Portada » Para escribir mejor: la elipsis – Lenguaje Primero de Secundaria

Para escribir mejor: la elipsis – Lenguaje Primero de Secundaria

Aprendizaje esperado: Elige un tema y hace una pequeña investigación.

Énfasis: Identificar la elipsis como recurso de cohesión.

¿Qué vamos a aprender?

Identificarás la elipsis como recurso de cohesión. Este recurso es de gran utilidad al momento de organizar la información que reúnas después de investigar en diversas fuentes sobre el tema de tu interés; también, a la hora de revisar cualquier escrito que hagas.

Primero, revisarás ejemplos de textos para reconocer algunos elementos que te impiden entenderlos de modo concreto y sencillo; después, repasarás el concepto de elipsis y los tipos que existen para mejorar la redacción de los ejemplos de texto. Finalmente podrás hacer uso de este recurso para revisar y mejorar tus propios escritos.

Te darás cuenta que hasta los escritores experimentados revisan sus textos más de una vez a fin de garantizar que las ideas que quieren transmitir se entiendan con claridad.

¿Qué hacemos?

Para producir un texto sobre un tema determinado, antes debes haber cubierto una serie de pasos para documentarte y ampliar tu conocimiento respecto de dicho tema. Es decir, tienes que realizar una investigación y, para ello, es necesario seguir varios pasos; empiezas por elegir el tema y formular preguntas sobre lo que quieres saber. Sigues con la exploración y selección de textos orales y escritos relacionados con el tema; en los que identificas y diferencias los enunciados que introducen información de aquéllos que la amplían. Todo ello, te permite reunir suficientes datos sobre el tema para elaborar un texto propio.

Para lograr un texto claro y lógico es necesario conocer y poner en práctica ciertos recursos de escritura; en esta sesión, específicamente, nos centraremos en la elipsis.

Para iniciar te invitamos a leer el siguiente texto de un alumno de primero de secundaria. Es el resultado de su investigación sobre el tema “la química del amor”.

“La química en el amor

Todos los seres humanos alguna vez nos hemos enamorado: todos los seres humanos hemos sentido mariposas en el estómago, todos los seres humanos hemos tenido ganas de pasar todo el tiempo con esa persona o, todos los seres humanos hemos sentido que esa persona es maravillosa y todos los seres humanos hemos sentido que esa persona es perfecta. Pareciera que el amor es mágico. Lo cierto es que el amor está más relacionado con el cerebro y reacciones químicas que el amor esté más relacionado con la magia. ¿Cuál es el proceso del enamoramiento? ¿Qué sustancias se liberan en el enamoramiento? ¿Cómo afectan nuestra percepción de la realidad el enamoramiento? ¿Qué pasa cuando nos desenamoramos?”

Reflexiona sobre las siguientes:

  • ¿Fue fácil entender el texto?
  • ¿Por qué crees que se dificulta entenderlo con claridad?
  • ¿Qué le falta o sobra?
  • ¿Cómo lo modificarías?

El ejemplo que te acabamos de presentar no está corregido, es decir, quien lo escribió no dedicó tiempo a valorar si era claro y fácil de comprender.

Como pudiste observar, escribir y considerar que con eso basta es un error común; es necesario revisar lo que se escribe, una, dos, tres, las veces que sea necesario, hasta asegurarnos de que se entienda con claridad y que transmita con precisión las ideas que queremos transmitir.

Seguramente más de una vez has leído un texto el cual parecería no sobrarle ni faltarle nada, ya que se entiende a la perfección. Esto se debe a que cumple una serie de condiciones que lo hacen ser un texto claro. Pero ¿cómo se logra esto?, ¿qué condiciones son las que debe reunir?

Para responder esta pregunta, observa el siguiente video hasta el minuto 2:10, el cual te ayudará a conocer más acerca de los aspectos que hay que considerar.

  1. Aprendiendo a corregir un texto Redactar un reglamento

Son cuatro aspectos que se deben tener en cuenta al momento de revisar un texto: adecuación, coherencia, cohesión y organización textual. En específico, nos centraremos en la cohesión.

