Portada » Como adoptar un cuento a una obra de teatro – Lenguaje Primero de Secundaria

Como adoptar un cuento a una obra de teatro – Lenguaje Primero de Secundaria

Aprendizaje esperado: Adapta una narración a un guion de teatro.

Énfasis: Elaborar adaptaciones de textos narrativos.

¿Qué vamos a aprender?

Adaptarás unos fragmentos de “El país donde nunca se muere”, un cuento popular italiano, rescatado y rescrito por Ítalo Calvino.

Verás algunas actividades que te ayudarán a crear diálogos y acotaciones teatrales a partir de un texto narrativo. También se te darán algunos consejos para que puedas llevar tu libreto al mejor puerto.

¿Qué hacemos?

Para iniciar se comentará que un compañero tuyo llamado Francisco, escribió un cuento y comentó que tuvo una revelación. Se dio cuenta que, si narra una historia en primera, segunda o tercera persona, el efecto literario es muy diferente en cada caso.

Observa, como narra Francisco su historia.

“Abrí los ojos. Estaba en medio de un bosque desconocido. No recordaba cómo había llegado ahí. Los rayos del sol me lastimaban los ojos”.

Y ahora lo va cambiar a segunda persona y a tiempo presente. Observa cómo es distinto.

“Abres los ojos. Estás en medio de un bosque desconocido. No recuerdas cómo llegaste ahí. Los rayos del sol te lastiman los ojos”.

A continuación, lo cambiará a tercera persona, si se le agregará música y sonido generaría una sensación de peligro.

Él abrió los ojos. Estaba en medio de un bosque desconocido. No recordaba cómo había llegado ahí”.

Como vez en este ejemplo, el uso un recurso teatral para crear una atmósfera aterradora pensando en incluir música y sonidos.

El texto en tercera persona puede ser una acotación teatral, es decir, una indicación que permite saber dónde está el personaje.

Los cuentos pueden estar narrados en cualquiera de las tres personas gramaticales, pero en una obra de teatro, las descripciones narrativas aparecen principalmente en las acotaciones, que suelen estar escritas en tercera persona.

Las obras de teatro se basan primordialmente en diálogos, por lo que los espectadores se enteran de lo que ocurre gracias a lo que dicen los personajes. En cambio, en los cuentos o novelas, el lector es conducido por el narrador, que describe las acciones de los personajes y los lugares donde estas se desarrollan.

Regresando un poquito al cuento de Francisco. Si fuera una obra de teatro, podría prescindir de acotaciones y empezar así:

¿Dónde estoy? ¿Qué es esto? ¿Un bosque? ¡Soy alérgico a los árboles! ¡Mis ojos me duelen! ¿Qué día es hoy? ¿Cómo llegué aquí? ¡Trata de recordar, trata de recordar! ¡Nada! Mi mente está en blanco.

Se podría adaptar muy fácilmente su cuento de Francisco y convertirlo en una obra de teatro. Lo bueno de su historia es que es muy breve.

Recuerda que los cuentos deben ser breves e incluir pocos personajes. Cortázar, un gran escritor argentino, comparaba el género narrativo con el box, decía que los cuentos ganan por knock out y la novela necesita muchos rounds, porque es más extensa, tiene más personajes y su estructura es compleja.

Pero los dos, los cuentos y las novelas, tienen una introducción, un nudo y un desenlace. Se podría decir que lo más importante en un cuento es la historia, mientras que, en la novela, es la construcción y evolución de los personajes.

La obra de teatro también tiene una estructura similar a la del cuento, es decir, cuenta con un principio, un desarrollo y un desenlace, pero, como ya se mencionó, en el teatro no se narra, sino que se cuenta la historia a través de diálogos.

Aunque el teatro tiene muchos subgéneros, algunos experimentales que han buscado romper con las características convencionales del género. También pueden existir narradores e, incluso, presentar los diálogos en primera, segunda o tercera persona. Pero eso es otra historia. Observa el siguiente video, que te ayudará a entender cómo se escribe y se conforma una historia en un libreto, también llamado guion teatral.

