol, que se liga a la idea Juan Carlos, ya que conociste que este centro de recolección de plástico es una gran estrategia para atacar el problema de la basura y los desechos.

Aprendiste cómo es el proceso de recolección y reciclaje en el que muchas personas intervienen a favor del medio ambiente.

Es importantísimo que todas y todos hagan algo y colabores para tomar acuerdos y acciones a favor del medio ambiente.

Puedes pegar otra hoja. Gracias a que puedes estudiar estos temas y casos puedes tomar conciencia, reflexionar, decidir o elegir libremente, aplicar lo aprendido para hacer algo positivo y emprender acciones en las que participes.

Tú árbol se verá cada vez más bonito.

Y seguirás llenándolo, pero antes lee el siguiente cuento.

Nómadas modernos.

Pedro Pablo Sacristán.

Un día cualquiera, la clase de don Ernesto transcurría normalmente mientras explicaba a sus alumnos la historia de la humanidad. Les contaba que en un principio las poblaciones humanas fueron nómadas, que no vivían en un lugar fijo porque iban de un lado a otro buscando la comida donde estaba, y cuando se acababa, se marchaban a otro lugar. Les contó cómo el invento de la agricultura y la ganadería fue algo excepcional, porque al aprender a cuidar la tierra y los animales, pudieron tener comida siempre, de mejor calidad, y además vivir en un sitio fijo, lo que facilitaba que se pudieran llevar a cabo muchas otras cosas que necesitaban mucho tiempo para hacerse, y a raíz de eso se construyeron los primeros pueblos y ciudades.

Todas y todos escuchaban como si les hubieran encantado aquella historia, hasta que saltó Lucía:

¿Y si aquello fue tan importante y mejoró todo tanto, por qué somos nómadas otra vez, don Ernesto?

Don Ernesto se quedó sin decir palabra. Lucía era una niña muy inteligente, conocía a su casa y a sus padres, y estaba seguro de que no eran nómadas, ¿Qué querría decir?

Nuevamente nos hemos vuelto nómadas siguió Lucía. El otro día a las afueras de la ciudad estaban talando los bosques, hace poco un pescador me contó cómo pescaban; y en ambos casos era lo mismo: cuando se acababa un bosque, se iban a otro, y cuando se acababan los peces en un sitio, cambiaban de lugar. Eso es lo que hacían las comunidades nómadas.

El maestro asintió pensativo con la cabeza. Realmente, Lucía tenía razón, y las sociedades humanas habíamos terminado por convertirnos en nómadas a la hora de conseguir muchas cosas. ¡Qué atraso! en lugar de cuidar la tierra y sus recursos para seguir obteniéndolos en el futuro, ¡seguimos exprimiéndolos hasta que se acaban, y luego nos vamos. El resto de la tarde estuvieron hablando sobre qué podían hacer para demostrar qué tan civilizadamente se comportaban.

Al día siguiente, fueron a clase llevando una camiseta verde con un mensaje que decía «¡Yo no soy un nómada!», y a partir de entonces, se dedicaron a demostrar a todas las personas que no lo eran; cada vez que sabían que iban a necesitar algo, se preocupaban por asegurarse de que hubiera sido obtenido con cuidado y control: si querían madera o papel, se aseguraban de que fuera de árboles replantados, sólo utilizaban productos de animales cuidados y alimentados en granjas y así, desde su pequeña ciudad, ese grupo de niñas y niños consiguieron dejar de ser nómadas de nuevo, como había hecho la humanidad en la prehistoria hacía miles de años.

¡Qué increíble historia! Definitivamente tienes mucho por hacer para dejar de ser nómadas. Sé que ya has llevado a cabo muchas acciones, pero esto debe ser una tarea de todas y todos.

Si te acabas todos los recursos naturales será imposible sobrevivir en este planeta que es tan bonito. Es urgente participar en la mejora del medio ambiente, comunitario, nacional o mundial y así cada quien se responsabiliza de su impacto en la Tierra.

“Responsabilidad” una palabra esencial para hacer conciencia de cómo aprovechas lo que te ofrece la naturaleza. Y a todo esto que se ha estado hablando y lo que leíste en el cuento, se le llama “Sustentabilidad”. Te propongo que lo busques en tu diccionario.

¿Qué fue lo que encontraste?

Dice así: “Algo que se puede sostener a lo largo del tiempo sin agotar sus recursos o perjudicar el medio ambiente.”

Exactamente como lo que leíste en el cuento, en pocas palabras, la sustentabilidad es no ser nómada.

La sustentabilidad es la capacidad que desarrollamos cuando usamos, conscientemente, lo que el planeta nos proporciona; lo cuidamos, lo renovamos, y no gastamos por adelantado los recursos naturales de futuras generaciones.

Y así cuidas lo que las siguientes generaciones, necesitarán para vivir.

Es tu responsabilidad cuidar el planeta, igual que como cuidas tus cosas, tu casa, o todo aquello que te agrada y quieres.

Y para comprenderlo un poco más, vas a observar el siguiente video.

  1. Video. Biodiversidad y sustentabilidad.

Durante muchos años se ha pensado en el medio ambiente, pero de nada sirve si no te involucras de verdad y solo lo dejas en manos de algunas personas.

