Saltar al contenido
Portada » Recordar es volver a vivir, y si es con arte, mucho mejor – Artes Primero de Secundaria

Recordar es volver a vivir, y si es con arte, mucho mejor – Artes Primero de Secundaria

Aprendizaje esperado: Representa una situación vinculada a su contexto mediante distintas formas expresivas.

Énfasis: Representar su espacio y las distintas maneras de habitarlo a partir de las situaciones vividas en diferentes momentos y contextos.

¿Qué vamos a aprender?

En esta sesión que lleva como título: “Recordar es volver a vivir, y si es con arte, mucho mejor”.

Generalmente relacionas los espacios en los que te desenvuelves con las actividades que se llevan en ellos.

Esto no siempre es así, de hecho, dependiendo de los momentos y sucesos a tu alrededor las formas de habitar cada espacio se transforman.

No es lo mismo estar dentro de casa una tarde lluviosa, o una pandemia que obliga a quedarnos en casa, que una celebración de cumpleaños.

Este tipo de experiencias es lo que vas a utilizar el día de hoy para crear el VITRAL DEL ESPACIO QUE SE HABITA, pero antes de que comiences a querer juntar cristales o a romper los de sus ventanas para crear su obra artística observa en qué va a consistir.

¿Qué hacemos?

Lo vas a crear con figuras geométricas y elementos que tengas a tu alrededor, pues lo que vas a representar son las diferentes posibilidades de habitar el espacio que te rodea y las transformaciones que ha tenido en diferentes momentos y contextos.

Vas a necesitar un juego de geometría, como un compás, un transportador, regla y escuadras, así como un cuaderno, lápiz o bolígrafo, tijeras escolares y pegamento, además de algunas hojas de colores…

También se puedes usar bolsas, como aquellas que se traen del mercado con los alimentos que compras.

Incluso las botellas de plástico y las tapas generan una posibilidad de colores para poder jugar y recrear.

También puedes usar papel periódico y, por qué no, cartón que podrás colorear según tus gustos. ¡Pero sobre todo imaginación para llevar a cabo una recreación única, tu propia obra!

Para ti ¿cómo suenan, huelen, se ven y se perciben los lugares donde habitas?

Pues, de inicio, existe una amplia gama de sonoridades, de agudas a graves, (ruido con llaves y cubetones) de fuertes a débiles (percutir con las manos algún objeto o instrumento) y también algunas súbitas, como cuando el agua llega con mucha presión. (ruido)

Pues las puertas cuando les hace falta aceite hacen un ruido tenebroso (ruido) y varían de acuerdo al material, no es lo mismo el ruido o la sensación de una puerta de madera que una puerta de metal.

Y si de metal se trata, en la cocina se lleva a cabo un verdadero ensamble de metales con alientos; además de los olores y texturas que hay. Entre el choque de las cazuelas, los olores que se elevan y el agua que hierve, el caldo, la sopa o el café de olla… mmm.

Todos aquellos elementos que identifican ese espacio son abrumadoramente estimulantes, sobre todo cuando se cocina.

Una gran gama de posibilidades. El universo comprende todos los aspectos de los lugares que habitas: cómo suenan, cómo se ven los colores que nos rodean, las texturas de cada superficie, en fin, todo eso que percibes dentro de ellos. Incluso la “vibra” que tienen, su energía. Así es el mundo que te rodea. Pero, ¿cómo harás la actividad?

Observa algunos ejemplos de compañeros a través del siguiente video.

  1. Video de alumnos compartiendo su exploración de los espacios que habitan (colores, texturas, sonidos, figuras geométricas)

Después de explorar los distintos elementos que se generan en los espacios donde habitas, te propongo que ahora los identifiques por medio de un juego.

Primero saca tu material que se solicitó al inicio de la sesión, las hojas de papel de colores, tu pegamento…

Lo que tienes que hacer ahora es cortar estas bolsas u hojas en figuras geométricas; corta las que más puedas para que el juego sea grande y puedas incluso caminar sobre él, si tu espacio te lo permite, claro. Explora el sonido al cortar el papel, escucha el sonido, habita el sonido con tus sentidos.

Recuerda que las figuras geométricas que recortes no necesariamente deben ser perfectas o simétricas, también puedes cortar algunas más largas, otras cortas, pequeñas o grandes.

Ya sabes que la creatividad no tiene límites, es más te voy a decir que al tratar de unir estas figuras vas a imaginar que armas un rompecabezas, ya verás que será muy divertido.

Ahora que ya tienes las piezas recortadas qué te parece si en cada figura dibujas el sonido que te recuerdan los espacios donde habitas.

Es decir que, si a ti las nubes de vapor y los aromas te recuerdan la cocina, en una figura de las que recortaste, debes dibujar el sonido que te imaginas que tiene una nube o la comida que represente este espacio.

Por ejemplo, si descansar y sentirte relajado te recuerda tu recámara y tú cobija favorita, pues esos mismos sonidos de paz y armonía los vas a plasmar en dibujos sobre tus figuras geométricas.

Ahora arma tu rompecabezas o, mejor dicho, tu vitral

Explora las formas, los colores, las texturas y ve organizándolos de acuerdo con tus gustos de perspectiva, esa es tu manera particular de mirar y habitar el mundo que te rodea.

Recuerda que cuando experimentas en el arte no existen equivocaciones.

Cierra tus ojos un momento y déjate llevar por un recuerdo que te haga sentir bien, tranquilos o contentos.

Puede ser un recuerdo de tu infancia, alguna travesura como la hiciste con primos o algún familiar, algo que les fue tan significativo que recuerdan hasta hoy. Observa a tu alrededor si hubiera algún objeto o marca en tu casa que te recuerde ese momento vivido.

La memoria no sólo está en la mente, también se encuentra en tu cuerpo, entonces en esta exploración te vas a comunicarnos únicamente con el cuerpo, y tu lenguaje es el movimiento. Harás un viaje a tu memoria usando la música como vehículo. Deja hablar a tu cuerpo y que se mueva alegremente, eso lo sabe hacer muy bien. Disponte a disfrutar con un corazón abierto a dar y recibir.

Hasta ahora te has podido percatar de las diversas formas en que habitas tus espacios, has analizado y jugado con los sonidos, texturas, colores y figuras geométricas que te rodean

¿Recuerdas que identificaste sonidos de cada espacio? Por ejemplo, de la cocina, del comedor, de tu cuarto o lugar donde descansas o donde juegas.

A veces, aunque no se dé el fenómeno del sonido, éste se encuentra archivado en tu cerebro, junto con todas las circunstancias y sensaciones que conlleva escucharlo.

Estos recuerdos, generalmente, están agrupados según tus propias experiencias.

Eso es maravilloso, porque en tu imaginación puedes incluso reinventar un orden y crear diferentes gamas de matices.

Te invito a ver algunos ejemplos de vitrales que han compartido algunas compañeras y compañeros

  1. Explicación de sus vitrales y lo que les significan

El Reto de Hoy:

Al elaborar tus vitrales toma en cuenta las diferentes formas en las que has habitado tus espacios y las experiencias que en ellos has tenido.

Comparte con tus compañeros, profesores, amigos y personas que te rodean, tus resultados; por supuesto también platica con ellos sobre el significado y te darás cuenta de que coincidirán en varios aspectos contigo.

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.

¿Tienes dudas de la clase?.

Haz una pregunta dando clic aquí