  1. De nuestra pluma al escenario.

Revisa del tiempo 01:12 al 04:14.

Como verás un libreto tiene muchas características y parece complejo; pero no te preocupes, para dominar la escritura, lo primordial es practicar constantemente: hay que pulir, probar, experimentar y repetir. Así es como tu escritor interior comenzará a descubrir su propio estilo y una nueva forma de contar historias.

Pero, el objetivo de esta sesión es saber cómo adaptar un relato a una obra de teatro. ¿Por qué hacer esto? ¿Por qué reescribir una historia que ya funciona en otro formato?

La respuesta es que la adaptación ha existido desde hace mucho tiempo y se ha experimentado en muchos géneros: se hace en cine, tele, radio, novela, etc. No lo veas como un tipo de reciclaje, sino como una oportunidad de extender el alcance de un buen relato y explotar ciertos puntos, que, en la historia original, puede que no se hayan aprovechado. Las adaptaciones sirven para vivir una buena historia de diferentes maneras.

Ahora, conocerás la siguiente historia llamada: “El país donde nunca se muere”.

Trata de un joven al que le aterra la idea de morir y abandona su casa en busca del país donde nunca se muere. En su travesía, se tropieza con diferentes personajes que le prometen alargar su vida, sin embargo, no le prometen la eternidad.

El joven, con la sólida convicción de vivir para siempre, sigue en su búsqueda de la eternidad, hasta que, al fin, la encuentra. Sin embargo, después de muchos años, extraña a su hogar y a sus parientes; que, en este caso, se trata de sus bisnietos, ya que ha pasado mucho tiempo. El señor que le dio alojo en el país donde nunca se muere le da la oportunidad de visitar su hogar, con la una condición de que nunca se baje del caballo, o morirá.

En su camino, se encuentra a un hombre que le pide ayuda; el joven accede ante la imploración del desconocido y, cuando baja del caballo, se da cuenta de que aquel hombre, en realidad, era la muerte que le tendió una trampa.

Que buena historia, ¿verdad? Ahora, ¿no te gustaría ver este relato en teatro?

Con la siguiente actividad se comenzará a realizar la adaptación del cuento a una obra de teatro.

Primero revisa el primer fragmento del cuento.

EL PAÍS DONDE NUNCA SE MUERE

Un día un joven dijo:

-A mí, esta historia de que todos deben morirse no me gusta nada. Quiero ir en busca del país donde nunca se muere.

Saluda al padre, a la madre, a los tíos y a los primos, y se va. Camina durante días, camina durante meses, y a todo el que encuentra le pregunta si sabe dónde está el lugar donde nunca se muere: pero nadie lo sabía. Un día se encontró con un viejo con una barba blanca hasta el pecho, que empujaba una carretilla llena de piedras.

– ¿Sabría decirme dónde queda el lugar donde nunca se muere?

– ¿No quieres morir? Quédate conmigo. Hasta que yo termine de transportar con mi carretilla toda la montaña, piedra por piedra, no morirás.

Primero, hay que identificar los diálogos existentes. Es bueno rescatar los diálogos originales, pero si tú lo deseas, puedes modificarlos.

Estos son los que usan el guion largo antes de cada intervención de los personajes. Se te propone resaltarlos con algún color.

EL PAÍS DONDE NUNCA SE MUERE

Un día un joven dijo:

-A mí, esta historia de que todos deben morirse no me gusta nada. Quiero ir en busca del país donde nunca se muere.

Saluda al padre, a la madre, a los tíos y a los primos, y se va. Camina durante días, camina durante meses, y a todo el que encuentra le pregunta si sabe dónde está el lugar donde nunca se muere: pero nadie lo sabía. Un día se encontró con un viejo con una barba blanca hasta el pecho, que empujaba una carretilla llena de piedras.

– ¿Sabría decirme dónde queda el lugar donde nunca se muere?

– ¿No quieres morir? Quédate conmigo. Hasta que yo termine de transportar con mi carretilla toda la montaña, piedra por piedra, no morirás.

