Aprendizaje esperado: Construir una base de seguridad y confianza en sí mismo y en los otros, que favorezca el desarrollo de un psiquismo sano.

Énfasis: Brindar herramientas a las madres y padres para aprender a leer el llanto de sus hijos.

¿Qué vamos a aprender?

Hola, papás, mamás, cuidadores y cuidadoras. En esta sección se ha preparado información relevante para Ustedes que les auxilie en la crianza de sus hijas o hijos.

Conocerán sobre la importancia del sueño y el descanso, ¿Les gustaría ayudar a sus hijas e hijos a que concilien el sueño y de esta forma contribuyan a su crecimiento y desarrollo?

La Educación Inicial es el servicio educativo que se brinda a niñas y niños menores de tres años de edad, con el propósito de potencializar su desarrollo integral y armónico en un ambiente rico en experiencias formativas, educativas y afectivas, lo que les permitirá adquirir habilidades, hábitos, valores, así como desarrollar su autonomía, creatividad y actitudes necesarias en su desempeño personal y social.

En esta sesión retomaremos algunas ideas de la Guía para padres “La importancia de la crianza amorosa: un alimento que dura toda la vida” sino la tienes, no te preocupes, la puedes encontrar en la página de Plan y programas de estudio de la Secretaría de Educación Pública, en el apartado de materiales de Educación Inicial.

https://www.planyprogramasdestudio.sep.gob.mx/inicial-ae-materiales.html

Estas guías fueron elaboradas para acompañarlos en la crianza de las niñas y niños de 0 a 3 años de edad.

Les sugerimos estar preparado con cuaderno o lo que tengas en casa, para escribir la información que consideren importante; esto puede apoyarse en las prácticas de crianza.

En esta sesión conocerán sobre la importancia de leer el llanto del bebé y construir una base de seguridad y confianza en sí mismos. Encontrarán ideas para acompañar la crianza amorosa.

Es muy angustiante escuchar llorar a un bebé y no saber qué tiene, algo importante de resaltar es que los bebés, las niñas y los niños necesitan ser cargados, arrullados, acariciados y apapachados con mayor frecuencia y disponibilidad de sus cuidadores, es necesaria la presencia de un adulto para cubrir las necesidades de las niñas y los niños.

Exacto, porque criar no solo es darles de comer, mantenerlos limpios y sanos, sino que también necesitan de su mamá, papá, o de sus cuidadores como acompañantes pacientes y observadores capaces de sostenerlos, de interpretar lo que necesitan en cada momento, y brindar los cuidados amorosos.

Para saber por qué llora su bebé tienen que observarlo, y tratar de descubrir cuáles podrían ser las causas de ese malestar. Los bebés lloran para decirte que les pasa algo.

Y los adultos se convierten casi en investigadores o detectives, y lo que deben es hacerse preguntas, ¿Tiene hambre? ¿Tiene sueño? ¿Esta con el pañal mojado? ¿Esta aburrido?

Son investigadores de las formas de llorar de las niñas y niños, además, en los primeros meses del bebé ésta es una de las principales fuentes de comunicación. Y es aquí donde las madres, padres y cuidadores deben involucrarse y estar atentos a los tonos del llanto. Que, aunque algunas personas digan que son iguales, poniendo atención y haciendo suficientes preguntas, se irán dando cuenta que cada llanto es distinto.

Al identificarlos les permitirá entender, si tiene hambre, si tiene sueño, si es de dolor por cólico, o si necesita de ese espacio seguro y cálido, el pecho de la madre, padre o cuidador.

Y por otro lado el no saber por qué llora el bebé, puede agobiarlos frustrarlos y estresarlos, e impedir disfrutar esta etapa tan maravillosa. Al principio tal vez se les haga muy difícil diferenciar el tipo de llanto que está expresando su hija o hijo.

Observen el siguiente video que les puede ayudar a entender mejor.

  1. Comunicando a través del llanto.

¿Cómo se puede diferenciar el llanto cuando tiene hambre, sueño o quiere jugar?

El tema del sueño es importantísimo, ya lo han aprendido en otras sesiones. Les voy a compartir información sobre las horas que requieren los bebés, las niñas y los niños para tener un sueño saludable, el tiempo y tipo de actividad física recomendada y las señales de hambre o saciedad de acuerdo con la edad.

En la siguiente imagen observen las horas de sueño requeridas en niños de cero a cinco años.

TABLA 1. Horas de sueño requeridas en niños de cero a cinco años.

Edad

Total, de horas de sueño requeridas diariamente.

Recién nacidos.

Entre 16 y 18 horas.

De 3 meses a 1 año.

Entre 14 y 16 horas.

De 1 año a 3 años.

Entre 12 a 14 horas.

De 3 años a 5 años.

Entre 11 a 13 horas.

¿Es recomendable procurar el descanso que requieren de acuerdo a su edad, como lo observaste en la tabla?

Si. Las señales de sueño son: tallarse los ojos, rascarse las orejas, cabecear o estar irritable. Al mantener un horario y las horas de sueño requeridas pueden reducir las posibilidades de que su bebé llore de sueño.

