Saltar al contenido

Busquemos pistas sobre los textos expositivos – Lenguaje Quinto de Primaria

Aprendizaje esperado: Emplea referencias bibliográficas para ubicar fuentes de consulta.

Énfasis: Analizar la información y emplear el lenguaje para la toma de decisiones.

  • Selección de fuentes de información.
  • Uso de fuentes bibliográficas, hemerográficas y digitales.
  • Relación de las palabras clave con títulos, índices, sumarios o tablas de contenido.
  • El uso de palabras clave para la búsqueda en plataformas y acervos digitales.

¿Qué vamos a aprender?

Aprenderás a redactar un texto expositivo, seleccionando fuentes de información, relacionando las palabras clave con títulos, índices, sumarios o tablas de contenido.

¿Qué hacemos?

Hoy en nuestra clase vamos a recordar cómo se redacta un texto expositivo.

Para hacerlo voy a realizar varias preguntas y tendrás que darme la respuesta. Te invito a que pongas mucha atención y seas muy observador, iniciemos con la primera pregunta:

  1. ¿Cuáles son las partes del texto expositivo?

Respuesta: Los textos expositivos se conforman de tres partes: introducción, desarrollo y conclusión.

  1. ¿Cuál es el primer paso para hacer un texto expositivo?

Respuesta: Para realizar un texto expositivo se necesita, primero, elegir un tema.

  1. Cuando ya tienes delimitado el tema para crear un texto expositivo. ¿Qué tienes que hacer a continuación?

Respuesta: Cuando ya tienes delimitado el tema, entonces vas a escribir preguntas sobre lo que quieres saber, en específico, acerca de ese tema.

Cuando ya sabes sobre lo que quieres hablar o escribir; es decir, el tema acerca del cual vas a elaborar tu texto expositivo, entonces tienes que formular preguntas que te permitan conocer, de manera más precisa, información o datos sobre el tema seleccionado.

  1. ¿Y qué hago con las preguntas que ya formulé?

Respuesta: Cuando tengas listas las preguntas sobre lo que quieres saber del tema, ahora es momento de investigar en diversas fuentes.

Después de formular las preguntas, debes darles una respuesta, debes elegir bien en qué fuentes puedes encontrar información.

  1. ¿Cuáles son las diversas fuentes de consulta?

Respuesta: Las fuentes de consulta son bibliográficas, hemerográficas y digitales.

  • Las fuentes bibliográficas, es decir, cuando hacemos la consulta o búsqueda en libros.
  • Las fuentes hemerográficas, cuando buscamos o consultamos información en periódicos.
  • Las fuentes digitales, se trata de la información que se encuentra en un formato creado bajo una tecnología computacional; son todos esos documentos que consultamos cuando utilizamos una computadora o un teléfono celular.
  1. Hablando de fuentes bibliográficas. ¿Qué ves en un libro?

Respuesta: La portada, contraportada y el lomo.

  1. ¿Qué elementos encontramos en la portada de un libro?

Respuesta: En la portada de un libro hallaremos un título, el nombre del autor y nombre del ilustrador.

  1. ¿Por qué crees que es importante conocer las partes de un libro en la elaboración de un texto expositivo?

Respuesta: Porque a la hora de investigar sobre el tema que elegimos para nuestro texto expositivo, es importante identificar algunas partes del libro, como el título, para saber si ahí podemos encontrar o tener pistas sobre la información que estamos buscando.

Dependiendo del tipo de fuente de información que consultemos, podemos identificar ya sea índices, como en los libros, un sumario, como luego aparecen en las revistas, o una tabla de contenido, como en los textos expositivos. Estos tres elementos, índice, sumario y tabla de contenido son útiles para el lector cuando quiere hallar, de manera más sencilla, un capítulo, una sección o un tema.

Utilizar el índice puede ayudarte a ubicar, de manera más fácil, lo que estás buscando.

