Portada » Leer textos informativos para escribir un artículo de divulgación – Lenguaje Quinto de Primaria

Leer textos informativos para escribir un artículo de divulgación – Lenguaje Quinto de Primaria

Aprendizaje esperado: Identifica la relación entre los datos y los argumentos de un texto expositivo.

Énfasis: Elabora un borrador que cumpla con las características de forma y contenido del tipo textual.

¿Qué vamos a aprender?

Aprenderás a identificar la relación entre los datos y los argumentos de un texto expositivo.

¿Qué hacemos?

¿Qué vamos a hacer, para avanzar en la escritura de nuestro artículo sobre las vacunas?

Con base en las preguntas de investigación que planteamos en nuestra sesión anterior, vamos a leer algunos textos informativos para darles respuesta, con ellos, preparamos una actividad que va a requerir toda tu atención.

Como hemos visto en otras prácticas del lenguaje del ámbito de estudio, al realizar una investigación, nos conviene seleccionar, resumir y clasificar la información que encontramos para ir respondiendo nuestras preguntas de investigación, después de explorar y seleccionar textos de la biblioteca o de páginas electrónicas.

Ayer, seleccionamos algunos textos, te pido que busques en las fuentes que tengas disponibles para escribir tus propios artículos de divulgación: Libros de texto, enciclopedias, periódicos, revistas o, si tienes acceso, por medio de una búsqueda electrónica, también puede ser muy valioso que preguntes a las personas de tu familia o de tu comunidad que tengan conocimiento sobre el tema.

Ahora, nos vamos a centrar en la lectura de los textos que seleccionaos y clasificar la información que contienen, para responder algunas de las preguntas que nos planteamos ayer.

¿Por qué funcionan las vacunas?

¿Cómo funcionan las vacunas?

¿Cuáles son los beneficios de vacunarnos?

¿Son seguras las vacunas?

Traté de adecuarme al contenido de los textos seleccionados, sin apartarme del tema general y el propósito del artículo que planeamos, esto es algo que suele pasar cuando buscamos información sobre un tema.

Como puede ser un poco largo leer, tomar notas y resumir, preparé unos resúmenes con los que vamos a ir llenando el cuadro.

Primero, vamos a leer juntos los textos; luego, los vamos a comentar brevemente, y, al final, vamos a leer los resúmenes para identificar a qué texto pertenecen y a cuál de las preguntas nos ayudan a dar respuesta.

Te invito a leer el primer texto.

¿Son seguras las vacunas?

La vacunación es inocua y, aunque pueda producir efectos secundarios, como dolor en el brazo o fiebre baja, suelen ser muy leves y temporales. Si bien no puede descartarse que ocasionen efectos secundarios graves, estos son sumamente raros.

Todas las vacunas autorizadas son sometidas a pruebas rigurosas a lo largo de las distintas fases de los ensayos clínicos cuando se elaboran, y siguen siendo evaluadas con regularidad tras su comercialización, además, los científicos hacen un seguimiento constante de la información procedente de diversas fuentes en busca de indicios de que causen efectos adversos.

Es mucho más probable padecer lesiones graves por una enfermedad prevenible mediante vacunación que por una vacuna, por ejemplo, el tétanos puede ocasionar dolores muy intensos, espasmos musculares (por ejemplo, de los músculos que se utilizan para masticar) y coágulos sanguíneos, mientras que el sarampión puede inflamar el encéfalo (encefalitis) y causar ceguera, muchas enfermedades prevenibles mediante vacunación nos pueden matar. Los beneficios de la vacunación superan con creces los riesgos a los que nos exponen, y sin vacunas habría muchos más casos de enfermedades y de defunciones.

Tomado de: “Vacunas e inmunización: ¿qué es la vacunación?” en la página web de la Organización Mundial de la Salud.

https://www.who.int/es/news-room/q-a-detail/vaccines-and-immunization-what-is-vaccination?adgroupsurvey={adgroupsurvey}&gclid=Cj0KCQjwl9GCBhDvARIsAFunhslFVATLWLjS34ujNYXJwTvg_rDEQNCgC6sKtIiGDHwuBPIPXabm5YkaAr3LEALw_wcB (Consultada el 19 de marzo de 2021)

¿De qué nos habla este texto?

¿Qué contenidos identificaron?

Identifiqué, principalmente, que, si no nos vacunamos, las enfermedades nos pueden causar mucho daño.

¿Crees que ese es el contenido central de este texto?