¿Habrá algunas señales que ayuden a identificar si un bebé llora de hambre? Es esencial considerar las señales de hambre y saciedad de las que se conocieron en la sesión de alimentación perceptiva, algunos ejemplos de ello son: emitir vocalizaciones, realizar algunas acciones motoras y emitir expresiones faciales como muestras de hambre o saciedad.

Es capacidad de madres, padres y cuidadores, reconocer o identificar dichas señales por medio de la observación.

Mamás, papás y cuidadores, estén alertas a esas señales cuando alimenten a su bebé, así no van a dejarlos con hambre o sobre alimentarlos, ambas cosas generan malestar y él llora para expresarlo.

¿Les ha pasado? que una de las primeras respuestas ante el llanto de su hija o hijo es: ¡ha de tener hambre!

Seguramente es una escena que muchas familias han vivido, donde todos dan teorías y empiezan a opinar ¡Ha de tener hambre! ¡Seguro se le atoró un gas! ¡No, debe tener sueño! ¡Yo creo que tiene calor! ¡No, debe tener frío! Y mientras, el bebé llora y llora. Con estas señales y la información, ¿Podrán comprender lo que les quieren decir los bebés a través del llanto?

Van a tener que estar muy atentos, observarlos e identificar las señales de sueño, hambre o saciedad y no esperar a que lloren, además, para contener cualquier situación de ansiedad, irritabilidad o llanto deben responder de forma amorosa y sensible en todo momento, cargarlos, abrazarlos, meciéndolos, y decirles que pronto van a descubrir por qué llora y ayudarlo a sentirse mejor.

Puede que no logren identificar la causa, pero si logran calmarlos, entonces podría ser un llanto de aburrimiento, un llanto en que les está diciendo que quiere estar con ustedes.

Recuerden mamás, papás y cuidadores se requiere de mucha observación, y una buena dosis de paciencia, poco a poco se darán cuenta de qué es lo que le pasa y cuando menos se lo imaginen estarán comunicándose de manera efectiva, disminuyendo así el estrés de ambos, dando como resultado una convivencia llena de amor, comprensión y alegría para toda la familia.

Es importante que los padres, madres y cuidadores, tengan presente, que una parte esencial de la crianza es su relación amorosa al atenderlo, sus palabras llenas de cariño, los cantos de arrullo, la lectura de cuentos, la forma en que les hablas y tratas, estos estímulos, lo van a formar como persona.

Los bebés necesitan de esa persona amorosa, que brinde protección, seguridad y consuelo en el momento que lo necesite.

Así es, la madre, el padre o cuidador, deben tener la disposición y actitud, no sólo física, sino emocional, para acompañar al bebé, porque ellos necesitan tiempo de intimidad, un tiempo propio de juego, de arrullo, y que responda con alegría a la demanda del bebé, es importante dejar atrás las viejas tradiciones de crianzas.

Es muy común escuchar: ¡Deja que llore hasta que se canse! ¡Si lo abrazas cada rato lo vas a embracilar! ¡No hay que acostumbrarlo a que lo cargues!

Cuando las niñas o niños necesitan ese contacto, afecto, protección, es porque se sienten frágiles e inseguros, de esta manera se debe brindar el mensaje de amor que solo la madre, padre o cuidador pueden brindar, así como la compañía atenta y la disposición afectiva.

Pero el hablar de la disposición del padre, madre o cuidador, es también estar en calma, tranquilos; que generen un ambiente armónico, de tolerancia y respeto.

¡Qué gran responsabilidad implica el cuidado y atención de las madres, padres y cuidadores hacia sus hijas e hijos! además, muchas veces las mamás y los papás se estresan mucho y eso no ayuda.

Los invitamos a observar el siguiente video.

  1. Estrategias para cultivar nuestro bienestar emocional.

Es necesario recordar que es un momento pasajero y que al atenderlo se recuperará la calma del bebé y de esta manera estaremos favoreciendo las prácticas de crianza amorosa de las niñas y los niños para su desarrollo integral. Observen el llanto de su bebe y aprendan a distinguirlo.

Para ayudarse pueden hacer una bitácora del llanto del bebé. Tomen un lápiz y papel o el material que tengan para poder escribir.

Pueden poner horarios, en este ejemplo es mañana, tarde y noche, pero si prefieren pueden hacerlo por horas. Lo importante es describir el tipo de llanto de su bebé y qué logra calmarlo.

En esta sesión aprendieron que sí es posible leer las señales y el llanto del bebé, también que es necesario ser pacientes y observarlos para entender qué le sucede, aprovechando al máximo esos momentos tan importantes, para hablarles, cantarles y acariciarlos; porque el bebé busca de los adultos esa referencia amorosa, que le brinde seguridad y un trato afectuoso, que lo haga sentir querido y pueda crecer siendo una niña o un niño feliz.

Y para concluir escuchan un bello cuento, que pueden ocupar para calmar al bebé, en el siguiente video a partir del minuto 25:03 a 26:43

  1. Cuento LUNA

¿Lo disfrutaron? pueden volver a leerlo con sus niñas y niños.

Si tienes dudas o necesitas ayuda para realizar las actividades propuestas o alguna sugerencia y quieren compartirlas con nosotros pueden enviarlas al correo [email protected]

¿Tienes dudas de la clase?

Haz una pregunta dando clic aquí

Deja un comentario

Deja un comentario