Portada » La caída del imperio mexica – Historia Cuarto de Primaria

La caída del imperio mexica – Historia Cuarto de Primaria

Aprendizaje esperado: Identifica las causas de la conquista de México Tenochtitlan y sus consecuencias en la expansión y colonización española a nuevos territorios.

Énfasis: La conquista de México-Tenochtitlan.

¿Qué vamos a aprender?

Seguirás conociendo más del códice sobre el proceso de Conquista de México-Tenochtitlan en manos de Cortés y sus aliados.

¿Qué hacemos?

La pregunta que guiará esta sesión será:

En la clase anterior, conociste sobre en la matanza de Cholula, hoy estado de Puebla, y el avance de los españoles y sus aliados hasta llegar a la ciudad de México-Tenochtitlan, a la que entraron por la calzada de Iztapalapa.

¿Te imaginas la impresión de los españoles al ver por primera vez la ciudad de la que tanto les hablaron?

Gracias a los cronistas, se tiene esa primera percepción. Bernal Díaz del Castillo dice:

“Y de que vimos cosas tan admirables, no sabíamos qué nos decir, o si era verdad lo que por delante parecía, que por una parte en tierra había grandes ciudades, y en la laguna otras muchas, veíamos todo lleno de canoas, y en la calzada muchos puentes de trecho a trecho, y por delante estaba la gran ciudad de México”.

Vaya que los dejó impresionados, si en la actualidad el Templo Mayor es sorprendente, ¿Te imaginas la ciudad en todo su esplendor? Y aquellos canales de agua seguramente eran como lo que hoy se conoce como la ciudad italiana de Venecia.

Hernán Cortés y sus aliados fueron recibidos amablemente y alojados en el Palacio de Axayácatl. Los españoles y sus aliados comenzaron a vivir en la ciudad.

La siguiente imagen tiene que ver con el siguiente acontecimiento, la aprehensión de Moctezuma II.

Moctezuma II lideraba al imperio más grande de Mesoamérica, con miles y miles de guerreros, seguramente te preguntarás, ¿Por qué no los atacó antes de que entraran a la ciudad de México-Tenochtitlán? ¿Por qué esperarse a que ya estaban dentro la ciudad con su población sus familias?

Los mexicas y su dirigente Moctezuma estaban atemorizados por presagios funestos que formaban parte de su imaginario, tenían ciertas creencias sobre los recién llegados y no estaban tan convencidos de cómo actuar. Observa la imagen de Moctezuma.

Moctezuma no es el nombre original, es: Motecuzohma y en vez de segundo, era Xocoyotzin, que significa el “joven”, recuerda que tuvo un antecesor, Moctezuma Ilhuicamina que sería “el viejo” la pronunciación que ahora se le da fue la dada por parte de los españoles, pero en las fuentes mexicas lo encontrarás como Motecuhzoma. Lo mismo pasó con Cuautemotzin, que lo pasaron a Cuauhtémoc.

A principios de marzo, ya del año 1520, Pánfilo de Narváez zarpó al mando de 19 barcos desde Cuba con rumbo a las actuales costas veracruzanas con la misión de detener a Cortés, por órdenes de Diego de Velázquez; gobernador de Cuba.

Cuando Cortés se enteró que llegarían a las costas de Veracruz se adelantó para confrontarlos y dejó a cargo de la ciudad al capitán Pedro de Alvarado. Pánfilo de Narváez fue derrotado por Cortés en Cempoala tras un rápido ataque y los convenció de unirse a su ejército. Y ante la promesa de riquezas, accedieron. Esto indica que ya nadie le hacía caso a Diego de Velázquez.

Mientras esto pasaba en Veracruz, en Tenochtitlan sucedió un evento sumamente importante.

La imagen anterior, muestra la matanza del Templo Mayor que se llevó a cabo por órdenes de Pedro de Alvarado durante la fiesta de Toxcatl, en la cual murieron varios nobles y sacerdotes mexicas.