Para definir qué es cohesión, nos apoyaremos en un ejemplo del estudioso de la lectura y la escritura Daniel Cassany: piensa en un collar, ¿cómo es que se mantienen unidas las cuentas que lo conforman? Lo hacen gracias a un hilo que desde el interior sostiene a cada una. Ahora, piensa que un texto es como el collar, sólo que en este caso las frases son como las cuentas y el hilo está conformado por la manera como se conectan y usan las palabras. Si el hilo que sostiene al texto, es decir, la cohesión, es adecuada, el texto será claro y fácil de comprender, pero de no ser así, será confuso y enredado.

Considera el texto presentado al inicio. ¿Recuerdas que era confuso? Esto se debe a que la cohesión no es sólida, o dicho más fácilmente, fue difícil entender el texto porque las partes que lo conforman no están bien unidas. Observa cómo se repiten innecesariamente palabras o frases como “todos los seres humanos” y “enamoramiento”, lo que provoca que el lector se canse y se confunda conforme avanza en la lectura.

“La química en el amor

Todos los seres humanos alguna vez nos hemos enamorado: todos los seres humanos hemos sentido mariposas en el estómago, todos los seres humanos hemos tenido ganas de pasar todo el tiempo con esa persona o, todos los seres humanos hemos sentido que esa persona es maravillosa y todos los seres humanos hemos sentido que esa persona es perfecta. Pareciera que el amor es mágico. Lo cierto es que el amor está más relacionado con el cerebro y reacciones químicas que el amor esté más relacionado con la magia. ¿Cuál es el proceso del enamoramiento? ¿Qué sustancias se liberan en el enamoramiento? ¿Cómo afectan nuestra percepción de la realidad el enamoramiento? ¿Qué pasa cuando nos desenamoramos?”

Puede que en una primera instancia suene muy difícil, pero el concepto te resultará familiar, ya que lo usamos comúnmente al hablar y escribir.

La elipsis consiste en omitir una o varias palabras dentro del texto, cuando ya se sobreentiende de qué se está hablando, y se usa para evitar que el texto se vuelva repetitivo y poco claro. Por ejemplo, si te pregunta tu mamá: “¿Quieres más sopa de fideos con pollo que te hice con mucho amor?”. Probablemente contestarías sencillamente “sí” o “no”. Difícilmente responderías: “Sí quiero más sopa de fideo con pollo que me hiciste con mucho amor”.

Ahora, nuevamente, regresa al texto que leíste al inicio. ¿Qué palabras podrías omitir mediante elipsis?

El texto puede quedar así:

“La química en el amor

Todos los seres humanos alguna vez nos hemos enamorado: hemos sentido mariposas en el estómago, hemos tenido ganas de pasar todo el tiempo con esa persona o sentido que es maravillosa y perfecta. Pareciera que el amor es mágico. Lo cierto es que el amor está más relacionado con el cerebro y reacciones químicas que con la magia. ¿Cuál es el proceso de enamoramiento? ¿Qué sustancias se liberan? ¿Cómo afectan nuestra percepción de la realidad? ¿Qué pasa cuando nos desenamoramos?”

¡Qué diferencia!, ¿verdad?

Ahora bien, no se trata de quitar palabras al azar, ya que esto dificultaría que se entienda el mensaje; precisamente lo complicado de este proceso está en saber qué palabras suprimir. Si, por ejemplo, quitaras las palabras “enamorado”, “hemos» y “persona” del texto que hemos estado analizando, sin considerar previamente si estoy afectando el sentido en general o no, quedaría así:

“Todos los seres humanos alguna vez nos hemos …: todos los seres humanos hemos sentido mariposas en el estómago, todos los seres humanos …  tenido ganas de pasar todo el tiempo con esa persona o todos los seres humanos hemos sentido que esa …  es maravillosa y todos los seres humanos hemos sentido que esa persona es perfecta.”