Pensando en la pregunta final del video, ¿Cómo puedes formar parte de esta iniciativa? creo que como lo has aprendido en sesiones anteriores, debes pensar en acciones concretas.

Y si estas acciones las llevas a cabo en tu vida diaria se volverá una costumbre, así que piensa en acciones que puedes realizar y por cada una, pega tu hoja para seguir llenando tu árbol, pero en esta ocasión escribe la acción en las hojitas.

Una acción para poder ser sustentables es la propuesta en cuanto a la basura y así poder separarla y reciclarla, como lo que hacen en el siguiente video que te quiero mostrar.

  1. Video. UNAM Campus Morelos, Programa basura cero.

Qué interesante video, parece que el poner diferentes botes para separar la basura es muy importante que se haga en todos lados, así como ser conscientes con los desechos sanitarios.

Excelente aportación, pega tu hoja en el árbol. ¿En qué acción has pensado tú?

Siguiendo la línea de la basura, otra forma puede ser que consumas y compres productos amigables con el medio ambiente o que sean 100% reciclables como te lo explican en el siguiente video.

  1. Video. Diseño sustentable.

Una buena acción es juntar el agua de lluvia y utilizarla para regar las plantas o para limpiar el sanitario. (Pega tu hoja)

Usar menos bolsas de plástico y optar por las bolsas de tela que puedas usarlas varias veces. (Pega tu hoja)

Usar el transporte público en la medida de lo posible, o compartir el auto con personas que van al mismo destino o utilizar la bicicleta. (Pega tu hoja)

Adoptar una planta, también es una gran acción sustentable. (Pega tu hoja)

Usar focos ahorradores y no sólo eso, también aparatos electrónicos. Ya hay muchos que ahorran la energía. (Pega tu hoja)

O reutilizar el agua con la que te bañas para el baño, la lavadora, para lavar el patio o cualquier otro espacio. (Pega tu hoja)

Uno facilísimo, hacer composta con los desechos orgánicos, y por qué no, tener un propio huerto en el que plantes tus propios alimentos o al menos, hierbas aromáticas para cocinar. (Pega tu hoja)

No usar sustancias químicas que pueden contaminar y comprar cosas con las que no experimenten en animales. (Pega tu hoja)

Puede ser que evites comprar ropa y zapatos, hasta que realmente los necesites. A veces tienes ropa que ni te pones. (Pega tu hoja)

Y pensar en reutilizar y reusar todo aquello que consideras basura, pero con lo que puedes hacer nuevas cosas muy útiles, por ejemplo, una lapicera con una botella, un cuaderno con hojas recicladas, se pueden buscar ideas en internet de todo lo que se puede reutilizar. etc. (Pega tu hoja)

Te recordó algunos talleres que Staff explica muy bien y dan ganas de ponerte a recortar y pegar para crear nuevas cosas.

  1. Video. Once niños recomiendan los talleres ecológicos mama tierra.

Qué buenas ideas. Vas a pegar 2 hojitas por todas estas ideas que te dieron en el video. (Pega hojas)

Es una excelente idea seguir aprendiendo. ¿Qué te parecería que la siguiente sesión se convierta en un taller donde sigas conociendo acciones y sobre todo sepas cómo llevarlas a cabo?

Puedes hacer muchas cosas como las que te enseñó Staff y después enseñárselas a tu familia, vecinas y vecinos y a todo el mundo. En esta época en que hay que aprovechar todo al máximo, hasta podrías vender algunas cosas de las que hagas. Siempre habrá alguien que las necesite. Hasta empresaria, empresario puedes llegar a ser.

¿Y ya observaste cómo quedó tu árbol? Se ve hermoso, y ti depende mantenerlo así con todo lo que has aportado en estas sesiones.

Recuerda seguir pensando en cómo puedes dejar de ser nómada y no agotar los recursos naturales.

Parte de la respuesta es organizar y que cada quien se comprometa y responsabilice por lo que te corresponde. No lo dejes en manos de unas cuantas personas.

La participación organizada es el camino para mejorar y preservar tu entorno cercano: escuela y comunidad, para después hacerlo por el país y quizá por el planeta entero.

Así promueves el cuidado del medio ambiente porque motivas a que las demás personas también lo hagan y esto no sólo es de un rato o de algunos días, esto es para siempre, es ¡un estilo de vida!

Las pequeñas acciones son eslabones hacia la sustentabilidad y preservación del planeta, como si fuera una gran cadena en la que todas y todos participan.

O una escalera en la que puedes subir y subir hasta llegar a la meta.

O como las hojas de este hermoso árbol, porque cada quien puede hacer que siempre tenga este gran follaje.

Recuerda siempre ¡No agotes los recursos naturales!

Si te es posible consulta otros libros y comenta el tema de hoy con tu familia.

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.

Para saber más:

Lecturas

https://libros.conaliteg.gob.mx/20/P6FCA.htm
https://libros.conaliteg.gob.mx/20/Z7823.htm

¿Tienes dudas de la clase?.

Haz una pregunta dando clic aquí