Si miramos nuevamente la primera parte, nos damos cuenta de que el título se refiere a la seguridad de las vacunas, además, en los primeros párrafos dice que las vacunas pueden causarnos algunas molestias menores, pero que son sometidas a distintas pruebas para evitar que puedan causar daño.

En los ensayos clínicos, se aplica la vacuna a un número de personas para observar de cerca las reacciones que tienen y descartar que se den reacciones peligrosas. En esas etapas, si las vacunas no funcionan, las descartan y comienzan de nuevo, hasta que obtienen resultados positivos aprueban una vacuna.

Vamos a leer el segundo texto, que también fue tomado de una página de internet que difunde contenidos de salud.

Guía para niños sobre vacunas.

A nadie le gusta que le pongan inyecciones, pueden doler y asusta saber que un enfermero te va a clavar una aguja.

Pero hay unas inyecciones que se llaman «vacunas» que te protegen de contraer algunas enfermedades graves, esas enfermedades podrían hacer que te enfermaras mucho. El pinchazo de la inyección no es nada, en comparación con esas enfermedades.

¿Cómo protegen las vacunas a los niños?

Las vacunas te protegen porque contienen solo una parte pequeñísima del germen que provoca la enfermedad o una versión del germen muerto o debilitado. Si te inyectaran el germen completo y vivo, contraerías la enfermedad (como el sarampión o la varicela).

Pero, al inyectarte solo una parte diminuta, muerta o debilitada del germen, no contraerás la enfermedad. Ocurrirá justamente lo contrario, tu cuerpo reaccionará a la vacuna fabricando anticuerpos. Los anticuerpos forman parte del sistema inmunitario, y lucharán contra la enfermedad en el caso de que algún día entres en contacto con ese germen nocivo.

Cuando tu cuerpo está protegido contra una enfermedad de esta forma, se dice que eres inmune a la enfermedad contra la que te han vacunado. En la mayoría de los casos, eso significa que no contraerás la enfermedad, aunque a veces es posible que la contraigas (te enfermes) pero de una forma leve. Esto puede ocurrir con la varicela. Hasta los niños que se han vacunado contra esta enfermedad la pueden contraer. Pero lo bueno es que no la suelen contraer de una forma grave. Un caso leve de varicela significa tener menos granos y menos picores.

Texto revisado por: Elana Pearl Ben-Joseph, MD. Tomado de la página de la organización KidsHealth: https://kidshealth.org/es/kids/guide-shots-esp.html (Consultada el 19 de marzo de 2021)

Este texto fue tomado de una página de salud para niños y que esté dirigido precisamente a lectores infantiles. Incluso, la parte introductoria se refiere al temor de los niños a recibir inyecciones, sin embargo, el propósito central del texto es otro: explicar cómo es que las vacunas nos protegen.

El contenido central del texto se encuentra en los párrafos cuarto y quinto.

Las vacunas te protegen porque contienen solo una parte pequeñísima del germen que provoca la enfermedad o una versión del germen muerto o debilitado. Si te inyectaran el germen completo y vivo, contraerías la enfermedad (como el sarampión o la varicela).

Al inyectarte solo una parte diminuta, muerta o debilitada del germen, no contraerás la enfermedad, ocurrirá justamente lo contrario. Tu cuerpo reaccionará a la vacuna fabricando anticuerpos. Los anticuerpos forman parte del sistema inmunitario, y lucharán contra la enfermedad en el caso de que algún día entres en contacto con ese germen nocivo.

El último párrafo de este texto se centra en las consecuencias de la vacunación: en qué consiste la adquisición de la inmunidad.

Pasemos al último texto para que nos dé tiempo de acomodar los resúmenes. Éste forma parte del libro de texto de Ciencias Naturales de sexto grado. Vamos a leerlo.

El sistema inmunológico.

El cuerpo del ser humano puede dañarse de forma interna o externa por lesiones visibles que afectan a algunos aparatos y sistemas que regulan muchas funciones, pero también puede dañarse por causas que no se notan a simple vista, como las enfermedades y las infecciones.

El cuerpo humano cuenta con una primera barrera de defensa contra agentes externos. Esta barrera está constituida por: piel, secreciones, vellos de la nariz y cerumen de los oídos, entre otros.

Además, el sistema inmunológico es capaz de detectar y eliminar microorganismos que producen enfermedades. En la sangre, los glóbulos blancos, también llamados leucocitos, actúan como defensas del sistema inmunológico para contrarrestar al agente causante de infecciones; reaccionan en contra de microorganismos y partículas ajenas, como los que inhalas al respirar, los que ingieres al comer e incluso los que llegan a traspasar la barrera de tu piel cuando ésta sufre una lesión.