Ahora, identificarás el texto narrado, en este caso, el texto que no tiene un guion largo es el que corresponde a la narración. Lo resaltarás con otro color.

EL PAÍS DONDE NUNCA SE MUERE

Un día un joven dijo:

-A mí, esta historia de que todos deben morirse no me gusta nada. Quiero ir en busca del país donde nunca se muere.

Saluda al padre, a la madre, a los tíos y a los primos, y se va. Camina durante días, camina durante meses, y a todo el que encuentra le pregunta si sabe dónde está el lugar donde nunca se muere: pero nadie lo sabía. Un día se encontró con un viejo con una barba blanca hasta el pecho, que empujaba una carretilla llena de piedras.

– ¿Sabría decirme dónde queda el lugar donde nunca se muere?

– ¿No quieres morir? Quédate conmigo. Hasta que yo termine de transportar con mi carretilla toda la montaña, piedra por piedra, no morirás.

Aquí entra tu pluma. Debes remplazar esta narración por diálogos y acotaciones. Revisa el siguiente ejemplo:

EL PAÍS DONDE NUNCA SE MUERE

La escena comienza en las afueras de un pequeño poblado. Un hombre joven son vestimenta de artesano, está en actitud de despedida de su padre, su madre, sus tíos y primos.

JOVEN: A mí, esta historia de que todos deben morirse no me gusta nada. Quiero ir en busca del país donde nunca se muere.

Saluda al padre, a la madre, a los tíos y a los primos, y se va. Camina durante días, camina durante meses, y a todo el que encuentra le pregunta si sabe dónde está el lugar donde nunca se muere: pero nadie lo sabía. Un día se encontró con un viejo con una barba blanca hasta el pecho, que empujaba una carretilla llena de piedras.

– ¿Sabría decirme dónde queda el lugar donde nunca se muere?

– ¿No quieres morir? Quédate conmigo. Hasta que yo termine de transportar con mi carretilla toda la montaña, piedra por piedra, no morirás.

Como ves, se comienza describiendo la escena con una acotación que explica dónde comienza la historia. El diálogo del joven se rescata; pero, antes de éste, se pone el nombre del personaje, como indicación para el actor que lo interpretará.

Ahora, hay que adaptar el siguiente párrafo, que narra que el joven se despide de sus familiares, y que después pregunta dónde está el país donde nuca se muere, pero nadie sabe dónde está. Para adaptar esta acción, hay que crear un par de personajes donde se visibilice que el protagonista pregunta sobre su objetivo.

EL PAÍS DONDE NUNCA SE MUERE

La escena comienza en las afueras de un pequeño poblado. Un hombre joven, con vestimenta de artesano, está en actitud de despedida de su padre, su madre, sus tíos y primos.

JOVEN: A mí, esta historia de que todos deben morirse no me gusta nada. Quiero ir en busca del país donde nunca se muere.

El joven les da la espalda y se va. Los familiares lo saludan haciéndose para atrás hasta desaparecer. El joven camina de un lado a otro del escenario. Se encuentra con una campesina.

JOVEN: (De manera entusiasta.) ¿Sabría decirme dónde queda el lugar donde nunca se muere?

CAMPESINA: (Con expresión de descontento.) ¿Cómo? No lo sé.

El joven sigue caminando, pero con pasos más lentos, en señal de cansancio. Se encuentra con el VIAJERO.

JOVEN: (Decaído.) ¿Sabe dónde está el lugar donde nunca se muere?

VIAJERO: (Burlándose.) ¡Qué! ¡Por favor! ¡Ese lugar no existe!

Como ves, cuando se trata de acciones físicas, lo mejor es resolverlo con acotaciones.

Cuando se trata de verbos o acciones como “habla” “pregunta”, “grita”, “vocifera”, etc., es mejor resolverlo creando diálogos y nuevos personajes. En este caso se crearon a dos nuevos personajes que no estaban en el relato original: la campesina y el viajero. Y las acotaciones describen lo que el actor debe proyectar.

Con estos cambios ya vas percibiendo otra perspectiva interesante de la historia.

