Portada » ¿Y si me haces un resumen? – Lenguaje Segundo de Secundaria

¿Y si me haces un resumen? – Lenguaje Segundo de Secundaria

Aprendizaje esperado: Elabora resúmenes que integren la información de varias fuentes.

Énfasis: Interpretar textos para componer resúmenes.

¿Qué vamos a aprender?

En esta sesión, aprenderás a investigar sobre un tema para elaborar un resumen a partir de diferentes fuentes de información, donde podrás contrastar datos y argumentos que te ayuden para enriquecer la información de diferentes temas.

¿Qué hacemos?

Inicia con el siguiente video que habla de las redes sociales para comenzar a profundizar en el tema de esta sesión. Observa del minuto 1:11 al 3:29.

  1. Las redes que nos enredan.

Después de ver el video: ¿qué aspectos consideras relevantes para reflexionar acerca de las redes sociales? Para dar respuesta, primero necesitas saber qué es, a detalle, una interpretación.

Interpretar es:

  • Explicar o declarar el sentido de algo, y principalmente el de un texto.
  • Explicar acciones, dichos o sucesos que pueden ser entendidos de diferentes modos.
  • Concebir, ordenar o expresar de un modo personal la realidad.

Esto significa que debes leer u observar con cuidado la información. Ahora, lee el siguiente extracto y analiza qué se puede recuperar de los beneficios y riesgos a los que se enfrentan las y los jóvenes en las redes sociales.

Cifras sobre jóvenes y redes sociales en México

“En México […] 45 % de los usuarios de internet son jóvenes que tienen entre 13 y 24 años de edad. Además 8 de cada 10 niños de padres internautas usan internet, principalmente en las escuelas y para actividades de entretenimiento.

En promedio los internautas mexicanos realizan 5.82 actividades a través de las redes sociales. Los usuarios “activos” envían mensajes instantáneos (76 %), publican mensajes personales (61 %) suben fotos (53 %), actualizan estado (43 %), buscan personas (39 %), publican comentarios (34 %), participan en los juegos que ofrecen las redes sociales (21 %) […]. En cambio los usuarios “pasivos” ven fotografías (71 %) y últimas noticias de sus contactos (56 %), leen los mensajes o comentarios de las personas que siguen (34 %), reciben información sobre alguna fan page…”.

Islas, O. (2015),

“Cifras sobre jóvenes y redes sociales en México”.

Este texto habla acerca de los jóvenes y las redes sociales, el estudio considera a las personas de 13 a 24 años y también a los niños. Por otro lado, indica que hay usuarios activos, quienes en su mayoría usan las redes para enviar mensajes instantáneos o personales; y los usuarios pasivos, en su mayoría, ven fotografías y últimas noticias de sus contactos.

Como puedes observar, esta es una interpretación del extracto anterior, sin embargo, es necesario saber algunos pasos para realizar una interpretación más certera.

Pasos para interpretar:

  1. Usa textos escritos y multimodales (que incluyan al mismo tiempo imagen o audiovisuales) con el tema a tratar.
  2. Usa textos con opiniones iguales o contrarias, es decir, que aunque hablen del mismo tema tengan sus propias posturas.
  3. Utiliza textos académicos o de investigación (con un lenguaje más elevado) y los de divulgación o escolares para observar cómo desarrollan el tema.
  4. Compara tu interpretación con la de otros, pues enriquece tu postura.
  5. Pregúntate qué quiso decir el autor.
  6. Relee los textos.

Lee la siguiente interpretación al respecto:

Los usuarios de las redes sociales más expuestos son los activos porque publican mensajes personales y quizá no se dan cuenta que aportan información de más; si 8 de cada 10 niños con padres internautas navegan en internet en actividades de entretenimiento, es posible que puedan recibir mensajes o información que no deberían estar viendo.

Ahora que ya sabes qué es y cómo realizar una interpretación, observa el siguiente video del minuto 1:30 al 2:46, para redondear la información.

  1. Redes y medios que nos vinculan.

¿Te diste cuenta de la cantidad de información que contenía el video?, ¿qué retomarías?

Como puedes observar, la información es demasiada, pero precisa y consistente, así que se pueden hacer dos interpretaciones.

La primera es que siendo un derecho el internet, es importante que estos jóvenes, además de la capacitación que reciben, sean guiados por sus familiares y que estén atentos a lo que observan y con quiénes interactúan, sobre todo cuando son niños e informarles de los riesgos y de los beneficios.

Y, segundo, informarles a estos jóvenes que están protegidos sus derechos y que deben ser cuidadosos de lo que suben a redes sociales, ser respetuosos con los demás y no tener contacto con extraños o meterse a páginas en las que, aunque algo les parezca atractivo, pueden buscarse problemas.

A continuación, escucha las preguntas de algunas y algunos alumnos, y la respuesta de la maestra y socióloga Wendolin Ríos, quien profundizará en el resumen.

  1. Video. Adolescentes – Especialista.

Ahora, observa la siguiente imagen.

