Portada » Ejerzo mis derechos para proteger mi dignidad e integridad – Civismo Quinto de Primaria

Ejerzo mis derechos para proteger mi dignidad e integridad – Civismo Quinto de Primaria

Aprendizaje esperado: Explica situaciones que pueden afectar su dignidad e integridad personal y sus derechos, se apoya en otras personas e instituciones para protegerse y defenderse.

Ejerce su derecho a ser protegido contra cualquier forma de maltrato, abuso o explotación de tipo sexual, laboral o acoso presencial o en redes sociales.

Énfasis: Describe cómo en diversas situaciones puede solicitar apoyo de personas o instituciones para proteger y defender su integridad, dignidad y derechos.

Explica cómo solicitar apoyo y consultar a personas e instituciones que trabajan para la protección de niñas, niños y adolescentes ante cualquier forma de maltrato, abuso o explotación de tipo sexual y laboral, en situaciones simuladas.

¿Qué vamos a aprender?

Identificarás situaciones que pueden afectar tu dignidad e integridad personal y tus derechos, conocerás instituciones para protegerte y defenderte.

Hoy vamos a recordar algunos temas que vimos antes de irnos al receso de clases, ten a la mano tu libro de texto de Formación Cívica y Ética, porque vamos a utilizarlo y un cuaderno o libreta por si necesitas hacer anotaciones.

¿Qué hacemos?

Vamos a recordar algunos conceptos con preguntas y respuestas.

Es el valor que tienes por el hecho de ser una persona o un ser humano.

R = Es la dignidad.

Es el derecho de cuidar de tu persona de manera total, es decir física y emocionalmente, con el fin de prevenir situaciones de riesgo a las que te puedes enfrentar tú y otros niños en situaciones de la vida cotidiana, para así mantenernos o sentirnos completos y plenos.

R = Es la integridad.

Es todo aquello que rodea a las niñas y los niños y el cual permite que se puedan desarrollar física y emocionalmente.

R = Es el entorno.

Es una protección que todas las niñas y los niños tienen para evitar que algo les cause daño o lastime su dignidad e integridad, vimos que es como un paraguas que nos protege de la lluvia o el sol.

R = Son los derechos.

Se refiere al derecho de que las personas te traten con respeto, de la misma manera que los demás y sin discriminación. Sin que nadie limite o restrinja tus derechos por tu origen étnico, lengua, edad, género, opinión, condición económica, discapacidad o cualquier otra condición.

R = Es la igualdad.

Has comprendido el significado e importancia que tiene el ejercicio de nuestros derechos, además, quiero resaltar que cuando hablamos de factores que nos protegen y ayudan a reforzar nuestro paraguas de derechos, también existen aquellos factores que ponen en riesgo nuestra dignidad e integridad.

Recuerda que existen factores de protección y factores de riesgo.

Un ejemplo de factor de protección es la familia, porque nuestros papás, abuelos, tíos, hermanos y demás siempre nos van a ayudar y proteger de todo lo que puede llegar a afectarnos, además, de que son los primeros a los que debemos acudir cuando nos encontremos en una situación de peligro.

Un ejemplo de factor de riesgo es: Una calle poco iluminada, o una obra de construcción; es de gran importancia tener presente la diferencia entre ambos, ya que de ello depende que nuestro paraguas sea fuerte o que se debilite y algunas situaciones o personas puedan dañar nuestra integridad. Recuerda que la protección es un derecho de la infancia.

Hablando de los factores de protección, vamos a recordar los derechos de las niñas y los niños que hemos aprendido y son vitales para desarrollarse y ser felices.

  1. Derecho a un nombre y una nacionalidad.
  2. Derecho a una familia que nos ame y nos respete.
  3. Derecho a la salud.
  4. Derecho a una vida libre de violencia.
  5. Derecho a la educación.
  6. Derecho a no ser discriminado.
  7. Derecho al juego y al descanso.
  8. Derecho a ser protegido contra el trabajo infantil.
  9. Derecho a acceder a la tecnología acompañado.

