Saltar al contenido
Portada » Nuestra tradición oral y sus leyendas – Lenguaje Segundo de Secundaria

Nuestra tradición oral y sus leyendas – Lenguaje Segundo de Secundaria

Aprendizaje esperado: Recopila leyendas populares para representarlas en escena.

Énfasis: Identificar leyendas como relatos tradicionales.

¿Qué vamos a aprender?

Analizarás los elementos y características de las leyendas tradicionales de nuestro país e identificarás algunas diferencias con otros textos de la tradición oral. Además, conocerás cómo esta tradición se encuentra presente en las diversas comunidades, así como en nuestra vida cotidiana.

Las historias del pasado y del presente nos dan identidad. En casi todas las familias se cuentan este tipo de relatos, además, reflejan parte de nuestra cultura y nuestro pasado. Se puede aprender mucho de una sociedad gracias a las historias que se cuentan.

La finalidad es que comprendas cómo los relatos tradicionales recuperan la visión de sus comunidades y la transmiten a la sociedad a través de sus narraciones. Esto te ayudará a conocer los rasgos esenciales para identificar la leyenda como un género particular e importante en las tradiciones de una comunidad.

Para esta sesión será importante tener presente que la literatura tradicional es parte del saber colectivo y se conserva por la gran riqueza que contienen sus temas, personajes, motivos e ideas.

¿Qué hacemos?

Para iniciar, es importante recordar que la narración ha sido una actividad humana común a lo largo de toda la historia y que, aun con sus múltiples transformaciones, conserva características muy parecidas a las de su origen.

Los investigadores de varias disciplinas suponen que, desde los inicios de la humanidad, mujeres y hombres alguna vez se reunieron alrededor del fuego para contar sus historias a los más jóvenes.

A través del tiempo, la humanidad se ha tenido que reunir a contar historias, como cuando, ante eventos naturales como tremendas lluvias o terremotos, los pueblos más antiguos tuvieron la necesidad de reunirse a contar sus hazañas de cómo vencieron la adversidad para que las futuras generaciones aprendieran de ellos, y no olvidaran el esfuerzo de sus antepasados.

Los cantos, las coplas, los cuentos, los mitos y las leyendas son parte de la memoria colectiva que pertenece a distintas comunidades.

Muchas de esas narraciones las han transmitido los abuelos a los padres y luego a los nietos, de una generación a otra. Nuestra memoria narrativa es parte de nuestra historia, y por eso es relevante conservarla y evitar que se pierda.

Las leyendas en particular son un tipo de narración muy expandida y rica en nuestra cultura. Son una forma de explicarnos el mundo; un tipo de respuesta a las interrogantes fundamentales que tenemos como seres humanos acerca de los acontecimientos que tienen las personas en su día a día.

Muchas de estas historias se mezclaron en las civilizaciones antiguas con rituales, danzas o representaciones. Además, hay que tener presente que las leyendas siempre han dependido del lugar, porque no tienen las mismas leyendas los habitantes de lugares con ríos, que los que vivieron en el desierto. O los que viven en el sur, que los que viven en el norte.

Las tradiciones y relatos orales siguen transmitiéndose en nuestro día a día. Gracias a que se siguen contando, es que permanecen vivas y podemos preservarlas. Así es como surge la tradición oral. Estas formas de expresión cultural llegan a nosotros de múltiples formas y manifestaciones, van de generación en generación.

En un país tan grande y diverso como el nuestro, la cantidad de leyendas que existen es enorme. Y todas muy distintas entre ellas. Es como imaginar un mapa lleno sonidos, colores e historias en donde se puede la forma en que se vive en cada sitio.

Para conocer la importancia que tiene la tradición oral y por qué hay que preservarla, observa el siguiente video.

  1. La cosmovisión maya.

La riqueza de conocimiento que tiene la cultura maya de la naturaleza se mantiene gracias a la tradición oral. Muchas de las creencias de las comunidades, influyen en sus relatos y en su forma de utilizar la palabra como medio de expresión. Estas creencias se conservan a través de la recuperación constante de los hablantes y las formas que tienen para compartirlas de boca en boca.

A continuación, reflexiona en las siguientes preguntas:

  • ¿Para comprender los relatos de la tradición oral, se tiene que ser habitante del lugar donde se originan?
  • ¿Puedes diferenciar de manera clara los elementos de la leyenda de otro tipo de relatos pertenecientes a la tradición oral?

Los relatos de tradición oral son como una familia, se parecen entre ellos. Lo que los vuelve distintos es que, cada lugar, busca integrar aspectos propios de la zona donde se vive.

En algunos relatos la diferencia está en el lugar donde ocurre la narración, pero también pueden variar en el número de personajes. Algunos tienen más, otros menos. Y, por supuesto, también cambian los nombres. Sin embargo, puedes comprenderlos porque el lenguaje que utilizan en las diversas versiones es sencillo, coloquial y corresponde con las características de su género: cuento, mito o leyenda. Y es precisamente por esto que, por un lado, se parecen a la vez, pero tienen características que los hacen diferentes.

