Saltar al contenido

¿Qué? ¿Asco? – Valores Sexto de Primaria

Aprendizae esperado: Valora cómo la emoción del asco le permite llevar a cabo reacciones de protección ante sustancias tóxicas.

Énfasis: Valora cómo la emoción del asco le permite llevar a cabo reacciones de protección ante sustancias tóxicas.

¿Qué vamos a aprender?

Aprenderas y valoraras cómo la emoción del asco te permite llevar a cabo reacciones de protección ante sustancias tóxicas.

¿Qué hacemos?

Reflexiona sobre tus reacciones ante olores desagradables, tal vez ante el olor del vinagre.

Este olor genera asco en algunas personas. Provoca que su estómago “les de vueltas”.

Ante esta situación debes reflexionar sobre el papel de tu olfato.

Considera que el olfato no sólo te ayuda a ver qué tan buena está la comida, sino también a detenerte antes de tomar algo que podría ser tóxico o contraproducente para tu salud.

Si bien no es agradable sentir asco, considera que esa emoción es necesaria. ¿Sabías que es básica?

El asco tiene una función muy importante. Hoy vas a aprender sobre esta emoción.

Actividad 1

Observa el video siguiente.

  • Video: El asco, ¿Para qué sirve esta emoción?

La emoción del asco genera en cada persona una reacción diferente.

Hay quien por ejemplo no soporta el olor a basura. Si algo huele mal, se le irrita el estómago y empiezan a sentir náuseas. Le dan ganas de vomitar e incluso sienten vergüenza por ello. No debe ser así porque sentir asco por el olor a basura hace que se alejen del lugar, porque puede ser foco de infección.

Esto también ocurre con los alimentos que huelen mal. Considera que si están en descomposición, ya no son buenos para su consumo y pueden causar alguna enfermedad.

Este es un mecanismo de defensa que opera aun cuando una persona no pueda percibir bien los olores por estar enferma o por tener la nariz tapada, pues como tenemos más sentidos, a veces solo con mirar podemos notar si algo se ve bien o no, y dependiendo de ello intuir si puede ser algo tóxico.

También al probar un alimento el sentido del gusto te dirá si no está bueno o no.

Para reflexionar más ampliamente sobre este tema imagina la situación siguiente.

Una persona está acalorada, sale a tomar aire, y luego decide tomar agua y echarse un poco en la cara. Busca una botella de agua, encuentra una botella de plástico con un líquido transparente y decide beberla. Antes de darle el primer trago advierte un olor peculiar. ¡Resulta que el liquido es cloro! Imagínate lo que hubiera pasado si lo hubiera tomado.

¡Qué peligrosa situación! La botella no tenía alguna etiqueta de advertencia sobre su contenido, por eso es muy importante evitar el uso de botellas de agua o de alguna bebida para almacenar algún químico o producto tóxico. Si no puede evitarse esta práctica, por lo menos debe marcarse el envase. Hay varias señales bastante conocidas para identificar lo que es peligroso para la salud. Observa algunos ejemplos.

https://unsplash.com/photos/jX6WXNkvsPs
https://unsplash.com/photos/-ru-WEZmA4Q
https://pixabay.com/illustrations/poison-bottle-medicine-old-symbol-1481596/

Es bueno conocer esos símbolos, especialmente porque no se limita a sustancias y comida, como acabas de observar. Sino también a lugares completos.

Actividad 2

Ahora realiza la actividad siguiente: Observa las imágenes de la columna de la izquierda. Pregúntate si hubiera algo dañino en cada objeto representado, ¿Cómo te darías cuenta? ¿Qué sentido podría advertgirte del eventual peligro, la vista, el olfato, el gusto? Para indicarlo coloca una cruz en el sentido que podría advetrtirte del peligro.

Hay que identificar qué sentidos te ayudarían a identificar que está en mal estado. Reconocer si te da asco o no, es algo que te alertaría para protegerte.

Por ejemplo, la hamburguesa. ¿Si tuviera algo mal te darías cuenta por la vista? ¿Y si a primera vista no se nota el mal estado? Si estuviera en mal estado, olería mal, entonces marca la casilla de olfato. ¿Y en caso que no oliera mal? ¿Crees que por el gusto podrías saber si puede estar en descomposición? ¡Obvio! ¡Por eso el asco es importante!

Bien, vamos a la siguiente imagen. Una botella con un logo de calavera. No da asco por como se ve, pero esa etiqueta definitivamente no da confianza, seguramente contiene algo tóxico, es una sustancia tóxica, tiene uno de los símbolos que observaste antes. Así que aquí aplican los tres sentidos: observa la etiqueta, probablemente al abrirlo huele mal y encima si se prueba, -que nunca debes hacerlo no tendrá buen sabor. En este caso debes marcar con una “X” todas las casillas de la segunda fila.

¡Mira la tercera imagen! ¡Ugh! ¡Qué asco! Esta está muy fácil, ¿No? de entrada se ve todo descompuesto, imagina qué olor ha de tener. ¡Y el sabor! Así que marca todas las casillas.

La siguiente imagen es un bidón. Tendrás que imaginar qué hay dentro. No tiene advertencia alguna. El color rojo puede ser señal de “peligro”, pero no estamos seguros porque puede ser cualquier cosa. ¡Es más! Podría solamente estar lleno de agua. Por lo mismo de que no se sabes qué es, no deberías probarlo, así que el sentido que puedes usar es, ¡El olfato! Hasta que no lo huelas, no sabrás si es peligroso o no. Marca con una “X” la casilla de Olfato.

La tabla muestra de una manera sencilla pero detallada cómo podrías encontrarte con estos productos o situaciones en la vida cotidiana y cómo el asco podría aparecer, ¡Para ayudarte!

Actividad 3

Este reto se llama “Adivina qué soy” y consiste en vendarte los ojos para que puedas adivinar qué es lo que alguien pueda darte a oler o probar. Trabaja con un familiar.

Debe vendarte los ojos y acercar a tu nariz diferentes sustancias u objetos.

  • Queso apestoso.
  • Botella de perfume.
  • Bote de miel.
  • Bote de mostaza.
  • Cuchara.

Debes oler o probar las diferentes sustancias y ver si dan asco o no. Debes usar el valor del asco y decir si las sustancias son o no peligrosas, si están descompuestas o no o si son o no peligrosas.

Es importante que por medio de tus sentidos puedas detectar si algo te gusta, como la miel y el perfume, o si algo te desagrada o te da asco, como tal vez lo sea el vinagre o la mostaza.

Utiliza tus sentidos del olfato y gusto para superar el reto.

Usa tus reacciones de manera asertiva.

Recuerda que si quieres hacer este experimento o alguna otra actividad que suponga algún riesgo, debes realizarla acompañado de un adulto.

Recuerda que el asco es una emoción básica que se activa ante la presencia de sustancias peligrosas para la salud. El estímulo que la provoca puede ser un veneno o toxina, o bien, algo echado a perder y en descomposición, que puede poner en peligro nuestra salud.

El Reto de Hoy:

Identifica que cosas te provocan asco, y a qué se debe que te den asco; luego, escríbelas en tu cuaderno y no olvides reflexionar si puede ser tóxico para ti y para alguien más. También recuerda simpre atender la alerta que te brinda esta emoción básica.

Si te es posible, consulta otros libros y materiales para saber más sobre el tema.

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.

¿Tienes dudas de la clase?.

Haz una pregunta dando clic aquí