Saltar al contenido

Los mayas de Toniná y Palenque – Historia Segundo de Secundaria

Aprendizaje esperado: Conoce los principales rasgos del Clásico tardío; también identifica y compara la vida de algunas de las principales culturas de esa época.

Énfasis: Reconocer a la cultura maya como representativa del periodo Clásico tardío y sus principales características: actividades económicas, políticas, sociales y culturales.

¿Qué vamos a aprender?

Continuarás con el estudio de la asombrosa cultura maya. En esta ocasión, profundizarás en Toniná y Palenque. Para ello, identificarás sus principales características y sus actividades económicas, políticas, sociales y culturales.

¿Qué hacemos?

Lee detenidamente la siguiente descripción de Toniná, y trata de relacionar la lectura con lo que has visto en sesiones anteriores.

Tonina, Chiapas

(Fragmento)

[…]Entorno físico

Los restos del viejo reino maya de Toniná se encuentran enclavados en las montañas de Chiapas; […] montaña arriba, hacia los fríos bosques de Los Altos, siempre cubiertos por la densa neblina, para llegar a los cacicazgos tzotziles y tzeltales. En el centro de estos caminos, al norte del primer valle de Ocosingo, entre pinos y ceibas, arroyos y manantiales, se localizan las estructuras piramidales de un antiguo y templado reino maya, ruinas que según sus inscripciones jeroglíficas tenían dueños, ya que el reino se llamaba El Sagrado Lugar de los Señores Celestes de Po.

Por sus características constructivas, Toniná es un ejemplo espléndido del urbanismo piramidal del México antiguo, del complejo territorio arquitectónico que fue diseñado como escenario del orden y la armonía del movimiento cíclico de luces y vientos, de aguas y fuegos. Se encuentra en un espacio artificial, divinizado por sí mismo; esto se concluye por sus calles y escalinatas, plataformas y templos por donde circulan y peregrinan las luces del cosmos, son rutas por donde deambulan las procesiones del tiempo y de los seres humanos; un espacio donde los caminos, avenidas y callejones se ordenan, suben y bajan en cascadas de escaleras siguiendo las rutas, en el cielo, de la estrella de la mañana y de la estrella de tarde, la Luna y el Sol.

En la zona de Toniná se desplanta una enorme y compleja estructura piramidal, un territorio de pirámides que integra en su concepción discursos de distintos significados y niveles de abstracción, tecnología y conocimiento. Se observa una dualidad articulada que presenta, por un lado, el gran santuario y, por el otro, un enorme espacio para el intercambio, un complejo de templo-mercado.

En el norte del complejo territorio arquitectónico se localiza una elevación artificial de siete plataformas escalonadas, con una base de 320 metros y una altura de más de 70. Las cuatro primeras plataformas son alargadas; siguiendo el camino del Sol, están dispuestas de acuerdo con la línea que une el amanecer del verano con el atardecer del invierno. En el centro de la cuarta plataforma se desplantan las otras tres, que en conjunto forman la escalinata y el sostén de la bóveda celeste, delimitada por el camino anual y diario del Sol.

Las estructuras piramidales representan, por tanto, un urbanismo muy particular de características celestes y procesionales, donde se diviniza al tiempo y sus componentes, y se imitan sus movimientos, rumbos y efectos sobre la comunidad.

Toniná Chiapas,

Arqueología, Diálogos con el pasado.

https://arqueologia.inah.gob.mx/wp-content/uploads/2017/02/Tonin%C3%A1.pdf

A través de la lectura, ¿lograste imaginar la vida en la ciudad de Toniná?

Una de las características principales de la arquitectura mesoamericana es su relación con los astros.

Para profundizar en lo anterior, observa el siguiente video, donde podrás recorrer la ciudad de Toniná, que en tzeltal significa: “el lugar donde se levantan las esculturas en piedra en honor del tiempo”.

  1. Zona Arqueológica de Toniná.

Se sabe que el periodo de esplendor de Toniná fue del siglo VI al IX d.n.e., aunque recientes estudios coinciden en que la ocupación comenzó desde el siglo I y se extendió hasta el siglo XIV, con la llegada de los mexicas. Durante este largo tiempo, Toniná fue ocupada por numerosos pueblos que allí residieron intermitentemente.

Toniná poseía una importante tradición bélica y una preocupación por la preservación de los restos de los antepasados. Atención especial merece la construcción de una compleja trama de iconografías y jeroglíficos que dan cuenta de ello, así como también de plataformas a modo de gran montaña, que daban paso a la existencia de diversos templos y palacios.