Sin avisarles, ni prevenirlos, ni declararles la batalla; los tomaron por sorpresa. Cortés regresó a Tenochtitlán acompañado de las tropas de Pánfilo de Narváez, y se dio cuenta del enojo que ocasionó Pedro de Alvarado en los mexicas.

La capital mexica estaba harta de los españoles y sus aliados así que comenzó un levantamiento armado con el objetivo de expulsarlos de la ciudad.

La población mexica desde los tejados y calles rodearon el palacio de Axayácatl, donde los españoles y tlaxcaltecas estaban resguardados, y los atacaron. Ante esta situación, Cortés intentó que Moctezuma saliera para apaciguar a los alzados, pero, su intento fracasó y culminó con la muerte del tlatoani.

A continuación, observa las dos versiones sobre su muerte.

Es muy importante explicar que en el estudio de la Historia existen diferentes versiones e interpretaciones de los hechos históricos.

Un mismo acontecimiento, como la conquista de los pueblos mesoamericanos, puede ser entendido de manera diferente si se explica a partir del punto de vista de los españoles, que se decían conquistadores, o bien desde la visión de los pueblos vencidos, que llamaban invasores a los españoles.

Observa el ejemplo, hay dos versiones de la muerte de Moctezuma.

La versión de Hernán Cortés:

“Y el dicho Muteczuma dijo que les sacasen a las azoteas de la fortaleza, y que él hablaría a los capitanes de aquella gente, y les haría que cesase la guerra. Y yo lo hice sacar, y en llegando a un pretil que salía de la fortaleza, queriendo hablar a la gente que por allí combatía, le dieron una pedrada los suyos en la cabeza, tan grande, que de allí a tres días murió; y yo le hice sacar así muerto a dos indios de los que estaban presos, y a cuestas lo llevaron a la gente, y no sé lo que de él hicieron”.

Según Cortés, los mexicas lo mataron por la herida de una pedrada en la cabeza.

Ahora conocerás la versión indígena:

“Y yendo a buscar al gran Rey Motecuczuma dicen que le hallaron muerto a puñaladas, que le mataron los españoles a él y a los demás principales que tenían consigo la noche que se huyeron, y este fue el desastrado y afrentoso fin de aquel desdichado Rey”.

Según los mexicas, fueron los españoles quienes lo mataron, tú qué opinas, ¿Quién crees fue? ¿Qué argumentos tendrías para decir que fue uno u otro? Analízalo y comenta tu interpretación con tu familia.

Y ahora, sin su tlatoani, los mexicas estaban cada vez más y más enojados. Primero los tenían consumiendo sus alimentos y dándoles alojamiento y recibieron un ataque durante su ceremonia y la muerte de su gobernante.

Las cosas estaban cada vez más tensas. El asedio mexica no cesó con el paso de los días; dirigidos en todo momento por Cuitláhuac, los sublevados lograron causar algunas bajas a los españoles y aliados.

Casi desde el principio los oficiales y regidores españoles pidieron a Cortés que ordenara la retirada de la ciudad; sin embargo, tuvieron que pasar seis días de no poder conseguir comida y de acoso continuo para que el capitán accediera; así en la noche del 30 de junio abandonarían la ciudad, y eso es lo que muestra la siguiente imagen, la llamada “Noche triste”.

Hernán Cortés tomó la decisión de escapar de Tenochtitlán junto con sus hombres, los descendientes de Moctezuma, los tlaxcaltecas y otras tropas indígenas.

Comenzó la huida bajo el mayor sigilo posible, sin embargo, en el camino fueron descubiertos y en poco tiempo miles de soldados mexicas comenzaron a perseguirlos y atacarlos desde las azoteas de los edificios o desde miles de canoas a lo largo de su ruta de escape, que fue la calzada de Tlacopan.

