Portada » Preguntando se llega a Roma – Lenguaje Primero de Secundaria

Preguntando se llega a Roma – Lenguaje Primero de Secundaria

Aprendizaje esperado: Elige un tema y hace una pequeña investigación.

Énfasis: Leer textos impresos o electrónicos relacionados con un tema.

¿Qué vamos a aprender?

Aprenderas algo que es muy importante para el estudio y, en general, para la vida cotidiana. Vas a analizar cómo leer textos, pero, sobre todo, aprenderás algunas estrategias que te servirán para comprender mejor el contenido.

¿Qué hacemos?

Imaginarás que tienes un texto frente a ti y tu meta a alcanzar es comprenderlo. Si tuviéramos que usar una analogía, diríamos que la comprensión será tu destino, pero tienes muchos párrafos e ideas que tienes que recorrer antes de llegar al destino. ¿Qué haces entonces? ¿Cómo llegas a tu destino? ¿Cuál es la mejor manera de recorrer tus caminos? Preguntando se llega Roma y así, preguntando, es como llegarás a una mejor comprensión de los textos.

Recordemos lo que sabes sobre cómo leer textos. Para esto te proponemos que tomes tu cuaderno y completes el cuadro sinóptico con lo que sabes sobre qué hacer antes de leer y durante la lectura.

Una vez que has repasado lo que sabes sobre el tema, ¿qué haremos para no perdernos entre los caminos que hay en los textos? Recuerda que, al leer, tienes un propósito y éste puede ser personal o puede ser motivado por el objetivo de una investigación, y eso irá guiando tu forma de abordar el texto.

También, es posible que no entiendas bien toda la información que contiene el texto. Por lo tanto, antes de la lectura, debes cuestionarte y cuestionar a los mismos textos, ¿qué tipo de texto es?, ¿qué interrogantes esperas que resuelva? Esto te ayudará a elegir la o las estrategias a seguir para una mejor comprensión de esta información.

Pero ¿cómo hacerlo? o ¿qué preguntas hacer?

Para ayudarte a reconocer las respuestas a estos cuestionamientos, observa el siguiente video:

  1. La anticipación en la lectura

Conforme vamos leyendo, vamos realizando muchas actividades, y estamos constantemente haciéndonos preguntas y encontrando respuestas sobre la información que enfrentamos. Estos procesos, esta elaboración de hipótesis y predicciones sobre lo que leemos, nos ayudarán a entender mejor el contenido y a saber si será de utilidad para nuestro objetivo personal o de investigación. Esto de la anticipación y las predicciones es válido para cualquier tipo de texto, así sea impreso, en un libro o una revista, o en línea. No importa dónde lo leas.

A las preguntas que hacemos al texto debemos sumar otras que tienen que ver con nuestro propio objetivo al realizar la lectura. Al momento de leer, podemos incluir preguntas como:

  • ¿Qué información necesito?
  • ¿Qué información tengo?
  • ¿Qué tan fácil es encontrar lo que quiero en el texto? Y
  • ¿En qué parte del texto puedo encontrar lo que quiero?

Esto nos va a ayudar no sólo a entender mejor cómo está estructurado el texto, sino en qué medida va a ayudarnos con nuestro propósito. Así puedes saber más rápidamente si te sirve para hacer tu investigación o resolver tu tarea. La lectura es una actividad que involucra muchas otras actividades.

Ahora bien, ya que hemos anticipado el contenido del texto, nos corresponde profundizar en él, y para ello debemos centrar la atención en lo esencial.

Por ejemplo: tenemos que hacer una investigación cuyo objetivo es conocer qué es la herbolaria y qué importancia se le da en México, (a diferencia de lo que pasa en otras investigaciones, en este caso el objetivo ya está delimitado; se está diciendo qué es lo que se quiere, así como el lugar en el que se centra. En otras ocasiones, puede ser que te propongas investigar sobre la relación de los seres humanos con las plantas, en cuyo caso tu proceso y tu lectura serían distintos).

Para esta investigación leerás un texto que se encuentra en el libro de texto gratuito de sexto grado de lengua materna.

Presta mucha atención. Para comprender el texto, puedes utilizar las siguientes estrategias:

La primera, localizar el tema.

Recuerda que no es lo mismo el tema que las ideas principales: el tema es la respuesta a la pregunta “¿de qué se trata?”

Regresando al ejemplo, veamos el título de esta lectura:

Tendremos primero que hacer anticipaciones sobre el texto. Con base en este título y su estructura, ¿de qué tratará el texto?, ¿nos podrá ser de utilidad? Recuerda que el objetivo es conocer qué es la herbolaria y qué importancia se le da en México.

Sí es de utilidad, porque en el título dice que trata sobre las plantas medicinales y la enseñanza de su uso. Además de que contiene varios párrafos, lo cual te puede hacer pensar que contiene información variada. En este momento acabas de hacer una anticipación de la lectura.

Si no conoces una palabra que está en el título, ¿cómo puedes anticipar de lo que tratará?

Para eso precisamente es la siguiente estrategia: que identifiques las palabras desconocidas y definamos su significado, ya sea por medio de la búsqueda en el diccionario, o por la inferencia a partir del contexto. Por favor, ubica en el siguiente fragmento las palabras que no te sean familiares.

Ya que has localizado estas palabras debes situar las que puedes inferir, es decir, las que puedes interpretar por medio de las palabras anteriores y posteriores. Veamos, si tomamos como ejemplo la palabra “fitoterapia”; por lo que dicen las palabras anteriores y posteriores ¿podemos deducir su significado?

