Saltar al contenido
Portada » Parece imposible, pero se logra – Civismo Primero de Secundaria

Parece imposible, pero se logra – Civismo Primero de Secundaria

Aprendizaje esperado: Reconoce en la solidaridad un criterio para impulsar acciones que favorecen la cohesión y la inclusión.

Énfasis: Distinguir acciones que promueven la solidaridad.

¿Qué vamos a aprender?

Reconocerás en la solidaridad un criterio para impulsar acciones que favorecen la cohesión y la inclusión.

¿Qué hacemos?

Para comenzar la sesión observa y escucha con atención el siguiente video, donde un grupo de músicos ensaya una pieza musical.

Después de haber visto el video, piensa en las siguientes preguntas:

  • ¿Qué te pareció la pieza musical?
  • ¿Cómo viste el ensayo?
  • ¿Los músicos están sincronizados?

De seguro te diste cuenta, que cada uno de los músicos llevaba su propio ritmo, como si fuesen solistas; no se percibe unión entre ellos, no parecen, para nada, miembros de un mismo grupo o comunidad.

Ahora revisa el segundo video y observa las diferencias entre la forma de tocar de los músicos del primer video y de éste.

Ya que viste el video responde las siguientes preguntas.

  • ¿Descubriste que los músicos del segundo video tocan mejor que los del primero?
  • ¿Por qué supones que ejecutan mejor la música?
  • ¿Consideras que aún no logran la armonía todavía?

Parece que están mejor integrados y logran que los instrumentos se acompañen. Tal vez mejoren su interpretación si dialogan entre ellos y toman acuerdos, de manera democrática; si se integran, para llegar a un mismo objetivo.

Observa y escucha a continuación el siguiente video en el que aparecen los mismos músicos.

Ahora responde:

  • ¿Percibiste la armonía?
  • ¿Te diste cuenta de la diferencia cuando todas y todos trabajan unidos y persiguen un mismo fin, cuando hay cohesión y cuando las personas se identifican como parte del grupo?

Trabajar en conjunto, enlazar ideas y perspectivas, incluir a todas y todos los integrantes, son acciones que posibilitan llegar a la armonía. En el ejemplo anterior, los músicos forman un todo cuando se asumen como integrantes de un grupo y se reconocen como miembros de un mismo conglomerado.

Los integrantes de una orquesta tocan diferentes instrumentos y siguen líneas melódicas diversas, como las ideas, gustos y preferencias; sin embargo, las acciones anteriores se conjuntan para tocar una sola pieza, por lo que todo debe ir en una misma dirección. Si se logra lo anterior, los lazos entre los integrantes son fuertes y dan lugar a una estructura sólida del grupo.

Pero, ¿cómo se logra la solidaridad y por lo tanto la integración y la cohesión?

Para dar respuesta a esta pregunta, observa el siguiente video en el que se muestra una entrevista con el maestro Edwin José Mijares Montoya, quien lo explica.

Como viste en el video, según el entrevistado, “se es solidario cuando se tiene conciencia de que una persona forma parte de un grupo que aporta beneficios a la sociedad”; cuando se busca incidir, de alguna manera, en alguno de los grupos que conforman ese gran conglomerado denominado sociedad.

Además de un valor asociado con la ayuda, la solidaridad es una actitud de comprensión hacia otras personas; es ser empática o empático, o sentir la vida interior de la otra persona como si fuese propia; es desarrollar un vínculo fuerte con las demás personas o grupos; es unirse frente a situaciones que atentan contra la integridad física o emocional de los seres humanos. Es, en síntesis, tener identidad de grupo porque se genera pertenencia; posibilita la acción de todas y todos los integrantes de un grupo, acción que es inclusiva, porque busca tener condiciones iguales para todas las personas.

Continua con la reflexión acerca de la solidaridad a través de las imágenes que se muestran a continuación.

En la mayoría de ellas puedes observar a grupos de personas realizando actividades de manera conjunta; algunas recolectan basura, otras se manifiestan contra el hambre y otras más trabajan para mejorar un área verde.

  • ¿Por qué supones que las llevan a cabo?
  • ¿Crees que ganarán algo por hacerlas?

Todas ellas llevan a cabo acciones relacionadas con la solidaridad. Al ver resultados positivos, por la iniciativa que llevan a cabo, sienten una gran satisfacción. Colaborar y participar en su propio proyecto no sólo les permite convivir con las y los demás, sino que fortalece su sentido de pertenencia como parte de un grupo.