En la imagen se nota que tenían una gran prisa por huir, se ven abandonando la ciudad con gran desesperación. También puedes observar que algunos cayeron al agua y se hundieron o fueron capturados. ¿Te imaginas todo lo que se hundió en el lago testigo de aquella noche?

Después de varias horas de ataque las tropas de la alianza liderada por Cortés alcanzaron la orilla y llegaron a la zona de Popotla desde donde se encaminarían hacia Tlaxcala, aún bajo constantes ataques de los mexicas.

Los daños que los guerreros mexicas causaron a los españoles y tlaxcaltecas fueron graves. Hernán Cortés habla en su segunda Carta de Relación de 101 españoles y 2000 indígenas muertos, mientras que otros cronistas en su relato hablan de 4000 tlaxcaltecas y 450 españoles muertos.

En la huida también murieron algunos de los hijos de Moctezuma y otros nobles mexicas que eran prisioneros de los españoles, además de que perdieron piezas de artillería, caballos y una parte muy importante del botín que habían logrado reunir los invasores.

Imaginas, ¿Cuánto oro debió caerse en el lago? Algo muy importante que debes tener en cuenta sobre este episodio, desde los tiempos de la colonia se ha hablado de “la noche triste”. Sin embargo, en los últimos años esta narrativa ha sido puesta en duda por numerosos estudios que plantean una versión diferente, en realidad lo ocurrido el 30 de junio de 1520 fue una aplastante victoria de la población mexica que sin duda habrían celebrado el resultado.

De esta manera, pregúntate ¿Para quién noche triste? Para españoles y tlaxcaltecas muy posiblemente, para los mexicas y sus aliados todo lo contrario. Quizás convenga buscar un nuevo término para hablar de lo pasó esa noche en el valle de México.

¿Lo habías pensado así? ¿Por qué triste si fue una victoria para los mexicas? ¿Tú de qué manera nombrarías esta fecha?

En su huida las tropas de Cortés fueron alcanzadas por el ejército mexica que los enfrenta en las cercanías de Otumba, la que sería la mayor batalla de la conquista, conocida como la “Batalla de Otumba”

Tras varios días de huida, las huestes de Cortés llegaron a Tlaxcala, donde fueron recibidos por las autoridades tlaxcaltecas que les dieron víveres y un lugar para reponerse. Mientras tanto en Tenochtitlan, Cuitláhuac era nombrado rey tlatoani en sustitución de Moctezuma Xocoyotzin.

¿Qué observas en la siguiente imagen?

Es gente enferma de viruela, lamentablemente, comenzó la epidemia de viruela en Tenochtitlán, la cual duraría aproximadamente 2 meses y acabaría con una parte considerable de la población mexica. Incluso fue la causa de muerte de Cuitláhuac.

Las y los pobladores no tenían defensas en sus cuerpos para esas enfermedades, ya que no existían. Al no tener defensas, lamentablemente morían. No estaban listos para los virus y bacterias que llegaron desde el otro lado del Atlántico.

Fueron bastantes, incluso enfermedades de trasmisión sexual como la sífilis.

En la actualidad, para algunas enfermedades existen vacunas, pero en ese momento, las epidemias se convirtieron en el enemigo más grande de los pueblos originarios.

La siguiente imagen tiene que ver con barcos. Puedes imagínate, ¿Para qué querían barcos en tierra firme?

Hernán Cortés ordenó el inició de la construcción de 13 bergantines, que son barcos pequeños, con miras a sitiar (rodear) la ciudad de Tenochtitlán.

Las tropas de Cortés y las tlaxcaltecas salieron rumbo al lago de Texcoco para comenzar a conquistar las poblaciones que se encontraban en los alrededores del valle de México con miras a realizar un ataque directo sobre la ciudad de Tenochtitlán.

En el mes de mayo, ya de 1521, las tropas comandadas por Cristóbal de Olid destruyeron el acueducto de Chapultepec. Este era muy importante, porque era el que llevaba agua de consumo, porque, aunque todo estaba rodeado de agua, no se podía beber.