¿Ahora entenderás por qué en las adaptaciones se ven nuevas acciones y nuevos personajes?

Recuerda las reglas para escribir tu propio libreto. Las acotaciones que se escriben dentro de un diálogo van en cursivas y entre paréntesis, las acotaciones que están fuera de un diálogo no llevan paréntesis. Esto ayuda mucho para que la actriz o el actor distingan ciertas acciones.

A lo mejor, algo que se te ha dificultado al tratar de escribir un liberto es cambiar de locación, es decir, la obra puede desarrollarse en distintos lugares. ¿Qué puedes hacer para describir un cambio de lugar?

Comúnmente, las obras teatrales se segmentan en escenas. La separación entre una escena y otra depende de diversos factores, como los cambios de lugar o las entradas y salidas de los personajes. También se puede cambiar de escena cuando sucede una peripecia, es decir, un hecho inesperado que cambia la ruta de la historia.

Hay que continuar con el ejemplo, para que te quede más claro.

EL PAÍS DONDE NUNCA SE MUERE

La escena comienza en las afueras de un pequeño poblado. Un hombre joven, con vestimenta de artesano, está en actitud de despedida de su padre, su madre, sus tíos y primos.

JOVEN: A mí, esta historia de que todos deben morirse no me gusta nada. Quiero ir en busca del país donde nunca se muere.

El joven les da la espalda y se va. Los familiares lo saludan haciéndose para atrás hasta desaparecer. El joven camina de un lado a otro del escenario. Se encuentra con una campesina.

JOVEN: (De manera entusiasta.) ¿Sabría decirme dónde queda el lugar donde nunca se muere?

CAMPESINA: (Con expresión de descontento.) ¿Cómo? No lo sé.

El joven sigue caminando, pero con pasos más lentos, en señal de cansancio. Se encuentra con el VIAJERO.

JOVEN: (Decaído.) ¿Sabe dónde está el lugar donde nunca se muere?

VIAJERO: (Burlándose.) ¡Qué! ¡Por favor! ¡Ese lugar no existe!

Así va quedando la obra. Esta podría ser la primera escena. Realiza una lectura dramatizada. ¿Sabes qué quiere decir eso?

Una lectura dramatizada consiste en imprimirle emociones e intenciones al texto. También es conocida como teatro en atril. Trata de interpretar a los personajes. No olvides leer las acotaciones, para que vayas visualizando el montaje de la obra, podrías invitar a tus familiares para que lean a los otros personajes.

Después de realizar tú lectura dramatizada. Es importante mencionar que es común encontrar al principio del libreto los nombres de los personajes y sus características. Pero estos puedes ponerlos al final, ya que no sabes qué otro personaje saldrá durante tu adaptación.

Ahora, hay que regresarse un poco, ya que aún no se ha terminado de adaptar todo el párrafo, observa.

EL PAÍS DONDE NUNCA SE MUERE

La escena comienza en las afueras de un pequeño poblado. Un hombre joven, con vestimenta de artesano, está en actitud de despedida de su padre, su madre, sus tíos y primos.

JOVEN: A mí, esta historia de que todos deben morirse no me gusta nada. Quiero ir en busca del país donde nunca se muere.

Saluda al padre, a la madre, a los tíos y a los primos, y se va. Camina durante días, camina durante meses, y a todo el que encuentra le pregunta si sabe dónde está el lugar donde nunca se muere: pero nadie lo sabía. Un día se encontró con un viejo con una barba blanca hasta el pecho, que empujaba una carretilla llena de piedras.

– ¿Sabría decirme dónde queda el lugar donde nunca se muere?

– ¿No quieres morir? Quédate conmigo. Hasta que yo termine de transportar con mi carretilla toda la montaña, piedra por piedra, no morirás.

Este enunciado es muy importante. Aquí el protagonista se encuentra a uno de los viejos que le propondrán alargar su vida. Este acontecimiento es ideal para comenzar una nueva escena. ¿Ya sabes qué hacer? Convierte esta narración en una acotación y pon los nombres de los personajes antes del diálogo.

Observa como quedó.