  1. ¿Qué hacemos cuando ya tenemos suficiente información sobre el tema?

Respuesta: Cuando tenemos la información sobre el tema elegido, debemos leerla e identificar las ideas principales.

Identificar las ideas principales se refiere al contenido más importante del texto, el título, por ejemplo, nos da una idea general del tema. Y de aquí surge la siguiente pregunta:

  1. ¿Qué tipo de palabras surgen a partir de las ideas principales?

Respuesta: Son las palabras clave.

Las palabras clave surgen de las ideas principales de lo que queremos indagar, pueden obtenerse de nuestro tema o de nuestras preguntas de investigación, como ya lo vimos en otras clases.

Las palabras clave las podemos utilizar para buscar información en fuentes digitales, como Internet, los documentos en Internet están «etiquetados» con palabras clave, con base en la información que se puede localizar en ellos, te lo explico mejor: si tú escribes una palabra en algún buscador de Internet, esta herramienta digital rastreará todos los documentos en donde aparezca dicha palabra.

El misterio que ocultan los textos expositivos es que, si hacemos una investigación sobre un tema, debemos apoyarnos con información que consultemos en diversas fuentes; es decir, en los libros, en las revistas y también en otros documentos digitales, como los que encontramos en Internet.

Ahora recapitulemos lo que vimos en clase:

  • Las partes de un texto expositivo son: Inicio, desarrollo y conclusión.
  • Para redactar un texto expositivo recuerda:
  • Seleccionar un tema.
  • Redactar preguntas sobre lo que quieres saber del tema.
  • Investigar en diversas fuentes de consulta sobre el tema, a partir de las preguntas ya planteadas.
  • Las fuentes de consulta pueden ser: bibliográficas, hemerográficas y digitales.
  • Identificar ideas principales en los textos que consultas y ubicar las palabras clave.
  • Redactar el desarrollo con la información obtenida.
  • Cuidar la ortografía y signos de puntuación.
  • Redactar una conclusión, es decir, las reflexiones finales de todo lo investigado.
  • Anotar las fuentes que consultaste.

Acuérdate que la redacción del desarrollo y la conclusión ya las vimos en clases pasadas; son elementos importantes de este tipo de texto.

Si te gusta visitar la biblioteca para investigar o simplemente para disfrutar de la lectura, esta información es para ti.

Aunque en este momento no lo podamos hacer por la contingencia, lo primero que tienes que saber es que las bibliotecas públicas se organizan siguiendo una clasificación universal; eso quiere decir que todas las bibliotecas usan la misma clasificación. Así que, si en un futuro visitas, junto con tu familia, una biblioteca pública en tu estado, en otro estado o incluso en otro país, ¡no te preocupes!, sólo sigue las recomendaciones que aquí te doy para saber buscar lo que necesitas.

Vamos a comenzar y pon mucha atención:

  1. En la biblioteca los libros están colocados siguiendo un orden para facilitar nuestra búsqueda.
  2. Los libros tienen etiquetas con información en los lomos, a las cuales se les llama “tejuelos”.
  3. Si eres observador, los tejuelos contienen una serie de números y letras (la signatura) y sirven para saber dónde tenemos que colocar el material de lectura.
  4. Los libros están ordenados por temas, a cada uno le corresponde un número diferente, esto permite que sea más sencillo encontrarlos.
  5. La clasificación universal que te comenté al principio se llama CDU, que son las siglas de Clasificación Decimal Universal.
  6. Esta clasificación que acabo de decirte no es la misma que se ocupa para las salas infantiles, en éstas utilizan colores para clasificar, así los pequeños y pequeñas pueden ubicar los libros de manera más fácil, de acuerdo con su edad.

La próxima vez que visites una biblioteca, ya sabes cómo buscar información. Recuerda, quédate en casa.

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.

¿Tienes dudas de la clase?.

Haz una pregunta dando clic aquí