Saltar al contenido
Portada » Improvisación de historias en familia

Improvisación de historias en familia

Aprendizaje esperado: Construye pequeñas narraciones en las que imagina y recrea personajes.

Asignatura de repaso: Artes.

¿Qué hacemos?

En base a una historia, profundizarás en personajes que reflejen tus gustos, intereses y emociones, a través de la improvisación.

Para saber cómo el cuerpo de una actriz o un actor transforma un espacio escénico real en uno imaginario o dramático, es decir, cómo a partir de una situación dramática se puede modificar un espacio real para convertirlo en un lugar distinto, observa el siguiente video. 

  1. El personaje en el cuerpo y en el espacio.

En el teatro, jugar implica cambiar, es decir, se puede transformar un personaje usando el cuerpo y la voz. Al hacer esto, también se puede transformar un espacio en otro lugar, como pudiste ver en el video. Así, puedes hacer de cualquier espacio de tu casa, por ejemplo, un campo minado, un aeropuerto, un campo lleno de flores, una nube en el cielo, una cueva detrás de una cascada de lava o lo que te imagines para llegar a ese lugar, basta con que encuentres las acciones que te ayuden a definir ese espacio dramático. 

Ahora bien, para encontrar una acción es necesario que esta nazca de un estímulo dentro de una situación dramática concreta. Para entender esto con mayor profundidad, observa el siguiente video.

  1. Situación y ficción.

La ficción, es una construcción imaginaria común a la literatura, al teatro, al cine y a ciertos productos televisivos. Ficción significa invención, por lo que la palabra ya revela, de por sí, que es una construcción de carácter imaginario. 

La situación dramática es una serie de circunstancias y de hechos que rodean a los personajes y en los que estos se mueven, viven, tienen deseos y sufren obstáculos, problemas y conflictos. Los estímulos para llevar a cabo acciones, parten de alguno de ellos. Por lo tanto, la situación dramática es ficticia, es decir, imaginada. Sin embargo, ésta siempre se nutre de hechos reales.

Para saber cómo puedes usar esta información para construir un personaje y una historia teatral, observa el siguiente video. 

  1. Creando historias y encontrando personajes.

Si quieres conocer más acerca de cómo construir historias, puedes consultar el dossier titulado “El teatro en tiempos de guerra”, el cual está disponible en la revista Paso de gato, ingresando en la siguiente dirección electrónica:

Dinámica en familia.

Para reforzar lo aprendido y a partir de la información dada en los videos, puedes explorar y construir tus propios personajes, considerando situaciones que te sean de interés, por ejemplo, plantearte cómo te sientes y qué piensas de la situación actual en nuestro país con respecto a la contingencia sanitaria. Esta actividad es una excelente oportunidad para que trabajes en equipo con tu familia, además, puede motivar la expresión de tus emociones y, a partir de ello, permitirte construir relaciones más empáticas.

Para comenzar, ¿de qué trataría tu historia?, ¿qué personajes crearías?, ¿qué personaje serías? Es importante que tengas claro cuáles serían los objetivos de cada personaje. Puedes utilizar los ejercicios recomendados en los videos, por ejemplo, puedes jugar a construir una historia en colectivo con toda la familia, a partir de la situación que vivían… antes de la contingencia. Platíquenla entre todos, y usen la palabra “Entonces…”, de modo que las ideas surjan y ustedes puedan escribir una historia con sus personajes. 

Finalmente, también puedes probar tu historia escénicamente con improvisaciones. Para ello, alguien puede ir leyendo la historia, mientras que algunos la representan corporalmente. Pueden ir improvisando sus diálogos, cuidando que sean coherentes con el planteamiento original de la historia.

¡Buen trabajo!

Gracias por tu esfuerzo.

¿Tienes dudas de la clase?.

Haz una pregunta dando clic aquí