¿Se entiende?, ¿verdad que no? Entonces, ¿cómo saber qué palabras se pueden suprimir en un texto mediante elipsis?

La respuesta sencilla sería que se pueden eliminar todas las palabras cuyo contenido se puede recuperar por el contexto. Los estudiosos proponen que hay dos tipos de elipsis: la nominal, es decir, sustantivos y pronombres; y la verbal, o sea verbos.

Vamos por partes; por ejemplo, en la frase: “mi hermano se comió dos tlayudas y yo sólo una” se entiende que no es necesario repetir al final “tlayudas”, porque se da por entendido qué fue lo que comí. Ya que se trata de un sustantivo el que omitimos decir; este es un ejemplo de elipsis nominal. Otro caso: cuando una amiga dice: “Tú eres mi mejor amiga, me caes muy bien” ella no necesita repetir el “tú” dos veces, pues se entiende que habla de mí. En este caso, se omite el segundo pronombre “tú”, por lo tanto, también es una elipsis nominal.

Ahora veamos qué es la elipsis verbal. Para ello, te presentamos otro ejemplo: “yo no sé nadar y mi hermano tampoco”. ¿Te diste cuenta de que no fue necesario repetir “sabe nadar” al final de la oración? Las palabras omitidas fueron dos verbos, por lo que éste es un ejemplo de elipsis verbal.

La elipsis es un recurso que usamos todos los días los hablantes para economizar y optimizar el lenguaje; es decir, para que nuestro mensaje sea más claro sin repetir innecesariamente palabras.

Escribir un texto implica asumir la responsabilidad de revisarlo varias veces hasta asegurarnos de que es claro y fácil de comprender. Esta labor la realiza hasta la escritora o escritor más experimentado, en cualquier área del conocimiento; de ahí la importancia de que adquieras poco a poco las herramientas que te permitan pulir tus textos.

Ya que tienes más claro qué es elipsis y cómo te ayuda a mejorar tus textos, es momento de que apliques este recurso en la revisión del texto que elaboraste como resultado de una investigación.

Además, tomen en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Lean ustedes mismos en voz alta su texto; esto ayudará a identificar qué palabras se pueden suprimir.
  • Den a leer su texto a alguien más y pídanle que les indique si hay palabras que se repitan innecesariamente.
  • Dejen pasar algún tiempo antes de volver a leer su texto; a veces, su mente ya está tan familiarizada con lo que escribieron que no detecta las repeticiones innecesarias.

Guarda tu texto corregido, ya que te será útil para profundizar en el conocimiento de este Aprendizaje Esperado.

Estás en un proceso de aprendizaje en el que, con la guía de tus maestras y maestros, irás adquiriendo mayor experiencia para perfeccionar tus textos. Este conocimiento te será de utilidad en ésta y en tus otras asignaturas, incluso en tu entorno familiar y de amigos. Es importante que dediques el tiempo que sea necesario a la corrección de sus textos, pues de esto depende que el mensaje que quieras transmitir sea recibido correctamente por tus lectores. Recuerda que vivimos en un mundo que, en buena medida, se comunica de manera escrita; entre mejores textos seas capaz de producir, podrás comunicarte mejor.

Conforme avances en tu formación académica, identificarás y estudiarás otros recursos que te permitan pulir tus textos. Como se menciona en el video: “Para escribir bien se debe reescribir muchas veces; un buen texto es el resultado de revisar y corregir constantemente”.

Recapitulando:

  • Revisaste textos para identificar elementos que restan claridad y dificultan la lectura.
  • Identificaste los aspectos que se deben tener en cuenta al momento de revisar un texto: adecuación, coherencia, cohesión y organización textual.
  • Repasaste el concepto de elipsis y los tipos que hay: nominal y verbal.
  • Practicaste la corrección de un texto.

Los apuntes que realizaste en tu cuaderno te servirán siempre que trabajes con este aprendizaje esperado, así que tenlos a la mano.