De manera breve, se puede decir que las leyendas se caracterizan porque contienen un cierto grado de verdad, se ubican en un tiempo y lugar determinado, y tienen una estructura sencilla, además de una conexión con lo sobrenatural o lo mágico.

Toda tradición es producto de un proceso. Y este proceso se compone de testimonios, situaciones, vivencias y, en ocasiones, forman parte de los rituales que marcan la comunidad que los gesta, su zona geográfica y sus costumbres.

Eso ha permitido a los que vivimos en alguna otra parte del país, adentrarnos en la vida de diversas comunidades e ir reconstruyendo sus historias, ya que, desde el inicio de la humanidad, las historias se fueron narrando de generación en generación, hasta que llegó el momento en que la escritura permitió cuidarlas y preservarlas.

En estas narraciones también se pueden apreciar los aspectos sociales e históricos que se van construyendo con el tiempo. No sólo nos divierten, también nos ayudan a saber un poco más.

En la tradición oral existe una gran variedad de adivinanzas, cuentos, dichos, representaciones dramáticas, mitos y leyendas. Su función es transmitir conocimientos, valores culturales y representaciones sociales. Es una manera de mantener viva nuestra memoria colectiva. Y esa memoria sólo se puede salvaguardar a través de la gente que valora las tradiciones.

Observa el siguiente video para conocer más al respecto.

2. Tradiciones.

Las tradiciones no sólo son orales, sino que estamos inmersos en ellas y las vivimos a través de las fiestas, los vestuarios, las creencias y muchos aspectos más.

También, existen distintas versiones de una misma leyenda, y todas contadas de diferente manera, como la leyenda de “La llorona” que tiene distintos nombres.

Esto es porque cada comunidad se apropia de las leyendas y las retransmite según su entorno. Éstas pasan de padres a hijos o de abuelos a nietos, pero también de comunidad a comunidad.

Cuando nos encontramos con una leyenda, identificamos que es una narración y reconocemos elementos que la acercan a lo que llamamos cuentos, porque tiene un inicio, un desarrollo y un desenlace.

Pero no se debe confundir, por ejemplo, en las leyendas, las situaciones no se ven afectadas por los dioses, como sería en los mitos. Tampoco existe en ellas una moraleja, como sí la hay en las fábulas.

La característica principal de las leyendas es que poseen elementos verdaderos que se pueden comprobar, pero también otros que son mágicos o sobrenaturales.

A continuación, realiza la siguiente actividad para profundizar más en el tema.

Lee el siguiente texto e identifica los elementos de la leyenda.

La Salada

La Salada fue una enorme laguna que se secó hace muchos años; hoy parece un desierto de arena.

La carretera de la Rumorosa pasa a uno de sus costados y su vista es impresionante. Así la divisaba el señor Vicente Martorel, todos los días al bajar por la carretera.

En esta primera parte se identifican dos elementos importantes de la leyenda. En primer lugar:

  • La leyenda tiende a presentar características regionales o locales.

En segundo:

  • Relata lo acontecido en un lugar como un cerro, una laguna o cualquier otro que se encuentre en la naturaleza.

Por ello, esta leyenda comienza hablando de la Laguna Salada, que se encuentra en el estado de Baja California y, efectivamente, muy cerca pasa la carretera llamada La Rumorosa, que es muy sinuosa y de enormes acantilados. Y también dicen que en ese lugar se aparece La llorona.

Dado que la leyenda es un género abierto y flexible, se podría incluso comenzar a narrar de otra manera o hasta mezclar con otras leyendas. Cada persona que la comparte aporta algo de su particular manera de narrar.

Continúa descubriendo elementos que te permitirán diferenciar a las leyendas de otros géneros

Una tarde, Vicente Martorel hacía su recorrido acostumbrado. De pronto, unos pájaros negros como la noche salieron de la arena de La Salada y lo siguieron. Los pájaros se lanzaron sobre el camión, por lo que Vicente se detuvo, pero las aves no se detuvieron hasta envolver al camión en plumas negras.

Vicente tuvo miedo y no todo se detuvo ahí. Unos minutos después se escuchó una manada de caballos a todo galope y gritos de hombres que cruzaban La Salada. Los pájaros volaron en todas direcciones… Después había pasado todo, como si hubiera sido un mal sueño.

En estos fragmentos se pueden reconocer otros dos aspectos importantes de la leyenda.

  • Tiene un grado de verdad, por lo que se puede distinguir del mito y del cuento.
  • Es un relato sobre la relación de las personas con lo sobrenatural.

Continúa con la lectura y termine de conocer la leyenda.