Algunas de estas células actúan directamente eliminando partículas o microorganismos invasores. Otras producen sustancias llamadas anticuerpos, que son proteínas encargadas de contrarrestar los microorganismos y virus que pueden dañar al organismo.

El sistema antígeno-anticuerpo es específico, es decir, los anticuerpos que contrarrestan un tipo de microorganismo o virus no actúan contra otro, así, los anticuerpos para el virus del sarampión no contrarrestan el de la varicela.

El proceso de defensa se activa de manera inmediata, aunque el cuerpo tarda cierto tiempo en contrarrestar los microorganismos y virus que provocan la enfermedad.

Si el sistema inmunológico ya ha producido anticuerpos contra algún microorganismo o virus que causó la enfermedad, guarda memoria del suceso y en la siguiente ocasión tardará menos en responder a la infección, ya sea impidiendo que se desarrolle o que ésta sea menos agresiva.

Tomado de: Cervera, Nelly, Gustavo Huesca, Luis Martínez y otros. Ciencias Naturales. Sexto grado. México, Secretaría de Educación Pública, 2019, pp. 22-24

Como te darás cuenta, el texto de la Organización Mundial de la Salud y éste, que forma parte de un libro de texto, usan un lenguaje formal para comunicar la información. El primero, porque va dirigido a un público adulto y trata de guiar la toma de decisiones serias, y el segundo, porque tiene como propósito la enseñanza formal de contenidos escolares.

En cambio, el segundo texto, que es de divulgación para los niños, trata de ser más informal, más cercano, tratando de ser más amigable, a pesar de que el contenido es serio.

Veamos nuevamente la primera parte del texto.

Te puedes dar cuenta que los primeros dos párrafos hacen referencia a las cosas que pueden dañar nuestro cuerpo, tanto las que son grandes y visibles, como las que son muy pequeñas e invisibles.

A partir del tercer párrafo comienza a describir cómo el sistema inmunológico nos protege de los microorganismos que causan enfermedades. Menciona cómo los glóbulos blancos o leucocitos atacan a los microorganismos que causan infecciones.

Si vemos la siguiente parte del texto.

Se describe cómo nuestro sistema inmunológico aprende a defenderse de algunos microorganismos mediante la generación de anticuerpos que repelen antígenos específicos y al final menciona que tiene memoria para defenderse de los microorganismos con los que ya tuvo experiencia, por eso funcionan las vacunas.

Las vacunas funcionan porque se aprovechan de la manera en que nuestro cuerpo aprende a defenderse de los microorganismos que le causan enfermedades.

Ha llegado el gran momento en que comenzaremos a llenar el cuadro.

Yo iré leyendo cada uno de los resúmenes que preparé y colocando en la celda del cuadro que corresponda.

Primer texto.

Segundo texto.

Tercer texto.

Las vacunas tienen efectos leves, como un poco de fiebre.

Son sometidas a ensayos clínicos para descartar efectos graves.

El riesgo de que una vacuna nos cause daño es muy pequeño.

Las inyecciones nos duelen un poco, pero nos ayudan a cuidar nuestra salud.

Las vacunas nos protegen de sufrir enfermedades graves.

Cuando nos vacunamos, quedamos protegidos contra la enfermedad.

Las vacunas contienen pedazos de gérmenes o gérmenes muertos o inactivados, relacionados con una enfermedad específica, para que nuestro sistema inmunitario genere anticuerpos. Cuando el virus o bacteria que provoca la enfermedad entra a nuestro organismo, se encuentra con los anticuerpos que nos saben proteger.

Nuestro cuerpo cuenta con un sistema inmunológico que nos protege de microorganismos que causan enfermedades.

Cuando entran en contacto con un virus o bacteria específico, los glóbulos blancos aprenden a generar anticuerpos que nos defienden de la enfermedad que causa. A esta memoria para generar anticuerpos se le conoce como inmunidad.

Para terminar, me gustaría resaltar dos puntos: El primero es que la tarea que realizamos hoy puede ser útil siempre que organizamos la información que hemos leído y recopilado al hacer una investigación. Seleccionar, resumir y clasificar la información es el punto de partida para redactar un texto informativo.

Ya con esos elementos fácilmente podemos armar el texto que vamos a escribir.

Tener la información organizada es la base para ponernos a escribir, pero no debemos perder de vista a nuestros lectores y el propósito que perseguimos. Eso nos va a requerir pensar en la mejor forma de comunicar nuestro mensaje.

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.

¿Tienes dudas de la clase?

Haz una pregunta dando clic aquí

Deja un comentario