Trabajando unidas y unidos, por ejemplo, las y los estudiantes de una de las imágenes lograron cuidar las áreas verdes de su comunidad escolar; lo hicieron colaborando de manera conjunta y por el logro de un objetivo común: cuidar el ambiente, para beneficio de la sociedad y la naturaleza. Tú, como ellas y ellos, puedes llevar a cabo acciones solidarias con tu familia y grupo de amistades.

Las personas retratadas en las fotografías hicieron tales acciones pensando en el bienestar de las y los otros; por la hermandad que sienten entre ellas y ellos; por los lazos que han desarrollado con los miembros de su comunidad escolar y con la humanidad; por eso fueron solidarias y solidarios quienes participaron en esta tarea.

La solidaridad no sólo se presenta entre la familia, los amigos o la escuela, también lo está en comunidades más grandes como los países.

  • ¿Has oído que los mexicanos son muy solidarios?
  • ¿Sabes por qué lo dicen?

Observa la siguiente imagen.

  • ¿Reconoces los símbolos que se proyectan en la imagen?
  • ¿Los has visto cuando hay huracanes, terremotos, inundaciones o situaciones que producen daños a la población del país?

Las imágenes en pantalla presentan brazos entrelazados y manos con los puños hacia arriba; porque todas y todos ellos simbolizan la fraternidad y la unión.

Aunque se usan y se reconocen los símbolos anteriores, no son exclusivos de este país, se han adoptado en todo el mundo y son un lenguaje simbólico para describir la ayuda que necesitan y dan las personas en momentos o situaciones difíciles.

Ahora, se te invita para realices un dibujo en tu cuaderno de tu propio símbolo de solidaridad; para ello piensa qué es para ti este concepto y cómo lo darías a conocer.

La solidaridad también es una actitud de comprensión, empatía y apoyo hacia las personas, causas o grupos en momentos difíciles, y eso han hecho las y los mexicanos como tú, apoyarse entre ellos mismos y a otras y otros en situaciones de desgracia, lo cual los convierte en una mejor nación. Reflexiona sobre las siguientes preguntas:

  • ¿Has participado en acciones de este tipo?
  • ¿Qué sentimientos te provoca ayudar y ser solidaria o solidario con personas que no conoces?

Seguramente has escuchado o visto en las noticias y redes sociales las acciones que llevan a cabo un grupo independiente de mujeres de Veracruz, para apoyar a los inmigrantes centroamericanos que transitan por el país hacia Estados Unidos de América. Ellas son reconocidas en México y América Latina por su labor, su solidaridad y altruismo con las y los migrantes.

Este grupo de mujeres se dieron cuenta de que, en el recorrido de los migrantes centroamericanos hacia el norte del país, sus derechos humanos eran violentados; son personas con hambre, sed, pobreza y una gran tristeza por haber dejado a sus familias. Ante esta situación, estas mujeres tuvieron la iniciativa de organizarse y ofrecerles comida a las y los migrantes mientras viajan en el lomo del tren, conocido como “La bestia”.

Para lograr su objeto, diariamente ellas recolectan víveres, preparan alimentos, los colocan en bolsas y, cuando pasa el tren, los dan a las y los migrantes. La única satisfacción y agradecimiento que reciben es una mirada o una sonrisa de las y los viajeros.

Estas mujeres son un ejemplo de personas que realizan acciones solidarias para la mejora de la sociedad, al actuar en apego a principios éticos, como la solidaridad y empatía, así como el demandar el respeto a derechos humanos, pero no son las únicas.

También habrás visto o escuchado acerca de un grupo de hombres preparados para rescatar a personas en desastres, como los terremotos.

Su agrupamiento nació en el terremoto que sacudió y cambió profundamente al entonces Distrito Federal, hoy Ciudad de México, en 1985. Fue en ese momento, cuando cientos de jóvenes voluntarias y voluntarios improvisaron pequeñas brigadas para iniciar la operación de rescate más grande en la historia de la ciudad.

Hoy, este grupo participa en rescates a nivel nacional e internacional y están dispuestos a colaborar cuando los necesitan, como el terremoto ocurrido en Haití, en el año 2010. Apoyan en operativos de búsqueda y rescate en estructuras colapsadas para tratar de localizar a personas vivas o que se encuentran en alguna situación de riesgo.