Al día siguiente, unos hombres que pasaron por ahí lo encontraron con los ojos bien abiertos, mirando no se sabe qué; tenía las manos aferradas al volante y el cuerpo frío, cubierto de sal…

Dicen que en La Salada suceden cosas extrañas, ¿quién lo puede asegurar?

Finalmente, muchas de estas leyendas tienen algún recurso de escritura. Además, aunque tienen desenlace, el final suele quedar abierto, como si hubiera un misterio por resolver.

Las leyendas, utilizan fórmulas ambiguas como: “se dice que”, “cuentan que”, “los adultos aseguran que”, entre otras, para dar un sentido de veracidad al relato y no parezca sólo fantasía. De esa manera también se fortalece la transmisión oral.

Con estos elementos esenciales, se pueden explorar en antologías, recopilaciones, libros de texto o entre nuestra propia comunidad. Al identificar estos aspectos de las leyendas, puedes introducirte de mejor manera en la lectura de estas narraciones. Y, de esta forma, se van cultivando y se pueden conservar más tiempo.

Al fomentar la lectura de leyendas, nos permitimos viajar a otro tiempo y lugar donde sucedieron acontecimientos extraños. Además, identificando sus características propias, se pueden diferenciar de otros tipos de relatos que se encuentran en nuestra tradición.

Las leyendas son una manera de imaginar situaciones que en algún tiempo no tuvieron respuesta inmediata.

Ahora, observa el siguiente video y conoce más sobre las leyendas y sus misterios.

3. El relato tradicional como una práctica cultural universal.

Pon en práctica lo aprendido y conoce la siguiente leyenda.

El pozo de las cadenas

Cuentan en Tecate, un pueblo ubicado al final de La Rumorosa, que allá por 1910 vivía un señor y una señora que cultivaban sus tierras.

En ese entonces no había mucha gente y los caminos eran brechas secas que levantaban unas tolvaneras muy grandes.

Cierto día, unos hombres tenían mucha sed y se acercaron al señor y a la señora. Éstos, al ver la necesidad de aquellos caminantes, los invitaron a su casa. Los hombres bebieron, comieron y platicaron un rato.

La tarde caía, los coyotes comenzaban a aullar mientras la luna dejaba ver sus primeros rayos.

Los hombres no dieron muestra de marcharse. Así que el señor y su esposa les prepararon un catre con ramas de cachanilla donde dormir.

Muy avanzada la noche, un grito se escuchó, haciendo eco a lo lejos…

Nadie sabe qué ocurrió, pero cuentan que los extraños buscaban robarle al señor lo poco que tenía y, como se resistía, lo amarraron con unas cadenas y lo echaron al pozo.

La Luna fue la única testigo de aquel suceso; de su esposa y de los hombres, no volvió a saberse nada.

Desde entonces, hay noches en que en el pozo se oye mucho ruido. Quien lo ha oído dice que el muerto sale arrastrando sus cadenas mientras llora. Cuentan que vaga en busca de su esposa desaparecida. La gente comenta que se pueden ver las huellas de unos pies encadenados.

A continuación, realiza la siguiente actividad para afianzar lo revisado sobre algunos aspectos de las leyendas.

Analiza las siguientes preguntas y elige el inciso correcto.

¿En qué lugar suceden las acciones de la leyenda “El pozo de las cadenas”?

a. En Tecate, cerca de La Rumorosa

b. En Mexicali, Baja California

c. En un pueblo lejano e inhabitable

¿Qué suceso sobrenatural pasa en la leyenda que leímos?

a. Encuentran a unos hombres con sed.

b. Unos coyotes aullaban por la tarde.

c. Un muerto sale arrastrando cadenas de un pozo.

¿Qué recurso de escritura utiliza la leyenda para dar sentido de realidad?

a. La tarde caía…

b. La gente comenta…

c. Muy avanzada la noche…

En esta sesión, conociste los elementos o recursos que ayudan a identificar y comprender la importancia de las leyendas como relatos tradicionales.

No olvides que la leyenda es una narración breve de tradición oral, cuyos acontecimientos se cuentan con un lenguaje sencillo, y sucede en lugares fácilmente reconocibles; además, tiene relación con hechos extraños y sobrenaturales.

Las leyendas son un excelente medio para conocer parte de lo que hemos sido como sociedad. Existen actualmente una gran variedad de ellas que podrías seguir explorando. Nuestro país, al ser multicultural, nos brinda un gran número de posibilidades.

El Reto de Hoy:

Investiga y comparte con tus familiares o amigos las leyendas que has encontrado hasta ahora. También, puedes preguntarles si conocen narraciones tradicionales que conserven o formen parte de tu comunidad.

Busca más información en tu libro de texto y realiza las actividades que ahí se sugieren para ampliar tus aprendizajes.

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.

¿Tienes dudas de la clase?.

Haz una pregunta dando clic aquí