Aprendizaje esperado: Desarrolla la curiosidad, la exploración, la imaginación y la creatividad.

Énfasis: Fomenta la curiosidad y la creatividad en torno al viento por medio del juego. Genera historias, poemas, actuación.

¿Qué vamos a aprender?

Hola, papás, mamás, cuidadores y cuidadoras. En esta sección se ha preparado información relevante para Ustedes que les auxilie en la crianza de sus hijas o hijos.

La Educación Inicial es el servicio educativo que se brinda a niñas y niños menores de tres años de edad, con el propósito de potencializar su desarrollo integral y armónico en un ambiente rico en experiencias formativas, educativas y afectivas, lo que les permitirá adquirir habilidades, hábitos, valores, así como desarrollar su autonomía, creatividad y actitudes necesarias en su desempeño personal y social.

La información que se compartirá en esta sesión retoma algunas ideas en el Plan y programas de Estudio de la Secretaría de Educación Pública, en el apartado de Educación Inicial, donde encontrarán la guía “Un buen comienzo Programa para la educación de las niñas y los niños de 0 a 3 años”, especialmente para acompañar en la crianza de las niñas y niños de 0 a 3 años. Si no la tienen, no se preocupen, la pueden encontrar en la página de Plan y programas de estudio de la Secretaría de Educación Pública, en el apartado de materiales de Educación Inicial:

https://www.planyprogramasdestudio.sep.gob.mx/inicial-ae-programa.html

Estas guías fueron elaboradas para acompañarlos en la crianza de las niñas y niños de 0 a 3 años de edad.

Prepárense para una sesión que despertará su curiosidad. ¿Alguna vez han jugado con el viento? ¿Se han divertido jugando con el viento? pero ¿Qué es el viento? ¿Cómo se puede ver? ¿Cómo se siente?

Para responder estas preguntas, escuchen los siguientes videos para conocer lo que piensan las niñas y los niños al respecto.

  1. ¿Qué es el viento?
  1. ¿Cómo se siente?

Las niñas y los niños tienen la capacidad de dar respuestas maravillosas a lo que les rodea, también para explicar cómo suceden las cosas, muchos de ustedes no se hubieran imaginado explicarlo de esa manera, por eso es importante escucharlos, como dicen por ahí: si no sabes la respuesta, pregúntale a un niño.

Y para ustedes, ¿Qué es el viento? Lo pueden expresar con un poema como el siguiente:

¿Qué es el viento?

El viento es frescura que siento en la piel.

Que sopla tan fuerte, aunque no pueda ver.

El viento es vida

el viento es canción

es aire que sopla con gran esplendor.

Con este poema imaginen un viento suave y refrescante en un día de calor. Recuerden su infancia cuando les gustaba ya sea soplar los rehiletes y verlos girar con el viento. ¿Con que otra cosa jugaban con el viento? Hagan memoria e identifiquen que jugaban con el viento cuando eran pequeños.

Las niñas y los niños pequeños al soplar, por ejemplo: un rehilete, se dan cuenta del movimiento, aunque no lo expliquen verbalmente. Con este y otros juegos desarrollan el pensamiento científico, identificando la causa y el efecto, siempre es muy divertido aprender jugando.

Los juegos en los que participan las niñas y los niños tienen un sentido creador, porque elaboran hipótesis y buscan soluciones con los recursos que tienen a su alcance.

Realicen diferentes actividades con sus hijas o hijos con diversos objetos para crear y jugar con el viento, por ejemplo, con papel periódico realicen avioncitos de papel, pueden elegir lo que ustedes quieran para jugar.

Este avioncito pueden elaborarlo los adultos para jugar con las niñas y los niños, una vez que estén listos sus aviones, es momento de probar si funcionan, los lanzan a la cuenta de tres.

Es muy posible que este juego con aviones lo hayan realizado las madres y los padres en su infancia, ahora lo pueden retomar con sus hijas e hijos, así como este juego, existen otros más, que comparten las niñas y los niños en los siguientes videos.

  1. Niñas y niños jugando con el viento.
  • Andrik.
  • Ian y Diego.
  • Luciana.

¿Se imaginaban que jugar con el viento puede ser tan divertido? Otra sugerencia es con unas carreras de viento, lo primero que necesitan realizar es un abanico, lo pueden hacer con hojas de papel.

Van a doblar la hoja en varios dobleces y de esa manera tienen un abanico. Coloquen pelotitas de unicel que también pueden ser de papel, en la orilla de la mesa, y marquen con cinta adhesiva la meta.

Lo que deben hacer será soplar con el abanico para que avance la pelota y gana quien logre llegar primero a la meta. Esta actividad es divertida y emocionante, atrapa la atención de las niñas y los niños, una variante que pueden agregar es sustituir el abanico y soplar con un popote o solamente con la boca, el soplar favorece el desarrollo del lenguaje.

La investigación y actividades con el viento que realizan desde pequeños les permite explorar diferentes áreas de aprendizaje, como el arte, la ciencia, el movimiento, el sonido.

