Aprendizaje esperado: Representa acontecimientos importantes vinculados a la historia de su comunidad mediante distintas formas expresivas.

Énfasis: Reconocer elementos que han modificado aspectos del paisaje de la comunidad para representarlos mediante las artes.

¿Qué vamos a aprender?

En esta sesión, conocerás cómo representar aspectos del paisaje de tu comunidad mediante las artes. Para ello, explorarás e imaginarás todo tu alrededor y describirás cómo es el paisaje de tu localidad.

¿Qué hacemos?

Para iniciar, reflexiona en las siguientes preguntas:

¿Has observado cambios en el paisaje de tu comunidad?, ¿cómo han sido?

¿Reconoces los elementos que se han modificado recientemente en estos paisajes?, ¿cuáles podrías mencionar?

Tal vez te encuentres, al igual que todos, un poco aislada o aislado debido a las medidas preventivas que debemos de tomar. Pero probablemente puedas tener una ventana cerca que te brinde un panorama. Acercarte a esa ventana y observa el exterior. Presta mucha atención.

¿Qué observas por la ventana?

Escribe todo lo que observes en tu cuaderno. Asimismo, menciona los cambios que identifiques de unos años a este momento.

Por ejemplo, podría ser una calle llena de autos, donde vayan en una misma dirección. Sin embargo, esa calle antes pudo haber sido en ambos sentidos y apenas hace unos días cambiaron la dirección. O quizá, construirán algo porque se ven señalamientos anaranjados que cortan la circulación vehicular, ya que se puede ver una maquinaria grande.

También podría ser que observes por tu ventana montañas, árboles y animales, una zona preciosa llena de colores verdes, donde muchas personas hacen sus labores del día: alimentan a sus animales, como vacas, gallinas, cerditos; pero a lo lejos se nota cómo construyen también algo.

Intenta describir cada aspecto que identifiques: cómo es el paisaje de tu localidad y cómo era antes. Si no tienes ventanas, construye una con tu imaginación. Incluso puedes dibujar una en el aire, frente a ti. Ahora puedes ver, con el poder de tu imaginación, el recuerdo de tu entorno y, de esta manera, puedes describirlo.

¿Qué elementos reconoces que han modificado tu comunidad?

Para inspirarte, realiza un ejercicio de memoria.

¿Recuerdas si en tu comunidad existen esculturas, quioscos, parques o fuentes?

¿Hay murales, mercados, plazas, monumentos o música característica de tu localidad, quizá de alguna festividad o de algún momento especial?

¿Conoces los colores, formas, texturas, sonidos u olores de tu localidad?

Por ejemplo, podría ser que existe un mercado que antes era de un color específico y ahora tiene otros colores y formas, donde hay murmullos y gritos, olor a frutas, a verduras, a madera y a plantas. Incluso puedes imaginar que vas caminando ahí en este momento.

Puedes recordar también otros elementos, como un kiosko, una iglesia, un jardín o una plaza donde venden helados y comida típica.

¿Qué recuerdas?

Ahora con ayuda de tu imaginación responde las siguientes preguntas:

Si tu comunidad fuera un platillo, ¿a qué sabría?

¿A qué olería tu comunidad si fuera un perfume?

Anota en tu cuaderno las respuestas de estas interrogantes o, si lo deseas, dibújalas. Recuerda que, en artes, la libertad de expresión es latente.

Ya que observaste todos los elementos característicos de tu comunidad con detenimiento:

¿Qué te provocan estos elementos?

Seguramente existen dentro de tu comunidad lugares que te gustan o te atraen, ya sea por sus formas, tamaños, colores, texturas o por lo que se realiza en ese sitio.

No obstante, también puede haber algunos elementos que no te agraden mucho, pero debes reconocer que tienen un sello y distinción. De acuerdo con lo anterior, reflexiona:

¿Por qué crees que están ahí estos elementos?

¿Cómo te imaginas que era tu comunidad hace 50 años o hace 100 años?

Gracias a tus clases de historia, conoces los acontecimientos que han ocurrido en tu comunidad. Y si no es así, seguramente alguna familiar tuyo te habrá narrado de forma cotidiana cómo se han transformado los espacios que habitas.

Ahora, responde lo siguiente:

A ti, ¿cuáles historias te han contado tus familiares, sobre la transformación de tu comunidad?

¿Qué imágenes has visto de antaño de tu localidad?

Anota todo lo que recuerdes. Y si te es posible, pregúntales a tus familiares. Será un buen pretexto para hacer una llamada telefónica o videollamada y conversar sobre las historias de los cambios de tu comunidad.

El arte de la conversación generará un grato recuerdo que llevarás contigo, pues debes de recordar que todos somos parte fundamental de una localidad. Y a través de la transmisión de las historias a otras generaciones, también se crea la identidad de la localidad.

Después de haber realizado lo anterior, dibuja cómo se encuentra tu localidad hoy en día y realiza un comparativo con lo que tus familiares te narraron. Haz un antes y un después de tu localidad. De tal manera que un dibujo salga de lo que imagines con la narración y el otro dibujo busque representar lo que percibes de ese mismo lugar en la actualidad. Recuerda compartirlo con tus profesores. No olvides estar en contacto con ellos, es muy importante.

A continuación, a modo de ejemplo, observa el siguiente video que comparte un alumno de segundo grado y analiza cómo elaboró la actividad.

  1. Transformación de mi comunidad

¿Qué te pareció la historia? Es muy importante conocer sobre otras localidades y sus modificaciones. Muchas veces, se conocen personas que atesoran historias de cambios sobre un mismo lugar, ¿conoces alguna?

Para finalizar, realiza la siguiente actividad.

Juega a viajar en taxi.

Pide ayuda a tus familiares y cuenten las historias que conocen sobre los aspectos que modifican los espacios. Busquen entre las cosas que estén a su alrededor.

Por ejemplo, cómo era un lugar antes, qué historia se cuenta de ese lugar, qué se destaca de tu comunidad, qué lugar recomendarías visitar, qué elementos han cambiado o ya no existen, qué se ha construido últimamente. En fin, las posibilidades son infinitas. Juega con tu familia y diviértanse a través de las artes.

Has llegado al final de tu destino. Recuerda que puedes transformar a través de las artes lugares, respetando y cuidando el medio ambiente, el entorno visual, social y cultural, para la mejora de tu comunidad. Puedes iniciar no tirando basura, no desperdiciando los recursos naturales y siendo amigable con el medio ambiente. Pequeñas acciones hacen grandes cambios.

El Reto de Hoy:

Recopila las historias de tus abuelos, tíos o padres, que indiquen la transformación que han sufrido los espacios de tu comunidad y recuerda observar a través de la ventana y dibujar en tu cuaderno los cambios que ha sufrido tu comunidad a través de la propia percepción y las narraciones de tus familiares.

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.

¿Tienes dudas de la clase?

Haz una pregunta dando clic aquí

Deja un comentario

Deja un comentario