Portada » Transito mi espacio – Artes Segundo de Secundaria

Transito mi espacio – Artes Segundo de Secundaria

Aprendizaje esperado: Ejerce su derecho a la vida cultural del país y del mundo mediante el acceso, disfrute y valoración de las manifestaciones del arte.

Énfasis: Resignificar un espacio familiar o social, a partir de una propuesta artística interdisciplinaria, para modificar una percepción negativa en cualquier aspecto del contexto.

¿Qué vamos a aprender?

En esta sesión, aprenderás a conectar con tus seres queridos de una manera creativa y artística. Además, reconocerás y resignificarás un espacio familiar a través de las artes para modificar los aspectos negativos en cualquier contexto.

¿Qué hacemos?

Para iniciar, lee los siguientes refranes y comenta con tu familia otros que recuerdes.

  1. “De tal palo, tal astilla”
  2. “De padres cantores, hijos jilgueros”
  3. “De bienes temporales, los hijos son los mejores”.
  4. “Hijo de tigre, pintito”.

Seguramente has escuchado más de una vez estos refranes. Cabe mencionar que, un refrán es una frase que, de manera ingeniosa, metafórica o incluso poética, sintetiza una lección de vida y suelen trasmitirse en la tradición, ya sea oral o escrita, de una comunidad.

Después de esta información, darás paso a encontrar las similitudes y diferencias dentro de tu clan familiar que los hace tan únicos. Por lo que, necesitarás los siguientes materiales:

  • Fotos, dibujos o pinturas que puedas recortar de los integrantes más cercanos de tu familia.
  • Estambre, un aro grande y un pedazo de cartón.
  • Hojas y marcadores.
  • Refranes o frases que suelan utilizarse de manera muy repetitiva en tu familia.
  • El espacio que desees resignificar.

Recuerda que, si no tienes alguno de estos materiales, siempre podrás reemplazarlo por cualquiera que tengas a la mano y se adapte a las necesidades de la actividad.

Ahora, comienza con la actividad de esta sesión. Observa los espacios a tu alrededor, escucha, examina y percibe:

¿Cuál es el lugar que menos te gusta de tu casa o que necesitas resignificar?

¿Qué te provoca ese lugar?

¿Qué sientes al estar ahí?

¿Descubriste algo en ese lugar al que no le prestaste atención antes?

Mientras exploras ese espacio y respondes las preguntas, escucha a la especialista Patricia Torres, que cuenta sobre la manera de habitar los espacios.

  1. Video. Habitar los espacios.

¿Ya tienes ubicado el lugar que menos te gusta de tu casa? A continuación, generarás esta actividad pensando en lo siguiente.

¿Sabías que tú tienes muchas más similitudes de las que te imaginas con tus padres, hermanos o abuelos y que a veces no te das cuenta de ellas? Por ejemplo, la forma de caminar, la forma de hablar o incluso los gestos pueden resultar tan parecidos entre varios integrantes de una misma familia.

Observa el siguiente video donde se muestran algunos ejemplos de similitudes entre algunos estudiantes y sus familiares.

  1. Video. Similitudes estudiantes.

Como puedes observar, es impresionante la manera en que algunos rasgos o hábitos se van heredando entre los miembros de una misma familia. Incluso la mimetización entre quienes conviven hace verlos más parecidos.

Para comenzar la primera parte de la actividad de esta sesión, necesitarás ubicar los rasgos más distintivos de los rostros de las personas que viven contigo y generar una especie de rompecabezas colectivo, de la siguiente manera:

  • Toma las fotografías y dibujos de tus familiares y analiza los rasgos más distintivos de cada persona, para recortarlos procurando que se peguen a la par en un soporte rígido. Recuerda pedir permiso antes de recortar.
  • Cuando tengas recortados los rasgos más distintivos de cada integrante, realiza un collage que involucre la fisonomía de todos.

Reflexiona en lo siguiente: ¿te has dado cuenta de que tienes muchas más similitudes físicas de las que te imaginabas con los demás integrantes de tu familia?

Ahora lo colocarás en el espacio que elegiste, pero lo harás de una forma muy particular. Al inicio de la sesión, se solicitaron algunos refranes populares relacionados con tu familia. Estos refranes servirán para que conectes o recuerdes todas las ideas, pensamientos, frases o palabras que suelen ser utilizadas de manera recurrente en tu hogar.

A continuación, escucha la siguiente información que comparte Patricia Torres sobre este tema.

  1. Video. Red, experta.

Para continuar con la segunda parte de esta actividad, piensa y recuerda aquellas frases o palabras que de manera constante se utilizan en tu familia, por ejemplo, podría utilizarse la frase: “Cuando tengas hijos te vas a acordar de mí”, o “Al mal paso, darle prisa”.

Una vez que tengas todas las frases o palabras hechas, ya sea por escrito o dibujadas, comenzarás a generar una red que envuelva el rompecabezas simbolizando el tejido familiar que te une.

Esta red puede estar hecha de cualquier material que se adecue a las necesidades de tu trabajo como: estambre, listón, rafia o incluso tiras de papel reciclado.

Algo muy interesante de esta actividad es que podrá hacer que participe la familia de una manera permanente, será el mantener un dinamismo en la construcción del rompecabezas, por ejemplo:

  • Podrás cambiar las piezas del rompecabezas para darle un nuevo significado a la obra artística y al lugar en el que se encuentra.
  • Y cómo puedes mirarte a ti mismo a partir de tu familia.

Has finalizado esta sesión. Recuerda modificar aquello que no te gusta a partir de tu creatividad y del ejercicio artístico.

El Reto de Hoy:

Realiza las actividades de esta sesión y resignifica tu espacio familiar a través del rompecabezas y la red de refrenes. Si te es posible, invita a tus familiares a participar en la actividad.

Después de realizar este reto, responde las siguientes preguntas:

¿Te percataste de la manera en la que puedes darle otro sentido a un lugar a partir del arte? Y ¿cómo hacer a tus seres queridos parte de nuevas experiencias?

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.

¿Tienes dudas de la clase?

Haz una pregunta dando clic aquí

Deja un comentario