Escena 2

El joven sigue caminando y se encuentra con un viejo con una barba blanca hasta el pecho, que empuja una carretilla de piedras.

JOVEN: ¿Sabría decirme dónde queda el lugar donde nunca se muere?

VIEJO: ¿No quieres morir? Quédate conmigo. Hasta que yo termine de transportar con mi carretilla toda la montaña, piedra por piedra, no morirás.

JOVEN: ¿Y cuánto calcula que necesitará?

VIEJO: Cien años necesitaré.

JOVEN: ¿Y después debo morir?

VIEJO: Pues claro.

JOVEN: No, no es éste el lugar que busco, quiero ir a un lugar donde no se muera nunca. Gracias, seguiré mi búsqueda. (Se aleja agitando la mano mientras se aleja).

Ese último diálogo no estaba así en el relato original, ¿recuerdas?

Se adaptó. En el cuento decía: “Saluda y sigue adelante”. Esta acción, al pasarlo a teatro, queda como: “Gracias, seguiré mi camino. (Se aleja agitando la mano mientras se aleja)”.

¿Notas cómo de una simple acción puede salir un diálogo y una acotación?

Un dato curioso. El cuento ilustrado “Dónde viven los monstruos” de Maurice Sendak, tiene aproximadamente treinta páginas, y casi todo es ilustración. De esa historia salió una película de más de una hora y media. Se está hablando entonces de un guion de casi 90 páginas. Esto quiere decir, que cuando se adapta algo, se descubren nuevas cosas, cosas más detalladas. Evidentemente en ese caso, el director expuso en pantalla grande su versión de esa entrañable historia.

Ahora hay que adaptar un fragmento más de este relato.

Observa lo que dice el relato original y tú deberás adaptarlo a teatro; puedes hacerlo en tu cuaderno.

Escena 3

Narración:

Tras mucho caminar, llega a un bosque tan grande que parece no tener fin. Había un viejo con la barba hasta el ombligo que cortaba ramas con un honcejo.

Acotación:

Acotación:

Acotación:

Aquí tienes el texto original. ¿Qué se te ocurre para adaptarlo a teatro?

La verdad, podría quedar casi igual. Es muy claro lo que dice, sólo hay que adaptarlo a una acotación. Sara una de tus compañeras propuso lo siguiente:

Escena 3

Narración:

Tras mucho caminar, llega a un bosque tan grande que parece no tener fin. Había un viejo con la barba hasta el ombligo que cortaba ramas con un honcejo.

Acotación:

El joven entra al escenario y nota que se encuentra caminando dentro de un bosque. En una esquina, ve a un viejo con la barba hasta el ombligo que corta ramas.

Acotación:

El joven entra al escenario y nota que se encuentra caminando dentro de un bosque. En una esquina, ve a un viejo con la barba hasta el ombligo que corta ramas.

Acotación:

El joven entra al escenario y nota que se encuentra caminando dentro de un bosque. En una esquina, ve a un viejo con la barba hasta el ombligo que corta ramas.

¿Te das cuenta cómo cambia la conjugación de los verbos? En una acotación se describen las acciones de una forma más clara y directa.

Ahora, hay que adaptar un fragmento más; esta vez será un poco más complicado. Antes, se te dará el contexto. En esta parte el joven se encuentra en el país donde nunca se muere y, al extrañar a su familia, decide tomar el caballo para visitarlos.

Lee el fragmento del cuento.

Narración:

Fue a la cuadra, sacó el caballo blanco, lo montó y corrió como el viento. Pasó por el lugar donde había encontrado al viejo con el pato: donde estaba el mar ahora había una gran pradera. En una parte había una pila de huesos: eran los huesos del viejo. «Vaya, vaya», se dijo el joven, «hice bien en seguir adelante. ¡Si me hubiese quedado, ahora también estaría muerto!».

Siguió su camino.

Acotación y diálogos:

Acotación y diálogos:

Acotación y diálogos:

¿Cómo adaptarías este fragmento?