Por sus características, Toniná es un ejemplo del urbanismo piramidal; conformada por calles, escalinatas, plataformas, cancha de juego de pelota y templos que denotan una compleja visión arquitectónica y tecnológica. Su visión religiosa se basaba en la batalla de la dualidad del Universo: entre las fuerzas de la luz o del cielo, y la oscuridad o el inframundo; así lo muestran sus esculturas halladas que personifican el carácter sagrado de los gobernantes y la representación de la captura de los guerreros cautivos.

Por las características climáticas y geográficas de Toniná, sus habitantes probablemente trabajaban dos cosechas anuales, debido, en gran medida, a la abundancia de agua. También se desarrolló una actividad importante de artesanía, alfarería y de intercambio con poblaciones aledañas.

Uno de sus grandes rivales fue, la emblemática ciudad de Palenque.

Durante el Preclásico tardío, Palenque comenzó como una pequeña aldea de agricultores; después, en el Clásico temprano, incrementó significativamente la población y se fundó la dinastía palencana en el 431. d.n.e., cuando llegó al trono el primer gobernante llamado Kuk Bahlam.

Ya en el Clásico tardío, destacó la llegada al poder de Knich Janaab Pakal (615-638 d.n.e) quien expandió las fronteras de la capital hasta las planicies de Tabasco. Se ha estimado que la población total de Palenque durante este periodo era de 8 000 a 10 000 habitantes.

Geográficamente se localizó en una amplia meseta en el norte de las Tierras Altas de Chiapas. Era un lugar privilegiado por sus condiciones medioambientales:

  1. Ubicación cercana a fuentes permanentes de agua. Es una de las zonas con mayor precipitación pluvial del país. La ciudad era atravesada por nueve arroyos y al menos 56 manantiales fueron empleados y modificados por los antiguos habitantes.
  2. Su cercanía a una amplia franja de cultivo.
  3. Laderas que les permitieron tener un sistema defensivo de la ciudad.

En Palenque se han contabilizado 1450 estructuras, distribuidas en una superficie de 210 hectáreas, es decir, un promedio de 673 estructuras por kilómetro cuadrado.

Arquitectónicamente, se encuentran los conjuntos habitacionales donde la población vivía, éstos se concentraban alrededor de un patio, comunicados entre sí por un sendero. Los templos se edificaron sobre pirámides y fueron decorados con bajorrelieves tallados en piedra o hechos en estuco; ambos relataban eventos importantes de los gobernantes. De su estilo son particulares los amplios vanos, que hacen de los interiores espacios claros y ventilados, y las cresterías, que son aperturas rectangulares cubiertas de esculturas labradas, como las que se encuentran en el Templo del Sol. Entre las edificaciones destaca el Templo de las Inscripciones, monumento funerario de Pakal.

Palenque fue siempre una urbe en constante crecimiento poblacional; para atender las demandas alimenticias se construyó un sistema de terrazas de cultivo y de campos levantados. El sistema de terrazas era la modificación de los cerros para poder cultivar. Gracias al estudio de los restos de polen, semillas y huesos de animales encontrados, los investigadores han reconstruido la dieta de los pobladores de Palenque, que consistía en proteína obtenida de distintos animales domésticos y un gran número de especies endémicas de la selva.

Para conocer más sobre Palenque, observa el siguiente video y recorre esta zona arqueológica que ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad.

  1. Zona Arqueológica de Palenque, Chiapas.

Una de las características más importantes del conocimiento histórico es que éste se encuentra en constante construcción, por ejemplo, ahora, gracias a nuevas investigaciones arqueológicas, se puede conocer quién era la Reina Roja.

Si bien como la localización se dio a un costado del Templo de las Inscripciones, se relacionó inmediatamente con Pakal, el gobernante más importante de esa ciudad maya. Las primeras indagaciones se centraron en que podrían ser parte de su familia, como la abuela o su madre. Después de diez años de ser localizada esta tumba, ahora tiene rostro y nombre.

Para conocerla, observa el siguiente audiovisual.

  1. La Reina Roja. El viaje al Xibalbá.

Aún falta mucho por descubrir en estos lugares.

Has concluido con esta sesión de Toniná y Palenque, culturas de suma importancia. Si quieres saber más sobre ellas, puedes consultar tu libro de texto de segundo grado, Historia.

El Reto de Hoy:

Imagina que eres guía de turistas y llevarás a un grupo a recorrer las ciudades de Toniná o Palenque en el estado de Chiapas. Elabora un tríptico sobre estas zonas arqueológicas donde les cuentes a los visitantes cuál es su historia, las estructuras más importantes que verán durante el recorrido y sus características arquitectónicas y artísticas. No olvides hacer mención sobre la importancia de cuidar y preservar nuestro patrimonio cultural.

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.

¿Tienes dudas de la clase?.

Haz una pregunta dando clic aquí