Portada » Si dialogamos, convivimos pacíficamente – Civismo Segundo de Primaria

Si dialogamos, convivimos pacíficamente – Civismo Segundo de Primaria

Aprendizaje esperado: Identifica conflictos originados por diferencias de opinión en el aula o la escuela, reconoce las emociones que le generan y propone acciones colaborativas para abordarlos mediante el diálogo y la empatía.

Énfasis: Reconoce que las personas con las que convive pueden tener diferentes ideas y opiniones, que en ocasiones pueden detonar conflictos.

¿Qué vamos a aprender?

Identificarás conflictos originados por diferencias de opinión en el aula, en la escuela o en casa, reconocerás las emociones que te generan y propondrás acciones colaborativas para abordarlos mediante el diálogo y la empatía.

¿Qué hacemos?

En la sesión pasada aprendiste que, todas y todos somos iguales como personas, que ambos tenemos derechos y que merecemos respeto. Para poder ejercerlos y exigirlos es necesario expresarnos, de manera que se pueda llegar a un diálogo con los demás y de esta manera comprendernos mejor.

Es importante comentar que todas y todos tenemos los mismos derechos porque mujeres y hombres, somos personas valiosas, únicas e importantes y que al dialogar logramos llegar a acuerdos.

En esta ocasión aprenderás que cada persona con la que convivimos puede tener ideas diferentes a las nuestras y, en ocasiones, pueden originar un conflicto.

¿Conoces la palabra conflicto?

Puede que sea una palabra nueva para ti, si es así, anótala en tu libreta.

¿Sabes cómo puede iniciar un conflicto?

Un conflicto surge porque cada uno de los seres humanos, niñas, niños, o adultos, pensamos de manera diferente y a veces no logramos ponernos de acuerdo con las personas con las que convivimos. Cuando surge un conflicto y no lo resolvemos, terminamos enojados o herimos a la otra persona.

En la convivencia diaria se pueden presentar desacuerdos entre dos o más personas porque tenemos opiniones y gustos diferentes y, muchas veces queremos que se haga lo que nosotros deseamos, o que todas y todos piensen igual a nosotros, en lugar de dialogar y llegar a acuerdos.

Cuando hacemos eso provocamos que el conflicto (que se pueden originar en la familia, con el grupo escolar o con los vecinos) no se resuelva, e incluso a veces, se puede transformar en violencia.

Pero no te preocupes, que para los conflictos existe una solución, la cual pude basarse en el dialogo con los demás. Es importante platicar con las personas con las que estamos teniendo el conflicto, exponer las razones de por qué estamos pensando de esa manera y finalmente encontrar una solución entre ambas partes.

Cuando se habla de encontrar una solución entre ambas partes, a eso se le llama “negociación”, y saber negociar y dialogar es lo que nos puede llevar a resolver distintos conflictos de una forma pacífica.

NEGOCIACIÓN, se refiere a llegar a un acuerdo para ambas partes cuando surge un conflicto.

Ya que estamos hablando de este tema, profundicemos un poco más en él.

Escucha las siguientes situaciones y encuentra la solución que lleve a una convivencia sana y pacífica.

  • Solución de conflicto.

¿Qué opinas?

¿Cuál será la mejor solución?

En el primer conflicto, puedes considerar que la mejor opción es la 1. Lo ideal es que las hermanas negocien en que, una se bañe primero hoy, y la otra se bañe primero mañana.

En el segundo conflicto, la mejor opción es la C, pues Andrea está expresando como la hace sentir Laura, eso es muy importante, además, al decirle a la maestra ayudará que todas y todos puedan participar en los juegos.

Aquí vamos a destacar una idea muy importante que puedes encontrar en tu libro de texto de Formación Cívica y Ética de 2º grado, página 72 cuando habla de que, “Para resolver cualquier conflicto es necesario dialogar, es decir, que las personas que están enojadas platiquen y digan lo que piensan y expresen sus sentimientos y necesidades.

Al dialogar es muy importante escuchar con respeto y atención la opinión de los otros.

Conoce la siguiente historia.

El cuento se titula “Los buenos vecinos”, y fue escrito por Jhon Patience.

La narración de este cuento, puedes verla en la transmisión por televisión.

¿Qué te pareció la historia? ¿Cómo se relaciona con el tema de la clase? y ¿Qué enseñanza creen que nos deja? Escribe tus respuestas en tu libreta.

La historia habla de que la bruja y el mago eran vecinos y en lugar de llevarse bien, peleaban todo el tiempo, hasta que tuvieron un problema mayor, pero lo bueno fue que se pidieron disculpas y resolvieron el problema. A pesar de que se enojaban más y más, los dos lograron utilizar el diálogo para tener una convivencia sana y pacífica.

Esta historia, finalmente tuvo un final feliz a partir del diálogo y la comunicación entre la bruja y el mago. Los conflictos nos pueden generar emociones como enojo, miedo o tristeza, ante un conflicto hay que hacerse 3 preguntas básicas:

A partir de estas preguntas podemos reflexionar acerca de cómo podemos resolver ese conflicto sin dañarnos, ni lastimar a otros.

Para ir concluyendo nuestra clase, te propongo realizar un pequeño reto.

El Reto de Hoy:

Elabora una pequeña lista de uno o varios conflictos que se hayas tenido en el salón de clases o en casa, por ejemplo, cuando algunas alumnas y alumnos quieren bailar una canción y cuando unos quieren presentar una exposición y otros organizar una asamblea.

Ya que tengas esa lista en tu cuaderno, responde a las siguientes preguntas.

¿Cómo lo solucionarías ahora?

Además de escribirlas puede realizar dibujos o incluir pequeños recortes; lo importante es que recuerdes esos conflictos y sus causas. Para luego aprender a cómo solucionarlos si se vuelven a presentar.

¿Qué aprendiste?

Que las personas con las que convives diariamente en tu familia, escuela, en casa o colonia tienen diferentes ideas a las tuyas y que en algunas ocasiones pueden estar en desacuerdo con otras opiniones, por lo que se pueden suscitar diversos conflictos, sin embargo, entendiste que, si se dialoga, estos pueden llegar a resolverse, pues lo importante es encontrar una solución juntos.

También que es normal que surjan conflictos, todas y todos tenemos diferentes opiniones. Lo importante es la forma como resolvemos el conflicto, siempre dialogando de manera respetuosa, explicando y argumentando nuestras ideas y a la vez escuchando los argumentos de los demás.

Reconocer que todas y todos tenemos formas de pensar diferentes, puede llevarnos a convivir pacíficamente.

Para concluir, me gustaría recordarte la frase que vimos en la sesión anterior. “Recuerda que todas y todos tenemos derecho a expresarnos libremente”.

Si te es posible consulta otros libros y comenta el tema de hoy con tu familia.

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.

Deja un comentario