Recuerda que estos derechos son los que hemos abordado a lo largo de diferentes sesiones.

Cuando alguien dañe tu dignidad e integridad personal, es indispensable identificar aquellas situaciones que vulneran tus derechos y por tanto debilitan tu paraguas. Lo que debemos hacer es solicitar ayuda de las personas que nos cuidan o en su caso recurrir a las instituciones que protegen nuestros derechos.

El maltrato es, todo acto realizado por una persona hacia otra en la que se usa la violencia en cualquiera de sus formas, es cuando otra persona o personas son crueles con alguien más, ya sea de forma física (mediante golpes) o de forma psicológica, menospreciándolos y haciéndolos sentir menos.

El abuso ocurre cuando una persona utiliza a otra para obtener algo. En casa, ¿Recuerdas la historia de Estela?

Su tío le hacía unas cosquillas extrañas que hacían sentir incómoda a Estela, además de que le pedía que guardara el secreto, pero a ella le daba miedo y la asustaba.

Es de gran importancia recordar que los secretos que nos causan miedo o temor son los primeros que debemos platicarlos con mamá, papá u otra persona adulta de confianza.

El acoso se refiere a cuando una persona persigue o molesta constantemente a otra, busca generarle miedo, desprecio o desánimo o, por el contrario, busca establecer un contacto con ella contra su voluntad.

Como el ciberacoso que vimos en una de las clases y es el que se da por los medios digitales, como las redes sociales.

La explotación, es una forma de maltrato que se refiere a que una persona adulta obliga a trabajar o a hacer actividades prohibidas por la ley a niñas o niños o incluso a otras personas a cambio de recibir dinero o algo más.

Como el caso de Gaby, que vendía chicles fuera de la escuela. Recuerda que cuando un niño o una niña es víctima de acoso, abuso, explotación o maltrato deben reconocer aquello que los hace sentir mal, manifestar lo que sucede y lo más importante: ¡Pedir ayuda!

Para identificar a las personas e instituciones que protegen y defienden la integridad, dignidad y derechos de las niñas y los niños en los diferentes entornos donde se desarrollan, vimos que una institución que defiende tus derechos es la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, o mejor conocida como la CNDH.

La línea de emergencia a donde podemos comunicarnos en caso de que las niñas y los niños estén atravesando una situación de peligro, maltrato o abuso es el 9-1-1.

Recuerda que el Sistema Nacional de Protección Integral de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, es el encargado de coordinar las acciones que realizan diversas secretarías e instituciones a nivel federal, estatal y municipal para promover y defender el bienestar de todas las niñas y los niños en México, como prevenir y erradicar la violencia y el maltrato hacia niñas y niños.

También el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia, por sus siglas DIF.

Pero las primeras personas que nos protegen en casa son nuestra familia: mamá, papá, tíos, abuelitos y todos los que nos aman.

La familia es el primer escudo que nos protege de las situaciones que pueden vulnerar nuestra dignidad, recuerden en casa, contarle a mamá y papá o adulto de confianza todo lo que nos sucede.

Lo más difícil para las niñas y los niños es aceptar e identificar que están viviendo una situación ya sea de maltrato, abuso o acoso, incluso de explotación.

Por eso es tan importante que las niñas y los niños conozcan sus derechos y puedan ejercerlos, así como las personas adultas colaboremos para que niñas, niños y adolescentes sean respetados. En ocasiones, incluso podemos llegar a pensar que es nuestra culpa que nos sucedan estas cosas.

¡No! jamás deben pensar eso, ustedes son las y los menos culpables de estas situaciones.

Recuerda que eres una persona única y valiosa, no temas hablar o expresar lo que sientes y piensas ¡No te quedes callado o callada por situaciones que te incomodan o lastiman!

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.

Deja un comentario