Así inició el sitio de Tenochtitlán, el cual duró tres meses, cortaron el agua potable, cortaron el suministro de alimento, los bergantines atacaban con cañones desde el lago, lo que generaba incendios y tomaban por asalto las poblaciones.

Te imaginas ¡tres meses de ataques!, te preguntarás; ¿Qué sucedió con los miles de personas que vivían en la ciudad?

A continuación, leerás lo que cuenta un habitante en el siguiente testimonio de los últimos días de asedio sobre la ciudad de México-Tenochtitlán.

Y todo esto pasó con nosotros. Nosotros lo vimos, nosotros lo admiramos. Con esta lamentosa y triste suerte nos vimos angustiados. En los caminos yacen dardos rotos, los cabellos están esparcidos, destechadas están las casas, enrojecidos tienen sus muros.

Gusanos pululan por calles y plazas, Rojas están las aguas, están como teñidas, y cuando las bebimos, es como si bebiéramos agua de salitre. Golpeábamos, en tanto, los muros de adobe, y era nuestra herencia una red de agujeros. Con los escudos fue su resguardo, pero ni con escudos puede ser sostenida su soledad.

Hemos comido palos de colorín. Hemos comido grama salitrosa, piedras de adobe, lagartijas, ratones, tierras de polvo, gusanos. Comimos la carne apenas, sobre el fuego estaba puesta.

Según el testimonio terminaron comiendo lagartijas y bebiendo agua del lago. Y a esto se sumó la epidemia de viruela que se vivía, como puedes darte cuenta las condiciones eran de total insalubridad.

Finalmente, Cuauthtemotzin o Cuauhtémoc, quien asumió el cargo de Tlatoani después de la muerte de Cuitláhuac fue capturado, se libró otra batallan en Tlatelolco, y con la victoria de los españoles y los aliados se dio la rendición de la ciudad México Tenochtitlán.

Los españoles y los tlaxcaltecas habían triunfado. Con esta imagen termina el códice.

Las conquistas de los pueblos originarios marcaron un parteaguas en la historia de lo que después sería nuestro país. Este proceso tuvo diferentes etapas que van desde los viajes de exploración sobre las costas caribeñas y el Golfo de México, luego la expedición de Hernán Cortés a la capital mexica y la caída de las ciudades de Tenochtitlan y Tlatelolco y, así, hasta las posteriores conquistas del sur y norte del territorio que se extendieron en algunas zonas incluso hasta el siglo XIX.

En la sesión de hoy, se trató de responder ¿Cómo fue posible que un número reducido de soldados españoles sometiera a los mexicas, que en ese momento era la cultura más numerosa y fuerte de Mesoamérica?

Puedes utilizar este cuadro para responderla:

Aprendiste que fueron múltiples las causas, entre las principales la ruptura que existía entre los mexicas y la mayoría de los pueblos indígenas.

Eso se refleja cuando se analiza que, por cada español había entre ochenta y cien indígenas que les hicieron la guerra a los mexicas. Y esto se explica porque, la economía mexica estaba basada en la producción agrícola, el comercio y en el tributo impuesto a través de la conquista militar.

Cuando arriban los españoles, los pobladores sometidos por los mexicas de la costa veracruzana dan a conocer a Hernán Cortés su descontento por la fuerte carga tributaria y pactan con ellos.

Además, mientras los españoles empleaban las armas de fuego los mexicas empleaban lanzas, flechas y hondas. Los caballos (venados sin cuernos) aunque pocos, prestaron un servicio eficaz a los conquistadores.

Las epidemias que llegaron con los españoles fueron determinantes, la viruela terminó sepultando poblados enteros.

En las siguientes sesiones, conocerás más sobre las consecuencias.

No olvides compartir con tu familia lo que estas aprendiendo, no olvides ser cronista de tu propia historia.

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.

Deja un comentario