En el arte se utiliza el viento al cantar, al escuchar, al tocar los instrumentos y al inspirar la creación de poemas y de canciones. Como la siguiente canción interpretada por el maestro José Jacobo. Escúchenla y disfrútenla.

  1. Canción. Carta al viento.
https://youtu.be/i0K6_GXTBjA

CARTA AL VIENTO

Jesús Rey

Le voy a mandar una carta al viento

para contarle que estoy contento

le voy a mandar una carta al viento

para contarle que estoy contento.

Y como el cartero no sabe volar

en una cometa la voy a mandar

y para que el viento se ría un buen rato

le pinto en el sobre algún garabato.

Viento, viento, ooh

estoy contento viento, ooh

viento, viento, ooh

estoy contento viento, ooh.

Le voy a mandar una carta al viento

para contarle que estoy contento

le voy a mandar una carta al viento

para contarle que estoy contento.

Y como el cartero no sabe volar

en una cometa la voy a mandar

y para que el viento se ría un buen rato

le pinto en el sobre algún garabato.

Viento, viento, ooh

estoy contento viento, ooh

viento, viento, ooh

estoy contento viento, ooh.

Narana, nana ah

estoy contento.

Viento, viento, ooh

estoy contento viento, ooh.

Oh, estoy contento con el viento le voy a escribir

y un garabato para que siga sonriendo.

Viento, viento, ooh

estoy contento viento, ooh

llévame, llévame, llévame a volar.

Llévame a volar

viento, viento, ooh

estoy contento viento, ooh

viento.

Es una canción muy bonita, y si quieren hasta bailar con el viento, ¿Les gustaría bailar como el viento?

Cuenten la siguiente historia y que sus hijas o hijos al escucharla representen el viento utilizando su cuerpo.

Una mañana tranquila el viento soplaba suavemente, trayendo una fresca brisa sobre el jardín, tan suave era, que no se alcanzaba a escuchar. En ese momento, le dieron ganas de jugar y despeinar a los árboles del lugar soplando más fuerte.

Los árboles se molestaron un poco cuando sus hojas se empezaron a enredar, y trataron de peinarse de nuevo, pero el viento juguetón no los pensaba dejar, entonces, formó un pequeño remolino que en chongo los vino a dejar.

Qué elegantes se veían los árboles cuando el viento dejó de jugar, adiós, viento travieso, ahora en calma estás.

¿Qué les pareció esta actividad? Es interesante poder expresar con el cuerpo la historia conforme se va escuchando.

Ahora escuchen a Carola, quien comparte un mensaje muy interesante, les ayudará para enriquecer experiencias y crear ambientes como el que acaban de conocer.

  1. Carola.

Con lo que acaba de mencionar Carola, les da algunas sugerencias en cómo facilitar ambientes de juego en casa y dar espacio a la creatividad de las niñas y los niños, fomentando su curiosidad.

Hay otros juegos muy divertidos para hacer con papel, además de los aviones. Hagan un pequeño helicóptero de papel, utilicen trozos para elaborarlo.

Comiencen marcando la línea media del papel horizontal, realicen un doblez y extiendan.

Nuevamente doblen, ahora para marcar la mitad de manera vertical, y corten con las tijeras de la siguiente forma.

Doblen las pestañas que se formaron.

Para las hélices, solo doblen un poco una hacia delante y otra hacia atrás. ¡Y así tienen un sencillo helicóptero de papel!

Para comprobar si funciona, averígüenlo. Lancen los helicópteros desde su altura, colocándolos por encima de sus cabezas.

¿Se ve increíble como logran volar? Si logra volar, ¿Qué sucede, giran para que puedan volar, cambian de dirección, saben dónde caerán?

Como pudieron conocer existen muchas formas de crear con el viento.

Otra sugerencia de juego es con un frisbee o disco volador. No es necesario que compren uno, también lo pueden elaborar con:

Platos de cartón.

Marcadores de agua.

Pinceles.

Pegamento.

Tijeras.

Comiencen recortando la parte central de cada plato y después crear un bonito diseño en los aros que resultan, peguen los aros y listo, ¡tienen su frisbee!

Recuerden que estas actividades son para que las realicen con sus hijas o hijos, colóquense en los extremos y lancen el frisbee.

Para concluir con esta sesión es momento de escuchar y observar el siguiente cuento.

  1. ¿Cuáles animales?

Con este cuento la imaginación vuela igual que el viento.

Y para despedir esta sesión una última propuesta, ¿Qué les parecería un móvil para que los bebés, las niñas y los niños jueguen con el viento?

Un móvil, es un ejemplo perfecto para descubrir si el viento sopla fuerte o suave, además, es muy versátil, se puede realizar con materiales de acuerdo a la región donde vivan: En las playas se pueden usar conchas de mar, en zonas rurales carrizos, también tapitas metálicas, cáscaras de algunas semillas, botellas, hojas, piedritas etc.

Si tienen dudas o necesitan ayuda para realizar las actividades propuestas o alguna sugerencia y quieren compartirlas con nosotros pueden enviarlas al correo [email protected]

¿Tienes dudas de la clase?

Haz una pregunta dando clic aquí

Deja un comentario

Deja un comentario