A tú compañera Sara se le ocurrió por ejemplo poner en acotación: “El joven se sube a un caballo y se pasea por todo el escenario. Algo llama su atención y se detiene”.

¿Qué más? Viene la parte donde encuentra la pila de huesos.

Cómo quizá es complicado hacer este tipo de utilería, bien podrías mencionarlo en un diálogo. Cuando es difícil de proyectar algo en el escenario, es mejor resolverlo con un diálogo y mencionarlo.

¿Qué se te ocurre?

Igual tu compañera Sara propuso un diálogo, en donde el joven dijera:

“¡Vaya, vaya! ¿Eso es una pila de huesos? Definitivamente hice bien en seguir adelante, pues si le hubiera hecho caso a ese viejo en aquel entonces, ahora también estaría muerto, y formaría parte de esos vestigios”.

Como ves se convirtió una acción en diálogo, e incluso se modificaron las demás líneas un poco, con su propio estilo de tu compañera.

Observa como quedó. Nota que se incluyeron los diálogos tal y como se propuso.

Narración:

Fue a la cuadra, sacó el caballo blanco, lo montó y corrió como el viento. Pasó por el lugar donde había encontrado al viejo con el pato: donde estaba el mar ahora había una gran pradera. En una parte había una pila de huesos: eran los huesos del viejo. «Vaya, vaya», se dijo el joven, «hice bien en seguir adelante. ¡Si me hubiese quedado, ahora también estaría muerto!».

Siguió su camino.

Acotación y diálogos:

El joven se sube a un caballo y se pasea por todo el escenario. Algo llama su atención y se detiene.

JOVEN: ¡Vaya vaya! ¿Eso es una pila de huesos? Definitivamente hice bien en seguir adelante, pues si le hubiera hecho caso a ese viejo en aquel entonces, ahora también estaría muerto, y formaría parte de esos vestigios.

Acotación y diálogos:

El joven se sube a un caballo y se pasea por todo el escenario. Algo llama su atención y se detiene.

JOVEN: ¡Vaya vaya! ¿Eso es una pila de huesos? Definitivamente hice bien en seguir adelante, pues si le hubiera hecho caso a ese viejo en aquel entonces, ahora también estaría muerto, y formaría parte de esos vestigios.

Acotación y diálogos:

El joven se sube a un caballo y se pasea por todo el escenario. Algo llama su atención y se detiene.

JOVEN: ¡Vaya vaya! ¿Eso es una pila de huesos? Definitivamente hice bien en seguir adelante, pues si le hubiera hecho caso a ese viejo en aquel entonces, ahora también estaría muerto, y formaría parte de esos vestigios.

¿En casa cómo te fue?

Recuerda que cada persona, tiene su propio estilo, y sabrá si acortar y detallar más los diálogos.

En esta sesión, repasaste los contenidos del aprendizaje esperado que es: “Adaptar un cuento a una obra de teatro”. Viste algunas características del cuento, así como las características básicas de un libreto o guion teatral. Descubriste la importancia de adaptar una obra literaria de un género específico a otro, la cual radica en desarrollar con creatividad la historia original desde otra perspectiva.

Este ejercicio te servirá para adaptar cualquier historia que te agrade, y quién sabe, quizás nazca en ti un guionista y escritor de la siguiente generación.

Se te invita a que busques información en tus libros de texto para apoyarte en otra fuente de información; recuerda que la búsqueda no sólo es virtual, también puede ser de forma física; si buscas en sitios web, recurre a navegadores académicos para reforzar el tema de manera efectiva.

Cuando puedas, visita la biblioteca de tu localidad, y lee cuentos y obras de teatro.

Has concluido el tema del día de hoy.

El Reto de Hoy:

Se te propone que este cuento, lo termines de adaptar a una obra de teatro. Y, como producto final, puedes hacer un híbrido para representar dicha obra. Si tienes la posibilidad, puedes hacer una lectura dramatizada de tu obra con tu maestra o maestro y compañeros a través del internet; también puedes presentarla a tus familiares. En caso de no ser posible, adapta tu obra y guárdala ya habrá momento de llegar al escenario.

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.

Deja un comentario