Portada » ¡Vamos al circo! – Artes Quinto de Primaria

¡Vamos al circo! – Artes Quinto de Primaria

Aprendizaje esperado: Ubica diferentes sitios en donde se presentan artes escénicas (teatro, títeres, danza, artes circenses, acrobacia, clown, magia, malabares y pantomima) para niños en México y otras partes del mundo.

Énfasis: Investiga la relación entre el teatro y las artes circenses e identifica sus fusiones, la influencia mutua y las contribuciones recíprocas.

¿Qué vamos a aprender?

Aprenderás la relación entre el teatro y las artes circenses e identificarás sus fusiones, la influencia mutua y las contribuciones recíprocas.

¿Qué hacemos?

En la sesión de hoy hablaremos de las artes circenses y de la estrecha relación que tiene el circo con el teatro.

En el circo, a veces nos presentan historias con meros movimientos, es como si estuvieran dando una función de teatro mudo.

En el circo normalmente, la única voz que se escucha durante la función es la del presentador. Él se encarga antes de cada acto, anunciar la maravilla, la sorpresa y el asombro que nos espera.

Los artistas suelen ejecutar sus actos sin decir ni una sola palabra, se apoyan de gestos y ademanes para ayudarnos a entender las narrativas de su presentación.

Justo como en el teatro mudo, donde los actores, o los títeres, dramatizan sus historias usando imágenes, sonidos, gestos y movimientos, sin usar palabras, el circo ocupa técnicas teatrales para que los espectadores comprendan las situaciones que cada artista, en su acto quiere plantear.

El teatro está en todos lados, podemos deducir que el circo se nutre del teatro, me ha tocado ver funciones de teatro en las que aparecían malabaristas o clowns.

El teatro también se nutre del circo, además de que, en el teatro, se pueden dramatizar historias situadas en el circo, por lo que se pueden integrar a artistas circenses para que representen ciertos personajes de la obra; el teatro en general, puede valerse de la poética y la espectacularidad del circo para construir una realidad ficcional y escénica, sin importar si el drama está situado, o no, en el circo, de unos años para acá, hemos visto cómo los creadores escénicos de México han empezado a incorporar, cada vez más seguido, actos circenses en sus montajes, de tal suerte que, se va creando una corriente escénica a la que podríamos llamar: “Teatro-circo” o “Teatro circense”.

También existe un género teatral llamado “Teatro del cuerpo” o “Teatro físico”, cuyo principal medio de creación y expresión es el cuerpo, sus habilidades y sus posibilidades. Este tipo de teatro se parece mucho al circo porque, aquí los actores potencian su proyección escénica utilizando técnicas de danza, mímica, acrobacia, artes marciales, etc.

Tanto en el teatro, como en el circo, se pueden vincular para nutrir sus presentaciones, en anteriores clases hemos hablado específicamente del teatro y sus características.

Orígenes de las artes circenses, se dice que, en el año 3000 a. C., ya existían malabaristas, acróbatas y contorsionistas en China, la India y Mongolia. En sus espectáculos lanzaban y recibían, con diferentes partes del cuerpo, instrumentos típicos de las artes marciales, juguetes infantiles y utensilios domésticos. Se piensa que esto lo hacían durante rituales religiosos y prácticas festivas.

Las prácticas como el contorsionismo o los malabares son muy antiguas, sin embargo, fue hasta con los romanos que se comenzó a usar la palabra “circo”, refiriéndose a los espectáculos de carreras de carros tirados por caballos destinada a la diversión popular.

Uno de los circos más importantes de Roma fue el Circus Maximus, que funcionó por más de mil años, ahí se apreciaban las competencias ecuestres, o de carreras, era común observar sangre derramada por estas prácticas.

El circo moderno surgió en el año 1768 con el sargento Phil Astley, al presentar un acto en el que galopaba en círculos a un caballo de pie sin perder el equilibrio posteriormente, Astley contrató a un payaso y una banda de músicos para darle diversidad a su espectáculo. Construyó un techo y escenario sobre el lugar del espectáculo, y es así cómo se podían observar espectáculos donde domaban a animales salvajes, se observaban acrobacias y había payasos.

Recuerda que ya no se pueden ocupar animales en el circo, tanto las técnicas de amaestramiento, como las condiciones de vida que se les daba a los animales del circo, se consideran ahora como maltrato animal. Este giro tan radical que dio al circo esta nueva ley, los obligó a generar espectáculos basados, puramente, en el virtuosismo de sus artistas.

El teatro físico, por ende, se convierte en la base de los nuevos espectáculos pero llevado al extremo, algunos ejemplos son: el Cirque du Soleil y el Cirque Éloize de Québec.

El circo ha cambiado desde lo que se presentaba en la época romana, hasta lo que se presenta ahora.

Te invito a observar el siguiente video, en la que se habla de las tipologías del circo.

  • Artes circenses.

Esos tips que acaba de compartir Iván, nos llevan paso a paso, a que podamos realizar malabares.

Se me ocurre, que en casa puedes organizarte con tu familia para montar un espectáculo circense.

Puedes empezar por transformar el espacio, elegir un lugar de la casa y convertirlo en la pista de tu circo.

También vas a necesitar objetos y materiales adecuados, dependiendo de los actos que vayas a presentar, si por ejemplo, alguien quiere hacer malabares, hay que conseguir las pelotas, pinos u objetos que se puedan lanzar.

Una vez transformado el espacio, faltaría lo más importante, los artistas circenses. Sin embargo, te quiero aclarar que no es necesario esmerarse para tener todo el vestuario, con que consigas una prenda, un accesorio o un objeto que se parezca al atuendo característico del artista que representan es más que suficiente.

Ahora te voy a describir a algunos artistas del circo:

Los contorsionistas, son personas con gran flexibilidad, adoptan posturas de mucha complejidad, que nos parecen inverosímiles, doblan sus articulaciones, en un sentido inverso, con facilidad o prolongan el movimiento natural de estas.

Los magos, son los maestros del engaño, también llamados ilusionistas porque juegan con nuestra vista y crean la ilusión de que tienen poderes mágicos.

El payaso representa un personaje estrambótico y grotesco que, con el propósito de hacer reír a la gente, gasta bromas, hace y dice cosas absurdas y disparatadas, se golpea, etc.

El trapecista es el artista de circo que se balancea en el trapecio mientras realiza vuelos y piruetas de alta dificultad.

El clown es una técnica muy parecida a la técnica del payaso, excepto que, además de ser y hacer el acto más propiamente teatral y dramático del circo, el clown también es capaz de integrar, en su número, cualquiera de los demás actos del circo, acrobacias, malabarismos, magia, ventriloquia, equilibrismos, etc.

El clown es, por ende, el artista más completo y más diverso del circo.

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.

¿Tienes dudas de la clase?

Haz una pregunta dando clic aquí

Deja un comentario