Para ampliar la información, puedes consultar en tu libro de texto de Lengua Materna, el aprendizaje esperado “Elige un tema y hace una pequeña investigación”.

Además, puedes apoyarte en tus libros de texto del resto de las asignaturas, como ciencias, geografía, historia o matemáticas: ya que la corrección de textos es una práctica común a todas las áreas del conocimiento.

El Reto de Hoy:

Te proponemos el primer reto: ten a la mano el texto que elaboraste como resultado de tu investigación, o bien otros escritos que hayas elaborado en ciclos escolares anteriores. Haz una rápida lectura, ¿identificaste palabras que se repiten innecesariamente? Probablemente sí, y la buena noticia es que esto tiene solución, y se llama elipsis.

Como segundo reto, te presentaremos otros fragmentos del texto que leíste al inicio de la sesión sobre “la química en el amor” y determinarás de qué tipo de elipsis se trata.

Reto ¿Qué tipo de elipsis es?

  • Cuando se está enamorado, se activan regiones del cerebro relacionadas con emociones positivas. Al mismo tiempo [cuando se está enamorado] se inactivan regiones relacionadas con el razonamiento crítico, el miedo y la tristeza.
  • Por eso, cuando tú estás enamorado, [tú] segregas dopamina y, por ende, [tú] te sientes sumamente feliz y placentero en presencia del ser amado.
  • Un enamorado idealiza al ser amado y parece que [el enamorado] no puede ver sus defectos.
  • La primera fase dura unos cuatro meses y después de esta [primera fase] se pasa a una [fase] más profunda.
  • Al principio hay una gran cantidad de estímulos y situaciones novedosas que causan interés en la pareja y [que causan] emoción.

En el primer caso, se omiten las palabras “se está enamorado” que corresponden a una acción, por lo que se trata de una elipsis verbal.

El segundo caso se quitó el pronombre “tú”, por lo que estamos hablando de una elipsis nominal.

En el tercer caso, se eliminó el sustantivo “enamorado”, por lo que es una elipsis nominal.

El cuarto caso quita las palabras “primera fase” y “fase”, así que se trata de una elipsis nominal.

Finalmente, el quinto caso omite el verbo “causan”, es un ejemplo de elipsis verbal.

A partir de la información anterior, escribe en tu cuaderno tu propia definición de elipsis y los tipos que hay; incluye algunos ejemplos de cada uno. Siéntete con la libertad de incluir ejemplos propios.

También te puedes apoyar en un diccionario, en un manual de redacción o preguntarle a familiares y amigos, ¿qué recursos emplean ellos para garantizar que sus textos sean claros y fáciles de comprender? Seguramente, con la información que juntes enriquecerá tu apunte.

Te recomendamos que consultes en tu libro de texto de Lengua Materna el Aprendizaje Esperado “Elige un tema y hace una pequeña investigación”, en específico la sección dedicada a reconocer la elipsis como recurso de cohesión. Seguramente encontrarás más ejemplos y actividades que te ayudarán a ejercitar la corrección de tus textos.

Es momento de enfrentarte al reto final que pondrá en juego lo que has estudiado. Te presentaremos un último párrafo del texto sobre el tema “la química del amor”. Escribe en tu cuaderno una propuesta sobre cómo podría quedar después de eliminar palabras por elipsis.

Te toca corregir…

“En conclusión, el enamoramiento involucra varias etapas y el enamoramiento dura un tiempo determinado. Durante este proceso, el cerebro produce una serie de sustancias que producen felicidad y, en ocasiones, la serie de sustancias producen distorsión de la realidad. El enamoramiento puede terminar cuando el cerebro deja de producir estas sustancias, por eso el cerebro debe estar constantemente estimulado. Sin embargo, habrá que considerar que no todo es química, también quizás la magia juega un papel importante.”

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.

1 pensamiento sobre “Para escribir mejor: la elipsis – Lenguaje Primero de Secundaria”

  1. Pingback: Clases de Aprende en Casa - 22 de octubre - Nodo9

Deja un comentario