En la fuente primaria se tiene la presentación de un estudio, es decir, una investigación nueva y original acerca de los hábitos de los usuarios de internet; en la segunda puedes observar una investigación que retoma fuentes originales, como la del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI); y en la tercera la bibliografía o referencias para realizar el documento con la lupa.

¿Te puedes imaginar cómo funciona cada una? Para profundizar en los tipos de fuentes, analiza la siguiente información.

Fuente primaria: es información original e intacta, el tema no ha sido tratado, interpretado u analizado por un investigador o institución, y puede ser general o especializada.

Fuente secundaria: ampliación de resultados concretos que aportan las fuentes primarias. Es decir, se genera un contenido a partir de la extracción de información de un recurso primario.

Fuente terciaria: información de fuentes primarias y secundarias y su función es remitirlas. Compilan, organizan, recogen y depuran a las fuentes primarias y secundarias.

Y, ¿cómo se presentan estas fuentes?

Fuentes primarias: libros, monografías, publicaciones periódicas, documentos oficiales o informes técnicos de instituciones públicas o privadas, tesis, textos de conferencias o seminarios, testimonios de expertos, artículos periodísticos, videos documentales, foros.

Fuentes secundarias: enciclopedias, antologías, libros, directorios o artículos que interpretan otros trabajos o investigaciones.

Fuentes terciarias: bibliografías, almanaques, directorios, donde se encuentran la referencia de otros documentos que contienen nombres, títulos de revistas y otras publicaciones.

Como puedes darte cuenta, estos documentos los has usado varias veces y ahora ya tienes las herramientas para usarlos con más seguridad.

El siguiente paso es hacer dos tipos de lectura para ir obteniendo información y palabras clave para elaborar el resumen. Para empezar, observa la siguiente imagen con tres tipos de documentos distintos que hablan de los jóvenes y las redes sociales.

¿Qué se puede observar de estos documentos? Cada uno tiene un título: el primero los tiene resaltados en rosa, se incluyen palabras clave y al principio presenta un resumen; el segundo tiene fecha, palabras resaltadas y un subtítulo que dice “Una adicción que quita el sueño”; y el tercero tiene los nombres de quienes realizaron el artículo, inicia con un resumen y también tiene, hasta abajo, palabras clave. Además, presentan distintos tipos de letra y tamaños.

Lo anterior es una lectura exploratoria, que es un primer acercamiento y en el que se corrobora si sirve o no, de tal manera que esas marcas ayudan a localizar la información pertinente.

Ahora analiza un solo texto, centrándote en el primer párrafo y su contenido.

Puedes observar que es un texto de investigación. En el primer párrafo la autora dice que las redes sociales son las plataformas de interacción preferidas para los jóvenes, con ellas se relacionan y este estudio pretende observar sus formas de interacción.

Por lo que, la primera interpretación es: que los jóvenes eligen las redes para comunicarse porque es más fácil, pero también porque vienen de una generación en la que la mayoría de las comunicaciones se hacen por estas vías, ya que se ha venido perdiendo o dejado de lado la necesidad de interacción física, y porque las redes permiten conocer los gustos de los otros o verlos virtualmente.

Lo que se acaba de realizar, es otro tipo de lectura llamada indagatoria. En ella te enfocas en un párrafo, generalmente el inicial, y se busca responder a las siguientes preguntas: ¿de qué habla esté párrafo?, ¿da información importante?, ¿contiene datos, explicaciones u opiniones?

Al hacer estas dos lecturas, podrás recabar información importante y necesaria para elaborar un resumen.

En las interpretaciones se puede hacer uso de la paráfrasis o las citas textuales, sólo debes de recordar que en la paráfrasis tienes que decir con tus propias palabras lo más importante; y al usar una cita textual es necesario transcribir tal cual y entrecomillar, pero eso no significa que no se interprete, interpretar es ir más allá de sólo repetir lo que dice un texto.

También puedes usar nexos para hilar la información. Observa el extracto de los anteriores textos y presta atención a los nexos en rojo y los subrayados en azul.

Estos son los extractos de los dos textos anteriores que ya se interpretaron, pero en la parte no subrayada está el parafraseo de la información original y el subrayado azul es la interpretación que retoma la información original.

No tienes que olvidar que para hacer esos enlaces puedes usar algunos nexos como: así, por ejemplo, tal es el caso de, para ilustrar, como muestra, saber, dicho sea, es decir, esto es, o sea, en otras palabras, dicho de otra manera, lo explico a continuación.

Con estos nuevos conocimientos ahora puedes realizar tu propia búsqueda de información para reflexionar, leer, comparar y así realizar resúmenes que integren diferentes fuentes.

Has concluido esta sesión. Puedes buscar en tu libro de texto de Lengua Materna de segundo grado, otros ejemplos para reforzar lo aprendido.

El Reto de Hoy:

Revisa dos o tres extractos de distintos textos, pero con el mismo tema. Una vez que hayas señalado la información más importante, el siguiente paso es contrastarla para saber cuál es la que sirve o la más adecuada. Finalmente realiza una interpretación.

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.

Deja un comentario