Por la deducción que hiciste sobre lo que trataría el texto ¿podrías generar una hipótesis de lo que significa esta palabra?

Si te diste cuenta, utilizaste tu deducción y tus conocimientos previos. Como sólo pudimos construir una hipótesis no tenemos el significado concreto, entonces podemos ir al diccionario.

Puedes ir directamente a buscar las palabras al diccionario, sin embargo, siempre es importante que trates de interpretar el significado por medio del contexto, por si no tienes un diccionario a la mano.

Continuando con las estrategias para poder conocer el significado de las palabras, podríamos investigar su etimología, es decir, su origen; así como el significado de las partes que la componen.

La primera: fito, proviene del griego phyto, que quiere decir vegetal; y la segunda, terapia, que proviene del griego therapeía que quiere decir tratamiento o cuidado. En conjunto, estas palabras quieren decir tratamiento o cuidado con o mediante las plantas. Ahora sabes en qué consiste.

Es muy útil esta manera de reconocer las palabras, porque puedes usar lo que ya sabes para orientarte en el conocimiento nuevo. Reconociendo el significado de sus partes puedes inferir muchas palabras.

Ahora vamos a centrarnos en los párrafos, para identificar las ideas principales.

Recuerda que las ideas principales pueden estar en un enunciado; las podemos observar al inicio, en medio o al final del párrafo; y pueden estar constituidas por varias oraciones en diferente orden.

Volviendo al ejemplo, en el primer párrafo dice:

Si subrayamos las ideas que nos ayudan a responder qué es lo más importante, o qué nos quiere decir el autor en ese párrafo, podríamos verlo así:

En este caso la idea principal está construida por diversas oraciones. Ya con el subrayado de lo más importante, ¿qué es lo que nos habrá querido decir el autor?

La idea que nos quiso decir el autor es que: las plantas han sido utilizadas durante siglos, por sus importantes efectos terapéuticos, para tratar diversos padecimientos tanto en el cuerpo humano como en el de los animales.

Si observas al conjuntar lo que subrayamos podemos ver la esencia del párrafo.

Vamos ahora con el segundo párrafo. Dice:

Utilizamos nuevamente la estrategia del subrayado.

Ya entiendo, en este párrafo nuestra idea principal quedaría así: En México, se cuenta con una vasta herencia prehispánica de hierbas medicinales. Existe un amplio cúmulo de especies vegetales cuya acción terapéutica aún no se ha confirmado. Es por eso que la herbolaria mexicana es una alternativa viable para encontrar nuevos tratamientos contra enfermedades degenerativas.

Si pudiste observar, al conjuntar las oraciones y armar la idea principal no necesitamos las otras para que quedara claro lo que nos quiso decir el autor. Esto no quiere decir que éstas no sirvan o no sean importantes en el texto; ya que éstas son ideas secundarias que ayudan a complementar y profundizar la información de la idea principal. Por lo tanto, también tienen su grado de importancia en el escrito.

Ya que localizamos las ideas principales las podemos incluir en un resumen

O escribirlas en una nota a un costado del párrafo para tener un acceso más rápido a ellas, si el material es tuyo. Así, cuando tengas la necesidad de consultarlas para estudiar o para construir tu investigación, podes tenerlas a la mano.

Asimismo, podemos hacer una paráfrasis de cada párrafo; partiendo de que ésta es la explicación con un lenguaje propio de una idea, concepto o tema para hacerlo más comprensible.

Puedes ver un ejemplo con el tercer párrafo de esta lectura.

Ahora por favor, con tus propias palabras: ¿qué nos dice el autor?

De esta manera al expresar tus propias palabras podrás hacer más cercano y comprensible el escrito, ya que estas leyendo tu interpretación.

Una vez que hiciste esto, puedes releer el texto, ya que ahora cuentas con información, y de esta manera puedes seguir corroborando tus hipótesis y predicciones.

Si aun así no ha quedado claro el tema por cualquier situación, por ejemplo, la redacción, la forma del planteamiento de las ideas, o porque desconoces muchos conceptos o significados, puedes consultar la bibliografía del texto, ya que en ella el autor está incluyendo todas las fuentes que utilizó y en las que se basó para redactar su propio texto. Tal vez si consultas alguna de las obras mencionadas en la bibliografía, te quede más claro el tema.

Después de haber hecho la lectura del contenido puedes realizarte preguntas sobre lo leído para verificar la comprensión. Estas preguntas pueden ser:

Al igual que la paráfrasis, puedes escribir una opinión de lo que leíste, describiendo qué te pareció interesante, lo que consideras que el autor dejó pasar y que se podría continuar en otro escrito. Esto te permitirá evaluar y reevaluar qué conocimientos pudiste construir después de hacer la lectura, y podrás reconocer si la información te ayudó a cumplir tu objetivo de lectura.

Recapitulando

Las estrategias para comprender mejor nuestros textos son:

Por último, podemos decir que el plantearnos preguntas, en cualquier momento de la lectura, nos ayuda a comprenderla mejor ya que al hacer esto iremos evaluando qué tanto la comprendemos.

El Reto de Hoy:

Te ponemos este reto para que pongas en práctica estas estrategias. En este fragmento del artículo, aplica las estrategias que estudiaste en esta sesión.

Lo mismo te sugerimos trabajar con este fragmento extraído del libro de texto de la SEP.

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.

1 pensamiento sobre “Preguntando se llega a Roma – Lenguaje Primero de Secundaria”

  1. Pingback: Aprende en Casa - Clases del 12 de octubre - Nodo9

Deja un comentario