Como estos dos grupos, hay muchos más que realizan acciones solidarias, resguardando los principios y derechos humanos.

Un ejemplo más de solidaridad, brindado a nivel nacional, fue el apoyo a las niñas y niños españoles a quienes se les dio asilo, porque en su país existía una guerra interna que les ponía en una situación de vulnerabilidad. De esta manera, la empatía mostrada por el pueblo mexicano, ante el sufrimiento de la niñez española, fue un ejercicio de solidaridad; de esta manera se garantizó la protección y cuidado de esta población, además de favorecer el ejercicio de derechos como la vivienda, alimentación y protección.

En los espacios más cercanos a ti, es seguro que también han existido muestras de solidaridad. Por ejemplo, ante la situación de confinamiento que se está viviendo, al interior de las familias, se están manifestando actitudes de solidaridad con las y los demás; hay quienes se han quedado sin trabajo y algunas personas han contribuido para que estas personas y sus familias tengan alimentos. Otro ejemplo es que pequeños negocios de alimentos, en algunos lugares llamados cocinas económicas, han ofrecido un número de comidas para las personas que lo requieren; en algunos casos, las han ofrecido de manera especial para el personal médico.

También, a través de las redes sociales se promovió que los adultos mayores o personas con discapacidad colocaran en sus ventanas un señalamiento para indicar que requerían apoyo por parte de la comunidad, ya sea para realizar la compra de alimentos o medicinas.

El cuidado como una responsabilidad comunitaria, es un acto de solidaridad que refuerza la cohesión social y favorece la empatía, lo cual permite impulsar acciones para brindar apoyo a diversos grupos a los que perteneces, como la familia y la escuela, la comunidad y el país con el que te identificas, así como a quienes viven en condiciones de vulnerabilidad. Todas las personas han sido solidarias en algún momento de sus vidas.

Ahora, reflexiona acerca de las acciones de solidaridad que tú hayas tenido con una o varias personas. Para ello, responde las siguientes preguntas:

  • ¿Con quiénes has sido solidaria(o)?
  • ¿Cuál ha sido ese acto en el que has mostrado empatía con otra persona o la comunidad?
  • Después de haber hecho esa acción, ¿qué sentimientos has experimentado?
  • ¿Lo volverías a hacer?
  • En la comunidad, ¿qué proyecto te gustaría realizar para mejorarla?

Es seguro que hayas podido responder con facilidad las preguntas anteriores, con ello te catalogues como una persona solidaria y hayas recordado a otras que también lo son.

Pero, te has preguntado, ¿qué pasaría si los seres humanos no fueran solidarios? Sin duda, habría más guerras, hambruna, diferencias sociales, económicas, sexuales, religiosas, políticas y se fomentaría la corrupción; en algunos países, la falta de solidaridad lleva a situaciones extremas.

El hecho de no ser una persona empática, ni solidaria, te lleva a un proceso de deshumanización, en el cual puedes correr el riesgo de sufrir discriminación y violencia y, además, serías indiferente a las situaciones de otras y otros, dando lugar a un deterioro de tu entorno y de la convivencia social.

Has concluido el tema del día de hoy.

Se te invita a consultar tu libro de texto para ampliar la información acerca del tema, pero también a leer el libro que lleva por título: El taller de las ilusiones de la escritora francesa Valérie Tong Cuong, que habla del poder de la solidaridad. En el cual su protagonista, Millie, tropieza con varios personajes en situaciones difíciles, pero se convierten en un grupo que se apoya y recupera la esperanza.

Bien, recuerda lo importante que es la solidaridad en tu comunidad y cómo puedes ser mejor ser humano.

El Reto de Hoy:

Recuerda algunos aspectos básicos de la solidaridad y elabora un collage, para ello observa y escucha el siguiente video. Toma nota.

  • 20. Solidaridad, inclusión y cohesión.

Piensa en acciones solidarias que se mencionaron en el video y en aquellas que te gustaría retratar en tu trabajo. Se creativo, utiliza material como: revistas, recortes o material que tengas a la mano y si no, dibújalo.

Puedes invitar a tus familiares a diseñar el collage contigo; integren en él los símbolos de solidaridad que creaste en la sesión.

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.

¿Tienes dudas de la clase?.

Haz una pregunta dando clic aquí

Deja un comentario